Staff
Afiliados
Foros Hermanos
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro
Directorios y Otros

Caminos Separados (Priv, Hikari Mizu)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Caminos Separados (Priv, Hikari Mizu)

Mensaje por Alfabica el Dom Dic 04, 2016 4:12 pm

avatar
Mensajes : 288
Fecha de inscripción : 12/08/2016
Ver perfil de usuario
Anduvo por  calles entre los escombros y la destrucción que habrían causado los sucesos de la noche anterior, atestiguar semejante destrucción no hacía sino reforzar su determinación, aunque su silencio dijese todo lo contrario. Los primeros haces de luz revelarían la figura de un segador de almas de voluminosa cabellera azulada, tes clara y bien parecida; portador de una armadura dorada bastante deteriorada y una Zampakutoh de la que solo quedaba el mango. Los primeros rayos de luz de sol dejarían de entrever la macabra escena. Un gran combate habría comprometido los cimientos del equilibrio en la Cuidad de Karakura, algo demasiado grande habría penetrado el plano, la criatura se retiraría antes de conocer la derrota, dejando solo la destrucción causada por su apetito, y quizás el miedo, de las almas que corrieron con la suerte de sobrevivir a aquel holocausto en plena calle.  Alfabica vagaría sobre el derruido campo de batalla, sin rumbo aparente, tanteando cualquier brecha entre los escombros. Los rostros que se le cruzaban eran vacíos, carentes de sentido. Nadie le hablaba, seguramente porque nadie era capaz de verlo. Pero eso no impedía que fuese testigo de la enorme impresión que aquel suceso habría causado para con el plano de los Humanos, repararía en aquel hecho cuando se hubiese recuperado, cuando la conmoción causada por aquel combate no orillase a sus emociones al terror de enfrentarse a un Vasto Lorde en plena cuidad. Las calles eran un rió lleno de peces que se movían, arriba y abajo. Muchos llevaban aparatos móviles, que solo incidían más en distanciarlos de aquello que les envolvía. No pudo evitar sentir dos pensamientos contradictorios a la vez. Uno de curiosidad, pues nunca había visto uno de esos aparatos. Poco sabia de los humanos. El segundo pensamiento fue un tanto más fúnebre. Le dieron ligera pena esos hombres y mujeres que habrían caído presa de aquella bestia y que lastimosamente fue incapaz de salvar. Estaba molesto, ¿Donde estaban los refuerzos de la Sociedad de Almas? ¿Como es posible que el Gotei 13 hubiera dejado semejante bestia a la orden de un simple Teniente?. Allí lo recordo.-- ¿Donde esta? .-- Se trataba de ella, oriunda de un plano inverso, un lugar totalmente contrario al suyo, habría prestado su propio cuerpo como escudo en defensa de la Cuidad, e inclusive en defensa de un Shinigami. Como si nada más importase el peliazul acelero el paso, intentando dar con ella, tambaleándose pese a sus heridas . Los Humanos no prestaban atención y chocaban una y otra vez con sus propios congéneres en dirección contraria, aglomerándose al otro lado. Parecía que ninguno de ellos era capaz de apreciar aquello que el tanto anhelaba.

Nunca había pensado como, pero había sobrevivido. Los vestigios de su Bankai aun serian visibles en aquella armadura que; a pesar de que yacía muy deteriorada, conservaba alguna de sus placas firmes, en hombros y pecho, sin embargo, otras partes no podrían decir lo mismo, zonas de su cuerpo bañadas en sangre donde la Armadura habría cedido. Su arma de reglamento rota, conservaba únicamente el mango, garantía de que podrían reponerla. Aun no habría tenido la oportunidad de disfrutar de la victoria, a pesar de que realmente no habrían podido acabar con la bestia. Eran magníficos, eran ominosos. No solo habrían provocado la huida de la bestia, habrían salvaguardado a la cuidad de un ser que habría podido hacerse con cada alma humana. Alfabica habría cruzado el campo de batalla entre pensamientos, reflexiones y miradas al pasado para comprender mejor el futuro. Su mente solo ocupaba de priorizar su percepción y sus sentidos, hasta que fuese arrastrado por esa energía, intento quebrantar todo ese ensimismamiento, todo ese flujo de nimiedades para fijar su mirada en el sitio. Mas allá, y reflejado en aquellas pupilas azules, una blanquecina crisalida permanecía inerte, ilesa y con solo algo de polvo y restos de escombros entre sus fibras. Desde la distancia no alcanzaba a ver con detalle,  pero pudo constatar que asi se trataba, cuando por fin estuvo a los pies del susodicho. Con simplicidad, con cierta curiosidad y a la vez amargura, pronunció una sola palabra con demasiada intensidad. Seguramente la escucharía aquel ser. Seguramente sería el inicio de algo.

--
Arrancar. --

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Hablo // Pienso // Zampakutoh

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminos Separados (Priv, Hikari Mizu)

Mensaje por Hikari Mizu el Jue Dic 08, 2016 2:42 am

avatar
Hikari Mizu
Reina de Hueco Mundo
Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 27/07/2016
Ver perfil de usuario
-Tiempo... tiempo es nuestro recurso, nuestra privilegiada bendición,
pues debemos impedir que la guerra continúe su curso... querida hermanita, no caigas en la tentación...
no permitas que lo logren. Ese es nuestro legado.


La voz... ¿a quién le pertenecía esa voz? resultaba extrañamente familiar y, sin embargo, no encontraba respuestas por mucho que buscase, por muy concentrada que estuviese en ello: nada, no lograba recordar.

Y ahora, una nueva escena: muerte, sangre, dolor, escombros, y... y ya está. No había vida, el titán había acabado con todo, la ciudad arrasada y aquellos que había intentado oponerse a él, dispersados y desmembrados por el violento campo de batalla. ¿Ni si quiera el caballero de azulado cabello había logrado sobrevivir? ¿y ella? ni si quiera sentía los brazos o las piernas, y todo cuanto veía eran huesos y calaveras apiladas, creciendo y engullendo todo su ser, inundando la ciudad entera de miseria y ruina, la existencia de la arrancar apagándose.

"Arrancar."

Lo escuchó. Un sonido proviniente del exterior, una voz que más bien se asemejaba a la de un ángel, a la de un salvador, pues este había logrado despertarla de aquella horrible pesadilla. ¿Acaso se encontraba todavía dentro de la crisálida? ¿sería el mundo exterior igual a lo que había visto en su sueño? era hora de descubrir la verdad y enfrentarse a la cruda realidad.

Lentamente caían las fibras que componían esa crisálida, deshaciéndose al mismo tiempo que su estado de resurrección y la dama de ojos esmeralda se daba a descubrir: al igual que su compañero de batalla no estaba exenta de daños, pues aunque su vestido y cuerpo parecían impolutos, había sufrido un grave daño en el cráneo y uno de sus cuernos estaba a punto de quebrarse, algo normal tras haber detenido semejante impacto de forma directa con la cabeza.
Su expresión era de pena, de lástima por lo que veía: tantas vidas arrebatadas... tanto dolor y sufrimiento en tan poco tiempo. Pero fué entonces cuando su mirada se posó en quien tenía justo delante, él, una luz y esperanza, quien le haría recordar que, al fin y al cabo... lo habían logrado. Habían salvado la gran mayor parte de la ciudad y habían hecho todo lo que estaba en sus manos. ¿Era un buen final? ¿habían ganado "los buenos"?
La dama se proponía soltar un suspiro de calma, relajarse ahora que no estaba el enemigo; imposible tras ver las heridas del varón, tenía que ayudarle.

Sin decir nada más Mizu procedió a aproximarse a él, a observar su estado. Ciero era que la damisela arrancar también se tambaleaba debido a los mareos, tenía pérdidas de visión y sus poderes flaqueaban estrepitosamente al sentir cómo su máscara amenazaba con quebrarse. Pero quería ayudarlo... hacerlo todo por aquel que había luchado por la justicia a su lado, por sus ideales. Por el hombre proveniente de otro mundo, de una raza completamente opuesta.

-Shinigami...

Le devolvió ella, entonces, el saludo, expresando su agradable sonrisa a pesar del dolor, manteniéndose siempre esperanzada y positiva... y por una vez no se sentía sola. Durante unos momentos el tiempo parecía detenerse, lo observaba inmersa en sus pensamientos: aquel hombre, un shinigami, había sido el primer ser en apoyarla, en compartir su idea y darle apoyo... debía tener un gran corazón, así pensaba ella. ¿Pero qué pensaría él? es una arrancar, nada bueno debería pensar un shinigami de un arrancar.
Y entonces lo recordó: siguen siendo enemigos, y lo más probable es que las puras intenciones de la dama no justifiquen el hecho de que pertenece a la raza ocupante de Las Noches. No quería tener que estropear el momento, pero... debía asegurarse.
-Yo... yo no tengo ninguna intención de hacer nada malo, os lo juro.
Se excusó y explicó como mejor podía, con ciertos nervios y dudas.
-De hecho...-
Durante un instante casi perdió la consciencia, un cráneo facturado no es ninguna broma.
-De hecho, ¿podría asistiros con primeros auxilios?... estáis herido.
Descubriría ahora que la idea de que el varón pudiese tratar de abatirla había sido estúpida: él tenía las mismas intenciones para con la dama, no osaría hacerle ningún daño... él no era su enemigo.

Mizu casi rió ligeramente ante su propia estupidez y, entre esa sonrisa cómplice, se le escapó una lágrima, pues por fin habían salido bien las cosas.
Tuvo que tomar asiento (con toda la feminidad que su actual estado le permitía) aunque fuese entre los escombros y el polvo, estar de pie no le estaba sentando bien y posiblemente el varón se vería obligado a lo mismo.
-Mi nombre es Hikari Mizu.
Se presentó manteniendo su afable, liviana y acogedora sonrisa. Algo la impulsaba a pensar que era un hombre especial, un shinigami como pocos... alguien que quería conocer más. Y pensar que un futuro encuentro no sería fortuito.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

De sirvienta:

Estilo habitual:

Resurrección (sin guadaña):

Estadísticas:

Fuerza: 8 (+4 Primera Res. pasiva)
Poder: 6
Destreza: 5
Aguante: 23 (+9 Primera Res. pasiva)
Agilidad: 5

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminos Separados (Priv, Hikari Mizu)

Mensaje por Alfabica el Jue Dic 08, 2016 3:57 am

avatar
Mensajes : 288
Fecha de inscripción : 12/08/2016
Ver perfil de usuario
El silencio había tomado el protagonismo de la escena luego de que las palabras fueron recitadas en torno a la blanquecina crisalida que salvaguardaba la integridad del Arrancar con el que recientemente habría cooperado para expulsar al Vasto Lorde, los detalles de la batalla eran bastantes vagos dada la conmoción generada durante su transcurso, aun así las heridas y el deterioro corporal era notable en ambos, y lo vería. El manto de la oscuridad que traía consigo la noche pronto fue notablemente opacado por los primeros haces de luz de sol, la quietud se respiraba y la calma acariciaba la piel, transportada por la suave brisa mañanera. Los segundos pasaron, y mientras veía como la chica emergía de las fibras interiorizo en el pasado, rememorando la tensión generada por aquella batalla;  digna del mejor de los guiones a tal punto que incluso afectó levemente su persona, observando en silencio los restos de su Bankai, materializado en los vestigios de una armadura dorada, por un momento aquellos pensamientos opacaron al dolor de las heridas y a la pesadez producida por el sobre-esfuerzo. ¿Qué era lo que le depararía el destino?. Aquella pregunta dejo de importar cuando por fin reacciono ante la voz de ella. Su mirada entonces intento establecer contacto visual como todo buen interlocutor, ella le correspondería el sinónimo. Era bastante irónico, se trataba de un Arrancar, un ser mitad Hollow y mitad Shinigami, una versión de sus aserrimos enemigos Hollow con poderes de Shinigami. Poco sabia de ellos, sin duda eran seres poderosos y , aunque ella lo era, claramente su primera impresión de ellos era muy diferente a lo que se esperaba. Suspiro, como ahogándose en un flujo de pensamientos que drenaron conforme el aire era expelido con calma. Alfabica se sonrojo por un momento denotando la reacción de la chica, claramente lo menos que esperaba de ella era una reacción violenta contra el o contra la cuidad, después de todo lo había ayudado a protegerlo a el, a un Shinigami, y por si fuera poco, a salvaguardar la cuidad del insaciable apetito de aquella bestia oriunda de su propio plano..-- De no ser por ti la cuidad estaría acabada y yo también, estoy en deuda contigo. -- Insto, aquella era la realidad.

Esperaba conocer mas de aquella mujer, sus expectativas que ya rozaban las ansias se concretaron en un solo instante, cuando la susodicha le revelo su nombre: Hikari Mizu, sin duda no lo olvidaría.--
Teniente del Segundo Escuadrón, Alfabica.--. Era difícil desligarse del protocolo. Titubeó efímeramente al ofrecimiento de la chica, claramente lo necesitaba pero se negaría, pronto; recurriría a dicha atención en el Cuarto Escuadrón, ademas, dichos cuidados los necesitaba mas ella.-- Estoy bien .-- No había vuelta atrás.  Enfocó con sus singulares orbes en el sol naciente y una luminiscencia esférica se formó a centímetros de su rostro, opto por dejarse caer sobre sus glúteos, poco a poco el frió amanecer comenzó a entumir su cuerpo tembloroso, su respiración también comenzaba a agitarse producto del enfriamiento del cuerpo, no tenia que ser un medico para saber que tenia varios huesos rotos.-- Pronto alguien vendrá a ayudarme .--  Completo tratando de no preocupar a la Arrancar por su estado, después de todo, habría sido el quien se habría hecho cargo de la otra mitad de la pelea, tanto su integridad física como espiritual habría sido comprometida en gran medida.. Aun así correspondería el gesto y reluciría una leve sonrisa, no era frecuente, así como tampoco era frecuente sobrevivir a semejante holocausto de poder como el que la noche anterior fue capaz de atestiguar. Por sobre todas las cosas estaba feliz de que hubieran sobrevivido, ambos..

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Hablo // Pienso // Zampakutoh

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminos Separados (Priv, Hikari Mizu)

Mensaje por Hikari Mizu el Sáb Dic 10, 2016 2:26 pm

avatar
Hikari Mizu
Reina de Hueco Mundo
Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 27/07/2016
Ver perfil de usuario
La llegada de las primeras señales de que el astro rey anunciaría el nuevo día la hizo recordar cuánto tiempo habían pasado batallando contra el titán. Y, así como el caballero de placas doradas sucumbía a la necesidad del descanso, la dama se sentía especialmente agotada, dolorida... ¿cuántas décadas llevaba sin participar en combate? más importante aún, ¿cuántos siglos sin ser herida de esa forma? ya se la conocía en Las Noches como la criatura más dura y resistente de la que se tenía conocimiento en Hueco Mundo, por lo tanto, el golpe que hubo recibido tuvo que ser de magnitudes similares para herirla de esa forma.

Hubo algo que le sacó una nueva sonrisa en medio de tanta angustia: recibir un trato tan justo como el que ella ofrece; pues con tan solo responder a sus palabras de una forma tan cordial ya merecía la sonrisa de la hembra arrancar.
-No me debéis nada, Alfabica. Vos también... defendisteis mi seguridad...
Su habla iba en decadencia, palabras un tanto silentes y una voz menos agraciada de la que antes hacía gala.
-Precioso nombre... Alfabica...
Con toda su fuerza de voluntad, con las fuerzas que le restaban y el hilo de voz que trataba de mantener, era evidente que estaba intentando no desmayarse.

Finalmente los rayos de sol arrojaron una sombra creciente bajo los escombros y edificios, nacía la brisa de la mañana que les recordaba el pobre estado de sus huesos y el dorado matinal bañaba, poco a poco, la vida y los detalles de todo cuanto la vista alcanzaba. Y ella... ella más parecía brillar, que ser una criatura de la oscuridad: sus ojos esmeralda transmitían un verde esperanzador, su tez clara era la mejor compañera de la luz, y el azabache de su cabello era tan contrastado como la noche. Como pudo, elevó una mirada cómplice hacia su interlocutor mientras sus labios mantenían esa sonrisa que nunca apagaba, no quería dejar morir la conversación y que ambos cayesen en la inconsciencia.
-Quizá sería demasiado pedir, volver a vernos alguna vez... aunque fuese conocer cómo de bien ha ido nuestra recuperación, y cómo de impresionados han quedado sus compañeros tras la hazaña.
Expresó una pequeña risilla, una muy leve y que tan solo trataba de, como siempre, ser animadora.
-Pero vos sois shinigami. Será mejor olvidar esta conversación, o... olvidar nuestros nombres.
El pesar acompañó esta vez a su lengua, ¿se entristecía por lo que le estaba sugiriendo? si. De hecho resultaba hasta doloroso.
-No conozco sobre vuestras leyes y sociedad, pero seguramente os podría causar más problemas que otra cosa.

Y podía estar en lo cierto perfectamente. O no. También existía la posibilidad de que el conocimiento de su existencia fuese... interesante. Muy pocas veces se han dado avistamientos de un hollow arrancarizado completamente, y menos aún de uno como ella, un hecho insólito: una pacífica criatura de Hueco Mundo que ayudó a un shinigami con toda su energía y trató de dar la vida para salvar a los humanos.

Conforme el tiempo pasaba más entumecida se sentía, más se daba cuenta de que su crisálida tan solo había sido efectiva con sus heridas más pequeñas y que la herida de su cabeza no sería regenerada en menos de un par de días. ¿El motivo? bueno, la principal fuente de energía y alimento de su especie eran las almas, en cualquier forma. Y ella lo consideraba una bestialidad, una salvajada que no quería cometer. Se encogió de hombros sin saber qué más decir, pensando en que, si ambos se daban un punto de apoyo mutuo, si se lo permitían, quizá estuviesen más descansados y lograrían algo de calor en tan fría mañana.
Mizu tragó saliva, rechazó la idea de comentárselo, podría llegar a ser bochornoso.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

De sirvienta:

Estilo habitual:

Resurrección (sin guadaña):

Estadísticas:

Fuerza: 8 (+4 Primera Res. pasiva)
Poder: 6
Destreza: 5
Aguante: 23 (+9 Primera Res. pasiva)
Agilidad: 5

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminos Separados (Priv, Hikari Mizu)

Mensaje por Alfabica el Miér Dic 28, 2016 5:53 pm

avatar
Mensajes : 288
Fecha de inscripción : 12/08/2016
Ver perfil de usuario
Se vio inmerso en su propios pensamientos por un minuto. Aquel lugar que; en su momento fue un campo de batalla lleno de sorpresas, había cambiado súbitamente su naturaleza, aun así no dejaba de perder esa esencia que lo caracterizaba. Ahora pues sostenía una conversación con un ser bastante adverso a su plano, se quedo mirándola un rato; atendiendo a sus palabras en absoluto silencio, meditando acerca de las consecuencias que tendrían lugar ante el vinculo que ambos habrían forjado en fragor del combate.- Creo que esta en mi poder cumplir tu deseo Hikari.- Su diestra viajo con lentitud, introduciéndose entre las solapas ocultas de su Hakama, allí tantearía por unos segundos hasta sacarlo a relucir. Se trataba de una libreta, pulcra, e inesperadamente intacta; en la cual llevaba una serie de notas antes del arribo de la bestia a este plano, bastaría con abrirla y con la mirada dejar correr las hojas hasta llegar a la indicada; allí se pararía y, con habilidad desprendería esa única de la pequeña espiral que la mantenía con las demás. Extendería su mano hacia Mizu, con la pequeña hoja entrelazada entre sus dedos. Se trataba de una especie de mapa de la ciudad, una guía para encontrar una guarida secreta de Omnisitukido en Karakura, el lugar tenia por nombre "El Refugio de Canuto", y la susodicha lo ponía de manifiesto.- Es un lugar seguro...- Acoto, debía garantizarle alguna seguridad, verse en plena calle de Karakura no era muy seguro.

Pronto sus sentidos reaccionaron ante una presencia que se acercaba a la derruida escena. Por las características pudo inferir que se trataba de un segador de almas, el reiatsu así lo indicaba mas aun el susodicho se encontraba a cierta distancia de su posición. Se levantó con tranquilidad, de manera que no fue notable el esfuerzo ejercido por su cuerpo para incorporarse sobre sus pies.

El sol naciente ahora le daba una mayor perspectiva del campo de batalla, su foco de visión paso nuevamente a la pelinegra, a la cual le sonreiría aun estrechándole el minimapa.-
La Sociedad de Almas puede pensar lo que quiera.- Caminó lentamente hacia donde el visitante pronto arribaría.- Hoy no fue la Sociedad de Almas la que lucho a mi lado.- Ese merito solo le pertenecía a ella, ahora con mas lucidez se preguntaba que habría sido de Karakura sin la pronta acción de ambos individuos, ¿Donde estaban los escuadrones de protección?. Sus ojos azules se perdieron entre sus parpados, dejando únicamente a sus sentidos analizar el punto de llegada del portador de aquella presencia que arribaría en breves instantes. Su mente por otro lado trato de colocar el dolor de las heridas en segundo plano, para poder centrarse en un tema algo mas complicado. Mizu tenia mucha razón, el contacto directo con Hollow, o Arrancars fuera del combate podría ser penado por los Ancianos de la Camara, mas aun confraternizar con ellos.- "Hikari había luchado a su lado, salvado su vida y la de muchos habitantes de la cuidad".- Modulo entre labios, pero sin generar sonido alguno. Se imaginaba en la corte de almas puras, dicho pensamiento se quebró en súbito ante el veredicto.- "Culpable".- Volvió a modular. Abrió sus ojos con decisión, no expondría su relación con aquella Arrancar ante la Sociedad de Almas y no lo diría, pero pagaría su deuda con ella defendiéndola de ellos de ser necesario.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Hablo // Pienso // Zampakutoh

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminos Separados (Priv, Hikari Mizu)

Mensaje por Hikari Mizu el Sáb Dic 31, 2016 12:02 am

avatar
Hikari Mizu
Reina de Hueco Mundo
Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 27/07/2016
Ver perfil de usuario
La calidez que los rayos de sol comenzaban a iluminar la escena le estaban transmitiendo un ligero sueño tentador, una dejadez por caer en la inconsciencia. Era tentador echar una cabezada y descansar, ceder al agotamiento. Los ojos de la dama con cuernos negros estaban comenzando a entornarse, a dejar claro que necesitaba un buen reposo tanto como su compañero de batalla, el caballero de bella expresión, de larga melena... ahora que se fijaba... era un hombre como nunca había recordado ver, un varón fuerte y maduro, pero grácil y de belleza ejemplar a la vez. Siempre era bonito conocer a alguien con buen gusto para su cuidado y aspecto personal. Mizu sonrió sin decir nada, mirándolo, y justo cuando iba a dejar que el sueño la conquistase, las expresiones del shinigami y el ofrecimiento que hacía la devolvieron a su presencia de ser.

Observó la libreta, pulcra e interesante, ¿él también acostumbraba a apuntar lo que veía?
-Yo también tengo la mía...
Acertó a mencionar sin fuerzas pero con su tierna sonrisa en los labios. Alzó su brazo diestro para recoger ese pequeño papel cuando se dió cuenta de algo... de la gran diferencia que, en realidad, los separaba: la blanca y gentil mano del hombre contrastaba con la fría y oscura zarpa de la mujer. Tragó saliva tratando de  escapar de ese pensamiento, de que él seguía siendo un shinigami y ella pertenecía a la raza hollow, y tomó con esa mano de afilados dedos el pequeño papel que le daría una indicación muy precisa.

Y mientras lo escuchaba, mientras apreciaba en sus palabras un sentimiento de compañerismo y agradecimiento, ella no podía hacer otra cosa que actuar de forma recíproca.
-Habéis.. habéis sido un compañero muy estimable.
Se atrevió a comentar alzando ligeramente la voz al ver cómo el peliazul se esforzaba por caminar y tomar rumbo hacia una nueva presencia que llegaba, ¿quizá otro shinigami?
-De verdad espero nuestro próximo encuentro..
Lo dijo en una voz más baja, más confidente. Nunca antes había recibido lo que ella ofrecía a todos los demás: amabilidad y empatía; ahora que podía sentirlo de parte de otra persona... tenía ganas que se repitiese, de intercambiar palabras sin sentirse inferior o humillada, de poder hablar con alguien sin sentir dolor.

Otra cosa más de la que se dió cuenta: la nueva presencia era similar a la esencia de su nuevo amigo, un shinigami, un segador... y el hecho de que Alfabica fuese pacífico para con ella no evitaba la posible amenaza de que, el que estaba por llegar, decidiese terminar el trabajo y acabar con la hollow mientras aún estaba herida.
-A-Allí os esperaré.
Trató de moverse, trató de retroceder y levantarse para huir de la escena. Imposible. Las piernas no le respondían y sentía que algo fallaba, que su organismo estaba seriamente dañado tras el colosal choque que sufrió de parte del vasto lorde.
Mizu no pudo mantener más tiempo su consciencia, su propio sistema vital había decidido que era más urgente alimentar su regeneración natural que mantenerla despierta: así pues, su mirada de ojos esmeralda se clavó una vez más en el hombre que la había salvado, en él y en nada más... antes de poder distanciarse cayó en peso muerto, boca abajo.

No estaba muerta, todavía no. Se había desmayado y estaba fría e inerte, sus energías habían descendido tanto que ya no emanaba una severa presencia espiritual ni un reiatsu que llegase a llamar la atención, pero en ese estado el proceso regenerativo de su raza estaba comenzando a hacer su papel desde dentro. Desde la distancia, tan solo su oscura cornamenta y ciertas telas rasgadas de su vestido eran distinguibles entre los escombros, y dada su condición el reiatsu había descendido tanto que parecería el cadáver de un hollow más entre tanta destrucción. Su zarpa derecha se había cerrado con fuerza en torno a algo muy especial: el pequeño mapa.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

De sirvienta:

Estilo habitual:

Resurrección (sin guadaña):

Estadísticas:

Fuerza: 8 (+4 Primera Res. pasiva)
Poder: 6
Destreza: 5
Aguante: 23 (+9 Primera Res. pasiva)
Agilidad: 5

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminos Separados (Priv, Hikari Mizu)

Mensaje por Alfabica el Sáb Dic 31, 2016 10:47 am

avatar
Mensajes : 288
Fecha de inscripción : 12/08/2016
Ver perfil de usuario
Pocos minutos habrían pasado realmente de aquel fútil encuentro de post-combate, Alfabica poco pudo reparar en el tiempo, trataba de digerir lo sucedido, colocar las heridas en segundo plano para sintetizar toda aquella masa de eventos, su mente comenzó a divagar en aquel hecho y, seguiría en aquello de no ser porque habitaba la escena con Hikari, seria ella quien lo sacaría de aquella laguna mental. Así como saco la libreta salio;  se guardo nuevamente en el interior de su hakama, pudo percatarse de que Mizu compartía el mismo habito que el por llevar notas de interés. Aquello no era protocolo para el segador, mas se trataba de un habito adquirido en sus años en el Gotei doceavo, el Escuadrón de Investigación. Se quedo mirándola entonces, hasta el punto de quedar embelesado unos segundos, simplemente no es lo que esperarías de un Arrancar, o por si fuera poco, algo como lo que tiempo atrás hubieron enfrentado juntos.-- Sin lugar a dudas... .-- Sonrió para si mismo, un gesto bastante raro justificado solo en la cortesía irradiada por aquella Arrancar.- Quizás unos dos, o cuatro segundos se mantuvo allí hasta que aquellos pensamientos se quebrantaron en la pronta llegada de aquel desconocido individuo, cuando su percepción hubo descifrado de quien se trataba nuevamente su atención paso hacia su acompañante quien de manera consecuente comenzó a perder los tiempos por el debilitamiento, caería al suelo sobre los escombros y los pocos pedazos de crisalida que aun sobresalían pegadas al polvo y al concreto derruido, le daría tiempo de intentar reincorporarla, girando su cuerpo y colocandola boca arriba, a pesar de su dureza latente, no era alguien demasiado pesada.-- Saldare mi deuda.. Solo si dejas de ser tan cortés.-- Alfabica tenia oído para aquellos gestos, su tono era afable y franco como queriendo que sus palabras la apartaran de la inconsciencia, pronto una persona mas hizo acto de presencia, llamativo, veloz.

Susaku:

Su mente se había despejado de cualquier preocupación que yaciera en torno a ser abordado por un comando de la Sociedad de Almas, un Vasto Lorde habría destruido un sector importante de la cuidad y ningún efectivo del Gotei 13 se hubo presentado en los alrededores. Deseo tener noticias de Haru y el otro Shinigami con los que se habría encontrado  antes de aquel desastre. En su lugar el destino traía a Suzaku, actual líder del Escuadrón de Exterminacion para el que Alfabica hubo estado durante años, una Shinigami que operaba en Karakura de manera independiente y afiliada al comando de operaciones especiales del Seireitei. Se trataba de una mujer de blanquecina piel y voluminosa pero controlada cabellera lacia y de color negro muy oscuro, piel clara y mirada violácea; su tono era bastante peculiar pues contrastaba con la luz, portaba una vestimenta muy llamativa un traje de colegiala de instituto japones, falda ligeramente corta y camisón recogido hasta el ombligo con el típico listón. Se trataba de un Gigai y aunque así fuese aquella mujer portaba desde el mundo fisico su Zampakutoh, una espada japonesa de longitud media y vaina azabache colgada a su espalda. -- Impresionante, Teniente, es en verdad bastante impresionante.-- Dijo aplaudiendo dos veces.-- No te han caído mal esos años de servicio bajo mi mando.-- Miro entonces a Alfabica, a sabiendas de que andaba con un ser bastante peculiar, la naturaleza del mismo no escaparía a su mirada penetrante, mas su expresion jamas cambio.-- Mira que detectarme a tanta distancia...-- Cayo respirando, recuperando el aliento generado por la carrerilla que precedía a su llegada.

No tuve demasiadas opciones....-- Poco le costo responderle a la recién llegada prueba de que la conocía y eran allegados, nuevamente su seriedad característica, salio a relucir, la preocupación de mantener en a Hikari en si, lo carcomía pues que podría hacer con ella, no podía simplemente dejarla y esperar que su sistema de regeneración hiciese el resto, mucho menos podría comprometer su recuperación a algún miembro del Cuarto Escuadrón, Alfabica tenia medios pero iba a requerir de la ayuda de Suzaku.-- Necesito llevarla al Refugio para sanar sus heridas... .-- Así pues Susaku pareció teleportarse del otro lado y tanto ella como Alfabica estuvieron en torno a la Arrancar.-- En este estado no podrá abrir una Garganta, aunque su regeneración debería poder curar las heridas mas graves... con el tiempo.-- Hablo desde la experiencia, al parecer no le inmutaba de ninguna manera.-- En cuanto a ti... -- Lo miro, traspasándolo con la mirada, como escaneando al Segador a nivel físico y espiritual.-- Oh... --Nuevamente cierta impresión se suscito por su persona, respiro hondo sonrió con normalidad.-- Ven en cuanto puedas.-- Alfabica agradeció con un simple y sincero gesto y se volvió a Hikari que reposaba boca arriba.-- Espérame.-- Fue lo único que pudo decirle. No era el protocolo, salvaguardar o ayudar a un Hollow u cualquier otro habitante del Hueco Mundo, no los Shinigamis, no el escuadrón de Exterminacion, aquel era simplemente un gesto de Alfabica que era compartido por Suzaku en torno a un ser que de alguna u otra manera había protegido la cuidad de su propia estirpe.

Otras presencias comenzaron a converger, pequeños reiatsus empezaron a sentirse  como rodeando el perímetro y Susaku reacciono.
-- Vamos.-- La tomaría entre sus brazos, desde las piernas hasta su espalda, Mizu era de estatura baja y de complexión delgada por lo que no fue difícil para ella llevarla en brazos, asintió sin vociferar palabra alguna y partió con Shumpos veloces rumbo al "Refugio". Alfabica entonces se reincorporo y se quedo allí, ofreciéndole resistencia a una pequeña brisa que se paseaba, pronto sus piernas no podrían mantenerse y así como las de Mizu cedieron, su cuerpo no podría soportar aquel exceso de motricidad. Caería desplomado al suelo de no ser porque dos presencias encapuchadas lo interceptaron en plena caída, el comando convergería en torno a los susodichos quienes tomaban cargaban con el cuerpo inconsciente del Teniente.-- ¿Aquí es donde fue?.-- Dijo uno de los dos, en un tono bastante grave; algo tosca .-- Reportan un Vasto Lorde justo en el perímetro donde Alfabica, patrullaba, y... -- La fuente era confiable y el nivel de destrucción que decoraba el escenario lo ponía de manifiesto, ya la vía publica no existía, solo edificios, convertidos en escombros, y mucho polvo.-- Debemos irnos.-- Pronto un conjunto de sombras comenzaron a moverse con velocidad en los alrededores, reaccionando a las palabras de estos hombres quienes desde su posición abrieron un portan hasta el Dangai, el cual atravesarían sin la mínima espera, su rumbo; la central de la Cuarta División.


________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Hablo // Pienso // Zampakutoh

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminos Separados (Priv, Hikari Mizu)

Mensaje por Hikari Mizu el Dom Ene 08, 2017 9:25 pm

avatar
Hikari Mizu
Reina de Hueco Mundo
Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 27/07/2016
Ver perfil de usuario
-¿Que por qué te llamo princesita? bueno... vistes como una, te comportas con esos modales, eres dulce... ¡como una princesa!
¿Esa voz...? ¿por qué resultaba tan extrañamente familiar? ¿dónde estaba y con quién?
-Venga, un poco de diversión no nos vendrá mal... ¿o acaso tienes miedo?
Esa también. También era familiar y ambas de mujeres, y sentía que debía recordarlo. Por algún motivo, dolía no recordar a quienes pertenecían esas voces.
-Yo os mostraré un mundo a la luz del sol. Un mundo donde no debáis temer, donde sólo existamos vos y yo... lucho por cumplir ese sueño.
No era la primera vez que lo escuchaba, en sueños. Era una voz varonil tan cálida y cercana... sedante y una en la que podía confiar. ¿Por qué escuchaba esas voces? ¿a quiénes pertenecían?

Una nueva voz procedió a hablar... y esta vez pude verla.
-Hikari... ¿me recuerdas ahora?

Spoiler:

-¿Estoy en otro mundo...?
-No, querida. Estás soñando. Estoy en tu subconsciente.
-¿Soñando? es verdad, la batalla con el vasto lorde...
-Has sido muy fuerte. Pero todavía te falta recordar el motivo por el que luchas... no dejes que te confunda. No dejes que las emociones te traicionen y te hagan equivocarte. Tan solo sé la que siempre ha sido.
-Y... ¿quién he sido? ¿cuál es ese motivo?
Mientras la expresión de aquella desconocida reflejaba paz, una calma inmutable, la de Hikari estaba repleta de confusión y dudas. La de piel azulada cerró los ojos y comenzó a desvanecerse, lentamente, al mismo tiempo que el sueño llegaba a su fin.
-Eso.. eso tendrás que descubrirlo. Yo no puedo decírtelo.
-¡No..! ¡dímelo, todavía no te vayas! ¡cuéntamelo!
Un esfuerzo inútil, pues era con un recuerdo almacenado en el fondo de su consciencia con quien estaba hablando, era imposible que ella misma se diese las respuestas.

El sueño no parecía estar sentándole bien. La arrancar se removía inquieta y, aunque no habría recibido tal cantidad de heridas como su compañero de combate, el shinigami, en realidad el brutal y colosal puñetazo que recibió en la cabeza (o cuernos, mejor sea dicho) de parte de su fatal enemigo, le había producido algunos daños en el cráneo, la columna vertebral y las costillas. Dolía, no cabría duda, pero los arrancar eran fuertes y soportaban el dolor por naturaleza: si se removía inquieta era por esas extrañas pesadillas.

Mizu era, en principio, una delicada y grácil dama, liviana y de inocente visión. Pero los detalles dejaban dudas: examinada algo más en detalle, sus cuernos eran su máscara, y el tacto oscuro y tan férreo que conformaba sus zarpas empezaba un poco antes de sus antebrazos, haciendo que sus brazos se viesen casi al completo de ese material. Podía haber sido la defensora de la ciudad, podía tratar con total paz a las razas mortales y shinigamis, incluso era una criatura inocente y tierna, que repudiaba la violencia; pero era imposible que, vista bien de cerca, esos rasgos suyos de hollow no intimidasen. Y por lo que parecía, dada su intranquilidad y malos sueños, no iba a tener un buen despertar.

Y tal como había cabido de esperar, no lo tuvo: estuviera donde estuviese, retenida o no, despertó tras unas cuantas horas de una forma agitada y nerviosa; tratando de rasgar con las zarpas lo que tuviese a su alrededor, enseñando los colmillos en señal de amenaza y, finalmente, respirando agitada mientras trataba de distinguir lo que tenía delante. Pero esa conducta de bestia, ese abrupto despertar ... no le duró mucho, enseguida logró calmarse y analizar la situación, tratar de hacer memoria para saber qué había ocurrido justo antes de quedarse insconciente y, por último, tragar saliva y adoptar una postura mucho más dulce y pacífica, como la inocente dama que en realidad es.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

De sirvienta:

Estilo habitual:

Resurrección (sin guadaña):

Estadísticas:

Fuerza: 8 (+4 Primera Res. pasiva)
Poder: 6
Destreza: 5
Aguante: 23 (+9 Primera Res. pasiva)
Agilidad: 5

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminos Separados (Priv, Hikari Mizu)

Mensaje por Alfabica el Mar Ene 10, 2017 12:00 am

avatar
Mensajes : 288
Fecha de inscripción : 12/08/2016
Ver perfil de usuario
Ya varios minutos habían transcurrido desde la partida de Alfabica quien habría vuelto a la Sociedad de Almas para tratar sus heridas y Susaku habría quedado para custodiar y cagar la liviana figura de la Arrancar quien yacía completamente inconsciente. Ajustaría su Zampakutoh a su espalda como le era habitual y comenzaría a movilizarse con rapidez, admirando en silencio la destrucción y sosobra que habría dejado aquel combate. Seguía siendo portadora parcial de Hikari a la que llevaría demostrando gran fuerza y velocidad, su corta falda flamearía dado su paso, y su violácea mirada reaccionaria a cada cruce y camino sin salida, pilas y pilas de escombros se esparcían por los alrededores prueba de que las edificaciones habrían sido bastante comprometidas durante la batalla. Suzaku seria obligada a detenerse dado los escuadrones del Seireitei desplegados en el área, individuos de ropa negra y espada como es propio de cualquier Shinigami, ella estaba afiliada al gotei 13, pero normalmente era oriunda de Karakura era una vigilante que tomaba partido cuando lo veía necesario. Aquella noche, tuvo que tomar cartas en el asunto.- Lo mas seguro es que si te ven comiencen a pensar que tu causaste esto... Y no queremos que eso pase ¿O si?.- Dijo en tono literal, cubriendo la figura de ambas entre un cumulo de escombros.

Aquel día había transcurrido tranquilo hasta este encuentro, sin embargo aguardaría a que el perímetro estuviese despejado. Cuando así fuese se volvería a desplazar hasta el refugio donde tratarían al Arrancar y aguardarían por Alfabica. Miro a la susodicha con atención, ciertamente consciente de la herida que nacía de su cornamenta.-
Tenemos que tratar esa herida también...-. Aclaro recostada, esperando su oportunidad.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Hablo // Pienso // Zampakutoh

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminos Separados (Priv, Hikari Mizu)

Mensaje por Hikari Mizu el Lun Ene 23, 2017 12:11 am

avatar
Hikari Mizu
Reina de Hueco Mundo
Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 27/07/2016
Ver perfil de usuario
El amanecer ya se había dado en su plenitud, el sol había comenzado ya a aportar calidez y la fría mañana dejaba de helar la superficie de Karakura para dejar paso a un silencio incómodo, letal: las vidas cobradas, las pérdidas causadas, el desastre que podía presenciarse en todo el terreno... toda la culpa caería sobre la cabeza de aquella que en realidad casi había dado su vida por evitar un desastre aun mayor, de ser descubierta.
Los sueños no parecían estar sentándole bien, su expresión no reflejaba calma, más bien se removía algo nerviosa, señal quizá de que pronto podría despertar.
-Nori...
Pareció decir entre sueños en una voz silente.

Minutos después despertaría de forma abrupta, ahí, recostada junto a la mujer que trataba de ponerla a salvo. Los ojos verdes de la arrancar se abrieron ampliamente y se fijaron en ella, sus zarpas se movieron rápidamente a la defensiva, y sus dientes se mostraban amenazantes, queriendo demostrar el daño que podía infligirle con sus afilados colmillos si se acercaba más. Ciertamente, parecía una criaturilla peligrosa, repleta de métodos naturales para defenderse como sus cuernos, garras, colmillos... especialmente, de estos había goteado una savia verdosa que bien parecía muy venenosa o muy ácida.
Pero toda esa demostración de peligro, de amenaza, había sido una reacción natural de la dama debido al despertar que había tenido, a que se sentía terriblemente dolida por su daño interno y, en ese momento, cualquier ser le parecía una amenaza, amigo o enemigo. En pocos segundos se calmaría, miraría a su alrededor y trataría de mantener su reiatsu en un nivel lo más bajo posible.
-Mis.. mis disculpas.
El timbre de su voz era apagado y sufrido, ahora que se había enfriado podía sentir el daño en las vértebras que se le habían quebrado y habían quedado a punto de partir su columna en varias partes.

Observó a esa mujer y la pregunta llegó nuevamente. ¿Amigo o enemigo?... fuera como fuese, no tenía más opción que quedar a su merced. Jadeó ligeramente, ¿tanto le dolía? ciertamente sería doloroso en extremo, pero más aún para alguien que casi nunca recibía daños, para ella, Hikari, que muy raramente recibía una herida en combate, la angustia era tan insoportable que no tardaría en ceder al desmayo, nuevamente.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

De sirvienta:

Estilo habitual:

Resurrección (sin guadaña):

Estadísticas:

Fuerza: 8 (+4 Primera Res. pasiva)
Poder: 6
Destreza: 5
Aguante: 23 (+9 Primera Res. pasiva)
Agilidad: 5

Volver arriba Ir abajo

Re: Caminos Separados (Priv, Hikari Mizu)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.