Staff
Afiliados
Foros Hermanos
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro
Directorios y Otros

Revelaciones.

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Revelaciones.

Mensaje por Alfabica el Miér Ene 11, 2017 12:27 am

avatar
Mensajes : 288
Fecha de inscripción : 12/08/2016
Ver perfil de usuario
Más allá de los acontecimientos que sucederían a continuación su figura haría acto de presencia en las inmediaciones de la Cuarta División, esta vez no seria una herida lo que justificaría su llegada. Se trataba de trabajo, cierto deber que yacía implícito en su cargo como Capitán de la Segunda División. Llego luciendo su parsimonia habitual, encarando a todo aquel que lo mirase con una inexpresiva seriedad, la fresca noche sobre el cielo lindante al Seireitei, reparar en aquello lo hizo repasar nuevamente la situación conforme su paso continuaba constante en una dirección aun indeterminada pero directa en el interior del recinto,  fue el preciso instante en que, por una pequeña fracción de segundos, logró tener contacto visual por primera vez con ella. Una Mariposa infernal un tanto peculiar revolotearía como otras muchas de su tipo por todo el Seireitei desperdigando un mensaje entre todos sus habitantes, entre ellas, una de las tantas se encontraría con el Capitán de cabellos azules que respondería al llamado inmediato; motivado quizás por cierto "asunto" el cual, no le concernía directamente como Capitán de su división sino por su otro cargo como Comandante de Omnisitukido, ""La capitana Lana Carey ha sido capturada en sus ropas de dormir por sus propios oficiales al tratar de sobornar/acosar/evitar la noticia del ascenso de su teniente. El encargado de las noticias por suerte no ha sufrido daños físicos salvo su integridad psicológica por las duras palabras de la superior. Nuestras fuentes nos informan que se le ha confiscado su colección de té hasta nuevo aviso, por lo que aquellos que asistirían a su acostumbrada fiesta de té en los jardines del cuarto escuadrón se les avisa que estará suspendida.".

La naturaleza del mensaje podría ser tomada y sintetizada por cada quien de forma diferente, para el se trataba de una alerta dado el individuo en cuestión. Su ascenso habría venido con algo mas que un pulcro haori, informes previos del Escuadrón de Operaciones Especiales, objetivos y personajes de interés para su jurisdicción eran asuntos que ahora le concernían, asuntos que debía administrar y sobrellevar mientras conservase su Capitanía. Los datos sobre ella no eran vagos sin embargo, mucha informacion estaba dividida entre los Escuadrones Doce y Dos. Aun así lo realmente interesante y lo que realmente arrojo esa señal de alerta ya había previamente leído y analizado en varios informes acerca del "comportamiento peligroso" que podría inquirir la susodicha, uno que en el pasado habría cobrado las vidas de varios segadores de almas, y uno que habría causado mucha controversia en los escuadrones de Protección y en la Camara de los 46. Mucho habría pasado cuando el ni siquiera habría pensado en volverse un Shinigami, sin duda habría tenido mejores referencias de haber sido testigo ocular, aun así Alfabica estuvo atento, dispuesto a detener cualquier nuevo incidente, mucho ya habría sido olvidado por la Sociedad de Almas y así debía mantenerse. Apenas hubo llegado algunos efectivos de la Cuarta División lo guiaron a una habitación contigua ridículamente asegurada por un marco de acero, su interior estaba bien iluminado pero completamente vació a excepción de la figura de una mujer portadora de una cabellera negra que rivalizaba en volumen a la suya propia. Quizás estaba subestimando la situación, mas prefería eso a sobrestimar esa llamada de alerta que sintió cuando dicho mensaje llego a sus oídos. Su atención se había disparado a todos lados, tanto en su visión como en su radar espiritual mientras la observaba en silencio. La puerta se cerraría tras de si y sus guías se perderían entre los pasillos adyacentes.

Simplemente, permaneció inmóvil. Siendo testigo ocular de todo lo que hubiese ocurrido con absoluta claridad. Dicha medida de confinamiento ya había sido prevista si dicha segadora presentara algún episodio psicológico fuerte como medida, fuese Capitana o no la medida debía ser tomada aun si debía ser llevada a cabo a la fuerza, aun así ambos compartieron por varios segundos la moción, el silencio sepulcral que le siguió, por un ínfimo instante. Tal fue su abstracción de la realidad cual vívido sueño, que rememoro los informes que habría leído y releído en su primer día como Capitán hace ya varios días, aun así fue como si el reloj que yacía empotrado en la pared volviera a rodar en su infinito camino luego de una breve pausa. La escena recuperó su dinámica, al igual que su sonido. Parpadeó una vez y rompió el silencio.-
Capitana Carey, me alegro de que no haya perdido el control esta vez.- Suspiro aliviado.- Sus oficiales son más eficientes de lo que ya tenia en cuenta...-dijo para sí, fascinado por lo bien que habían contenido la situación. Su tono era tranquilo, al igual que su respiración. No mostraba ningún indicio de estrés ni agitación. Toda una imagen que quería imponer ante la Capitana que recién en esta oportunidad tenia el placer de conocer.- Soy Alfabica, del Segundo Escuadrón.- El haori ponía de manifiesto su cargo por lo que no reparo hacer mención del susodicho, entrego luego el derecho de palabra, atento a cualquier cosa que la pelinegra tuviese que decir.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Hablo // Pienso // Zampakutoh

Volver arriba Ir abajo

Re: Revelaciones.

Mensaje por Lana Carey el Miér Ene 11, 2017 1:37 am

avatar
Lana Carey
Capitana de la 4ta División
Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Localización : Gotei 13
Ver perfil de usuario
La elegante dama aguardaba sentada tranquilamente con ambas manos en su regazo en una de las salas que la solían confinar cuando perdía sus estribos . No había ventana en la cual podía consumir su tiempo admirando el cielo o algo mucho más interesante que las cuatro paredes frías que la custodiaban, ¿Qué hizo exactamente para terminar en ese lugar? Se preguntaba una y otra vez desde que sus oficiales la atraparon tratando de suprimir la noticia de que su teniente ascendía a capitán, ¿Acaso debió matar al shinigami cuando tuvo la oportunidad? Apretó sus labios tratando de olvidar el hecho de que salió descalza y en la pijama occidental que uno de sus conocidos trajo para ella como un regalo de buena fe, ¿Como podría haber siquiera pensado cambiar sus ropajes cuando perdía a su teniente? La frustración cerraba su garganta. No hace mucho ella le salvo el pellejo intercediendo contra el líder de los quincys en el mundo humano arriesgándose a no solo perder el control, sino ganarse un castigo, ¿Así era como su estupido noble le pagaba? Quería bufar una risa sarcástica. Sus nudillos vibraban por golpear su perfecto rostro hasta quedar saciada. ¿Quien se creía el?

- Taicho-sama, han anunciado que el capitán del segundo escuadrón - le informó al otro lado de la puerta la mujer que la vio renacer desde que despertó de la cápsula - Creo que es por eso que la tienen aquí, ¿Está usted bien? Hora esta caminando nervioso frente a su despacho desde que la trajimos a rastras... - chasqueó ruidosamente su lengua y abrió de golpe la rendija que permitía ver hacia la habitación. Sus ojos arrugados aparecieron con un brillo de sermón y preocupación, para ella su capitana era una hija de la cual estaba orgullosa. Verla allí sentada como una muñeca vacía provocaba que sus sentidos maternales florecieran en su piel. - De todo lo que pudiste haber hecho, ¿Por qué hiciste tal cosa? Enserio - masculló enojada.

- Fue lo primero que se me ocurrió, Usagi-san - respondió rapidamente - debía hacer algo.

- ¿Lo primero que se te ocurrió? - replicó - ¿No será que estuviste leyendo esa novela...? - el silencio fue la unica respuesta que la capitana pudo dar. La atrapó completamente, ¿Qué podría hacer en contra de esa vieja mujer? La historia trataba de una jovencita que detuvo un rumor perjudicial al interceptar los medios de comunicación, al momento creyó que era buena idea imitarla pero solo se quedó con ganas de romperle el cuello a ese hombre tenaz. "Usted no puede interferir con los anuncios oficiales, capitana" Recordó ardida, esperaba que sus caminos se cruzaran por su escuadrón y poder tomar venganza lentamente con sus prototipos. - AISH. - cerró la rendija con un golpe seco - juro que a veces es como si el nunca se hubiese ido - escupió yéndose del pasillo con las manos en su espalda reteniendose a sí misma de darle regaño más doloroso que simplemente su juego de té confiscado.

Hasta que el completo silencio no se volvió asentar a su alrededor no se permitió suspirar cansada. ¿En que estaba pensando? Restregó su pulgar contra el dorso de su mano contraria en un gesto casi de auto consuelo. ¿Por qué no se limitó en votar en contra de su ascenso? ¡Ah si! No le permitían votar en ese caso. Sus cejas bajaron al igual que sus parpados. ¿Qué haría cuando el idiota supiera de su accidente? Si su sentido no le fallaba todavía era muy temprano por la madrugada y el no salía de la mansión hasta que el primer rayo del sol acariciara los tejados. Ademas, las mariposas de Corazón de Alma no estaban suscritas a la residencia Akigahama...

Lo suscribiste la ultima vez que fuiste.


Le recordó una pequeña voz en su oído haciendo que su corazón se detuviera. Ella lo obligó a apreciar el buen arte de los chismes y rumores, lo suscribió como tarea para el hogar para así hablarlo mientras terminaban los informes en la oficina. ¿En que estaba pensando? Se quiso cortar la lengua con el bisturí y coser los labios. ¿Como era que todo le salía tan mal? Su antiguo capitán solía decirle que siguiera sus instintos y eso hizo. ¿Es que el se equivocaba? La puerta se volvió abrir dejando entrar a uno de los hombres más hermosos de la sociedad de almas, el capitán de la segunda división. Sus mujeres estaban un poco obsesionadas con el, decían que era tan hermoso que daba hasta dolor verlo y que a menudo peleaban por quien iba a entregar los informes de rendimiento físico a dicho escuadrón. Lana solo veía a una mujer en ropa de hombre, algo contradictorio porque su prometido tenía ciertos rasgos similares.

- omo, Somos el cuarto escuadrón, nos adaptamos y respondemos a la situación. - aguardó un momento de silencio tratando de recordar como se hacía un gesto orgulloso, sus oficiales por más que a veces sean un dolor en el trasero siempre lograban hacerla sentir orgullosa - Se quien es usted, capitán. Controlo las fichas medicas de todos los capitanes, es mi deber saberlo todo sobre usted... así como veo que se leyó mi historial. No todos tienen acceso a esa información, quisiera mantenerlo tal y como está.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Taicho:

Volver arriba Ir abajo

Re: Revelaciones.

Mensaje por Alfabica el Jue Ene 12, 2017 2:52 am

avatar
Mensajes : 288
Fecha de inscripción : 12/08/2016
Ver perfil de usuario
Se encontraba en completa paz, sus músculos completamente relajados y su mente completamente en blanco denotaban una sola cosa, falsa alarma. Durante años las cosas se habrían mantenido tranquilas con el asunto que ligaba a aquella mujer con su división, y debía admitir que aveces tenia no poder responder a tiempo a cualquier incidente que se suscitase. Aquella tranquilidad seria realzada cuando por fin su grácil tono de voz rompió el silencio de la habitación nuevamente, Alfabica la escucharía con atención, inexpresivo, encarandola con su semblante característico, varios pensamientos tuvieron lugar justo al final de su oración, era claro que ambos debían tener una importante conversación. Se tomo la libertad de ponerse cómodo, apoyándose de la pared que yacía al lado del reforzado umbral conforme respiraba y pausadamente el aire se expulsó de sus pulmones al mismo tiempo que se cruzo de brazos en una posición de lo más ortodoxa, cerro los ojos como encarando de frente sus ideas, preparando una oración digna para la Capitana. Abrió los ojos lentamente y se mantuvo ahí mirándola de manera que sus orbes oculares se encontraran, estuvo ahí  durante varios segundos sin quebrantar su semblante. Sus pensamientos recorrían ida y vuelta tan delicado asunto, si bien una falsa alarma como aquella estaba prevista, no era propio de Alfabica simplemente dejarlo sin mas, a el le gustaba tratar las cosas desde la raíz. Paulatinamente fue cambiando su posición deformándola solo un poco.- Le puedo asegurar que el que se filtre toda esa informacion es el menor de sus problemas.- Dijo primeramente con un tono bastante seguro e irreprochable.

Se encontraba parado completamente inerte, en ningún momento rompería el contacto visual, la conversación le invitaba a saber un poco mas acerca de ella, mucho de los expedientes acerca de su persona eran de máximo secreto, aun así; estos en muchos sentidos eran vagos, algunos aspectos desde su despertar de la capsula y mas allá eran informacion clasificada del doceavo escuadrón que incluso a el le costaría obtener, no estaba para protocolo y papeleo, tenia a la susodicha a escasos metros de distancia a la merced de cualquier de su persona por indagar en su pasado, le vendría bien actualizar aquellos viejos expedientes.-
Estoy seguro que no ignora su posición, ni la razón por la cual ha sido momentáneamente confinada a esta habitación y claro... El motivo por el que estoy aquí.- Pasaron varios minutos en los que se dedicó simplemente a observar a la Capitana en silencio.- Desgraciadamente, debo decir que depende netamente de usted que todo aquello se mantenga en la sombra, de lo contrario la situación nos pondría a ambos en una posición en la que no queremos estar.- Se acercó sin titubear uno o dos pasos y bajo la mirada de manera que su foco de visión se mantuviera siempre en la portadora de aquella cabellera negra - Ya hace mucho tiempo que no se registra ningún episodio según mis fuentes... Ha demostrado una gran habilidad en controlar su ímpetu, lamentablemente aun con eso no se confía en usted del todo, cosa que por supuesto es prueba de mi llegada a su Escuadron - Enunció arqueando una ceja, la casualidad era un poco bastante improbable, aunque quién sabía, quizás, aun así dejo claro que no solo era monitoreada y vigilada constantemente, la pronta acción del Segundo Escuadrón era prueba de aquello por lo que yacería implícito en sus palabras.

Sus ojos romperían contacto con la susodicha y acabo por orientar su paso hacia la pared nuevamente, reponiendo la compostura que habría mantenido segundos atrás, no podía decir que estaba totalmente orgulloso de aquella conversación, todo ese protocolo siempre acababa por asquearlo pero quería dejar claras algunas cosas de manera que su primer encuentro fuese nutritivo para ambos, volvería a adornar entonces el escenario con una incógnita latente en su interior, esta vez su tono se suavizo.-
¿Que tanto recuerdas, Lana?.- Lo hizo así, sin pudor alguno, dependería de ella a continuación.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Hablo // Pienso // Zampakutoh

Volver arriba Ir abajo

Re: Revelaciones.

Mensaje por Lana Carey el Jue Ene 12, 2017 3:41 am

avatar
Lana Carey
Capitana de la 4ta División
Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Localización : Gotei 13
Ver perfil de usuario
Lana soltó su aire ásperamente, no se sentía con la paciencia suficiente para tratar con alguien inmiscuyéndose donde no le convenía y mucho menos si este se trataba de un capitán novato. - Me temo que en ningún momento le he dado permiso para llamarme por mi nombre de pila, capitán. Es probable que piense que puede tomarse ese tipo de lujos por ostentar el mismo cargo que yo pero sigo siendo su sempai, muestre respeto. - El respeto entre compañeros fue una de las primeras cosas que le inculcaron durante su rehabilitación al mundo. Pensó sobre aquel día en que ella fue grosera con un capitán conocido por su gusto por castigar a las personas solo porque le nacía y su propio superior tuvo que intervenir a su favor explicando que todavía no se acostumbraba a diferenciar cargos o siquiera hablar bien. Su regaño consistió en una mirada decepcionada que habló más que mil sermones juntos, nunca antes recordó sentirse como una carga para alguien tras haber sido ignorada por su capitán toda esa tarde. El teniente trató de calmarla diciendole que el solo se preocupo de que fuera castigada y que en ese momento el solo estaba canalizando su molestia en llenar los informes que dejaba a ultima hora. - Será mejor que se olvide de este tema una vez que salga por esa puerta sino quiere morir, ¿Me ha entendido? Este tema le compete solo a la camara y al comandante, no a un capitán que se topó con esos registros mientras revisaba los registros - soltó un pequeño bufido - y utilizaba fuentes de información inútiles.

Dos golpes resonaron en la puerta metálica antes de que una voz masculina anunciara un comunicado del comandante abriendo la rendija - Ha sido citada a una reunión con la cámara de los 46 el día de mañana a las doce horas, capitana. - Otro golpe secó resonó en la habitación al mismo tiempo que ella clavaba los ojos en su acompañante. El no tenía idea en lo que se estaba tratando de meter - Considérelo como un consejo, olvide todo lo que leyó o vio durante su investigación.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Taicho:

Volver arriba Ir abajo

Re: Revelaciones.

Mensaje por Alfabica el Jue Ene 12, 2017 4:30 am

avatar
Mensajes : 288
Fecha de inscripción : 12/08/2016
Ver perfil de usuario
Aquella noche tan particular parecía volverse más y más retorcida a cada segundo que pasaba, aquello no fue realmente notorio hasta que la Capitana rompió el silencio dejando entrever una personalidad afilada, mucho mas hostil seria fácil para Alfabica observar que estaba a la defensiva. La escucho con atención como analizándola, atento justo en el momento en que su semblante se quebranto y el hilo de la conversación tuvo un giro de trescientos sesenta grados. Durante un breve instante pensó en simplemente no intervenir, era claro que la Capitana Carey no entendía su situación, no lo había dejado lo suficientemente claro. Aunque pudo percatarse de su advertencia, sintió un claro sentimiento de peligro en torno a aquella mujer, era peligrosa, pero a su vez sensible, todo aquello era imperceptiblemente irradiado por su persona y luego asimilado por Alfabica que la escuchaba en silencio esperando hacerse con el derecho de palabra. En ese instante la lluvia de preguntas e incógnitas que le perseguían dieron un alto y en su lugar una leve pero notoria sonrisa se dibujo poco después le seguirían sus palabras.- Tenia la idea de que eras una mujer orgullosa, veo que no me equivoque, de cualquier manera eres tu la que no comprende la situación.- Era un Capitán novato que le hablaba con gran confianza y prepotencia, si bien el gesto de su interlocutora no le afecto, no se lo esperaba pero poco conocía a aquella mujer por lo que su reacción siempre estuvo de manos del azar, aun asi sus palabras demostraban de que se trataba de un individuo a tener en consideración.- Usted no puede matarme Capitana, de echo... Si usted fuese capaz de atentar contra otro Capitán ya se me habría ordenado darle prisión perpetua. Se muy bien que no puede utilizar su Zampakutoh y como puede ver... .- Hablo con algo mas de seriedad, intentando hacer chocar ambas impetudes, en el proceso desplegó su holgado haori abriéndolo revelando que ni siquiera traía su Zampakutoh consigo.- Yo no necesito la mía en su presencia.

Los labios del peliazul se curvaron un poco forzando un poco mas aquella sonrisa mientras seguía a la pelinegra con la vista y al mismo tiempo escuchaba las palabras del enviado por la Camara de los 46. Alfabica respiro borrando aquel semblante y recalcando su habitual al momento de entrar en la reforzada habitación, la Capitana habría demostrado ya que no estaba para juegos y le demostraría el mismo profesionalismo.- En este momento soy su carcelero. En el Sereitei, o en la Guarida de Gusano, afortunadamente para usted puede elegir el donde me quiere, deberá borrarme de la faz de la tierra, algo bastante practico para una Ex-Miembro de Omnisitukido. Pero tenga cuidado.... Pues debe saber que para la Camara de los 46 ningún Shinigami es imprescindible-. Suspiro aclarando la mirada con dos fugaces parpadeos simultáneos, un sentimiento extraño le inundaría luego, no le gustaba desconocer las situaciones en las que se encontraba y ésta era uno de esos clásicos momentos, solo podía seguir su instinto y el protocolo que tendria predeterminado para estos casos.- Ah, se me olvidaba.. estoy autorizado para escoltarla a su reunión con el concilio a la hora pautada.-. El ambiente parecía tenso, hostil, no había motivo alguno para estar a la defensiva pero aun así la Capitana se habría decantado por dicha reacción.- La Capitana Comandante es incapaz en estos momentos de tratar con su caso, le competerá al Comandante de Omnisitukido, velar e informar de que este asunto se lleve acabo hasta que ella pueda volver nuevamente a ejercer a plenitud sus facultades - Ni siquiera la miraría, simplemente se giro, atendiendo a la persona del otro lado de la reforzada puerta desplegando la mínima ventanilla e indicándole con la mirada que el mensaje habría sido recibido luego respiro antes de volver la mirada a su acompañante, esta vez; de manera tajante.- Espero que le haya quedado claro.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Hablo // Pienso // Zampakutoh

Volver arriba Ir abajo

Re: Revelaciones.

Mensaje por Lana Carey el Jue Ene 12, 2017 4:24 pm

avatar
Lana Carey
Capitana de la 4ta División
Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Localización : Gotei 13
Ver perfil de usuario
Como lo esperaba, el novato no solo hizo caso omiso a su advertencia sino que prosiguió con el tema nombrándose como su carcelero. Tuvo ganas de levantarse de la silla y escribirle con su bisturí la palabra "Imbecil" en toda la frente. - ¿Quién ha dicho que yo lo mataré, capitán? - Dijo antes de estallar en pequeñas risas ocultas tras el dorso de su mano, ¿Acaso han puesto a otro Sataji como capitán? Trató de calmarse mordiendose la lengua pero eran inevitable, ¿Prisión perpetua? ¿El menor de sus males? - Capitán, lo creí de más luces. Ya estoy en mi prisión perpetua... oh y no sé de donde saca usted que yo tengo mi zanpakutoh, nunca tuve uno... no lo necesitaría si quisiera para matarlo matarlo. - Tomo una pausa para acomodarse el abrigo que le proporcionaron para cubrir su pijama de estrellas verdes mientras era regañada - ¿Ex-Miembro de Omnisitukido? Pare de hablar capitán - se arregló la manga intentando que desaparecieran las arugas que se untaban alrededor de su muñeca - la cámara no se deshará de mi, son los primeros en repetírmelo cada vez que tienen la oportunidad. Se han dado cuenta que soy más valiosa como titere que muerta. Antes de que se me pase - se inclino un poco hacia el como si e fuera aa decir algo en modo confidente - Ya tengo un carcelero, usted solo estorbará en su tarea. El comandante lo sabe, total, fue el quien se acaba de llevar mi juego de té...

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Taicho:

Volver arriba Ir abajo

Re: Revelaciones.

Mensaje por Alfabica el Jue Ene 12, 2017 6:35 pm

avatar
Mensajes : 288
Fecha de inscripción : 12/08/2016
Ver perfil de usuario
A decir verdad, Alfabica se había imaginado una vasta cantidad de escenarios posibles incluidos aquellos en los que la Capitana Carey lo recibiera ambiguamente con tanta brusquedad, y la reacción del hombre siempre fue justo la que se hubiera esperado. Era claro que aún no acababa de entenderle cosa que hizo que recuperase la compostura y aprovechase la escasa distancia entre ellos para traspasarla frontalmente con su mirada.- No terminas de entenderlo Lana y no pienso volver a repetirlo.- Por un momento pensó que tendría que llegar a su punto de una manera más radical, bastas eran las maneras dentro del manual del Escuadrón de Operaciones Especiales para hacer entender a un individuo sin embargo cedió ante una pequeña pausa de silencio e incertidumbre.- De ahora en más, y hasta que la Comandante Aisa vuelva al ejercicio de sus funciones, soy tu carcelero.-  Afortunadamente para su interlocutora, no se mostraron actitudes hostiles, sino todo lo contrario: La férrea terquedad de la Capitana del Cuarto era como un libro abierto para el.- Eres perfectamente consciente de tu posición en la Sociedad de Almas, pero no de tu situación.- Sentencio sin piedad haciendo caso omiso a toda su retórica, no sería fácil para ella entender el nuevo orden de las cosas, intento no parecer un lunático al lanzar palabras de manera tan prepotente y su semblante se encargaría de hacérselo saber, impasible, mirando sin piedad alguna a la reclusa.- En este momento disfrutas de ciertas libertades únicamente por tu posición y habilidades. Pronto saldrás de aquí y continuaras con tus labores normales, pero ese es solo el bálsamo, la ilusión que te ha dado la Cámara para que no vuelvas a ceder ante la locura que de por si te precede, fácilmente serias obligada a servir a la cámara con tus elogiados poderes aunque no quisieras, como has dicho eres más útil viva que muerta aun así, has olvidado algo muy importante y es que Omnisitukido se maneja bajo otros dictámenes…Unos que van mucho mas alla de la idea de gobierno que se le plantea al Seireitei- Respiro temiendo que lo anteriormente dicho fuese un exceso de palabras, quería que la Capitana Carey asimilara lo previo antes de continuar y lo haría, inquiriendo un gesto similar al de ella por medio de un susurro que solo ella sería capaz de escuchar.

Estamos preparados para eliminarte si simplemente ignoras esta nueva orden-.Por supuesto, no se sentía muy a gusto pero debía actuar con extremo profesionalismo.- Quizás estés acostumbrada a salirte con la tuya luego de todos estos años sempai.. .- Demostraría un poco de la confianza y arrogancia que recién había aprendido de su análisis de la susodicha.- Pero esta vez no te hablo como tu igual, sino como el Comandante de Omnisitukido.-. Se limitó a conservar un diálogo diplomático, al menos por el momento-. No volveré a repetirlo, Lana Carey, nos vemos a la hora pautada en los edificios de la Cámara.- Se alejó abriendo el cerrojo de la puerta reforzada, permaneció allí escasos segundos antes de irse, no sin antes enunciar una última oración y esperar que la misma fuese captada por la susodicha antes de partir, dejándole en claro con esto que no tenía más opción que aclimatarse.- Es una orden.

((Posteas y abres tu del otro lado mi amoour :3))

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Hablo // Pienso // Zampakutoh

Volver arriba Ir abajo

Re: Revelaciones.

Mensaje por Shu'yu Akigahama el Jue Ene 19, 2017 2:58 am

avatar
Shu'yu Akigahama
Capitán Comandante
Mensajes : 1232
Fecha de inscripción : 17/09/2016
Edad : 20
Ver perfil de usuario
Una figura avanzaba a paso furioso, con una mano en el mango de su espada y en la otra un papel arrugado con furia. Sus pisadas resonaban con eco en la estructura de la Cámara de los 46. Los guardias no osaban interponerse en su camino, la mirada del noble que avanzaba hacia ellos les gritaba que se apartaban y sabian que los nobles no eran personas con las que se podia tratar facilmente. Las puertas de la sala se abrieron con furia, las miradas de los ancianos se figaron en el ya Ex-Teniente de la 4ta División, el papel desarrugandose sonó y la voz llena de cólera del Líder de los Akigahama retumbo - ¡¿Que significa esto?! - Le habia llegado la carta de retiro de su juridisticción de sus derechos como carcelero de Lana Carey ¿Porqué la Cámara habia tomado la irresponsable decisión de que romper aquel acuerdo de palabra que habian pactado hacia unos meses?

Una voz anciana trato de responder a sus palabras - Señor Akigaha... - pero fue interrumpido inmediatamente - Cuento con el apoyo de la Familia Yukimura y la Familia Hatoyama, si no respetan nuestro acuerdo me encargaré de tomar yo mismo el control del Seireitei - en su mirada se veia decisión, la Cámara de los 46 seria incapaz de pelear contra las 3 familias nobles y sus ejércitos, el Gotei 13 no estaba preparado para eso y más aun luego de perder a un capitan y quien sabe cuantos más soldados... - Lamentamos este malentendido - una debil voz adulta sonó de uno de los sabios. Se habian arrepentido, habia sido una mala decisión retar a Akigahama de esta manera tan repentina y absurda. Murmuros entre algunos ancianos comenzaron a oirse de fondo, planeaban retomar el antiguo plan que tenian, más lento pero seguramente más efectivo, despues de todo levantar un conflicto a gran escala era una tonteria.

- Exijo un pacto escrito y firmado por toda la Cámara, quiero tener el derecho inexpugnable sobre Lana Carey - Dudaron un momento pero no tenian nada que hacer, debian acceder ante el demandate noble, ya lo harian morder el polvo, de una manera mucho más sileciosa y agradable, al estilo de los conflictos en la nobleza. Akigahama recibió su documento y caminó raudo y veloz hacia la 4ta División, encontrandose al Capitán Alfabica de la 2da División y a su prometida saliendo del lugar. Sus ojos rojos se fijaron en el peliclaro primeramente y luego en su prometida.

- Capitán Alfabica, es innecesario que escolte a la Capitana Carey hacia la Cámara de los 46 - levantó el pergamino con el tratado - me han devuelto el derecho como su carcelero, y esta vez con el caracter de inexpugnable - se sentia cierta agresividad en la voz de Akigahama, generalmente trataba a todo el mundo con respeto, pero aquella situación habia rebasado los limites de su paciencia. Ocultó el tratado entre sus ropajes nobles y miró a su prometida, calmandose un poco. El Capitán Alfabica debia entregarle a su prisionera, despues de todo la Cámara estaba por encima de incluso su Titulo como Líder del Onmitsukidö - Dicen que sienten el malentendido y que la orden fue un error -

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________



Hablo [#6060BF] / Pienso [#8080FF] / Shigarasu [#404080] / NPC's



[Clic en la firma para ir a la ficha]

Volver arriba Ir abajo

Re: Revelaciones.

Mensaje por Vincent Nightray el Jue Ene 19, 2017 4:47 am

avatar
Vincent Nightray
Capitán de la 13va División
Mensajes : 158
Fecha de inscripción : 31/12/2016
Localización : Recintos de la 13va Division
Ver perfil de usuario
Aun los rumores mas discretos pueden llegar a oídos ajenos, el poder de la información solo era obtenible bajo el control de variados medios informativos, la fuerza no se encontraba en la magnitud de lo escuchado si no en la cantidad de personas que tuvieran dominio sobre aquella información. Su veracidad e impacto era determinado por aquel que pudiera usarla a su favor, el manipular aquellos trozos de historia y eventos polémicos era uno de los grandes placeres de la familia Nightray. Por años habían dedicado sus habilidades y conocimientos en la aplicaron de los mismos, logrando así extender sus redes informativas. La entrada de un iracundo hombre era sin duda una jugosa curiosidad que respondería muchas de las preguntas que me hacia con respecto al joven Akigahara

Aquel día la suerte estaba a favor del joven de cabellos claros. Habiendo movido grandes influencias había conseguido cobrar un pequeño favor para poder tener absceso a la biblioteca en la edificación de la cámara. Tras haber concluido con la recolecta de información que necesitaba se disponía a salir cuando a lo lejos observo al noble de cabellos blancos pasar con algo de prisa, la expresión de su rostro no era la que hubiera visto anteriormente en aquel sujeto. "Como hubiera querido sacarle ese rostro antes" No me perdería aquello sin dudas, con nuestro ultimo encuentro las cosas habían quedado un poco inconclusas y tal vez si le seguía respondería algunas dudas.

Al entrar en la cámara trato de llamar la atención lo menos posible, a cada guardia que lo veía le indico con un gesto que mantuvieran silencio. Aprovechando que la atención se encontraba en el jefe de la familia Akigahara logre acercarme lo suficiente para presenciar una entretenida escena,"Vaya vaya, con que esto era lo que no querías contar". Con ello algunas cosas me quedaban en claro mientras que otras dudas nacían. Aquello me haría considerar nuevamente el verdadero estado en el que se encontraba el Seiretei, así que por el momento decidí salir antes de la partida del joven Shu`yu.

El día aun parecía prometer, debía intentar obtener alguna otra pieza de todo aquello. ¿Planeaba tomar una acción contra la cámara? Era mas que evidente que no dejarían que un noble los dejara de tal forma, conocía alguna que otra información de la cámara y podría prever algún posible futuro. "La paz en la sociedad de almas no parece que vaya a durar tanto." Con una sonrisa decidí seguir los pasos del enfurecido noble, quizás encararlo en ese estado podría revelar mas de su verdadero ser. Lo seguí a buen paso, manteniendo una distancia lo suficiente aceptable como para alegar un casual encuentro, aunque aquello no seria mas que un chiste de mala gana para alguien con aquel rostro. Pronto nos encontramos delante de la entrada de la cuarta división, la diversión aumento tras la sorpresa de la presencia de un conocido "Alfabica-san, otra coincidencia". mientras observaba a lo lejos el cruce entre aquellos dos un tercer participante capto mi atención, una mujer de negra cabellera a quien veía por primera vez. A pesar de no haberla podido conocer cuando se adentro en las instalaciones de su división por las descripciones que había recolectado ese día podía deducir con exactitud que se trataba de la capitana Lana Carey.

No era el mas cercano a el, pero por viejos encuentros podría hacerse una idea de la personalidad del capitán de la segunda división, sabia que aquel choque de personalidades crearía una tensión palpable y como siempre debía participar en algo como aquello. Sin tomar mucho para pensar me adentre en el escenario interrumpiendo el ferviente acto. -Are, ¿interrumpo algo?- Ya había visto algo de las habilidades del peliazul por lo que posiblemente estaría al tanto de mi presencia aun reduciendo mi reishi al mínimo, aun así sentía que me relacionaba bien con su forma de ser, tenia mi agrado en cambio, Shu`yu aun era un misterio para mi, sus propósitos eran impulsados por amor y deseos de formar una familia. Deseos muy nobles aun para un noble, camine lentamente hasta quedar entre los tres capitanes posando mis ojos en cada uno de ellos hasta para en la capitana del cuarto escuadrón. -Permitame presentarme, soy el nuevo capitán del escuadrón trece, Vincent Nighray.- Disponiéndome a besar su mano en forma de saludo -Al fin logro conocerla, vine hace algunos días pero no la encontré.- Luego gire mi rostro posandome en el peliazul intentando hacerme el desentendido. -Alfa-san, tenemos que dejar de encontrarnos de esta manera. ¿Sucede algo con la capitana?-


Era el turno de Shu`yu, por lo que ahora volteaba a el dedicándole una traviesa sonrisa. -Are are, ¿Te veo un poco, alterado Shu`yu-san, hay algún problema?- Conocía la respuesta a todas mis preguntas, pero como buen jugador de ajedrez. Debes lanzar una buena carnada para hacer caer a tu oponente, mi primer movimiento era sencillo poner mi nombre en el juego y asi poco a poco ser participe de algo grande.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Revelaciones.

Mensaje por Lana Carey el Vie Feb 03, 2017 3:01 am

avatar
Lana Carey
Capitana de la 4ta División
Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Localización : Gotei 13
Ver perfil de usuario
Cerró los ojos contando silenciosamente hasta diez en un intento por controlar sus impulsos violentos contra el hombre de cabellos azulados, ¿Por qué las jovenes almas se empeñaban en poner sus vidas en riesgo? Se rascó la frente con la uña de su dedo indice pensando en que tal vez debería hablar con Aisa, ¿En que demonios estaba pensando al dejar que semejante hombre se hiciera cargo de esas fuerzas especiales? ¿Debería ir hablar con los de la cámara? Quizas si les decía que alguien hurgo entre los archivos prohibidos ellos eliminarían al pequeño parásito. La puerta se abrió dejándolo salir con pasos prepotentes, ¿Como alguien tan impulsivo llegó tan lejos? Se alzó de hombros mentalmente mientras se levantaba de la silla y salía tranquilamente saludando con la cabeza a los guardias apostados a cada lado de la puerta - Perdonen por hacerles perder el tiempo - se cerró un poco más el abrigo - si desean tomar un poco de té y tomar el desayuno antes de irse a reportar pueden pasar por el comedor, digan que van de mi parte.

Subió las escaleras para salir del sótano casi con fastidio en sus pies, solo quería ir a su cuarto y encerrarse porque había perdido dos de sus cosas favoritas. Su teniente y su juego de té. Siguió por el pasillo que daba a la entrada de su escuadrón inmersa en sus pensamientos hasta que una voz sumamente familiar llenó el silencio de la madrugada haciendo que mujer se detuviera frunciendo el ceño. ¿Qué clase de alboroto era ese a esta hora? Se acercó hasta el umbral de la división encontrándose con que su teniente peleaba verbalmente con el imbécil que la amenazó y con otro nuevo capitán.

- ¿Qué demonios es esto? - su voz tranquila cortó cualquier argumento que estuvieran compartiendo y su poder se liberó encargándose de que no fueran capaz de emitir una sola palabra en su presencia. - No admitiré esta clase de insulto en mi escuadrón, capitanes. No jueguen con mi paciencia. Y Alfabica-sama, esta será la ultima vez que me amenaza o me da ordenes... la próxima vez no seré condescendiente con usted. - Dejó al mínimo la presión de su poder mostrando una de sus sonrisas falsas en su rostro inexpresivo - Ahora si es tan amable, váyase de mi escuadrón y haga lo posible por no volver. Akigahama-san... tampoco quiero verlo en este momento, solo el capitán Vincent es bienvenido a tomar una taza de té.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Taicho:

Volver arriba Ir abajo

Re: Revelaciones.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.