Staff
Afiliados
Foros Hermanos
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro
Directorios y Otros

Un Mundo Quebrado (Libre) // MISION.

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un Mundo Quebrado (Libre) // MISION.

Mensaje por Rigardo el Dom Abr 09, 2017 6:30 pm

avatar
Mensajes : 178
Fecha de inscripción : 23/08/2016
Ver perfil de usuario
La caída... la base de su raza, los embriones pasados de cada Arrancar que hace tiempo pisaban esos pasillos habían desaparecido. Un nuevo orden de las cosas se había cernido sobre el estilo de vida de cada habitante de aquel Palacio, uno tras otro se fueron, no todos pudieron aceptar lo sucedido y la gran mayoría simplemente se decanto a preservar su libertad, prefirieron vagar mas allá de las arenas, mas allá de lo que alguna vez fue su inexpugnable hogar. De gran tamaño y mirada plateada andaba aquel ser caminando entre el polvo y la soledad sin proferir mas que algunos gruñidos que se diseminaban en la oscuridad del interior, aun en su estado actual parecía seguir evolucionando, los días tras su ascenso se habrían convertido en años, aun ahora seguía volviendo de vez en cuando, atestiguando la destrucción que había cobrado su nueva posición en su plano, aun así, su semblante parecía desconsolado por tanta soledad, no podia ser un rey completo hasta que obtuviera seguidores, su mente lo arrastraba a pensamientos que no eran propios de seres en su escala evolutiva, los mismos creaban fuertes incongruencias al chocar con sus sentidos mas básicos. Entonces, ¿Qué asuntos tenía con aquellos sus hermanos incomprendidos? Lo que mueve a todo Hollow, sin duda, el deseo de ser más fuerte…
 
Sus pasos eran tranquilos y lentos. El sonido de su constante caminar se diseminaba como un eco constante. El cielo le era negado desde el interior del derruido recinto, que se alternaba entre planas paredes de mármol, lo que alguna vez fue un inexpugnable palacio habitado por pesudo-hollows de gran ´poder ahora yacía a las orillas del olvido, deshabitado y aparentemente sin vida. Su entorno, desolado, su mirada plateada se filtraba entre cada rincón posible como buscando a algo o alquilen . Ni un alma hacía su aparición por los alrededor.
 
La penetrante oscuridad solo era superada por el silencio sepulcral dentro de aquel recinto inmenso. El único sonido audible era la respiración del Vasto Lorde que parecía esperanzado, su transición había sido mas que interesante, pelear y cazar hasta que su evolución estuvo completa, una revolución de sus propios hermanos sobre un plano en disputa con los antiguos habitantes de aquel Palacio; una que acabo con la muerte del diligente principal, y ahora... Nada. Rigardo ahora deseaba algo mas que una corona, deseaba ser seguido, la decadencia ahora se cernía no sobre una raza, sobre un plano entero, la situación actual representaba una afrenta a la idea de balance que ellos como seres del Hueco Mundo eran capaces de representar, todo se había roto y debía ser reformado. Despertando de un sueño incoherente y sin sentido, se detuvo, tenía un largo trecho por recorrer. Catorce días pasaron desde que había entrado al palacio y desde entonces no había dejado de caminar con paso constante. A lo lejos, una gran sala derruida pero muy bien iluminada tenia lugar. Avanzo, dejando que la luz dejara entrever su figura a cualquiera con la perspectiva perfecta, un Leon de complexion atlética, ojos plateados y pelaje azabache, el mismo se detuvo en medio, dejando que sus sentidos hicieran el resto, además; necesitaba un respiro...

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Habla // Piensa

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Mundo Quebrado (Libre) // MISION.

Mensaje por Hikari Mizu el Lun Abr 10, 2017 1:44 pm

avatar
Hikari Mizu
Reina de Hueco Mundo
Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 27/07/2016
Ver perfil de usuario
Era una verdadera lástima. La belleza del palacio se veía opacada por la falta de personal, de voces, del sonido de los pasos a un lado y a otro. ¿Qué había pasado? ¿por qué, uno a uno, todos habían empezado a marcharse? Las Noches debía resistir... ese glorioso palacio de piedra tenía que perdurar, si no.. si acababa desapareciendo entre los siglos de arena que el desierto de Hueco Mundo arrastraba, ¿qué ocurriría con su estirpe? ¿qué sería de la realeza y sus sirvientes?

Pero todavía quedaba esperanza. Siempre quedaría el eterno guardián de palacio, la dama que nunca habría de fallar al trono real. Esa mujercita con una cornamenta oscura, unas pupilas esmeralda y un cabello más negro que la noche; ella siempre estaría ahí.
¿En estos momentos...? en este instante estaba despertando de un profundo sueño. Había dormido durante una buena cantidad de horas, más de 40 quizá, en un cuarto distinto al del resto del palacio: un dormitorio adornado como ningún otro, pintado de suaves colores elegantes y amueblado con un armario bien grande, un tocador con un espejo, una elegante mesita de baja altura y, junto a esta, una muy digna cama. Y estaba especialmente limpio todo.

Se desperezó entre las sábanas, a pesar de haber dormido tanto todavía se sentía... cansada y espesa... su salud se había ido deteriorando poco a poco, pero dormir le había hecho bien: al menos tenía fuerzas para levantarse y dar una vuelta por el palacio y, de paso, observar las zonas más sucias para ir a limpiarlas, ¿quién sabe cuándo podrían regresar los habitantes?
Tras un par de minutos finalmente se puso en pie y se calzó unos zapatos negros sin tacón, cómodos pero bonitos, y decidió peinarse un poco frente al tocador y a lavarse el rostro con algo de agua que tenía en un recipiente de cerámica. Llevaba puesto un camisón negro de tela fina pero elegante, hoy.. hoy no le apetecería vestirse con otra ropa, daría un breve paseo, limpiaría el polvo de algunas partes del palacio, y volvería a acostarse.

Y a pesar de que, en realidad, no había estado sola en el palacio... era tan grande que todavía no se había encontrado con el otro habitante. Y ninguno podría tampoco podía haber sentido la presencia del otro, pues ella trataba de disminuir su poder y su reiatsu a lo mínimo posible para no gastar energías.
Se lo encontró de pronto: vio un león, uno grande y que le era vagamente familiar... si... si, se encontró con él hacía años.
Al principio se sorprendió y se quedó quieta en el sitio, analizando la situación. Pero enseguida y, como siempre es natural en ella, una sonrisa cordial adornó sus labios mientras no podía reprimir sus gestos de alegría.
-No esperaba encontrar a nadie más en el palacio. Sois bienvenido, veo que al final decidisteis entrar.
Mencionó la chica, refiriéndose al fortuito encuentro que tuvieron mucho tiempo atrás, cuando el león meramente observaba Las Noches desde la distancia.
-Disculpad si no recuerdo vuestro nombre, pero mi memoria no es la que solía ser. ¡Y disculpad estas pintas también, por favor!
Ciertamente, ir en camisón no era lo más elegante para el encuentro. Pero estaba tan débil hoy que, incluso a ella, la idea de ir corriendo a cambiarse de ropa era abrumadora y demasiado pesada.
-Podéis llamarme Mizu, servidora de Las Noches y de sus habitantes.
Acompañó su frase con una pequeña y femenina reverencia. Las opciones eran claras y, aunque ella también había pensado en que, simplemente, el león podría tratar de devorarla... no tenía fuerzas para huir. A pesar de que un tatuado número 2 se veía en su muslo izquierdo, era más factible tratar de llevarse bien con el visitante que tratar de plantar batalla.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

De sirvienta:

Estilo habitual:

Resurrección (sin guadaña):

Estadísticas:

Fuerza: 8 (+4 Primera Res. pasiva)
Poder: 6
Destreza: 5
Aguante: 23 (+9 Primera Res. pasiva)
Agilidad: 5

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Mundo Quebrado (Libre) // MISION.

Mensaje por Rigardo el Lun Abr 10, 2017 8:25 pm

avatar
Mensajes : 178
Fecha de inscripción : 23/08/2016
Ver perfil de usuario
Realmente parecía que había cambiado, ya no era un hambre insaciable lo que lo movía sino la curiosidad, había algo en su mente; en su esencia que lo invitaba a internarse mas dentro de aquel recinto derruido por su propia mano, su ambición había causado el actual deterioro de su estirpe, había dividido el escalafón de mando jerárquico que se regia entre aquellas paredes, quería que aquellos seres volvieran a sus orígenes; los rumores decían que algunos se habrían internado tanto en las arenas que acabaron volviendo a sus antiguas naturalezas. Rumores. Pronto aquellos pensamientos se quebraron ante la percepción que su mirada plateada tuvo desde su posición, se trataba de un entre solo reconocible por un pasado encuentro, la única Arrancar miembro de Espada que no había asistido a la defensa de la fortaleza ni mucho menos presenciado la muerte de su rey sus manos. Tal y como la recordaba era pequeña, bastante. Su tono le fue bastante familiar, muy delicado y cortes. Una vez estuvo a cierta distancia la miro intercambiando el contacto visual, desde esta perspectiva únicamente tuvo que bajar la mirada, la observo en silencio postrada ante su figura leonada. No le incomodaba su presencia en lo absoluto, sinceramente había tenido que soportar la soledad de aquel deteriorado recinto en busca de la compañía. Pensaba que todos se habrían marchado pero ella no, ¿Dónde había estado todo este tiempo?.- Has estado mucho tiempo alejada .- Vocifero irónico, ella no podría reconocer que se encontraba ante el actual Rey, un titulo que solo le pertenecía, por ser el asesino del anterior. Rigardo habría hecho trizas el antiguo trono y su ira era la causante del deterioro actual del palacio así como de la deserción de la mayoría de los Espadas, ¿Habría Mizu perdido la memoria?

Respiro oxigenando sus pulmones de manera sonora, dejando salir un hilillo de vapor transparente apenas visible. Intento entonces desencadenar su Pesquisa, utilizaba esa habilidad como radar para detectar fuentes de energía espiritual de gran tamaño, solo la de el y la de ella eran latentes a kilómetros a la redonda o, las demás fuentes ocultaban sus esencias bastante bien. Su mirada plateada parecía traspasar cada fibra de piel, cabello, tela; como si fuera capaz de ver por dentro de la chica. -
¿Qué haces aquí? - Una simple pregunta que esperaban una clara y concisa respuesta, algo en la actitud de aquella joven le intrigaba en gran medida, no se movería ni un ápice, estaba allí estudiándola conforme le entregaba el derecho de palabra. En aquella incognita estaban implícitas muchas preguntas, ¿Qué hacia aquí aun? ¿Buscaba redimirse? ¿Dónde estaba cuando su rey cayo?

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Habla // Piensa

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Mundo Quebrado (Libre) // MISION.

Mensaje por Hikari Mizu el Miér Abr 12, 2017 1:54 pm

avatar
Hikari Mizu
Reina de Hueco Mundo
Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 27/07/2016
Ver perfil de usuario
-Más o menos.
Pudo afirmar cuando el imponente león comentaba la ausencia de la chica.
Ella no se movía del sitio y lo miraba directamente mientras mantenía su expresión de empatía.
Ciertamente, era una mujer algo menuda y de frágil aspecto, su hilo de voz era dulce y transmitía esa calma que siempre poseía.
-He estado yendo y viniendo, Hueco Mundo y el mundo mortal. Aunque últimamente he estado encerrada en mis aposentos. Pudo afirmar ella misma que no había estado constantemente moviéndose por el palacio, más bien, había reducido su presencia lo máximo posible.

Había algo inevitable de percibir cuando el gran león utilizó la pesquisa para tratar de encontrar a otros integrantes del palacio: la energía que emitía la hembra que tenía delante era de menor fuerza a la de mucho tiempo atrás, su esencia espiritual se había hecho más débil en lugar de crecer; aunque cierto era que seguía siendo intensa y mayor a la de muchas criaturas que habitan el Hueco Mundo.
-Es mi deber estar aquí, mi señor. Se supone que soy la protectora del palacio, y demasiado falté a mi deber hace tiempo... Soltó un suspiro, claramente disgustada consigo misma por no haber podido defender el lugar cuando se la requería.
-Me enzarcé en una batalla bastante compleja en el mundo mortal, y para cuando volví.. todo estaba así.

Se calló unos momentos. No tenía excusa, ella debía ser la guardiana y se sentía demasiado culpable por haber fallado.
-Aunque, sinceramente, no esperaba que mi castigo tardase tanto en llegar. Estoy segura de que sois más veloz que yo.
Desvió ligeramente la mirada hacia la única salida posible de la habitación. Era inevitable pensar que el león trataría de devorarla, es la ley de este mundo, y a ella no la acompañaban hoy las fuerzas: de hecho, le estaba costando mantenerse en pie bajo la presión espiritual que emergía del poderoso hollow.
Aún así... siempre conservaba su gesto amable, su fiel compostura y comportamiento.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

De sirvienta:

Estilo habitual:

Resurrección (sin guadaña):

Estadísticas:

Fuerza: 8 (+4 Primera Res. pasiva)
Poder: 6
Destreza: 5
Aguante: 23 (+9 Primera Res. pasiva)
Agilidad: 5

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Mundo Quebrado (Libre) // MISION.

Mensaje por Ciel LeBlanc Vial el Lun Abr 17, 2017 11:00 pm

avatar
Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 05/11/2016
Ver perfil de usuario
-Hacéis demasiado ruido…- Salió de una de las paredes, atravesándola como un fantasma que siempre había estado allí, pero realmente lo había estado, sin importarle demasiado lo demás, se lo había demostrado al león en su momento, ella había cubierto las noches y había impedido todo el daño a la estructura con sus espejos y había permanecido allí desde un comienzo, porque al igual que hacia milenios su lugar de reposo, la habitación de la espada primera, seguía siendo un misterio. Miro al león con indiferencia, a la joven con calma y simplemente alzo una ceja.- Al menos, hasta ahora, todos los reyes habían sido capaces de caminar a dos piernas y no eran simples…animales.- ladeo el rostro con su parsimonia habitual, con aquella que ve a alguien que por raza, es claramente inferior.- Pero hace milenios que deje de ponerme quisquillosa…

Un movimiento de mano desplazo la mayoría de espejos presentes y el castillo de las noches se mostró como siempre, ella que había estado presente en la pelea había hecho lo correcto, proteger lo único que le importaba mientras miraba de nuevo como su rey era asesinado por el siguiente, ¿Cuántas veces había pasado eso desde que ella era espada primera? Ciel era espada desde la fundación de Las Noches, la primera y única, la guardiana eterna, la moradora del silencio y nada iba a cambiar eso.- Mizu-chi, es bueno verte tan…dulce como siempre.- Pese a que ambas se conocían, más de lo que la joven pensaba o sabía, Ciel seguía guardando demasiados secretos, cosas que gente joven como ella los llamaba no podría comprender y ella hacía tiempo que había dejado de querer enseñar.- No es como si yo me hubiera ido alguna vez de este sitio…-¿Miedo?, ¿pánico?, esas cosas no existían para alguien tan vacío, sin embargo ella si sabía cómo inspirarlos.

-Tranquila pequeña, no creo que el león sea tan idiota como para un dos contra uno…no cuando está en mi terreno.- Se sentó con la calma de una reina en una de las sillas que hizo aparecer de la nada, doblando levemente sus piernas en un gesto calmado, elegante y refinado, mientras sus fracciones afiladas se alzaban como las de un noble.- Si me da una buena razón para seguirle, me pensaré el no matarle…- y su reiatsu , su poder se elevó con calma, mostrando el enfado interno que su apacible espíritu escondía, varios reyes habían pasado por su servicio y ella los había contemplado y ayudado llegado el momento, pero igualmente, los había dejado morir o los había matado.- Porque su llegada no fue bien recibida, sus ganas de destrucción idiotas y las ganas de destrozar mi hogar, innecesarias…

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

-Hablo-
-Pienso-

Stats:

FUERZA: 5
PODER: 12
AGUANTE: 6
AGILIDAD: 5
DESTREZA: 11

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Mundo Quebrado (Libre) // MISION.

Mensaje por Rigardo el Mar Abr 18, 2017 6:32 am

avatar
Mensajes : 178
Fecha de inscripción : 23/08/2016
Ver perfil de usuario
Realmente parecía que aquel furor propio de la bestia que habría destronado al antiguo rey habría sido reemplazado por una silenciosa criatura Leonada, ese reflejo Hollow sin fondo y carente de pensamiento había sido sustituido por una sosegada calma, por fin los antiguos habitantes de aquel Palacio salían a la luz, afortunadamente a ambas las conocía, por razones de momento, seria Hikari quien gozaría de todo el enfoque que su mirada plateada fue capaz de otorgar, no la interrumpió ni mucho menos quebranto su silencio cuando la seca voz de su compañera arrancar adorno la soledad que se cernía sobre todo el palacio. Era impresionante, parecía que aquella mujer era parte del palacio. Una mujer de mirada violácea con la que alguna vez se topo cuando invadía su inexpugnable bastión, con sus orbes oculares y débiles gruñidos hizo la primera sintonia. El comité de bienvenida parecía algo mas reducido de lo que recordaba, muchos se habrían marchado o simplemente habrían muerto en sus manos aquel fatídico días, no recordó cuantos de sus congéneres murieron aquel día, la azabache figura del león volvió a reaccionar sin tiempo alguno para emitir palabra o gruñido, estaba embelesado por la voz de ambas. Arrancars, los antiguos Amos del Hueco Mundo, las observo en silencio sin inmutarse, espero a que el encuentro entre aquel trió de poderes se hubiera afianzado y las respectivas partes que lo conformaban estuviesen listas para otorgarles el derecho de palabra - Grr.- Gruño reaccionando ante las despectivas palabras de la mujer recién llegada. Si bien era una bestia en esencia, el era un Vasto Lorde un ser que tenia mas semejanzas que diferencias con los seres como ella. Rigardo habría parado de evolucionar desde lo físico a lo cognitivo, era un ser que estaba en constante aprendizaje, los sucesos y la decadencia del Hueco Mundo lo habrían moldeado como una criatura así, una que a pesar de las cosas, caminaba a dos patas como cualquier ser humano.- No hace mucho tiempo, eras como yo. Para nosotros el tiempo es efímero, somos seres eternos desde que despertamos como Hollow, hasta que nuestra consciencia evoluciona producto de la naturaleza. Incluso si somos devorados... eres producto de seres inferiores y lo seguirás siendo pues de eso provienes.- Rugió con su tono de voz grave, en aquel momento la miro, no veía a la odiosa mujer que yacía sentada con desinterés sino a la vistosa apariencia Hollowsificada que se había postrado ante el aquel día que ataco el palacio. Una ilusión. Aunque sus ojos yacían viajando presa de su imaginación, su mente yacía en el ahora.- Lo único que te diferencia de mi, es que has decidido arrancarte la mascara, y sellado tu verdadera naturaleza en una espada.- Su visión de la chica pronto volvió a la habitual y opto por desprender el vinculo visual compartiendo sus vistosas iris con Hikari.- No estoy aquí para impartir castigo alguno, vine a proteger este lugar..- Rompió el vinculo visual finalizando la oración, bajo su cabeza tanteando la mirada a donde esta terminara, parecía confundido con su siguiente paso, sus instintos manejaban de manera incongruente gran parte de las señales que habría condicionado para aquel encuentro, no era mas que un León muy grande, con un propósito aun mas grande que el.

De un momento a otro sus sentidos se dejaron acarrear por la energía latente en Ciel, Hikari su única conocida seguramente podría sentirla, su Pesquisa delataba las intenciones la misma cuan un animal que detecta el peligro, sin embargo Rigardo solo la encaro, abrazo aquella esencia con la suya propia alimentando aquel estimulo que lo había traído de nuevo al Palacio. Podía entrever las diferencias cognitivas con las que contaban y temía no expresarse adecuadamente sin embargo lo intento.-
No podemos rehuir de nuestra verdadera naturaleza, aun cuando te encuentras al resguardo de tan imponente palacio, no puedes olvidar quien fuiste o de donde provienes. Esto es un ciclo al que estarás acostumbrada y te acostumbraras pues en su momento, yo también caeré.- Indico con seguridad, bajando la mirada, no sonaba forzado sino todo lo contrario, aun así Rigardo parecía esforzarse en sostener una conversación con tantos ejes de profundidad, el no dejaba de ser un Hollow.

No necesito explicar porque estoy aquí... Soy el Rey y es mi deber... cuidar el palacio y mas allá.- Su mirada plateada parecía traspasar cada fibra de piel, cabello, tela; como si fuera capaz de ver por dentro de sus interlocutores. Su razonamiento era aquel, había despojado del trono al antiguo Rey, ahora sus funciones le habrían sido conferidas, así como todas sus responsabilidades, aun ni digería la mayoría. Aquellos seres le eran sumamente extraños, se prefería en el Bosque Menos, sin embargo, ahora y luego de atestiguar semejante decadencia sobre su plano, deseaba elevarlo.- Deseo devolverle su antigua gloria a este lugar, deseo unificar a cada Hollow y Arrancar, deseo acabar con esta división.-. Vocifero al aire negandoles el vinculo visual a ambas, admirando cada pared del recinto, dejando que sus palabras se filtraran por todo el lugar y claro, llegase a los oídos de sus acompañantes.- Aunque nuestros aspectos sean diferentes, nuestros propósitos son los mismos, la grandeza del Hueco Mundo y la destrucción de los que estén en contra.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Habla // Piensa

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Mundo Quebrado (Libre) // MISION.

Mensaje por Hikari Mizu el Dom Abr 30, 2017 12:06 pm

avatar
Hikari Mizu
Reina de Hueco Mundo
Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 27/07/2016
Ver perfil de usuario
Ciel. Su aparición trajo una silenciosa esperanza, un consuelo que fácilmente podría considerarse debilidad. Hikari Mizu era un ser... ¿débil?

Su mirada verde se intercambiaría entre el león de plata y la dama etérea, entre la bella y la bestia.. un bonito cuento inventado por los humanos, por cierto, que la segunda espada habría tenido la oportunidad de leer en sus cuantiosos ratos libres; Pero no era el momento de distraerse pensando en cuentos. La realidad la despertó de su ensimismamiento con un gruñido de Rigardo, a lo cual la dama de negra cornamenta tuvo que tragar saliva y encogerse de hombros.
-Por favor, calmaos.. el palacio es bastante grande, estoy segura de que hay sitio de sobra para todos nosotros.
Mencionó en un claro intento de transmitir su calma y bondad, de, como siempre, tratar de solucionarlo todo con buenas palabras y una dulce expresión.
-Ah.. mis saludos, mi señora Ciel.
Respondió rauda dedicándole unos momentos de atención a la otra fémina y regalándole una sonrisa.
-Me alegra volver a veros.
Si... se alegraba de volver a verla. Se alegraba del aprecio que mantenían la una por la otra.

Pero no estaba bien. En el fondo, no le sentaba bien la presencia de ninguno de aquellos dos. Se sentía inferior, se sentía presionada por su deber y pisoteada por el orgullo, y no era tan solo anímicamente: le costaba mantenerse atenta a toda la conversación, tenía náuseas y unas ganas irresistibles de volver a la cama. Nunca antes la presencia de otras criaturas poderosas le habían causado tal presión, ¿tanto había descendido su poder?... pero no podía mostrarse débil, tenía que mantener el tipo y seguir siendo el digno escudo que siempre habría sido, aquella férrea coraza del trono, la línea de defensa de Las Noches. Si llegase a saberse que la arrancar irrompible, la de piel de acero, Hikari Mizu, era ahora una criatura débil.. bueno, no tomaría mucho tiempo para que Hueco Mundo la devorase.

Volviendo al actual tema de conversación, del que Mizu se habría visto brevemente distraída, unas palabras resonaron en su oído: el Rey.
-¿E-El Rey...?
Por dentro ya lo había sospechado, pero ahora parecía que se confirmaba: aquel macho se había autoproclamado el nuevo Rey.
-Y yo con estas pintas...
Se mencionó a sí misma en silente voz, ligeramente avergonzada por su pocamente digna vestimenta.
Enseguida su foco de atención sería el de volver a ocupar sus deberes para con el nuevo Señor de Hueco Mundo, trató de verse más despierta y activa, más participativa para con el propósito del león.
-Apoyo sus ideales, mi señor, aunque no la destrucción... ¡pero esta antigua espada apoyará vuestro propósito! la gloria de este lugar debería alcanzarse con la unión de nuestra estirpe.
Sonó ilusionada, sonó sincera y leal, y con ganas de ponerse en marcha para convertir Las Noches en el glorioso hogar que debía ser. No tenía fuerzas ni su estado actual era el mejor, eso se veía de lejos, pero iba a empeñarse en recuperar todo su poder y traer los mejores tiempos del palacio de vuelta.

Miró nuevamente a Ciel, manteniendo su sonrisa confidente, la consideraba una verdadera amiga. Y aunque Mizu, hoy, parecía claramente la pequeña e inferior criatura que debía esforzarse para estar a la altura de sus dos interlocutores... aquella mujer era la única que sabía que no era cierto: la dama de acero, o el muro de Las Noches, habían llamado muchas veces a la chica de cabello azabache; nadie en cualquiera de los mundos conocidos era capaz de asaltar el palacio si Mizu estaba allí defendiéndolo. Había sido toda una suerte para el león, tiempo atrás, que la hembra estuviese ausente en aquel asalto.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

De sirvienta:

Estilo habitual:

Resurrección (sin guadaña):

Estadísticas:

Fuerza: 8 (+4 Primera Res. pasiva)
Poder: 6
Destreza: 5
Aguante: 23 (+9 Primera Res. pasiva)
Agilidad: 5

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Mundo Quebrado (Libre) // MISION.

Mensaje por Ciel LeBlanc Vial el Lun Mayo 01, 2017 7:09 pm

avatar
Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 05/11/2016
Ver perfil de usuario
Una risa, hubiera dado lo que fuera por tener de nuevo la capacidad de reírse, pero hacía tiempo que eso había desaparecido de sus labios así que con la calma que firmaba su espíritu se limitó a mirarle, como aquel noble que mira a un simple criado , viendo la palabra inferior tatuada en su frente y en sus débiles e inútiles palabras, en sus intentos de lograr algo que no era posible, en su desesperado intento de hacerle pensar, pero su mente era demasiado avanzada, cuando ella se estaba quitando la máscara…él aun ni existía. Alzo su mano como aquella que la extiende para que un amigo la tome, más lo hace como un gesto que señala al león, el rey de la jungla humana no es más que una simple rata para la dama que tiene delante, y se lo hace ver con la frialdad de sus palabras.- Y aquí tenemos a alguien que no sabe nada, y cree saberlo todo… a un crio, un cachorro, un pequeño ser que no lleva tiempo suficiente en estas tierras y aun así…se hace llamar rey.- Las reglas de Las Noches, las mismas que el primer rey había grabado y que Ciel había presenciado, la mujer alzo la mano al cielo nocturno y una energía del color del vino oscuro salió disparada, haciendo retumbar la tierra, oprimiendo a cientos de enemigos, un simple zero de alguien con un reiatsu tan elevado, tenía una función…atraer a aquellos que la conocía.

-No es nuestro rey, no tenemos rey…lo sé, porque yo he nombrado reyes antes…el rey de nuestro mundo es aquel que todos nosotros aceptamos…así que no tienes título, pequeño cachorro, ni mi aprobación.- Ante la mirada de ellos, decenas de arrancars empezarían a acudir a la zona, al palacio casi destrozado salvo por la parte de ella, trepando, subiendo, llegando hasta la mujer de cabellos violáceos que miraría con cierta burla a los allí presentes.- Me hice vieja para los juegos de tronos de gente ridícula como tu… así que si algún día aparece un verdadero rey o te aceptan todos los verdaderos espadas, me dejare caer.- Y con un chasquido de dedos, todos los arrancars allí presentes, antiguos fracciones de la primera espada, siervos durante cientos de años de ella y de su poder, desaparecieron tragados por las arenas, por sus pequeños cristales y espejos, mientras con calma volvía a mirarlos. – Aprovechare este infinito mundo…me iré a algún lado, no perderé de vista esto, pero no creo que vosotros podrías mirarme…- Ante el siguiente chasquido, lo que desapareció ante la vista de ellos…sería una gran parte del castillo, aquella que intacta ella había mantenido, su habitación, la parte de sus arrancars y el personal…casi como si hubiera sido un espejismo, el castillo se veía perfectamente cortado.- ¿No pensaríais que iba a dejar mi casa aquí, no?- alzó la ceja casi con diversión, mas no había demasiado que expresaran sus ojos, no había ganas de alzar una raza que estaba muerta desde hace tiempo, así que simplemente se despidió.

-Si te portas bien, quizás tengas permitido visitarme Mizu… aunque creo que preferirás servir al león, que visitar a una buena y vieja amiga…- y tras una media vuelta, desapareció igualmente entre los cristales de las arenas, en los espejos de sus sombras, apareciendo en otro lugar de Hueco Mundo, a la espera de que alguien realmente digno llegara, o de que el idiota se alzara al trono y ella, aun así, seguramente lo ignorara.

Aclaración:
Pues me voy del post con un trozo del castillo -mi trozo(?)- y un par de sirvientes aparecidos, mucho animo owo7

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

-Hablo-
-Pienso-

Stats:

FUERZA: 5
PODER: 12
AGUANTE: 6
AGILIDAD: 5
DESTREZA: 11

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Mundo Quebrado (Libre) // MISION.

Mensaje por Veradax el Mar Mayo 23, 2017 9:34 pm

avatar
Veradax
Espada 5
Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 18/08/2016
Edad : 30
Ver perfil de usuario
Se encontraba en el interior de su laboratorio donde estuvo entretenido con sus experimentos con seres vivos, haciendo también mezclas a nivel celular buscar alcanzar la comprensión sobre la evolución mediante la combinación genética con otros seres. No se desesperó ante los fallos o la inadaptabilidad de los genes, viendo como algunos de los sujetos que tenía preso acabó dando el último halito de vida. Pero no importaba ya que tenía bestias con las que realizar sus prácticas, todavía no comprendía el motivo del rechazo ya que la sangre hollow siempre había corrompido el cuerpo de los sujetos. Quizás es que a nivel espiritual no lograba absorber el poder de la sangre salvaje.

¿Ruidos y presencias en el palacio? Todo aquello le empezó a molestar y desde la caída del rey de hueco mundo el palacio se había convertido en un lugar desolado. Cosa que no le importaba realmente, ya que su trato no era tan empático y se dedicaba a sus quehaceres mientras seguía con los experimentes, la única que realmente no le molestaba su presencia en el laboratorio era la segunda espada Mizu Hikari. Ya que ambos compartían una misma afición en el campo de la investigación. Pero tenía claro una cosa y es que en el laboratorio era su dominio. Quien entrase sin su autorización se aseguraba de que si cerraba los ojos, no pudiese volver abrirlos al día siguiente.

Sin embargo tampoco era tan estúpido como para plantarle cara aquellos que fuesen más poderosos que el mismo espada, únicamente bastaba con no dejar a la vista lo que deseaba ocultar a los ojos de los demás. Incluso la misma Mizu desconocía con exactitud todas sus investigaciones, ya que únicamente lo que pudiese a llegar a investigar con ella lo catalogaba como un proyecto conjunto en el que poder descubrir nuevos datos en los que lograr compartir. Incluso pese a que algunas cosas que le contaba del mundo humano no le interesaba, sí que llego a escuchar algunos dates relevante de su interés y solo en los descansos se sentaba en el sillón para escucharla e interactuaban socialmente.

Dejaría lo que estaba haciendo y retiraría los guantes manchados de sangre desechándolos, abriendo un cajón y sacando un par nuevo colocándolos en sus manos. No desvelaría su presencia en el palacio e incluso aria uso de su sigilo para moverse por entre las sombras para ver que estaba ocurriendo, si algo aprendió en el mundo humano en su última visita era a no dejar que nadie se percatase de su presencia. Escucharía las voces de fondo, una se trataba de un tanto gutural parecida a la de un animal, mientras que las dos voces féminas eran reconocibles para el arrancar.

A paso silencioso se colocó tras una columna pasando desapercibido y prestando atención a la conversación. ¿Una bestia pretendiendo ser rey? Y al parecer ya vino una vez con intento de tomar el trono a la fuerza atacando las noches. Muy típico y primitivo de la raza vasto lorde e incluso esa idea no estaría demasiado desviada proviniendo de la raza arrancar, por suerte para él no se consideraba un igual a los suyos.

Los ojos del arrancar se abrieron preso de la sorpresa, no esperaba que la espada científica llamada Mizu fuese a postrarse con tanta facilidad ante la bestia. La decisión es cosa de cada uno, pero no esperaba que fuese tan fácil de convencer solo por la simple mención de pretender uno en convertirse en rey. Incluso ya parecía haberlo aceptado en tal cargo.

Las palabras tajante de la primera espada Ciel sin embargo dejaban heridas sangrantes hacia el vasto lorde, aunque el mismo no quisiera darse cuenta fue herido por la lengua pérfida de la arrancar. Un veneno irónico y a la vez dulce como la misma miel. Aunque tan solo era una opinión propia del arrancar y una visión que consideraba desde su posición como espectador oculto. Sin embargo las últimas palabras de Ciel dejaron mucho que desear, ya que tomo la decisión de marcharse del campo de batalla polémico. ¿Había nombrado reyes y toma la decisión de marcharse? No parecía importarle demasiado el palacio y ni siquiera intento instaurar un nuevo orden siendo ella misma la espada más cercana al rey que antes lideraba a los espada.

La desaparición de Ciel del lugar hizo que el arrancar hiciese acto de presencia en el lugar observando al que se auto proclamaba rey sin haberse ganado el pleno derecho, algo en que estaba de acuerdo con su compañera. Pero que al final tomo la decisión de marcharse y bueno quizás tanta polémica resultaba agotadora, tampoco la culparía por ello aunque para su visión siempre le parece interesante profundizar los temas a tratar.

-Una conversación de lo más entretenida y he de añadir. Que doy crédito en que un título se ha de conseguir y tan solo existen unos pocos modos de lograrlo. La cuestión es que según veo.. un Vasto Lorde pretende ser rey. Sin duda me parece extrañamente divertido y a la vez curioso, ya que al parecer tu evolución hizo que no solo a nivel de poder te fortalecieses sino también hasta el punto de aprender a debatir polémicamente. No es algo que vea todos los días, pero no te confundas… no estoy diciendo que vaya aceptar seguirte, no es tan sencillo como bien dijo la que se ha marchado.

Negó levemente con la cabeza dejando ver una expresión de tranquilidad en sus ojos, ya que su rostro estaba cubierto por la máscara que porta.

-Pretendes… revivir la gloria de hueco mundo? Y buscas que te sigan tan solo con ese objetivo? Lo siento, pero hace tiempo que deje de tener sueños y solo busco grandes aspiraciones a las que pretendo alcanzar. Incluso el anterior rey de hueco mundo se encargaba de sus propios asuntos, prestando solo su atención a los espadas más cercanos a él. No te confundas, no me siento marginado por que ignorase mi existencia de hecho agradezco su falta de interés en mí. Ya que me ha permitido seguir con mi trabajo y en seguir avanzando en el campo de la ciencia.

Esta vez la posible sonrisa que pudiese verse reflejada en su rostro dejo ver un semblante más fijo, denotándose un poco de seriedad en su expresión y cruzando levemente sus brazos encima de su pectoral.

-¿Qué pretendes realmente? Los seguidores están muy bien, los sueños de alzar la gloria de hueco mundo también. Dudo que tengas un deseo tan simple como ese. ¿Invadir la sociedad de almas quizás? Deberás apostar fuerte si pretendes conseguir algo de mí por lo menos, yo no me vendo tan fácilmente como otros. El poder y el conocimiento lo puedo adquirir por mí mismo, sin duda la ayuda en incrementar dichas facultades sería más sencillo. Pero no.. tu deseo tiene un precio más alto que el simple hecho de conceder poder y prestigio.

Referente a sus palabras quiso acentuar el hecho que su compañera cediera con tanta facilidad, ya que si no le convence algo de lo que pretende hacer. ¿Por qué seguirlo? Deseaba el también beneficiarse con su cruzada y no le importaba en lo absoluto ser un espada renegado. Ya que después de todo no se mete en los caminos de nadie, únicamente actúa por voluntad propia y tiene ya asimilado lo que ara con su eterna vida. Quizás le cueste años llevar a cabo todo lo que desea hacer, pero aparte de lograr hallar a nuevos descubrimientos si puede proporcionar un mínimo interés de el para que lo acompañe en su encrucijada deberá saber que regalarle a sus oídos. La opción de la rendición estaba presente también e incluso prescindir de el en sus filas las cuales se encontraban casi vacías.

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Mundo Quebrado (Libre) // MISION.

Mensaje por Rin Murasaki el Miér Mayo 24, 2017 4:48 pm

avatar
Rin Murasaki
Espada 1/Espada Escuadras
Mensajes : 449
Fecha de inscripción : 15/05/2017
Edad : 22
Localización : Hueco Mundo
Ver perfil de usuario
Chasquee la lengua nada más poner un pie de nuevo en el interior de Las Noches, el eco de ese chasquido se pudo escuchar bastante claro y conciso debido a la soledad que el lugar presentaba desde hacía tiempo, aunque yo no era quien para decir esto pues no había pisado tampoco Las Noches en mucho tiempo, pero hoy era uno de esos días en los que meterme de nuevo aquí significaba que buscaba simplemente tranquilidad y algo de soledad por mi parte. Camine por el lugar haciendo que mis pasos se escucharan ya que estaba pisando de manera fuerte y brusca, total nadie me iba a impedir que no hiciera ruido ni mucho menos que no pudiera manchar el lugar con sangre pues desde la punta de mis dedos caían gotas de negra sangre de Hollow de hacía ya unas horas y es que después de todo lo sucedido el Hueco Mundo era un caos.

- ¿Dónde demonios estaba mi habitación? - pregunte mientras que con mi mano derecha tiraba hacia un lado la cabeza de un hollow que hacía minutos asesine en defensa propia, el tener el puesto de uno de las Espadas más bajas como lo era ser la Octava hacia que gran parte de los que querían más poder me tomaran como un “blanco fácil” para subir un escalón más, los muy estúpidos no saben que a pesar de tener un número bajo no significa que no fuera realmente fuerte, hasta yo misma pensaba que mi número ocho dado hacía ya largo tiempo atrás se me había quedado pequeño hacia años - En primer lugar… ¿tenía habitación? - me lleve la punta de los dedos a los labios para lamer la sangre ajena que en estos quedaban y mire a mi alrededor, todo estaba tan callado pero sabía que alguien debería haberme venido a recibir, aquella especie de sirvienta que rondaba por Las Noches desde antes que yo llegara incluso ¿Estaría ocupada con alguien o habría muerto ya? No lo tenía seguro así que simplemente me puse a caminar sin saber qué rumbo tomar.

Mi caminata me llevó por salas que estaban medio destruidas, algunas se las estaba comiendo la arena y el polvo de las arenas del desierto y pensaba que para quien quisiera gobernar esto iba a tener un duro trabajo reconstruyendo todo, entonces me percate del reiatsu de varias personas y mire a mi derecha para derribar una pared con la mano y pasar al otro lado - Están por aquí, parece que no estoy tan sola como creía… - me quede quieta y cerré los ojos para sentir a los que parecen quedar en el lugar, uno había desaparecido pero quedaban todavía ¿uno….o dos? No estaba segura, pero ladee la cabeza para esquivar el cero de alguien que me lo había lanzado, mire a mi izquierda para ver como un Hollow se acercaba corriendo hacia mí de manera indiscriminada, seguro que la gran concentración de reiatsu lo había traído.

Solo tarde unos segundos en partir a ese inútil en dos y manchar mi ropa de nuevo de sangre, necesitarían un buen lavado o un recambio, camine hasta quedarme apoyada en una de las entradas de aquella sala en la que parecíamos tener un invitado de más, los miré uno a uno, el primero era la sirvienta de la que pensé estaría muerta antes y al parecer seguía con sus cosas de proteger el pasado y el otro era aquel león plateado, sabía quién era y sabía lo que había hecho y tenía la idea de lo que había acabado por venir a hacer aquí - La sirvienta y el león eh… os falta un robot sin corazón y un espantapájaros para hacer una bonita obra de teatro...Corrección, os falta el espantapájaros - acabe por decir de una manera burlesca mientras daba entrada a la sala sin acercarme del todo a aquellos presentes en la sala, no me había percatado de la presencia de aquel científico encerrado en su laboratorio hasta ahora, no me gustaba estar cerca de nadie realmente y el hecho de que los Espadas anteriores abandonaran este lugar no me fue más que una sorpresa, yo misma estaba más tiempo fuera de estas paredes que dentro de ellas desde hacía ya mucho y las veces que venía era simplemente porque se me antojaba o se necesitaba mi presencia, gran parte de mi tiempo pasado y actual lo mantenía en las frías arenas blancas del desierto del Hueco Mundo sin hacer otra cosa que librar batalla con quien se presentará - Por cierto Leoncito, debes bajar esa presencia, los Hollows entran y lo destrozan todo ¿sabes? No voy a estar todo el día de exterminadora de plagas… aunque no es mala idea eso  - lo mire de mala gana a la vez que me acercaba a lo que parecían ser una escalera que llevaba a salas de pisos más superiores, sentándome en sus escalones y poniendo una mano en mi mejilla, esperando respuesta o alguna acción de los presentes, si ese animal se pensaba que lo seguiría poco me importaba realmente, seguiría siendo tan libre como antes con Rey o sin él - Recuperar la jodida gloria pasada no da derecho a destruir tu hogar - comente en voz alta y soltando las palabras al aire, seguro que alguno de los presentes estaban de acuerdo con eso pues no era la única que veía a Las Noches en un lamentable estado, a pesar de que yo casi ni aparecía por el lugar.

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Mundo Quebrado (Libre) // MISION.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.