Staff
Últimos temas
» Conflicts in the Gotei 13 II [Priv. Elijah] [2019]
Hoy a las 3:09 am por Shu'yu Akigahama

» Moonday of Work [Priv. Hood] [2019]
Jue Sep 21, 2017 7:45 pm por Jeani Dorbbeis

» Baja de Actividad
Jue Sep 21, 2017 1:24 am por Shu'yu Akigahama

» Baja de Actividad
Jue Sep 21, 2017 1:23 am por Shu'yu Akigahama

» Never judge a book by its cover [Priv-Sonia 2019]
Miér Sep 20, 2017 5:46 pm por Elijah Dankworth

» Esto es una cita ¿verdad? [Priv. Sortiara - 2018]
Miér Sep 20, 2017 2:01 pm por Sortiara Blackburn

» Flames and Wolf [Priv. Mercedes] [2019]
Mar Sep 19, 2017 8:07 pm por Jeani Dorbbeis

» Homecomming [Social] [2019]
Mar Sep 19, 2017 4:42 pm por Elijah Dankworth

» Un grato reencuentro [Priv. Mercedes - 2019]
Mar Sep 19, 2017 2:43 am por Natsu Toujou

» Registro de Avatares
Lun Sep 18, 2017 1:57 pm por Isane Mikamiya

» The Captain and the Spring Flower [2018] [Priv. Yui]
Sáb Sep 16, 2017 6:35 pm por Shu'yu Akigahama

» Despedidas
Sáb Sep 16, 2017 6:30 pm por Shu'yu Akigahama

» Reflections of Love II [2018] [Monólogo]
Sáb Sep 16, 2017 5:40 pm por Shu'yu Akigahama

» Bueno...pues busco tema
Jue Sep 14, 2017 8:37 pm por Mercedes

» Visita a la Familia [Priv. Natsu - 2019]
Jue Sep 14, 2017 5:34 pm por Natsu Toujou

Afiliados
Foros Hermanos
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro
Directorios y Otros

Prelude 1. Return. [Privado. Rosa]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Prelude 1. Return. [Privado. Rosa]

Mensaje por Elijah Dankworth el Lun Feb 06, 2017 1:43 pm

avatar
Elijah Dankworth
Capitán de la 2da División
Mensajes : 397
Fecha de inscripción : 25/10/2015
Edad : 22
Localización : Gotei 13
Ver perfil de usuario
Soledad. Elijah no podía dejar de sentir aquel vació tan particular desde que había regresado de su amnesia temporal. Parecía una exageración desde el punto de vista del Vizard pero sentía como si las cosas no fueran iguales desde que Rosa había desaparecido. El grandote intentaba con todas sus fuerzas no pensar en ella todo el tiempo pero había algo en el ambiente que siempre le traía devuelta su imagen, era como si todo le dijera que no podía permitirse olvidarla ni siquiera por un segundo. En su camino hacia la tienda de Rosa -la cual mantenía abierta y funcionando…Elijah vendía los pasteles con la vieja receta que la pelirrosa le había enseñado-  las personas parecían vacías como él, las flores no eran de los colores que él recordaba, incluso la tienda era mucho menos radiante sin la figura tan particular que solía esparcir felicidad por todos lados. El Vizard se movía en su Gigai modificado que le permitía hacer las cosas de las que su prometida generalmente se encargaba antes de la apertura. Ordenó todos los productos que había horneado hacía algunas horas, antes de retirarse a regar las plantas de la enorme casa de Rosa. Se había encargado de todas aquellas cosas sin que nadie lo pudiera ver.  

Se puso aquel taje que Rosa le había regalado, si bien todavía odiaba los colores tan llamativos y brillantes, era la única forma de tenerla presente cuando hacía todas esas pequeñas cosas que le partían el corazón de a poco. La tienda abría y las personas comenzaban a ingresar desesperadas por los pasteles del local más delicioso de la ciudad. Todos los clientes preguntaban ¿Dónde está la chica simpática? Incluso cuando Elijah hacía el mayor de sus esfuerzos para ser social y correcto. Incluso los humanos extrañaban a la ex capitana desaparecida.  Los artículos no duraron mucho sobre las estanterías de la tienda, las personas arrasaban y el negocio de Rosa seguía creciendo incluso en su ausencia. Se dispuso a cerrar dejando todo en perfecto estado. Su mirada parecía perdida en la absoluta nada, estaba completamente ausente.  

En su camino sus pasos se hacían cada vez más lentos hasta detenerse por completo en medio de un claro del bosque. Elijah se dejó caer sobre sus rodillas mientras no pensaba absolutamente nada. Dio un golpe a una roca quebrándola en cientos de pedazos al instante. -¿Dónde estás Rosa?-  sus palabras le dejaron por un segundo en el pasado cuando recordó que todavía tenía los anillos escondidos en la casa. Sobre aquel bosque se liberó una enorme cantidad de presión espiritual en un instante. La misma apareció y se selló casi al instante dejando entender que había sido una pequeña fuga temporal de sus emociones.  Sin embargo una voz resonó en su cabeza, sentía la voz de rosa hablándole. ¿Acaso se estaba volviendo loco? Se puso de pie apoyándose sobre un árbol intentando comprender aquel mensaje que recibía.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

"Bear"

El poder sin límites, es un frenesí que arruina su propia autoridad..


Hablo  Pienso Hollow interno Seijō-ki

Gigai:





Volver arriba Ir abajo

Re: Prelude 1. Return. [Privado. Rosa]

Mensaje por Rosa Nakahara el Jue Feb 09, 2017 12:38 pm

avatar
Mensajes : 227
Fecha de inscripción : 09/10/2015
Edad : 22
Ver perfil de usuario
Los minutos se hacían eternos en aquel paisaje de árboles y hojas dando vueltas, flotando, siendo llevadas por la mano invisible del viento. El canto de las aves fue interrumpido bruscamente por un llanto espectral, desde el cielo una grieta rojiza se abrió camino, un lamento descendió sobre la ciudad mientras esta se hacía más y más grande. Finalmente se abrió por completo, un remolino rojo, similar a una herida abierta se dibujó en el cielo dejando paso a una figura encapuchada que descendió a gran velocidad. Estaba cayendo, realmente parecía desplomarse sobre la ciudad, la grieta se cerró de inmediato ante la salida de aquella figura.

Parecía un punto negro que cada vez adquiría mayor velocidad, en cuestión de segundos se desplomó completamente en medio de aquel bosque. El impacto hizo temblar los alrededores, mientras una gran nube de polvo se desplazó cubriendo el lugar aledaño. -¿Es que siempre me dejas estos aterrizajes?- comentó una voz fría, helada, gélida como el glaciar más aislado. La figura comenzó a emerger desde el polvo y la tierra, portaba un abrigo negro que cubría todo su cuerpo, desde su capucha solo se llegaban a ver unos mechones rosados que caían levemente.

Se sacudió y pareció moverse a paso seguro, tratando de identificar el lugar de su caída. Observó a quién parecía haber estado esperando algún tipo de señal, llevó su mano al abrigo infernal y lo lanzó lejos revelando quién era. Portaba un uniforme shinigami, desgastado, con un hakama que colgaba de su hombro izquierdo completamente desgarrado. Llegaba a verse el símbolo de la onceava división, sin embargo, era evidente que no era el traje de aquella mujer. Estaba hecho para un hombre, y ciertas partes eran más pequeñas o más grandes para el cuerpo que ahora lo vestía.

La piel pálida de la pelirosa estaba cubierta de heridas, algunas más graves que otras, pero ella no parecía darle demasiada importancia al detalle. Estiró sus brazos al cielo para luego crujir sus nudillos, mientras que su cabeza comenzó unos movimientos circulares que hicieron sonar su cuello. Su cabello pareció recuperar un aspecto esponjado en cuestión de segundos, y sus ojos azules se llenaron de vida. -Oh, no creí que alguien sería tan amable de esperarme, ¡Que felicidad!- declaró emocionada mientras se dirigía al joven recostado sobre el árbol como un huracán a gran velocidad, sus heridas apenas le afectaban al desplazarse.

-Me llamo Rosa, Rosa Nakahara, he estado ausente, ¿Años? ¿Siglos? No logro recordarlo- se presentó alegremente y luego se giró pensativa, aquellos cambios de humor eran particulares en ella. Se llevó un dedo al mentón mientras volvía para ver a los ojos a su acompañante, parecía realmente confundida con lo que acababa de decir. -Veamos...recuerdo que jugué con aquel hollow de cabeza triangular y luego creo que jugué con el que tenía esta ropa... pero eso fue unos días o años después... no recuerdo y luego caigo del cielo... hay algo que me olvido- sus palabras daban giros y remolinos en su mente, solo recordaba el calor de las batallas y los momentos divertidos.

Pensó en preguntarle a Pinka, pero una voz en su cabeza le decía que si ella no recordaba menos lo haría su hollow, había estado ausente y ocupada por tanto tiempo. -¿Qué fecha es hoy?- finalizó cruzando sus brazos y esperando una respuesta. Estaba realmente perdida y de todas sus preocupaciones lo primero era saber en que día estaba pisando la tierra, luego se encargaría de conocer mejor a la otra persona o incluso preguntarle por los vizards ya que sentía su poder latente. Una sonrisa se dibujó en sus labios mientras esperaba, algo en su mente le decía que era alguien importante, pero en aquel momento no podía saber de quién se trataba.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Firmitas:
[center]



Hablo-Pienso-Canto-Hollow Interno-Dōkeshi-Narración

Volver arriba Ir abajo

Re: Prelude 1. Return. [Privado. Rosa]

Mensaje por Elijah Dankworth el Jue Feb 09, 2017 3:01 pm

avatar
Elijah Dankworth
Capitán de la 2da División
Mensajes : 397
Fecha de inscripción : 25/10/2015
Edad : 22
Localización : Gotei 13
Ver perfil de usuario
Permaneció en aquel bosque varios minutos. Aquella voz en su cabeza comenzaba a volverle loco –Si acaso ya no lo estaba- ¿Acaso no era suficiente con recordar a Rosa todo el tiempo que ahora tenía que escucharla? ¿Qué clase de torturador psicópata podría hacerle algo así? Su cuerpo permanecía en silencio mientras aquellas voces comenzaban a tomar forma. Escuchaba sus gritos y sus encantamientos manifestarse como si alguna extraña conexión entre ellos se estuviera reavivando como si… estuviera regresando.  Por un breve instante su mente se dispersó en el aire. Dejó de escuchar incluso hasta su propia voz interior. De repente pudo ver aquella figura desplomarse sobre el suelo no muy lejos de su posición, por alguna extraña razón no pudo mover un solo músculo más que aquellos utilizados para seguir con la mirada.  Por la enorme humareda que levantó aquel cuerpo solo podía decir una cosa, -¿qué?-  No podía entender nada de lo que estaba pasando, era como si toda su capacidad mental hubiese sido absorbida por aquellas voces que se habían silenciado por completo desde la aparición de la grieta roja en el cielo.  El viento se detuvo, incluso los mismos animales se silenciaron. Fue como si todo en el bosque de repente estuviera prestando atención solo a lo que estaba sucediendo en aquel pequeño claro.

No había tenido posibilidad de observar las características del nuevo invitado en el mundo hasta que arrancó su cobertura tan poco reveladora. En el mismísimo instante que pudo ver el haori y el cabello sus ojos se abrieron de par en par y su boca quedó abierta de la sorpresa. Quiso decir cientos de miles de palabras pero no pudo enunciar una sola. Tampoco pudo llorar, gritar o correr a abrazarla. Era como si su propio cuerpo se hubiese paralizado. Sin embargo no tuvo que acercarse porque ella misma fue la que rompió con la distancia colocándose lo bastante cerca como para que sus palabras fueran sentidas con más fuerza. Su corazón comenzó a latir lo suficientemente fuerte como para cargar un camión, y todo eso sin que el enorme idiota pudiera articular una sola palabra. Hasta que la chica se presentó. ¿Amnesia? Fue lo primero que Elijah suspiró para sus interiores, si no le reconocía a él entonces ¿qué le quedaba al pobre vizard que la había esperado? –Rosa, mi nombre es Elijah Dankworth, has estado ausente varios meses…- hizo una breve pausa mientras tragó saliva, no podía contener las ganas de golpear algo con mucha fuerza, ¿frustración? Una muy bien camuflada. En su interior la voz de Farkas se manifestó para hacerle reaccionar. -¿No has pensado que quizás sea como lo que te pasó a ti?…quizás necesite algo que la haga recordar- a los ojos de Elijah no había mucho para hacerla recordar.  

Un breve instante más tarde de aquellas palabras por parte de Farkas sobre el cielo se abrió aquella puerta tan poco apreciada por las almas. Las puertas del infierno. ¿Acaso había estado en el infierno? ¿Por qué se abrían esas puertas sobre ellos? Preguntas cuyas respuestas llegaron en muy poco tiempo. Un brazo gigante portador de un enorme arma muy similar a una Zampakutoh emergió de las puertas y realizó un corte descendiente hacia la posición de Rosa. La expresión de Elijah se modificó en un breve instante. Se desplazó mediante el Senka y colocó su Zampakutoh para recibir el impacto.  –Bankai, Shiroi Kaminari- la armadura cubrió su cuerpo y su espada se alargó varios centímetros. Su cabello se tornó blanco como en el pasado y sus ojos brillaron con particular intensidad. El impacto generó un sonido bastante hueco y el choque de aceros no pareció hacer retroceder al guardián de la puerta. Sobre su rostro se materializó la máscara y en un movimiento levantó la Zampakutoh utilizando toda su fuerza devolviendo la enorme katana hacia las puertas, la cuales se cerraron desapareciendo del cielo. Su poder se selló igual de rápido que como había aparecido y su mirada se dirigió hacia Rosa mientras se sentaba sobre el suelo después de semejante susto. –¿Terminaste con Dantte?...No recuerdo cual es la fecha exacta, pero han sido unos meses los que te has ausentado- sus palabras parecían vacías, no sabía qué podía hacer para que lo recordara. -Si quieres podemos caminar mientras te cuento las ultimas novedades del mundo..-

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

"Bear"

El poder sin límites, es un frenesí que arruina su propia autoridad..


Hablo  Pienso Hollow interno Seijō-ki

Gigai:





Volver arriba Ir abajo

Re: Prelude 1. Return. [Privado. Rosa]

Mensaje por Rosa Nakahara el Jue Feb 09, 2017 3:22 pm

avatar
Mensajes : 227
Fecha de inscripción : 09/10/2015
Edad : 22
Ver perfil de usuario
¿Unos meses? No lo recordaba bien, apenas creía que habían pasado unas horas, el chico parecía recordarla pero ella no lograba encontrar una similitud en sus distorsionados recuerdos. -Me pregunto como estará mi tienda en mi ausencia- expresó con interés la muchacha mientras analizaba con sus orbes azulados al joven, le parecía tan familiar y a la vez desconocido, era la primera vez que le ocurría algo como eso y justo frente a una persona que había esperado su regreso sin salir huyendo del lugar.

Estaba por hablar cuando la tensión se hizo presente, una espada descendía hacia ella a gran velocidad. Estaba por partirla a la mitad con un puñetazo, ya se había hartado de aquel juego, pero en aquel momento el joven se adelantó. Utilizando lo que pareció ser un Bankai se deshizo de la molestia con un poco de esfuerzo, el cabello blanco era aún más familiar, su presencia y su máscara. Era un vizard que conocía, pero no lograba afianzar el nombre con el rostro, era como si una parte de su memoria se negara a despertar. -Bien hecho, ya me había aburrido de jugar con esos tipos. Siento que te conozco, pero no lo recuerdo, la verdad lo siento si eso te hace sentir mal ya nos vamos a reír cuando logre recuperar lo que me falta.- expresó sonriente mientras escuchaba atentamente las preguntas, quizás charlar la haría despertar de aquel sueño.

-Dantte... ¡Oh, sí! Es una pena que me haya excedido un poco... cuando quise recordar lo había hecho pedazos... Era un chico divertido, creo que reencarnará en algún nuevo amigo.- explicó Rosa mientras cerraba sus ojos, parecía volver a vivir aquella batalla, había sido tan intensa que no recordaba por cuantos lugares habían pasado hasta su final. Dantte había sido un oponente casi invencible y el juego de Rosa se había convertido en una pelea seria, lamentablemente para el Hollow la vizard se emocionó demasiado y había terminado con su vida de una forma violenta.

Abrió sus ojos y miró a Elijah, el paisaje y el momento le parecían extrañamente similares a un momento difuso de su pasado. -Siento que tengo un deja vú, quizás algo similar nos tuvo como protagonistas en el pasado.- se sentó y llevó sus ojos a su compañero ansiosa por escuchar las novedades del mundo humano. -Cuéntame, quizás tengas algo de ropa mía, ¿Puede ser? Este traje en realidad es de otra persona a quién no le fue muy bien en nuestro juego. comentó algo apenada acomodando lo mejor que podía su traje. Le resultaba molesto y además estaba destrozado, notó que apenas podía mantener su figura cubierta cuando se sentaba, haciendo mil maniobras para no parecer indecente.

Finalmente pudo acomodarse para escuchar el relato que el joven estaba por contarle, deseaba saber de donde venían aquellos recuerdos tan difusos, de donde se había ido y quién era este ser tan particular que le llenaba de emociones a cada segundo. Su presencia, su Bankai, su máscara, le recordaba más de una batalla y más de una emoción, su cabeza comenzaba a dar vueltas y a perderse en un mar confuso de emociones. No entendía por qué le sucedía aquello, apenas regresaba, apenas lo había conocido ¿O no?

Volvió en sí y se dio cuenta de que no había respondido la oferta de caminar, perdida en su propio mundo había hecho caso omiso a tal proposición. -Deseo caminar, pero luego de que me cuentes algunas novedades, y quizás consiga un atuendo mejor.- respondió alegremente, ansiando escuchar todo lo que tuvieran que decirle, ella parecía tranquila y radiante como si el momento anterior de tensión nunca se hubiera presentado.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Firmitas:
[center]



Hablo-Pienso-Canto-Hollow Interno-Dōkeshi-Narración

Volver arriba Ir abajo

Re: Prelude 1. Return. [Privado. Rosa]

Mensaje por Elijah Dankworth el Vie Feb 10, 2017 12:49 am

avatar
Elijah Dankworth
Capitán de la 2da División
Mensajes : 397
Fecha de inscripción : 25/10/2015
Edad : 22
Localización : Gotei 13
Ver perfil de usuario
Esperanza. Elijah dedicó una media sonrisa cuando escuchó aquella pregunta tan esperada sobre su tienda. No porque esperaba algo a cambio sino porque lo había hecho con un completo desinterés hacia la chica. Quizás lo más importante no era que lo recordara, sino que estaba a salvo y no había perdido absolutamente ninguna parte de su cuerpo.  Se detuvo un breve instante al escuchar las palabras sobre Dantte, al parecer había terminado con aquel hollow colosalmente poderoso e incluso le daba para hacer bromas y burlas al respecto. Era la misma Rosa que él recordaba. –Supongo que tu memoria en éste momento es como un puzle que deberás ir armando poco a poco…cuando tengas todas las piezas seguro que en un flash vuelven todos tus recuerdos-  Básicamente así había sido como él lo había padecido, esperaba que para la chica fuera algo similar. –Con respecto a tu tienda, la he estado manteniendo activa, justamente estaba regresando de atender allí, han preguntado por ti todo el día- dirigió su mirada hacia aquellos ojos azules tan llenos de vida. Se encogió de hombros mientras buscó algunas palabras más para dirigirle –Supongo que Dantte re encarnará en algo aún más molesto con cabeza cuadrada, supongo que seguirá sumando lados por cada vida- dijo entre risas mientras terminaba de sellar su espada nuevamente y desviar la luz a su alrededor para evitar enseñar dicho objeto. Rosa no portaba Gigai por lo que sería un problema particularmente extraño hablar con un espíritu…poco le importaba.

Dirigió su mirada hacia los ojos azules nuevamente. Las palabras sobre el Deja vú le hicieron dibujar una sonrisa en su rostro que no pudo evitar. El pasado había sido verdaderamente generoso con ellos dos, no podía negarlo. –Bromeábamos con un caballero y una princesa, siempre dije que el papel de princesa me quedaría excelente a tu lado- sus ojos se entrecerraron casi al mismo tiempo que su risa saturó durante un breve instante sus pensamientos. Se pausó mientras escuchaba el comentario sobre las ropas, Elijah no había cargado con sus prendas pero podía llevarla hasta su casa donde el Gigai estaba y seguro podría cambiarse. Le pareció gracioso ver como evitaba a toda forma que alguna parte de su cuerpo escapara de aquellos harapos, pero no hizo comentario alguno, recordó que Pinkamena era una de las grandes guardianas de Rosa y no le permitiría salirse con la suya, menos si no le recordaba.  

Sin embargo optaron por quedarse en el bosque. Preferían hablar en aquella zona y estaba bien. –Bueno- hizo una breve pausa mientras se ruborizó un poco antes de hablar, no tenía una idea muy clara de qué comentarle para no generar ningún tipo de confusión más allá de la que ya parecía existir. –Recuerdas algunas cosas, lo cual es bueno. Quizás si te menciono a los otros poco a poco tus memorias irán regresando…Mercedes y Blaze, chicas que seguro conoces están en la ciudad, hemos formado un grupo nuevamente y nos ayudamos con todo lo que necesitamos.- Se detuvo un instante –Desde que has desaparecido la actividad hollow ha ido en incremento, todavía no hemos descubierto por qué- llevó sus manos hasta su barba dejando entrever aquel aspecto metodológico y pensativo de su ser. –Bueno, más allá de eso no hay mucho más para contarte…las cosas han sido extrañas en tu ausencia y tengo un poco de miedo de decirte algo que pueda evitar que tus memorias de acomoden como debe ser…pero nos conocemos desde hace un tiempo si, éramos…muy grandes amigos.- Su mente se silenció casi por completo, recordó aquella foto que tenían juntos en su casa, aquella noche de frio en la que Eli había dado su campera negra de cuero a Rosa y con el celular de la chica habían tomado una foto que decidieron encuadrar y guardar a posterior…al pie del marco se encontraban todavía los anillos que debieron haberse colocado hacía varios meses.

Tragó saliva antes de continuar, había regado y mantenido con vida todas las plantas, su casa estaba en perfectas condiciones. Quizás lo mejor era llevarla a su hogar antes de continuar. –Podemos ir a tu casa si quieres, tengo la llave aquí- llevó sus manos hacia los bolsillos de su campera. –Pero podemos pasar por la tienda para que veas que sigue en perfectas condiciones- sonrió y estiró su mano para que la chica se pudiera poner de pie. No tenía un plan para ayudarla a recordar el pasado, simplemente pensaba dejar las cosas fluir.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

"Bear"

El poder sin límites, es un frenesí que arruina su propia autoridad..


Hablo  Pienso Hollow interno Seijō-ki

Gigai:





Volver arriba Ir abajo

Re: Prelude 1. Return. [Privado. Rosa]

Mensaje por Rosa Nakahara el Vie Feb 10, 2017 12:03 pm

avatar
Mensajes : 227
Fecha de inscripción : 09/10/2015
Edad : 22
Ver perfil de usuario
¿Armar de a poco? Así no era como ella funcionaba, miró con cierto aburrimiento al oír aquella frase, para luego sonreír y comenzar a reírse por lo bajo. Pareció que la primer frase había sido un chiste, algo gracioso, que curiosamente no podía evitar. Se tranquilizó luego de unos segundos, llevando su mano a su frente, hizo el gesto de estar rearmando su cabeza como un juego. Aunque al principio lo hizo despacio, luego aceleró el gesto dando a entender que no le gustaba para nada esperar, o ir paso a paso. -Simplemente, no sirvo para ir paso a paso, quiero saberlo todo ya.- confesó para luego volver a pensar en silencio, no podía creer que no recordase demasiado sobre sus últimos meses, quizás la emoción de las constantes batallas la había aislado de aquel mundo importante de amistades y otros recuerdos. Escuchó sobre su tienda y su rostro expresó una gran felicidad, no pudo evitar abrazar al muchacho con gran fuerza, tanta que hizo sonar algunos huesos por lo cual se alejó de inmediato sonrojándose por tal acción. -Lo siento, olvidaba que mi fuerza me suele llevar malas pasadas, estoy agradecida por lo que has hecho en mi tienda. ¿Las otras treinta siguen abiertas verdad?- preguntó con inocencia, recordaba haber abierto varias tiendas en diferentes puntos del mundo, aunque ella no estuviera podían seguir funcionando con naturalidad ya que las reservas con las que contaban eran inigualables. Ignoraba el hecho de que quizás el joven no tuviera la más remota idea de aquellas sucursales, algo que se le pasó por alto en la emoción.

Dantte reencarnaría en algún shinigami, recordaba haberlo purificado tras una dura lucha, esperaba que reencarnara en algún capitán preferiblemente de la onceava división para volver a tener otro encuentro. Imaginarse a un capitán de cabeza cuadrada, triangular o rectangular le daba mucha gracia. -Supongo que será el primer capitán de forma geométrica.- bromeó sinceramente, había demasiadas rarezas en el mundo y aquella sería sin dudas la novena maravilla de toda la galaxia. Escuchó con atención las siguientes palabras, esperando que sus memorias se aclarasen un poco, parecía ver sus recuerdos a través de una cortina. Un caballero y una princesa, parecía haber oído algo así demasiadas veces, tantas que no podía contar la cantidad exacta. Elijah la princesa, algo en ella se iluminó, estalló en una carcajada mientras se tomaba el estómago sentía que estaba a punto de reventar. -¿Alguien así una princesa? ¡Jajaja! ¡Debí haber sido muy dura en mis entrenamientos! ¡Eli-waiky siempre tan gracioso!- esbozó una gran sonrisa para luego detenerse, volver sobre sus palabras y darse cuenta que había dicho algo inconscientemente -¿Eli-waiky? ¿De verdad dije eso? Parece que mi mente quiere decirme algo, aunque no logro encontrar que es.- confesó unos minutos después volviendo a centrarse en sus palabras, aquel apodo era algo que ella recordaba, era alguien muy especial aunque no sabía que era.

El nombre de Mercedes y Blaze fueron reconocidos al instante, tenía tantas historias con ellas, mucho para contar y hablar. Quería comprobar que tan fuerte se había vuelto Mercedes y como le estaba yendo a Blaze en su nueva vida. Habían formado un grupo, era algo interesante, de los antiguos Vizards solo parecían haber quedado unos dos o tres miembros. -Recuerdo a Merce y Blaze, las dos son buenas chicas, ¿Cómo olvidarme de cuando mordí a Mercedes al estar dormida? Esa mañana fue de las mejores de mi vida.- claro estaba no las había olvidado en lo absoluto, podía narrar un libro con sus aventuras y peleas amistosas. Recordaba muy bien las habilidades de cada una, era una enciclopedia en cuanto a sus formas de combatir, pero había olvidado a Elijah y él parecía ser uno de los más allegados a todos ellos. Hizo una pausa al escuchar las noticias sobre la actividad hollow, no era de extrañarse que se hubiera incrementado en su ausencia, suspiró y comenzó a hablar como si lo hiciera por inercia. -Obviamente se incrementó, nadie combate a tantos como yo lo hago. No es por despreciar su potencial, pero soy la Kenpachi, no podrían igualarme en combates. ¡Es broma! Tampoco tengo idea, aunque recuerdo haber peleado con un par de arrancar, uno pelirrojo que dijo algo de vengarse ¡Solo porque le vencí sin usar ni siquiera mi espada! Su grupo era bastante débil en ese momento, eran carne de cañón.- explicó entre risas y verdades, aquel combate había ocurrido hacía bastante tiempo, luego de la batalla con Dantte. Aquellos habían jurado una venganza, sobre herir a quienes eran queridos por ella, pero en su interior confiaba en que no serían problemas para los vizards.-¿De casualidad los has visto?- preguntó interesada, quería saber si habían sido tan tontos para ignorar sus consejos.

No mencionó palabras en la última oración, recordaba muchas cosas pero nunca había dejado aquellas posesiones a alguien que solo fuera un muy buen amigo. Su casa y su tienda eran como hijos, si a alguien se lo había dejado debió ser alguien que su corazón comprendió más que a cualquiera. Se levantó pensando en las palabras, podría ir a la tienda, allí tenía varias cosas para hacer. Seguramente su compañero no había descubierto todos sus secretos, suspiró y lo miró a los ojos antes de hablarle. -¿Miedo? Creí haberte dicho que el miedo es solo algo de lo que hay que reírse.- se detuvo, otra vez, estaba diciendo cosas que ella no controlaba, frases que simplemente se escapaban de su boca. -Quiero decir, creo que te lo habría dicho, iremos a la tienda pero antes me gustaría saber con total honestidad.- se detuvo y llevó su mano al mentón del muchacho, acercando su rostro al de ella, sus labios estaban cerca y sabía que si eran algo más que amigos no podría resistirse a decirlo ya sea con palabras o con acciones. -¿Qué somos realmente?- preguntó con seriedad, pero ampliando su sonrisa de forma natural, estaba ansiosa por descubrir lo que tanto olvidaba, y aunque esa forma no la ayudase a hacerlo de forma rápida al menos le daría algunas respuestas.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Firmitas:
[center]



Hablo-Pienso-Canto-Hollow Interno-Dōkeshi-Narración

Volver arriba Ir abajo

Re: Prelude 1. Return. [Privado. Rosa]

Mensaje por Elijah Dankworth el Vie Feb 10, 2017 1:36 pm

avatar
Elijah Dankworth
Capitán de la 2da División
Mensajes : 397
Fecha de inscripción : 25/10/2015
Edad : 22
Localización : Gotei 13
Ver perfil de usuario
Casi que había olvidado algo crucial. Rosa no funcionaba como las personas normales lo hacían, ella era muchísimo más compleja que lo que un par de frases podían describir. No había forma alguna de predecir cómo iba a reaccionar ni la amplitud de sus sentimientos y emociones. Ella era tan especial que incluso se había hecho amigos por todas partes en las situaciones más incómodas y poco le importaba, ella lo hacía por el simple hecho de hacerlo, la hacía feliz. Elijah sonrió muy sutilmente al escuchar las  palabras de Rosa en respuesta a lo que había dicho sobre el puzle y armar pieza por pieza. ¡Por supuesto que eso no funcionaría! Ella no funcionaba e esa forma. Su abrazo lo tomó casi desprevenido, la fuerza era descomunal pero ya no había quebrado nada como la primera vez, ahora simplemente había hecho sonar algunos huesos que quizás tenía oxidados de más, el vizard se sonrojó y la sonrisa que se implantó sobre su rostro no pudo disimularla con ningún tipo de técnica pasada, simplemente ahí estaba. ¿Las otras? Recordaba a Rosa comentándole sobre sus varias tiendas, pero jamás se había puesto a visitar una por una. Ellos sabían que ante cualquier problema tenían que llamar a la central…y eso no había sucedido. –Técnicamente deberían de estar bien, nadie se ha comunicado para pedir ni quejarse de nada.-

Dantte había sido un gran problema en el pasado, aquel vasto lorde buscaba sembrar la destrucción en todos lados por el simple hecho de –poder- hacerlo. Rosa le había derrotado, lo cual no le sorprendía tanto como debería, pero si le llamaba la atención que HM no se hubiese quejado por perder una de sus fuerzas de choque más importantes… ¿acaso les traería problemas a ellos también? –Seguro no tendrán problemas para encontrarle la otra cara- respondió a sus palabras mientras nuevamente volvió a reír, eso era lo que hacía a Rosa tan especial, él podía ser tal y como  verdaderamente era y no había problemas, todo era naturalmente perfecto. Sus siguientes palabras le hicieron abrir los ojos a modo de sorpresa, algo que verdaderamente le dejó sin palabras por unos instantes. –¿E…Eli-waiky?- aquel apodo, ¿acaso estaba comenzando a recordar?...Ignoró aquel hecho por unos instantes, estaba divirtiéndose con ella de todas formas…los recuerdos regresarían cuando tuvieran que regresar…o cuando los hicieran regresar. –Fuiste…un poco dura sí- dijo entre risas –los huesos rotos sanan rápido por suerte- señaló algunos de los huesos que había fracturado –húmero, cúbito, radio, entre otros-

Recordaba a los demás casi que a la perfección. ¿Por qué lo había olvidado a él? Poco importaba en ese momento. Elijah estaba feliz de que por suerte recordara a los vizard, no tendría que contarle todo desde el inicio…aunque algunos de los detalles como cuando armaron una banda y tocaron en su primera reunión eran verdaderamente hilarantes. Lo que dijo a continuación hizo que se detuviera un instante, aquella descripción cuadraba perfectamente con los arrancar que habían visitado el mundo humano junto al menos grande que había evolucionado en vasto lorde. Poco a poco las cosas comenzaban a cerrar sobre sí mismas. –Nos visitaron- su voz cambió de tono a uno quizás más serio pero a su vez despreocupado –Pero ya estarán purificados por algún lado- nuevamente dejó salir una risa al final de su oración. –Te imaginarás que no duraron mucho contra nosotros tres, Merce, Blaze y yo los aplastamos sin mucho problema- se encogió de hombros, era más o menos la verdad.

Aquel instante en el que sus miradas se cruzaron fue tan intenso que olvidó toda la ciudad a su alrededor. Aquellos ojos azules como el cielo dejaban que se perdiera en el horizonte. Las palabras de Rosa hicieron que se sintiera un poco culpable por haberlas olvidado el miedo…había aprendido a dominarlo gracias a ella y había permitido que volviera al tablero en su ausencia. ¿Tan necesaria era en su vida? Elijah escuchó sus palabras en completo silencio. –Seré lo más honesto que pueda R…- sus palabras se entrecortaron cuando fue tomado por el mentón. Rosa se acercó mucho más de lo que el vizard podía haber esperado en ese momento ¿por qué seguía tomándolo por sorpresa? No sintió miedo, su mente se silenció completamente antes de suspirar por última vez. –Nosotros Rosa, somos…-  (HAZLO DE UNA VEZ HOMBRE, ME AVERGÜENZAS) no pudo evitarlo, había estado esperando demasiado tiempo. Tomó el rostro de la chica con una de sus manos acercándolo al suyo sellando sus labios en un beso que duró algunos instantes antes de separarse. –Nosotros íbamos a casarnos Rosa…yo…te amo- No sabía cómo iba a terminar todo esto, pero con ella estando allí todo sería más fácil.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

"Bear"

El poder sin límites, es un frenesí que arruina su propia autoridad..


Hablo  Pienso Hollow interno Seijō-ki

Gigai:





Volver arriba Ir abajo

Re: Prelude 1. Return. [Privado. Rosa]

Mensaje por Rosa Nakahara el Vie Feb 10, 2017 2:07 pm

avatar
Mensajes : 227
Fecha de inscripción : 09/10/2015
Edad : 22
Ver perfil de usuario
El sentir sus labios hizo que todos los recuerdos volvieran a su cabeza como un violento choque de emociones, lo recordaba todo, recordaba que estaban por casarse. Sonrió, aunque luego del beso su cabello se alisó por completo y la sonrisa se convirtió en una más fría. Sus ojos se oscurecieron, finalmente quién levantó la vista era otra persona. -Es gracioso, deberías haber visto tu cara tratando de contenerte las ganas de besarla.- se burló levemente mientras se cruzaba de brazos, ella siempre era así, incluso con él se mostraba de aquella forma tan arrogante y superior. -¿Y si no recordaba con el beso? Ya te imagino pidiendo disculpas.- se llevó la mano al mentón e imitó a Rosa como si pensara que decirle, estaba disfrutando aquel juego y no tardó en presionarlo más. -¿Recuerdas nuestro cuerpo?- hizo el ademán de abrir demasiado aquel uniforme solo para cerrarlo de golpe, jugaba con sus deseos y lo sabía, estaba gozando como no lo había hecho en mucho tiempo. -Solo bromeo, es bueno verte de nuevo, Eli-waiky...- finalizó antes de que Rosa retomara el control, se le veía feliz y radiante.

-Eli-waiky, deberías haber empezado por ahí, aunque has cambiado. ¿Te pintas el pelo? curioseó Rosa tocando los mechones marrones de su pareja, claro estaba era muy diferente al peinado que solía usar. -¿O es una peluca?- tironeó un poco notando que era cabello real, lo cual le causó más intriga. Lo recordaba albino y no castaño, aunque podía acostumbrarse a los cambios, recordó lo que había dicho de las tiendas y sonrió por el hecho. -Estoy segura de que con tu mando, mis tiendas han estado muy bien. Espero que hayas practicado tus pasteles, recuerdo que los primeros se te quemaban bastante.- bromeó con inocencia, era evidente que su compañero progresaba día a día y no solo en combates. Había notado desde el primer momento que tenía talento para cocinar, esa era la razón por la que le dio las llaves en primer lugar, confiaba en sus habilidades culinarias.

-Lo recuerdo como si fuera ayer, solía darte palizas y besos, era algo divertido.- confesó al recordar los arduos entrenamientos con el muchacho, en las primeras instancias lo había dejado al borde del colapso. Pero poco a poco, ese joven se fue convirtiendo en un oponente digno, aunque nunca se atrevería a matarlo ni mucho menos a mostrarle su lado más violento. -Te has vuelto fuerte, Eli-Waiky. Mi corazón está ansioso por combatir una vez más, creo que finalmente podré darlo todo...- las palabras brotaron desde su interior, lo notaba, Elijah se había vuelto alguien poderoso. Una de esas personas que le despertaban aquel deseo de combatir, sin embargo, estaba notablemente fuera de condiciones de iniciar otra pelea al menos de momento.

Mostró una sonrisa al saber sobre el destino de aquellos arrancar, era de esperarse que su alumna y su amiga junto con su novio destruyeran a aquellas criaturas en menos de lo que ella podía comer pasteles. -Me alegra mucho oír eso, y quiero comentarte algo. Algo que quizás puedas saber.- hizo una pausa mientras cerraba sus ojos, estaba ansiosa de contarlo pero a la vez buscaba la forma de hacerlo. -Verás en el tiempo que no estuve, Pinkamena y yo nos hicimos muy unidas. Logramos alcanzar un nuevo poder, la resurrección. Pero eso me hace dudar si soy más hollow que shinigami ¡O ambas cosas! Solo quería saber si tú y Farkas lo han logrado también,- finalizó con alegría, no se había olvidado de aquel ahora los recordaba a ambos.

Estiró sus brazos hacia el cielo, sonriente y renovada. Dirigió su mirada a Elijah, antes de comenzar a caminar para ponerse a su lado, recordaba exactamente cada lugar de la ciudad como la palma de su mano. -Hora de ir a la tienda y cambiarme, es momento de que Rosa vuelva a brillar.- exclamó con fuerzas, estaba de regreso y quería que todos lo supieran, esperó a que Elijah se pusiera en marcha, deseaba besarlo pero lo haría como Rosa Nakahara y no como una capitana desconocida. Deseaba besarlo tal y como él la recordaba.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Firmitas:
[center]



Hablo-Pienso-Canto-Hollow Interno-Dōkeshi-Narración

Volver arriba Ir abajo

Re: Prelude 1. Return. [Privado. Rosa]

Mensaje por Elijah Dankworth el Vie Feb 10, 2017 2:46 pm

avatar
Elijah Dankworth
Capitán de la 2da División
Mensajes : 397
Fecha de inscripción : 25/10/2015
Edad : 22
Localización : Gotei 13
Ver perfil de usuario
Aquel acercamiento finalizó de la manera que mejor conocía a Rosa…con Pinkamena tomando el control. Elijah lo había visto venir y había preparado un as bajo su manga de trucos para sorprender a Rosa. –He tenido que gritarle que lo hiciera, sigue siendo un romántico empedernido- Aquella sonrisa fría que la hollow intentaba hacerle a Eli se había encontrado con Farkas en el control, quien tenía algún tipo de sentimiento encontrado hacia el hollow interno de Rosa. –Por supuesto que hubiese entrado en pánico, pobre hombre…y tú queriendo asustarlo… Es bueno verlas- . Sus palabras finalizaron y sus ojos volvieron a la normalidad en un pestañeo. El vizard retomó el control justo a tiempo para ver como aquella personalidad mantenía los juegos del pasado. Estaba particularmente feliz por lo que forzó un abrazo a ella. –Es bueno verlas, incluso a ti- se separó justo a tiempo para dejarle ver que le sacaba la lengua a modo de burla. Extrañaba esos momentos en los que ninguno de los dos tenía idea de lo que sucedería en el próximo movimiento.

Comenzó a reír ante las palabras de Rosa. Era cierto que había cambiado mucho desde su último encuentro con aquel vasto lorde tan particular. –Eh, ¡duele!- dijo mientras inclinó su cabeza en dirección al tirón de pelo  -No, no sé por qué ha cambiado tanto…solo cuando libero Bankai se pone como antes- aquello era verdaderamente una curiosidad única que en algún momento tendría que investigar. -¿peluca? – Llevó su mano hasta sus cabellos –Una de esas me voy a poner cuando vayamos a algún baile de disfraces y tenga que hacer de princesa en apuros…tú serás mi caballero rosado- una sonrisa se dibujó en su rostro al mismo tiempo que tocó la punta de la nariz de la chica con su dedo índice.  –Los primeros eran pasteles de carbón- suspiró mientras el intentó hacer un esfuerzo, no recordaba cuando había sido la última vez que se le había quemado uno. –He aprendido de la mejor maestra…aunque no soy tan bueno como ella- guiñó un ojo y sacó la lengua antes de dirigir su mirada hacia el bosque, censó el ambiente, no había nadie alrededor.

-¿Divertido?- Se exalto a modo de broma, claro que le encantaba entrenar con ella incluso cuando en un principio ponía en riesgo su propia vida. –Creo que gracias a ti me he vuelto inmune al dolor físico- comentó entre risas. Al escuchar sus palabras se sonrojó y recordó el pasado, aquel hombre que había llegado confundido al mundo humano estaba muerto y solo quedaba de él el recuerdo. Rosa había calado profundo y revelado muchas cosas de él mismo. –Por supuesto que podremos entrenar y podrás darlo todo, aunque creo que voy a tener que hacer lo mismo si quiero salir sin fracturas nuevas- dejó salir una última risa. –Pero luego tendremos todo el tiempo para entrenar…ahora tendríamos que ponernos al día y ver algunas cosas que hay en tu casa…cosas que han quedado pendientes y no he podido resolver – No daría una sola pista.

Arqueó una ceja al escuchar sus palabras. En lo profundo de su mente Farkas danzaba de alegría porque había tenido razón. Aquella fusión de poderes que habían alcanzado era algo que Rosa también lograría y no podía evitar preguntarse si había incluso un punto más allá del mismo. La resurrección no era algo para tomar a la ligera, pero Rosa siempre había sido su punto de referencia. No era el único y en cierta forma se alegraba. En su momento se había preocupado por perder la consciencia shinigami volviéndose un hollow completo.  –Verás, hemos descubierto con Farkas que podemos llegar a ese nivel luego de una charla bastante profunda…pensé que nadie más había conseguido dicho poder por lo que guardé la sorpresa para luego…pero lo hemos conseguido gracias a ti por lo que te la enseñaré- Tomó distancia mientras desenvainaba su Zampakutoh y colocaba la punta de los dedos de su mano derecha sobre la hoja. –Aúlla Farkas- Una enorme cantidad de energía hollow recubrió su cuerpo durante algunos instantes para revelar aquella figura renovada. Tenía el aspecto de un hombre lobo con máscara vizard puesta. Sus ojos eran azules como los de Rosa…a diferencia de la hollowficación normal.  –Aun no me acostumbro a esto- Su voz resonó por lo bajo, el eco hollow era fuerte. –en fin, no somos más o menos shinigamis por esto…simplemente nuestros hollows han evolucionado…lo cual es muy bueno- mencionó antes de sellar aquel poder oscuro volviendo a la normalidad.  

Caminó unos cuantos pasos antes de retomar la forma de siempre. Todo resto de energía desapareció del ambiente y su sonrisa volvió a ser dirigida hacia su pareja. Esperaría con su brazo extendido para darle la mano antes de dirigirse hacia el lugar que ella más quisiera. –Bueno, tú elijes a donde vamos…te sigo…a donde quieras-

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

"Bear"

El poder sin límites, es un frenesí que arruina su propia autoridad..


Hablo  Pienso Hollow interno Seijō-ki

Gigai:





Volver arriba Ir abajo

Re: Prelude 1. Return. [Privado. Rosa]

Mensaje por Rosa Nakahara el Lun Feb 13, 2017 12:59 pm

avatar
Mensajes : 227
Fecha de inscripción : 09/10/2015
Edad : 22
Ver perfil de usuario
Primero Farkas que le había comenzado a contar sobre las debilidades de su portador y luego Elijah abrazándola, Pinkamena se había sorprendido bastante por aquellos hechos pero no se mostró molesta. Pareció disfrutar la situación desde el primer momento hasta desaparecer, estaba particularmente feliz de volver a reencontrarse con dos de sus juguetes favoritos, al volver Rosa en sí pudo notar que habían intercambiado bromas entre ellos. Una alegría pareció recorrerla al saber que nada entre ellos había cambiado, escuchó con atención los comentarios de su pareja sobre su cabello y sus pasteles, logrando una risa dulce de los labios de la muchacha. -Parece que solo ha cambiado el físico, pero sigues siendo el mismo Eli-waiky de siempre.- comentó entre risas mientras dejaba en paz su cabello y escuchaba con atención los halagos de Elijah, halagos tan particulares que solo ella podía entender. -Deberíamos hacer una fiesta con los demás, si es de disfraces mucho mejor, el vestido azul que tengo te quedaría de maravillas.- bromeó la chica, imaginarse a alguien tan masculino como Elijah y tan serio con un vestido le hacía estallar a carcajadas.

Pronto pasaron a hablar de temas de entrenamiento, la emoción de la chica era palpable aunque comprendió a que se refería Eli, habían pasado muchas cosas y quizás otras que en el pasado no se habían podido concretar. Aunque a Rosa le intrigaba que sorpresa tendría preparada Elijah para ella ahora que recordaba cada minuto de sus vidas. -Bueno, creo que me podrías dar un tour.- comentó de forma ansiosa la chica, sentía que tenía al mejor guía del mundo en aquellos momentos. Esperó su siguiente respuesta con gran ansiedad, ¿Lo había logrado también? aquello le resultaba sorprendente y a la vez espectacular, cuando le propuso verla solo podía asentir con la cabeza ansiosa por ver que forma adoptaría.

-¿Aulla? Es curioso, como predestinado- comentó asombrada por el aspecto de Elijah, los ojos azules le gustaban y mucho más le emocionaba aquel poder emanando, se sentía delicioso y poderoso para una batalla. Rosa buscó entre sus harapos un pequeño cuchillo y cuando ya Elijah había vuelto a la normalidad declaró con una voz alegre y divertida -¡Aullido!- una gran explosión la cubrió y al deshacerse Rosa había adaptado una apariencia felina, sus manos eran ahora garras su cabello era largo y erizado, cayendo por su espalda mientras que una cola del mismo cabello se había presentado. -Esta apariencia es muy divertida, parezco un perrito, pero no debo abusar de esto estando así de cansada- comentó volviendo a la normalidad, esperaba que esa demostración hubiera impresionado a Elijah, no solo por el parecido de sus nombres si no por lo mucho en que sus aspectos se parecían, eran una autentica pareja vizard de las más similares.

-Bueno, llévame a la tienda y luego a casa, quizás tengas un regalo esperando.- comentó sonriendo inocentemente antes de que Pinkamena se presentase de imprevisto para susurrarle algo que solo Elijah escuchara -Pero no en la cama, tonto- al volver Rosa en sí misma no parecía tener conocimiento de Pinkamena o sus palabras, simplemente comenzaba a saltar alegremente, ansiosa de recorrer la ciudad en compañía de su pareja.

Aclaración Importante:
Cómo bien se ve aquí liberé mi Resurrección. ¿Por qué sucede esto si solo tengo Experto en mi Poder Hollow? Hace unos días hubo una confusión y me sumaron Stats que luego resultaron ser erróneos ya que no estaba en tiempo para adquirirlos. Por lo cual volví a mis stats iniciales, sin embargo, al comenzar este Rol ya contaba con esos Stats y al momento del Post donde sugiero la Resurrección los seguía portando. Tras hablar con Elijah nos pareció mucho mejor usarla (al no ser una pelea si no un rol meramente social) que editar 3 post y retrasar aún más nuestro tema. Con esto quiero aclarar que no volveré a usar la resurrección hasta comprar el Stat correspondiente y que todo esto fue aclarado con el otro participante. Desde ya agradezco a la administración por su aclaración y espero que esto no moleste a nadie.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Firmitas:
[center]



Hablo-Pienso-Canto-Hollow Interno-Dōkeshi-Narración

Volver arriba Ir abajo

Re: Prelude 1. Return. [Privado. Rosa]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.