Afiliados
Foros Hermanos
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro
Directorios y Otros

Las luces de la ciudad [Priv. Lucci]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las luces de la ciudad [Priv. Lucci]

Mensaje por Natsu Toujou el Jue Feb 16, 2017 3:46 pm

Natsu Toujou
Capitán de la 8va División
Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 18/04/2015
Edad : 33
Localización : Caracas
Ver perfil de usuario
**El satélite natural de la tierra brilla completamente desde lo alto de la cúpula celestial, el firmamento le deja verse complementado por un sin fim de puntos de tonalidad brillantes, los cuales son conocidos como estrellas, soles a millones de kilómetros de distancia que tal potencia posee que aun en el mundo de los humanos pueden divisarse, en eso en el tejado de un edificio de la zona residencial se puede notar como unos portones de estilo del nipón medieval se van aperturando,luego de abrirse los tres pares de portones empieza a verse como una corriente gélida emerge del mismo como si fuese el frío de las almas, por lo que se puede divisar una silueta de aspecto humanoide surgir de entre aquella oscuridad y es cuando al darse la primera pisada fuera de aquella estructura que se puede ver una sandalía izquierda de color negruzco, mientra una leve estela de polvo emerge, deja verse como su otro pie posee una de similar indole, al finalizar aquella segunda pisada se puede dilucidar una figura de aspecto humanoide, de una estatura cercana al 1,9 metros de altura, de tes caucásica, de una corta cabellera rosada que tiene forma de picos, unos ojos negros como la misma noche que transcurre, portando un haori que cubre gran extensión de su anatomía con excepción de los brazos, los cuales se detallan con bastante firmeza y definidos, debajo de este portaba un hakama oscuro como el carbón, portaba un delgado obi que dejaba ver del lado derecho de este una katana de mango negruzco con leves marcas carmesí, con una cazoleta de color carmesí, la forma de su hakama y haori hacen dejar ver con claridad su región abdominal y parte de su pectoral, un pantalón de estilo pescador, que hace divisar la parte inferior de sus piernas, el aspecto joven del sujeto que emerge con una grata sonrisa en sus labios, en lo que cierra aquel portón se desvanece, segundos después este se ve que toma una especie de pastilla, que deja ver como este cambia de vestimenta, ahora porta un chaleco de tonalidad negra con borde naranjado, que deja ver de igual manera sus brazos, zona pectoral y abdominal que con su hakama, una bufanda de color blanquecina en cuadros, como si fuesen escamas de dragón, una pantalón de estilo pescador blanquecino y unas sandalias negruzcas, empieza a caminar diciendo -Se nota interesante las luces de la ciudad en esta noche- como quien contempla lo que pueda suceder en dicho momento**

_________________

Natsu Toujou. Hachi ban tai Taicho
"Es hora de incendiar todo.... jejeje"

Hablo - Pienso - Shinku

Volver arriba Ir abajo

Re: Las luces de la ciudad [Priv. Lucci]

Mensaje por Lucci Lunnois Hoy a las 1:03 pm

Lucci Lunnois
Miembro de Xcution
Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 05/02/2017
Ver perfil de usuario
Bajo el velo maternal de la noche se halla una dama de curvilínea figura, su encanto atrae la vista de innumerables transeúntes que visitan el bar más ostentoso de Karakura. Ante la perenne observación de las estrellas se resguarda a la mujer, la contemplan de forma incesable, continua, celosa y de un voluptuoso ademán en cada segundo que esperan por su salida. La luz del satélite terrestre baña con indistinción a todos los seres vivos e inertes que la habitan en la mitad que corresponde, mientras el alba espera paciente su llegada la luna refleja sus rayos sobre los tejados y cristales de infinidad de negocios disponibles para la actividad nocturna en la ciudad; Parques, bares, restaurantes, teatros, cines, casinos y demás, todos a merced de la cálida deidad materna de la tierra a la que tanto la humanidad le ha rendido culto a través de las generaciones.

Algunos ciudadanos se limitan a realizar su pasaje entre actividades y la llegada al hogar, otros comercializan o pasean observando meticulosamente todos los productos disponibles en las vidrieras y puestos de comida ambulantes como tan característico es de las ciudades orientales. La mayoría viste ropa elegante como vestidos femeninos y trajes para los caballeros, otros van a la vanguardia de la moda impuesta por marcas de ropa reconocida cuya publicidad se encuentra exparcida por toda la ciudad en forma de carteles y pantallas.

Como previamente dejé explícito, una fullbringer se halla dentro de un lujoso habitáculo en el cual sólo la clase alta de la ciudad o exteriores se puede dar el superfluo gusto de pasar unas horas allí. El lugar a exteriores es bastante atractivo, cuenta con pizarras beige afuera, luces de caja bidireccionales cuya luz trasciende de forma ascendente y ascendente decorando y denotando exclusividad ante los espectadores, grandes cortinas bordó, un suelo que remplaza los cerámicos comunes por placas de un exquisito mármol negro siendo un deleite visual al compararlo con tenues luces distribuidas selectivamente a lo extenso de la locación. También se está a la vista la enorme recepción con la que se cuenta, el bar, la exposición de la variopinta cantidad de botellas y copas de todo tipo imaginable, las luces de neon, los trabajadores yendo de un lugar a otro en pos de atender a toda su clientela, entre otras cosas que los observadores podrían admirar de la decoración.

Lucci subió al escenario, gran parte del público presente guardó silencio sólo para admirar su belleza. Alguien como ella resaltaba demasiado no sólo por su esculpido y acendrado físico, sino porque era una figura bastante reconocida en la ciudad que se prestaba para casi todo tipo de eventos mientras le dieran la oportunidad de pasarla bien. Esa noche, como se tenía previsto, ella interpretaría algunas composiciones clásicas atrayendo consigo una enorme cantidad de personas. Pocos espacios están disponibles y sólo porque no son fáciles de obtener o pagar, más aún si se tiene en cuenta que una candidata política estaba dando un recital íntimo ante la gente. Al comenzar se apagaron todas las luces menos las del escenario, sólo unos suaves puntos de luz existentes sobre los espectadores iluminan permitiendo sólo así ver los superficial de las mesas y muebles resaltantes para no chocar al trasladarse. Ellos no eran capaces de percibirlo, pero Lucci usó su habilidad para intensificar los efectos de su voz sobre los demás ya que de por sí era bastante buena. Su voz contaba con buenos altibajos en tonalidades, si bien lo tenor no era su especialidad, lo que cantaba lo hacía con una excelsa belleza y una pasión transmitida como en pocas obras. Junto a ella armonizaba un melifluo piano cuyo volumen no destacaría demasiado pero se convierte fácilmente en el aditivo adecuado para un espectáculo como ese.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.