Staff
Afiliados
Foros Hermanos
Directorios y Otros
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro

El ansiado choque del acero.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El ansiado choque del acero.

Mensaje por Alfabica el Dom Feb 19, 2017 6:29 am

El sol de mediodía se encontraba sobre la Sociedad de Almas, irradiando aquel calor y brillantez que le caracterizaba. La luz solar se filtraba por todos los rincones que podía, acariciando con cada haz a todos bajo ella. Había sido una mañana sumamente fría y hasta hace algunos minutos las nubes plagaban el cielo amenazando con condensarse mas. Sin dejarse llevar por el pronostico, había realizado sus tareas sin prisa, había madrugado y sus tareas administrativas ocupaban gran parte de la mañana. Así el astro rey había ascendido en su cúpula dejando que los vientos siempre circulantes desplazaran aquellas nubes negras a otros horizontes, animando con su calor a todo aquel. Alfabica no seria la excepción. Habia despertado con un aire animado que lo invitaba a recaer en la ansiedad de moverse, hacia tiempo que sus propias responsabilidades se lo negaban, la ausencia de ayuda apropiada profundizaba las cosas. Necesitaba un cambio de aire, alguna manera de desligarse de todo el estrés que traía consigo la Capitanía y diligencia de su Escuadrón, solo el choque del acero era digno bálsamo para sus deseos.

Así el hermoso segador reposaba calmadamente sobre su silla, observando el sol moverse. De hecho no solo miraba el sol, miraba todo lo que desde su alta ventana podía contemplarse. Dejo el papeleo restante a un lado como si por un momento los susodichos no importasen, no tenia palabra alguna, incluso el tras ese silencio y frió semblante era capaz de dejarse llevar por un arranque, muy dentro de el su espíritu ardía como si su alma le pidiera algo que su mente también, su cuerpo reaccionaria haciendo realidad aquel deseo. Más tardo solo unos segundos en decidirse, desapareciendo de un Shumpo fugaz, sus músculos se tensaron, forzando al máximo su motricidad. Alfabica no pudo evitar sonreír ante tal muestra de habilidad, encontrándose en un parpadeo en aquel opulento coliseo. Estaba desentrenado pues en el pasado había sido capaz de cruzar toda esa distancia con un solo paso, esta vez había hecho dos o quizás tres para cubrir la misma distancia. El sitio estaba árido, ausente de otras figuras mas reconocía lo concurrido que era, por lo que se postro en el epicentro del escenario, luciendo su vestimenta característica, aquel hakama negro bastante ajustado bajo aquel Haori blanco impoluto, carente de arruga u imperfección, aguardaría en silencio la llegada de todo aquel capaz de encararlo en una lucha por simple deporte, un entrenamiento.


.- Mejor me quedo… .- Titubeo, como si aquellos documentos en su despacho lo invitaran a regresarse, ya se encontraba allí y dejaría que la situación fluyera mientras yacía a la espera de algún contrincante.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Hablo // Pienso // Zampakutoh
avatarAlfabica
Capitán de la 12va División
Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 12/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ansiado choque del acero.

Mensaje por Invitado el Lun Feb 20, 2017 9:16 pm

La fémina decidió alejarse del Seireitei central para así dar un paseo que refrescara viejas memorias; apenas llevaba setenta años ostentando el cargo de capitana del noveno escuadrón y ya estaba cansada de lidiar con los innumerables quehaceres de su profesión. Era el primer descanso que se había tomado desde entonces y no tenía intención alguna de que desvirtuaran su plan. La joven llevaba horas caminando por un pequeño camino, disfrutando de la soledad con sus pensamientos, andando al son del piar de los pájaros, como si de una canción se tratase, pisoteando charcos sin querer y por voluntad propia, disfrutando de los nostálgicos recuerdos que florecían a cada paso que daba. Hacía un día espléndido, sin embargo, la chica portaba consigo su paraguas-Zanpakutö del cual estaba haciendo uso para evitar que los rayos solares incidieran sobre su pálida piel, pues esta no quería quemarse. Estaba comenzando a atardecer, por lo que, debido a que el sol se encontraba a espaldas de Dagna, la sombra de la joven comenzó a estirarse a sobremanera, como si de una goma se tratara, oscureciendo los pasos consiguientes en su camino. La chica alzó su vista, atisbando en el horizonte lo que parecía ser la figura de alguien, quien poco a poco, se encontraba más cerca de la posición de la capitana.

La grata sorpresa dibujó una sonrisa en la faz de Dagna, quien comenzó a perseguir con sus ojos a las pequeñas partículas de polen que se zarandeaban por aquel lugar, danzando con la brisa, dirigiéndose hacia aquel desconocido. Aquella tarde, la peliazul decidió vestir sus mejores galas: una camisa de seda de color blanco bajo un vestido de color azul con un estampado de círculos alrededor de la falda. Dicha falda se había manchado del agua de los charcos en los que la capitana había estado chapoteando con anterioridad. Sin embargo, también portaba consigo su haori de color blanco, puesto por encima de los hombros, en cuya espalda se podía leer el kanji nipón ‘’9º’’.
avatarInvitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El ansiado choque del acero.

Mensaje por Alfabica el Lun Feb 20, 2017 10:40 pm

El coliseo del Seireitei era uno de los tantos sitios donde los Shinigamis hacían vida en aquel plano, un lugar perfecto para entrenar adecuado para cualquier expectativa de entrenamiento inclusive contaba con gradas para que lo que allí sucediese pudiera ser atestiguado por las miradas curiosas de cualquier transeúnte. Su figura reaccionaria ante la recién llegada, una chica de cabellos azules de pequeña estatura y portadora de peculiar Zampakutoh, a simple vista sus ropas no la delatarían sino fuera por aquel haori Blanco que la representaba como una Líder Escuadrón, fue incapaz de ver el Kanji pues se encontraba frente a esta, podía ser cualquiera, había Capitanes que no conocía después de todo Alfabica era uno de los Segadores mas asociales, sin embargo y tratándose de aquella circunstancia simplemente paso de aquello, la conocería sobre la marcha.- Soy el Capitán de la Segunda División, Alfabica..- Dijo en un tono tranquilo una vez se hubiese detenido la susodicha y una prudente distancia los separase. Se presento pues no consentía ninguna falta de cortesía, ambos estaban allí para lo mismo, el choque del acero- ¿Y bien, esta lista?.- Le encaro con su semblante habitual, estaba dispuesto a disponer de sus capacidades para disfrutar de un buen entrenamiento mas el mismo no daría inicio hasta que su compañera no rompiese el silencio, aguardaría a conocer su nombre.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Hablo // Pienso // Zampakutoh
avatarAlfabica
Capitán de la 12va División
Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 12/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ansiado choque del acero.

Mensaje por Invitado el Miér Feb 22, 2017 10:05 am

¿Podía ser posible? La muchacha sabía perfectamente quien era aquel tipo. Se trataba del capitán del segundo escuadrón, conocido en toda Soul Society por su voluntad inquebrantable así como por su demoníaca velocidad. Tras encontrarse a escasos pasos de él, la joven escuchó un reconocimiento por parte suya.

¿Qué mosca le había picado? La fémina miró fijamente a los ojos del susodicho para corroborar que no se estuviera tirando ningún farol. La capitana llegó al a conclusión de que nada sería capaz de cambiar la mentalidad de aquel tipo, por lo que Dagna decidió tomar la iniciativa del combate que estaba a punto de disputarse. – Todavía estoy haciendo la digestión... ¿te importaría si esperamos un poco?-. Preguntó la muchacha con su tono de voz angelical. Una de las dotes que la joven había adquirido con el paso del tiempo, era la de la retórica, la habilidad de danzar con el discurso convirtiéndose en uno solo, en las manos equivocadas -como las de la joven- podría ser usado para manipular intencionadamente a sujetos que no poseyeran las mismas dotes lingüísticas que la fémina. Seguidamente, Dagna, para seguidamente musitar unas palabras prácticamente ininteligibles. – Sekienton-. Sentenciaría mientras creaba una cortina de humo de color rojo de la que saldría disparada hacia atrás haciendo uso del Senka para seguidamente, liberar su Shikai. – Tokihanatsu-. Dagna tiraría bruscamente del mango su espada situada en la cintura, para que, en un baile de luces y destellos propios de aquella liberación, acabara sosteniendo una espada con su mano derecha y un escudo con la izquierda.

Seguidamente, Dagna aterrizaría a unos diez metros del objetivo con su Shikai liberado, para invocar, a través de la piedra situada en su espada, a un Kastform Regen y a un Kastform Solar, que comenzarían a girar alrededor de la capitana esperando una orden. Con la cortina de humo ya disipada, la joven se pronunciaría. - Peleemos, capitán-.

Técnicas usadas:

Sekienton (赤煙遁, Escape de Humo Rojo): Habilidad simple que consiste en invocar una gran nube de humo rojo que sirve para escapar del combate.
Nivel de Kidö Necesario: Usuario.
Encantamiento: "Espíritu que se oculta en las sombras, deja que tu aliento inunde el campo de batalla, la fuerza no basta para vencer"
[size=15]DESCRIPCIÓN DEL PODER EN FORMA SHIKAI:[/size]
La usuaria es capaz de generar un amplio espectro de circunstancias meteorológicas. A través de la pequeña piedra situada en la nueva forma de la espada, podrán ser invocados unos pequeños seres denominados como Kastforms. El tamaño medio de estas criaturas es de cincuenta centímetros de longitud y ochenta centímetros de anchura. Estos pueden poseer numerosas formas; dependiendo de la que se necesite, se les podrá conferir una forma u otra, e incluso combinarlos entre sí para realizar poderosas técnicas. Por otro lado, cabe destacar que Dagna es capaz de crear microclimas artificiales en espacios cerrados haciendo uso de los anteriormente mencionados. Estos pueden ser lanzados al cielo para crear un nuevo clima o intensificar el que se esté dando en un momento determinado. Así mismo, también pueden ser arrojados al enemigo o usados como utilidad (prender un fuego, apagar un fuego, rellenar una botella de agua, etcétera). Una vez invocados, los Kastforms permanecen en batalla esperando las órdenes de Dagna, dándo vueltas alrededor de esta. Cabe aclarar que la shinigami no se ve afectada por ninguno de estos factores meteorológicos. La velocidad de movimiento y poder de estos dependerá del stat de Poder de Dagna con el enemigo.

[size=15]KASTFORMS:[/size]
Kastform Solar
Su habilidad se denomina como ''sequía''. Es capaz de intensificar la temperatura del sol en un radio de 450 metros a la redonda, e incluso recrear un sol pequeño en un radio de 200 metros. El cuerpo de este puede llegar a alcanzar temperaturas muy altas, por lo que en caso de ser arrojado al enemigo, puede causar grandes daños dependiendo de la diferencia del Stat de Poder de Dagna y el Stat de Aguante del contendiente. Si este se aleja de Dagna más de 150 metros, explotará creando el microclima ''sequía''. Este microclima posee una duración de 7 turnos. Mientras este microclima esté activo, evaporará la humedad en el ambiente. Asimismo, generará un debuff de -20% en Aguante y Velocidad sobre el enemigo.  En caso de ser arrojado a una nube de tormenta, la disipará. Tan solo se puede invocar 1 Kastform Solar por turno.

Kastform Regen
Su habilidad se denomina como ''glaciación''. Es capaz de enfriar la temperatura ambiente en un radio de 450 metros a la redonda. En caso de ser arrojado al enemigo, puede llegar a entumecer e incluso a congelar la zona impactada, dependiendo de la diferencia del Stat de Poder de Dagna y el Stat de Aguante del contendiente. Si este se aleja de Dagna más de 150 metros, explotará creando el microclima ''glaciación''. Este microclima posee una duración de 7 turnos. Por consiguiente, genera un debuff de -20% en Aguante y Destreza sobre el enemigo. En caso de ser arrojado a una nube de tormenta, se podrán crear circunstancias meteorológicas como lluvia, granizo o nieve. Tan solo se puede invocar 1 Kastform Regen por turno.
Kastform Regen y Kastform Solar pueden interactuar para crear nubes de tormenta o niebla (la densidad de esta última dependerá de la diferencia del stat de Poder de Dagna y el stat de Destreza del enemigo) en un radio de 450 metros a la redonda por igual. Tanto las nubes de tormenta como la niebla, pueden estar activos durante el transcurso de los microclimas glaciación y pararrayos)
Senka (空蝉, Petalo Destellante): Técnica versión mucho más rápida y avanzada del Shunpo que permite a su usuario recorrer distancias minimas casi tan rápido como la luz permitiendo así posicionarse con más ventaja frente al adversario.
[size=16]Nivel de Hohö Necesario:
 Experto.
[/size]
avatarInvitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El ansiado choque del acero.

Mensaje por Alfabica el Miér Feb 22, 2017 2:32 pm

Pasó varios minutos controlando su presión espiritual, ejerciendo fuerza sobre el entorno bajo un control estricto de la misma, mientras tanto su haori y cabellos flameaban en una delicada danza al son de la brisa. La delicadeza que irradiaba la Capitana pondría de manifiesto su propósito aún bajo aquel tono grácil y despreocupado, aun así Alfabica podía entre ver mucho más, el silencio era absoluto por su parte, no se oía nada más que aquel viento susurrante, que iba de aquí a allá conforme el Capitán de cabellos azules se sincronizaba en pos de bloquear toda su emisión latente. Una habilidad que todo Shinigami de su rango podría ejecutar y de la que él era particularmente experto, solo en la Segunda División se conocía dicho método de supresión; uno que era utilizado por sus miembros para llevar a cabo las operaciones de asesinato silencioso e infiltración, y uno que en combate dificultaba al adversario predecir por medio del rastreo de espiritiones las intenciones del sujeto, con su reiatsu perpetuamente suprimido tuvo una mejor perspectiva, una que se vio estimulada por todo aquello que sus ojos podrían atestiguar y que era adornado por las prontas palabras de la Capitana, la cual; aun no le revelaba su nombre u escuadrón.

El choque del acero y fuerzas de ambas partes terminaría por determinar el resultado del entrenamiento que en breve comenzaría. El  momento, finalmente llego precedido por las primeras acciones de su contraria, camuflando una abrupta fluctuación de su reiatsu mediante el humo rojo materializado de un arte demoníaca. Dio un suspiro final, sus músculos se relajaron y sus párpados comenzaron a abrirse lentamente dejando entrever aquellos orbes azulados que se encontraron con un cambio en la naturaleza del arma de reglamento de la susodicha; quien portaba ahora un escudo sostenido con firmeza desde su siniestra, contrastando con su hoja en la diestra, dos entes bastante llamativos flotaban por encima de esta orbitando en su posición como esperando el momento adecuado para intervenir.

Se mantuvo calmado, mientras dejaba salir un último suspiro. Pudo observar la postura de la peli azul y encaro en silencio el hecho de que sus palabras abrieran el telón a lo que se avecinaba.. No se contendría, no con un Capitán, por supuesto que estaba implícito lo contrario para el caso de Alfabica, que aprovecharía esta oportunidad para nutrirse de fuerza y experiencia..-
Iniciemos entonces- Sus músculos se tensaron de golpe, flexionó las rodillas con una leve angulación y se desvaneció a gran velocidad para posicionarse detrás de Dagna, dejando imagen impoluta de su persona en su antigua posición como un vil señuelo, era un paso especial que superaba incluso al Senka, el Capitán de la Segunda División era conocido por ser el mas rápido, daría testimonio viviente de aquello, sometería a Dagna a un combate a altas velocidades, como era la costumbre en el Segundo Escuadrón y, como a su vez era el estilo de Alfabica., tan pronto su figura se hizo física lanzó una patada en giro empleando el veloz impulso, enfocandola hacia aquellos entes flotantes los cuales seguramente no podrían reaccionar a las intenciones del perpetrador y acabarían disipados por el fugaz contacto, cerrando el giro con otra patada frontal con la otra pierna en dirección a la espalda de su contrincante de manera contundente, amenazando con generar fuerza de empuje suficiente como para echar hacia atrás a su objetivo si llegaba a tener contacto. Alfabica era un maestro del Hakuda como lo sería cualquier Capitán de su División, él buscaba el elemento sorpresa, y explotaría toda su elasticidad y agilidad para que su movimiento fuera digno, aprovechaba a su vez  que aquella imagen de si aun yacía en su posición camuflando sus verdaderas intenciones sin distorsionarse mientras perpetraba su ofensiva desde la retaguardia de su objetivo, aumentando con esto sus posibilidades.

Técnicas.:

Utsusemi (閃花, Cigarra): Técnica que consiste en moverse tan rápido que se deja detras de si mismo una imagen estática del propio usuario que no desaparece hasta varios segundos después.
Nivel de Hohö Necesario: Maestro.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Hablo // Pienso // Zampakutoh
avatarAlfabica
Capitán de la 12va División
Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 12/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ansiado choque del acero.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.