Staff
Afiliados
Foros Hermanos
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro
Directorios y Otros

The pretender |Alaxel|

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The pretender |Alaxel|

Mensaje por Yurei Obake el Vie Dic 23, 2016 8:43 pm

avatar
Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 04/03/2015
Ver perfil de usuario
Una arrancar a la cual muchos se abstenían de susurrar su nombre o siquiera estar cerca de su presencia caminaba con aires perdidos por los pasillos del orgulloso palacio de las noches con su fiel pelota de franjas entre sus manos. Nadie recordaba el día en que llegó, ni mucho menos cuando fue el día en que escucharon su voz ¿Por qué una niña de cinco años, muda e inocente, merodeaba por las tierras más temibles? Ni las almas más corrompidas se atrevían a irrumpir el hogar del rey y sus espadas. ¿Como era posible que siguiera con vida y al lado del Rey? Era su sombra, otra extensión de su cuerpo. Aquellas personas que trataban de separarlos se convertían en sus nuevos juguetes, los llevaba al limite de la cordura una y otra vez disfrutando de como sus más profundos miedos los ahogaban en un nudo de lamentos hasta que morían en un silencioso grito para disgusto de la niña. Nadie resistía como su amo, él era el mejor de todos, ¿Jugaría con ella esta vez? ¿Le gustaría observar como consumía a un traidor en cuestion de segundos? ¿Le daría esos deliciosos caramelos rojos? Se detuvo frente la gran puerta blanca que ocultaba a su amo para tocar una, dos, tres veces antes de esperar su permiso para entrar. Hizo rodar su pelota pensando en cuanto tiempo duraría ese interesante juego entre ambos, ¿Será como la reina inutil? aquella mujer perdió los papeles al intentar jugar, no duró ni un minuto antes de estallar en gritos que no hicieron más que aburrir a la de ojos rojos. Su amo era mucho mejor.

La puerta se abrió con suavidad dejando que la impotente sala se alzara en una escena majestuosa rodeada de columnas de mármol blanco y suelos tan lisos que podrían pasar por espejos. Su amo estaba sentado en aquel trono al final de la estancia, esperándola tranquilamente mientras meditaba sobre algo en su cabeza, ¿Mató algún traidor entre las filas de los espadas? ¿Le daría un nuevo juguete? Ella se aburrió cuando fue a buscar las almas que le pidió, los plus eran seres tan débiles que no le proporcionaban suficiente entretenimiento como su amo. ¿Acaso le pediría jugar? Su pelota cayó de sus manos y desapareció en una pequeña mariposa negra justo antes de tocar el suelo, revoloteó con gracia el tramo que los separaba posándose en el hombro del rey. Era su manera de comunicarse con el, sabia que le gustaba las cosas bonitas porque aumentaban sus ganas de conquistar tierras enemigas. Le hizo una reverencia.


________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Dependencia y Esquizofrenia  

Volver arriba Ir abajo

Re: The pretender |Alaxel|

Mensaje por Alaxel Eurr el Vie Dic 30, 2016 3:25 pm

avatar
Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 15/11/2016
Ver perfil de usuario
Una mirada sin alma es aquella en los particulares ojos de tu amo quien te ama e inolvidablemente te a prometido grandes cantidades de diversión. Pero, ¿qué significa realmente una mirada como esa? Nadie nunca lo a entendido o al menos no en totalidad siendo qué la forma que le compone es plenamente neutra y libre como el más tranquilo de los mares en el más prospero de los tiempos. Así que bien, tengamos en cuenta  la relación entre ambos(con su poco habitual amor) para dejar por entendida vuestra sobrestimada idea en él . Y digamos, sin mucho más, todo lo verdadero:

Rojo intenso, ira apacible, quietud intimidante, tres palabras totalmente diferentes que de unirse describirían a la perfección el brillo único que emana en su inevitable vista aquella que observa al finito mientras la mente se ocupa de lo inacabado.

Esculpido a la perfección,  demoniacamente intrigante, bañado en un silencio absoluto, era él, quien se encontraba sentado en un gran e incandescente trono de color negro(totalmente negro) con una llamativa forma oscura más profunda que la noche. Sobresalía; definitivamente lo hacia, brillando desde de aquel ostentoso asiento como si hubiera sido formado producto de las más profundas tinieblas y se imponía sobre dichas en aquella postura inclemente propia de su tan brutal esencia como sí tal vez hubiera nacido especialmente para estar ahí. Encima de todo, alabado por todos, envidiado por otros, amado por pocos, eternamente como un guía para un pueblo que lo necesita en tiempos que aunque lo nieguen le requieren.

A ti como te ama nunca te haría daño así que seguramente no entiendas a la perfección su presencia que es naturalmente inquietante pero al menos entenderás que es un hombre avaricioso porque de lo contrario nunca jamas le hubiera destronado.

Es un principio básico. Digo, todo amor a las pertenencias lo es y claramente tu eres su pertenencia.

Eres de Alaxel de pies a cabeza, Hueco Mundo también o así debería ser.

Las Espadas obedecen, los Vasto Lorde temen, aquellos excepcionados lamentablemente aún no tienen la menor de las ideas con lo que pueda ocurrir y eso en parte a logrado convertirse en algo maravilloso que indudablemente sera usado en beneficio. Qué ¿cual sera la siguiente jugada? nadie sabe, ni tu sabes, solo él sabe. Alaxel.

Quien justamente en ese momento en el que entraste estaba como desde hace horas atrás debatiéndose en sus adentros lo que seria de ahora más luego de haberse encargado de las ultimas raíces fieles a la anterior gobernante para así poder comenzar tranquilamente con todo, desde: la reafirmacion absoluta del gobierno sobre el propio pueblo, la neutralizacion de posibles rebeldes  para la tranquilidad del pueblo, la destitucion de todas las sectas que no le adoren a él como su Rey  e inclusive hasta la toma de acciones en un evento significativo para las otras razas como un prologo a la esperada guerra final .

Vuestro amo era un hombre único con la infundamentada idea de qué una ultima guerra lo suficientemente devastadora lograría que todos ustedes junto a él se  posaran en la cima por encima del tan afamado Rey Espiritual o mejor dicho lo que restase de él tras su muerte a manos de ustedes quienes le darían fin a esta interminable historia. Acabando el mundo, olvidando la existencia, cerrando ese capitulo, despidiéndose de todas las guerras, para que entonces un hombre tomara todo(Alaxel) y todo retomara nuevamente su curso en un nuevo mundo sin cada uno de los errores arrogantes del anterior.

Nadie absolutamente perecería pero los destinos de cada uno cambiaría, siendo que quizás los de su clase puedan gobernar sin la necesidad de pedir ofrendas o devorar las almas de los mortales así como seres misericordiosos para un mundo lleno de oportunidades. Ese era su sueño, eso era su pensar, aquello que le había distraído tan largamente(de manera resumida) hasta que llegaste tú a la habitación.

-Oh, ¿tiene nombre?- Pregunto él con un tono dulce que solo podría ser usado en los pequeños aun cuando claro sabia que no eras algo similar. -La criatura.- Especifico de inmediato, siendo que con toda honestidad desconocía el verdadero nombre de todas las cosas gracias a aquella vida en donde el nombre de un alimento daba lo mismo que el nombre de un grano de arena.

Él intento tocarla con el dedo indice de su diestra pero lamentablemente desapareció como una burbuja al estallar.

-Uhm... Cierra la puerta cuando termines de entrar y por favor desnúdate.- Exigió, un poco molesto, en un tono que si bien no sonaba amenazante cuanto mínimo podría considerarse habitual. No había razón, no había motivo, aun así lo había dicho y si por supuesto planeaba recompensarselo en aquello que siempre es de su agrado.

Volver arriba Ir abajo

Re: The pretender |Alaxel|

Mensaje por Yurei Obake el Vie Dic 30, 2016 10:36 pm

avatar
Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 04/03/2015
Ver perfil de usuario
Al avanzar hasta los escalones del trono sus ropas desaparecieron en una neblina oscura dejando su diminuto cuerpo expuesto al frió y a los ojos calculadores de su amo. No se entretuvo en pensar dos veces la razón detrás de esa orden, ella estaba allí para cumplir cada palabra que el le dirigiera pues su voluntad era absoluta, si su amo deseaba regodearse sobre un cuerpo tan infantil, ¿Quien era ella para negar tal placer? La puerta tras de ella se cerró silenciosamente dejándolos a ambos en una escena que muchos lo tomarían como comprometedora, ¿Qué clase de juegos tendría en mente? Sus ojos se fijaron en los de su rey, ¿Debería dar el primer paso? ¿Notaría que ella no estaba realmente desnuda? Llenó la sala con diminutas mariposas negras que revoloteaban sobre sus cabezas para satisfacer la curiosidad de su amo, ¿Le dará caramelos rojos por imitar a esos seres alados que una vez vio en el mundo humano? Las hebras ocultaron sus hombros así como el silencio servía de banda sonora al encuentro entre amo y mascota. Ella quería complacerlo, destruiría a cada uno de sus juguetes si eso significaba hacerlo feliz, incluso, rebajaría a otros espadas si el lo pidiera.

Mi amo.

Las mariposas danzaron alrededor de ellos en una suave y hermosa danza mientras que la pequeña espada esperaba silenciosamente su siguiente orden. Verlos allí volvían cada vez más certeros los rumores acerca de esa relación tan retorcida entre ambos. Ella era la sombra del nuevo rey, esa combinación alejaba a los rebeldes del castillo de las noches, nadie quería cruzarse en el camino de alguien que disfrutaba el dolor de otra persona ni mucho menos recrear recuerdos o escenas donde siempre terminabas muerto. Solo aquellos que presenciaron el juego de la niña la llamaban la devoradora de esperanzas. Yurei había perdido la cuenta de cuantos apodos tuvo en su larga vida, solo hay uno al cual reaccionaba como si fuera su propio nombre: "pequeña". Su amo la llamaba así, solo el.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Dependencia y Esquizofrenia  

Volver arriba Ir abajo

Re: The pretender |Alaxel|

Mensaje por Alaxel Eurr el Miér Ene 04, 2017 5:22 am

avatar
Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 15/11/2016
Ver perfil de usuario
Tenia mis razones para pedirle carne a mi mujer pero eso solo podía traducirse de mala forma porque un hombre nunca necesita razones para tomar lo que es suyo o mucho menos necesita hacer algo tan absurdo como una amable petición, así que: entenderán que mi acto de caballerismo impropio de mi mismo como de mi tan barbárica actitud solo podía significar que temía de la respuesta,  entenderán que resultaba sencillamente desconcertante o complicadamente agobiador aún cuando se trataba de ella (en quien más confiaba) y aceptaremos la cruda realidad de lo que pueda ser verdad sin importar que signifique la verdad.

-Acércate.- Exigí, retomando un poco de mi tan odiosa actitud que desde siempre me a logrado llevar a la grandeza. -Necesito verte bien.- Explique, conciso, explicito, abandonando toda la actitud de hace segundos atrás para optar por una razón que desde un principio seria ilógica. Ella era mia, ella debía obedecer, ella haría cualquier cosa sin preguntar ni replicar.

Yo lo sabia y aun así... aun así.

-¿Por qué piensas que te he desnudado?- Cuestione, tomando como merito una acción que en un principio había hecho ella misma pero principalmente porque de lo contrario yo mismo la hubiera realizado. -¿Crees que me place verte desnuda?- Sonreí, esperando que al menos eso pudiera desconcertarla o en caso milagroso incluso me replicara. -¿Complacerías a tu señor incluso con tu carne y sudor?- Di por hecho que así lo creía para entonces continuar con lo que desde un principio decía estrujando uno de los soportes del trono entre lo qué con mi otra mano rascaba mi mentón en un suave y lento acto que no se repetiría. -Bien.- Respondí, indiferente a su respuesta para entonces colocar ambas manos en mi trono y posteriormente levantarme. -Serás capaz de gozar si así lo deseas pero antes debo asegurarme de algo.- Aclare, refiriéndome al mismo tema que me había obligado a llamarla para entonces despojarme de mi camisa. -Yurei ¿dónde esta?- Fue la pregunta, vaga e imprecisa como de costumbre a todo lo que se me refería. Por ello me corregí. -¿Dónde esta el hueco que te reconoce como Hollow?- Era una pregunta intensa que había sido pronunciada con un tono hermoso entre que me acercaba hasta ella, sin entender, sin comprender. -Puedes responderme.- Exigía la respuesta, exigía la verdadera razón, y aunque sonara con un comportamiento educado no era en lo absoluto así. Le exigía a mi pertenencia actuar como lo prefería.

Volver arriba Ir abajo

Re: The pretender |Alaxel|

Mensaje por Yurei Obake el Miér Ene 04, 2017 6:55 pm

avatar
Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 04/03/2015
Ver perfil de usuario
Su amo hablaba, exigía y ella solo ladeó su cabeza curiosa. Las mariposas se congelaron en el espacio cuando ella pasó su mano sobre su garganta descubriendo el pequeño hueco que la identificaba como arrancar, ¿Era ese su verdadero hueco? ¿No era otro más de sus juegos? Su amo debía adivinarlo así como muchas otras personas trataron de descubrir su verdadera identidad, ¿Lo creería? ¿Lo olvidaría? No era la primera vez que el intentaba averiguar más sobre ella, generalmente aprovechaba este tipo de momentos a solas para tantear su lealtad o simplemente provocar su impasible animo. Los ojos vacios de la niña se volvieron más opacos al desvanecer su hueco. ¿Le daría un caramelo rojo por eso? ¿Jugarían más ahora que se quitó parte de la ropa? Se lamió los labios. Tenía hambre, las almas no saciaban su apetito como lo hacía los caramelos de su amo, ¿Querrá que elimine a alguien? Ella lo haría. ¿Le pedirá que cambie su aspecto por uno más maduro? Su cabeza recordó cada uno de los aspectos que logró captar en el mundo humano, ¿Tendría uno en particular? Juntó las palmas de su mano frente a ella e invocó su pelota de franjas. Su amo tenía un humor extraño. Le dio vueltas a la pelota.

Los insectos sobre sus cabezas explotaron en pequeñas neblinas rojas haciendo caer una especie de escarcha que nunca tocó el suelo o sus cuerpos. Su amo ya no le interesaban, ¿Debería mostrarle alguna otra cosa? Podría mostrarle su ultimo juego con un arrancar menor, como le hizo pensar que su piel era rasgada lentamente de su cuerpo mientras que su amo cortaba los tendones de uno en uno riendose de sus gritos desesperados. Hacerle eso no fue suficiente, le mostró como llegaba a hacer el rey pero cada persona que lo rodeaba intentaba matarlo, no podía confiar en nadie, su paranoia alcanzó tal punto donde dormir significaba morir a manos de aquel quien consideraba su "aliado". Tal como le pasó a la reina inutil.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Dependencia y Esquizofrenia  

Volver arriba Ir abajo

Re: The pretender |Alaxel|

Mensaje por Alaxel Eurr el Mar Ene 10, 2017 7:01 am

avatar
Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 15/11/2016
Ver perfil de usuario
Yo no dije nada más no luego de que ella se atreviera a menospreciar nuestra conversación. Pero, claro, entendí de inmediato que eso no podía ser su culpa. Ella era incapaz, ella lo intentaba, así que era hermosa e indudable en todos los sentidos. -Lo siento.- Había dicho luego de entender que mis acciones solo le estaban presionando más de lo que claro ella podría soportar. -Ahora he empezado a cuestionarme si debería enseñarte a hablar. O si siquiera es posible.- Divague con elocuencia respecto a su situación para entonces volver a sentarme en mi trono. -¿Te gustaría hablar?- Y entonces le pregunte con gentileza perdido en el mar de mi cabeza. Cuestionando en parte su fidelidad hacia mi e indudablemente odiándola desde lo más profundo gracias a todas las acciones que fueron realizadas por su capricho. -Te ordeno, Yurei.- Comencé, iracundo, calmado, en una sencilla oración que podía significarlo todo. -Detener las ilusiones.- Exigí, sin abarcar un tema demasiado grande para lo que sabia desde un principio que era una mentira. La mentira de Yurei. -Desaparécelas todas o lárgate de mi presencia.- Declare, haciendo que las acciones de ella fuesen lo único en necesitar una verdadera respuesta. -Y claro, toma tu caramelo.- Finalice, aburrido, agobiado, vacío en todo sentido, observando sin ningún brillo, sabiendo que mis palabras terminarían por ser ignoradas y mi cabeza solo seria atormentada si dejaba que ella continuara con sus deseos. No, en lo absoluto seria como ella quiere; ¿después de todo? me había cansado de intentarlo.

Volver arriba Ir abajo

Re: The pretender |Alaxel|

Mensaje por Yurei Obake el Mar Ene 10, 2017 11:40 am

avatar
Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 04/03/2015
Ver perfil de usuario
Aquellas palabras dichas por el rey de los espadas rebotaron contra las paredes haciendo que el eco añadiera drama a la escena creada por estos dos seres que jugaban al gato y al ratón de una manera más retorcida de lo normal. En el fondo ambos lo sabían, pero lo ignoraban solo por alargar más el final del regocijo de la novena espada quien no recordaba cuando fue la ultima vez en que verdaderamente disfrutó jugar con alguien tan volátil como su amo. La mayor parte de ese tipo de juguetes no aguantaban siquiera tenerla cerca porque eran susceptibles a sus habilidades de confusión. ¿Debería confundir a su amo o dejar que se consumiera en la ira? Giro la pelota mientras hacía aparecer sus ropas en un parpadear de ojos respondiendo al silencioso desinterés de su amo. ¿Desaparecer sus ilusiones? Podía hacerlo pero el solo verá lo que muy en el fondo deseaba ver, cosa que ella no podía controlar y no tenía muchos deseos por manipular sabiendo que si fallaba el solo se enojaría más hasta el punto de desterrarla a su habitación sin caramelos. Mostró sus pequeños cuernos que apenas sobresalían de su cabeza agachada y se encerró en una ilusión castigándose por haberlo alterado. Reproducía escena tras escena sin descanso quedando absorta del mundo exterior con sus habilidades naturales latentes para quien se acercara lo suficiente a ella, quienes lo hacían solo se desviarían de ella olvidándose que era lo que le dirían o que siquiera la iban a tocar.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Dependencia y Esquizofrenia  

Volver arriba Ir abajo

Re: The pretender |Alaxel|

Mensaje por Alaxel Eurr el Miér Ene 18, 2017 5:14 am

avatar
Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 15/11/2016
Ver perfil de usuario
Le vi hecha nada frente a mi, reconocí el vacío en su mirada, entonces me di cuenta que había sido demasiado severo con la persona que más amaba. "¿cómo podría odiarla?" cuestione, arrepentido en totalidad por aquellas palabras que habían explotado en los oídos de mi amada. "¿cómo?" volví a cuestionar, desviando mi mirada hacia el suelo, mordiendo el labio inferior con recelo, apartando todo para concentrarme un momento en las palabras adecuadas. -Lo siento.- Fue un susurro débil, una palabra sencillamente enorme, la perdida de grandes toneladas de orgullo para entonces declarar la importancia que ella tenia para la vida de él. -No te ordeno nada.- Me retractaba, intentaba corregir un fallo, reconocía la existencia de mi fallo, ahogando en una preocupación atemporal que se podía sentir más larga que la eternidad. -No quiero que te detengas de tus ilusiones.- Cada palabra era excesivamente complicada de pronunciarse pero lo valía si ello significaba poder remediar el estado en que veía a la pequeña. -Es que temo que no seas una Arrancar.- Aclare, señalando el por qué de toda esa desconfianza o como la ira podía tanto con una ilusión tan vaga. -Por tu poder.- Indique, recordando la magnificencia de una mujer capaz de moldear lo real ante lo que es mejor para su voluntad. -Le tengo miedo a las ilusiones.- Acepte, olvidándome de mi orgullo o la naturaleza que tanto me describía para entonces acercarme hasta la pequeña tanto como podía. -No porque puedan manipular la verdad.- Le abrece, sentí calor, sentí dolor, sentí llanamente y le bese su pequeña mejilla luego de mi acotación. -Al contrario.- Había dicho, en ello que colocaba su caramelo rojo en ambas manos e inmediatamente le hacia sujetarlo. -Quisiera que me mostraras la verdad de todo por un momento para dejar de temer y saber realmente la verdad.- Ya entonces no lo estaba pidiéndole nada sino en más solo aclaraba mis intenciones mientras tomaba las manos de la pequeña e intentaba arduamente consolarla. -Eres la temible Espada Cero.- Mencione para entonces comenzar con lo que realmente me hubiera gustado decir desde el inicio en ello que poco a poco recuperaba un poco de mi postura... pero no enteramente, no luego de caer, no luego de sentir, no luego de verle a sus ojitos. -Y me gustaría que como Rey me guiaras por todos los secretos que aguardan en Las Noches.- Ya entonces no tenia nada más que aclarar por lo que estando frente a ella e intentando consolarla decidí terminar el tema de buena forma para que sin importar lo dicho ella pudiera continuar con su espíritu. -Pero... también eres mi preciada mujercita así que olvida mis estúpidas palabras encontrare una forma de saber la verdad.- Declare, refutando lo anterior y para entonces proponerme la aventura de lo desconocido en lo que bien continuaba dándole mimos a la pequeña... como si me doliera. "Lo siento" pasaba por mi cabeza, "lo siento" se repetía constantes veces, "lo siento" parecía ser la única palabra en la que podía pensar. ¿Y donde había quedado mi salvajismo? no lo sé, nunca había sentido(culpa o fuera lo que fuera).  

Lo cierto es que aún no me había rendido, aún sentía que podía llegar a lo que buscaba, aún tenia miedo de que la pequeña no fuese sincera conmigo, aún me mentía a mi mismo, aún daba excusas por no pedir realmente lo que quería... era orgulloso, era muchas cosas, aunque ninguna ante ella.

Volver arriba Ir abajo

Re: The pretender |Alaxel|

Mensaje por Yurei Obake el Jue Ene 19, 2017 10:26 pm

avatar
Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 04/03/2015
Ver perfil de usuario
Su amo lo sentía, la tomó entre sus brazos e hizo algo que nadie había hecho por ella alguna vez: le dejó un tierno beso en su mejilla mientras le susurraba palabras que expresaban lo mucho que la estimaba. Sus ojos rojos subieron lentamente hasta encontrar a los de su amo, ¿Era perdonada? ¿La quería a su lado? ¿Por siempre? Alzó una de sus pequeñas manos hasta atrapar con delicadeza la mejilla de su rey antes de que el se separara. ¿Estarían siempre juntos pase lo que pase? ¿Sería el su juguete hasta que sucumbiera por la demencia? Ella era feliz con el. ¿El era feliz con ella? ¿Lo sería si los destruyera a todos? Desapareció su pelota, sus cuernos y el hueco en su garganta. Tomó el caramelo casi molesta por la distancia entre su amo y ella, se lo mostró materializando a otro Alaxel poniendo una mano sobre la coronilla de su cabeza mientras le hacía pequeños cariños como el de los humanos hacia sus perros. Quería eso, si lo hacía ella podría disfrutar su caramelo, su premio por ser de el. ¿Le gustaría si se convertía en canino y moviera su cola de un lado a otro? Reemplazó su ilusión por el mundo humano, quería compartir su experiencia en su misión. Los altos edificios se alzaban con sus brillantes ventanas, las personas caminaban ajenas a la terrorífica presencia de la niña entre ellos mientras hablaban en sus teléfonos celulares, ¿Como eran capaces de multiplicarse esos seres tan inferiores? ¿Sus sentidos no les gritaba peligro? Una pequeña horda de Hollows saltó desde un tejado creando caos en la avenida transitada, volcaron un auto bus repleto de seres inocentes e hicieron explotar una pequeña tienda de pollo frito. ¿Serían esas almas suficientes para su amo? Se había preguntado sentada desde un farol mientras jugaba con su pelota. El sol en el cielo era brillante, no estaba acostumbrada a el, ¿Acaso su amo sabrá que era? Detuvo a sus monstruos cuando sintió a los shinigamis llegar. Su amo le dijo que no peleara contra ellos a pesar de que ella quería un nuevo juguete shinigami, el que tenía murió tan pronto lo llevó a las noches e hizo su primer juego.

Toc Toc

Dos golpes a la puerta de la sala hicieron desaparecer la ilusión. La niña se volteo hacia uno de los vasallos del rey asomándose por la puerta viéndose nervioso, todos sabían que sus reuniones eran más que privadas y que no solo provocaban el temperamento del rey, sino más bien el de la pequeña arrancar. Era celosa, detestaba cuando intervenían con el tiempo de su amo o alguien intentaba ser más cercana que ella. ¿Ella era suya? ¿El era de ella? Se puso el caramelo en la boca amando el dulce sabor esparcirse por sus papilas gustativas, ¿Qué era mejor que los caramelos del amo? ¿Quien era mejor que su amo? El monstruo menos no levantó su mirada del suelo consciente de que si Yurei lo atrapaba las pesadillas lo visitarían esa noche cuando fuera a dormir.

- Mi rey, noticias importantes: el espada traidor ha sido trasladado a la prisión. Espera

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Dependencia y Esquizofrenia  

Volver arriba Ir abajo

Re: The pretender |Alaxel|

Mensaje por Alaxel Eurr el Lun Ene 23, 2017 12:39 am

avatar
Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 15/11/2016
Ver perfil de usuario
Había satisfacción en mi acción pero nada comparado a lo que me dio su dulce expresión que milagrosamente pensé había parado de afligir tormento así misma entre palabras que nunca jamás debieron habérsele sido dichas. Yo aún, para ese momento, continuaba con una actitud precavida temiendo considerablemente que cualquier otra de mis barbáricas palabras arruinara su delicado espíritu pero entonces pude presenciar como ella quería o mejor dicho como ella burlaba mi forma en la imagen de aquel Rey Dócil que asemejaba cada una de sus acciones a la de un Perro Sin Orgullo bailoteando bajo la voluntad de su palma en aquel sinsentido que me ofrecía su realidad. Mis manos posadas sobre las suyas entonces hubieran aprovechado su característica dureza para haber arrancado sus miembros con un tirón hacia el suelo que probablemente le dejaría inconsciente y en caso de no ser suficiente también aplastado su cráneo con mi bota por la inconsciente decisión de irrespetarme como su amo pero no claro que no porque hablamos de mi amada Yurei así que nada de eso ocurrió ya que al ser ella una reverenda carcajada llena de burla compartió la ilusión alegre de lo imposible que me ella me enseñaba como si fuera el mejor de los chistes nunca antes vistos, lo que posiblemente era lo mejor sabiendo que la pequeña nunca iría en mi contra aún cuando se negara a demostrarme los secretos de todo y poco más que se aguardaba en el inmenso palacio de Las Noches.

Entonces irrumpieron nuestro bello momento con una intromisión importante que gracias a mi conocimiento o la felicidad del momento atreví a hacer poco más que agarrar de la cinturita a la pequeña para colocarle en mi hombro paciente de tu noticia pero imponente como debía. -¿Algún problema, Wilhelm?- Pregunte, contento, sonriente, entre lo que cargaba a mi mayor tesoro mientras veía a mi mejor Fracción frente a mi esperando así como yo esperaba grandes noticias en sus labios. -¿O tanto buscas la muerte como para espiar mi conversación con la Espada?- Indique que de no haberme traído noticias su vida peligraría y recalque mi amenaza con un fuerte testimonio que defendía la privacidad de cero por la simple verdad de que ningún Espada debía saber o que por supuesto solo ellos privilegiados como nadie más eran permitidos en mi recamara a interrumpirme en mi trono tal como les apeteciera. Y bendita sea la suerte de Wilhelm porque como Fracción había traído una información tan grande como para darle los mismos beneficios que un verdadero caballero pero claro decidí abstenerme hasta ver con mis propios ojos si lo que salía por su lengua era verdad, no recordaba que hubieran traidores respirando en la voluntad de mi palacio ni tampoco lograba diferenciarle de las ilusiones de la pequeña,  aun así decidí creer, girando mi vista hasta ella para preguntarle una sola vez. -¿Tienes curiosidad?- Claro, no esperaba palabras pero si tal vez algún movimiento o expresión que lo indicara. Si, seguía en mi ilusa esperanza.

Lastima, mi cabeza ahora tenia tantas dudas. Lastima, habían tantas cosas por preguntarle. Lo único bueno es que ahora tenia por seguro que ella era más que capaz de mostrarme cada secreto oculto en la inmensidad de Las Noches.[/color]

Volver arriba Ir abajo

Re: The pretender |Alaxel|

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.