Staff
Shu'yu
WebMaster
Akemi Noihara
Cierre de temas y noticias
Hood Skull
Registros y compras
Nagito Komaeda
Registro de actividad
Sofia Lucero
Afiliador
Últimos temas
» Dominaré el mundo(?) Okno ¡Hola! ~
por Rin Murasaki Hoy a las 10:54 am

» [Having a good time ~Priv. Hayato~ +18][Año 2021]
por Tsumuji Samidare Hoy a las 10:32 am

» Petición de exámenes
por Huan Yue Hoy a las 10:27 am

» Dos junto las arenas [Priv. Salvatore -2021]
por Rin Murasaki Hoy a las 10:06 am

» Tony parkours into Bleach Resurgimiento! Hola a todos!
por Shu'yu Hoy a las 9:55 am

» Rompiendo la Calma [Priv. Berk - 2021]
por Rin Murasaki Hoy a las 9:51 am

» ~I'm Back~ (Priv. Vizards)
por Nagito Komaeda Hoy a las 1:19 am

» Registro de avatares
por Nagito Komaeda Hoy a las 12:11 am

» ~Hello Mr.Crow ~ [2021][Priv.Shu]
por Shu'yu Ayer a las 11:43 pm

» Colisión del ocaso, al amanecer. +18 (Año 2020) (priv. Acce)
por Acce Kellar Ayer a las 10:49 pm

» A visit from me [Año 2021] [Priv. Salvatore]
por Salvatore Ayer a las 10:42 pm

» Angel en Paris [Sofia - 2021]
por Alice Nakiri Ayer a las 6:27 pm

» Hilo de ausencias - Formal
por Kuma Souls Ayer a las 5:22 pm

» Observando el panorama [Priv. Nagito - 2021]
por Nagito Komaeda Ayer a las 4:08 pm

» El regreso del capitán [Priv. Alice - 2021]
por Alice Nakiri Ayer a las 4:06 pm

» El dolor de la traición de un ser querido. (Priv. Mercedes)(año 2020)
por Nagito Komaeda Ayer a las 2:24 pm

» A Change of Seasons V: A Savior in the Square. // Priv. [Yui Akagame] (2021)
por Ryûnosuke Aiboshida Ayer a las 2:14 pm

» A Change of Seasons IV: Hell's Kitchen. // Priv. [Nagito, Alice] (2021)
por Nagito Komaeda Ayer a las 2:06 pm

» Another Day: 6:00. // Semi-libre (2020)
por Rin Murasaki Ayer a las 1:23 pm

» El Reencuentro de Dos Almas [Priv - Sortiara - 2021]
por Rin Murasaki Ayer a las 12:27 pm

» A Crack in the Mirror. // Priv. [Berkell Lloyd] {2020} (PvP)
por Rey Espiritual Ayer a las 12:00 pm

» Silent calm with breaking noise [Priv. Tsumuji] [Año 2021]
por Tsumuji Samidare Ayer a las 11:43 am

» Pedido de cierre de temas y puntos de reiatsu
por Nagito Komaeda Ayer a las 11:39 am

» You are not my friend, right? [2021 - Mercedes]
por Rin Murasaki Ayer a las 9:56 am

» ~The Void & The Beast ~ [2021][Priv.Rin]
por Rin Murasaki Ayer a las 9:39 am

Afiliados
Foros Hermanos
Directorios y Otros
Afiliados
LosMejores
Los mejores
AnunciosYNoticias
Anuncios y noticias

¡Cambio de año! [30/06/18]

Hemos cambiado de año en el foro. Ahora el presente será en el 2021. [Leer más].

¡Mini-cambios! [25/06/18]

Cambios y ajustes para el sistema PvP. Acciones de base y puntos que otorgan. [Leer más].

¡Conversatorio del staff! [17/06/18]

Se hará el 24 de Junio de 2018 a las 17 hrs. Argentina. [Leer más].

¡Mini-cambios! [17/06/18]

Cambios y ajustes para el sistema PvP. Intensidades y stats. [Leer más].

Un Mundo Quebrado (Libre) // MISION.

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Un Mundo Quebrado (Libre) // MISION.

Mensaje por Hikari Mizu el Lun Abr 10, 2017 10:44 am

Era una verdadera lástima. La belleza del palacio se veía opacada por la falta de personal, de voces, del sonido de los pasos a un lado y a otro. ¿Qué había pasado? ¿por qué, uno a uno, todos habían empezado a marcharse? Las Noches debía resistir... ese glorioso palacio de piedra tenía que perdurar, si no.. si acababa desapareciendo entre los siglos de arena que el desierto de Hueco Mundo arrastraba, ¿qué ocurriría con su estirpe? ¿qué sería de la realeza y sus sirvientes?

Pero todavía quedaba esperanza. Siempre quedaría el eterno guardián de palacio, la dama que nunca habría de fallar al trono real. Esa mujercita con una cornamenta oscura, unas pupilas esmeralda y un cabello más negro que la noche; ella siempre estaría ahí.
¿En estos momentos...? en este instante estaba despertando de un profundo sueño. Había dormido durante una buena cantidad de horas, más de 40 quizá, en un cuarto distinto al del resto del palacio: un dormitorio adornado como ningún otro, pintado de suaves colores elegantes y amueblado con un armario bien grande, un tocador con un espejo, una elegante mesita de baja altura y, junto a esta, una muy digna cama. Y estaba especialmente limpio todo.

Se desperezó entre las sábanas, a pesar de haber dormido tanto todavía se sentía... cansada y espesa... su salud se había ido deteriorando poco a poco, pero dormir le había hecho bien: al menos tenía fuerzas para levantarse y dar una vuelta por el palacio y, de paso, observar las zonas más sucias para ir a limpiarlas, ¿quién sabe cuándo podrían regresar los habitantes?
Tras un par de minutos finalmente se puso en pie y se calzó unos zapatos negros sin tacón, cómodos pero bonitos, y decidió peinarse un poco frente al tocador y a lavarse el rostro con algo de agua que tenía en un recipiente de cerámica. Llevaba puesto un camisón negro de tela fina pero elegante, hoy.. hoy no le apetecería vestirse con otra ropa, daría un breve paseo, limpiaría el polvo de algunas partes del palacio, y volvería a acostarse.

Y a pesar de que, en realidad, no había estado sola en el palacio... era tan grande que todavía no se había encontrado con el otro habitante. Y ninguno podría tampoco podía haber sentido la presencia del otro, pues ella trataba de disminuir su poder y su reiatsu a lo mínimo posible para no gastar energías.
Se lo encontró de pronto: vio un león, uno grande y que le era vagamente familiar... si... si, se encontró con él hacía años.
Al principio se sorprendió y se quedó quieta en el sitio, analizando la situación. Pero enseguida y, como siempre es natural en ella, una sonrisa cordial adornó sus labios mientras no podía reprimir sus gestos de alegría.
-No esperaba encontrar a nadie más en el palacio. Sois bienvenido, veo que al final decidisteis entrar.
Mencionó la chica, refiriéndose al fortuito encuentro que tuvieron mucho tiempo atrás, cuando el león meramente observaba Las Noches desde la distancia.
-Disculpad si no recuerdo vuestro nombre, pero mi memoria no es la que solía ser. ¡Y disculpad estas pintas también, por favor!
Ciertamente, ir en camisón no era lo más elegante para el encuentro. Pero estaba tan débil hoy que, incluso a ella, la idea de ir corriendo a cambiarse de ropa era abrumadora y demasiado pesada.
-Podéis llamarme Mizu, servidora de Las Noches y de sus habitantes.
Acompañó su frase con una pequeña y femenina reverencia. Las opciones eran claras y, aunque ella también había pensado en que, simplemente, el león podría tratar de devorarla... no tenía fuerzas para huir. A pesar de que un tatuado número 2 se veía en su muslo izquierdo, era más factible tratar de llevarse bien con el visitante que tratar de plantar batalla.

____________________________________________________________________________________________


Estilo habitual:

Resurrección (sin guadaña):

Hikari Mizu
Reina de Hueco Mundo
avatar
Mensajes : 256
Fecha de inscripción : 27/07/2016
Edad : 25
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Un Mundo Quebrado (Libre) // MISION.

Mensaje por Hikari Mizu el Miér Abr 12, 2017 10:54 am

-Más o menos.
Pudo afirmar cuando el imponente león comentaba la ausencia de la chica.
Ella no se movía del sitio y lo miraba directamente mientras mantenía su expresión de empatía.
Ciertamente, era una mujer algo menuda y de frágil aspecto, su hilo de voz era dulce y transmitía esa calma que siempre poseía.
-He estado yendo y viniendo, Hueco Mundo y el mundo mortal. Aunque últimamente he estado encerrada en mis aposentos. Pudo afirmar ella misma que no había estado constantemente moviéndose por el palacio, más bien, había reducido su presencia lo máximo posible.

Había algo inevitable de percibir cuando el gran león utilizó la pesquisa para tratar de encontrar a otros integrantes del palacio: la energía que emitía la hembra que tenía delante era de menor fuerza a la de mucho tiempo atrás, su esencia espiritual se había hecho más débil en lugar de crecer; aunque cierto era que seguía siendo intensa y mayor a la de muchas criaturas que habitan el Hueco Mundo.
-Es mi deber estar aquí, mi señor. Se supone que soy la protectora del palacio, y demasiado falté a mi deber hace tiempo... Soltó un suspiro, claramente disgustada consigo misma por no haber podido defender el lugar cuando se la requería.
-Me enzarcé en una batalla bastante compleja en el mundo mortal, y para cuando volví.. todo estaba así.

Se calló unos momentos. No tenía excusa, ella debía ser la guardiana y se sentía demasiado culpable por haber fallado.
-Aunque, sinceramente, no esperaba que mi castigo tardase tanto en llegar. Estoy segura de que sois más veloz que yo.
Desvió ligeramente la mirada hacia la única salida posible de la habitación. Era inevitable pensar que el león trataría de devorarla, es la ley de este mundo, y a ella no la acompañaban hoy las fuerzas: de hecho, le estaba costando mantenerse en pie bajo la presión espiritual que emergía del poderoso hollow.
Aún así... siempre conservaba su gesto amable, su fiel compostura y comportamiento.

____________________________________________________________________________________________


Estilo habitual:

Resurrección (sin guadaña):

Hikari Mizu
Reina de Hueco Mundo
avatar
Mensajes : 256
Fecha de inscripción : 27/07/2016
Edad : 25
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Mundo Quebrado (Libre) // MISION.

Mensaje por Invitado el Lun Abr 17, 2017 8:00 pm

-Hacéis demasiado ruido…- Salió de una de las paredes, atravesándola como un fantasma que siempre había estado allí, pero realmente lo había estado, sin importarle demasiado lo demás, se lo había demostrado al león en su momento, ella había cubierto las noches y había impedido todo el daño a la estructura con sus espejos y había permanecido allí desde un comienzo, porque al igual que hacia milenios su lugar de reposo, la habitación de la espada primera, seguía siendo un misterio. Miro al león con indiferencia, a la joven con calma y simplemente alzo una ceja.- Al menos, hasta ahora, todos los reyes habían sido capaces de caminar a dos piernas y no eran simples…animales.- ladeo el rostro con su parsimonia habitual, con aquella que ve a alguien que por raza, es claramente inferior.- Pero hace milenios que deje de ponerme quisquillosa…

Un movimiento de mano desplazo la mayoría de espejos presentes y el castillo de las noches se mostró como siempre, ella que había estado presente en la pelea había hecho lo correcto, proteger lo único que le importaba mientras miraba de nuevo como su rey era asesinado por el siguiente, ¿Cuántas veces había pasado eso desde que ella era espada primera? Ciel era espada desde la fundación de Las Noches, la primera y única, la guardiana eterna, la moradora del silencio y nada iba a cambiar eso.- Mizu-chi, es bueno verte tan…dulce como siempre.- Pese a que ambas se conocían, más de lo que la joven pensaba o sabía, Ciel seguía guardando demasiados secretos, cosas que gente joven como ella los llamaba no podría comprender y ella hacía tiempo que había dejado de querer enseñar.- No es como si yo me hubiera ido alguna vez de este sitio…-¿Miedo?, ¿pánico?, esas cosas no existían para alguien tan vacío, sin embargo ella si sabía cómo inspirarlos.

-Tranquila pequeña, no creo que el león sea tan idiota como para un dos contra uno…no cuando está en mi terreno.- Se sentó con la calma de una reina en una de las sillas que hizo aparecer de la nada, doblando levemente sus piernas en un gesto calmado, elegante y refinado, mientras sus fracciones afiladas se alzaban como las de un noble.- Si me da una buena razón para seguirle, me pensaré el no matarle…- y su reiatsu , su poder se elevó con calma, mostrando el enfado interno que su apacible espíritu escondía, varios reyes habían pasado por su servicio y ella los había contemplado y ayudado llegado el momento, pero igualmente, los había dejado morir o los había matado.- Porque su llegada no fue bien recibida, sus ganas de destrucción idiotas y las ganas de destrozar mi hogar, innecesarias…
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Un Mundo Quebrado (Libre) // MISION.

Mensaje por Hikari Mizu el Dom Abr 30, 2017 9:06 am

Ciel. Su aparición trajo una silenciosa esperanza, un consuelo que fácilmente podría considerarse debilidad. Hikari Mizu era un ser... ¿débil?

Su mirada verde se intercambiaría entre el león de plata y la dama etérea, entre la bella y la bestia.. un bonito cuento inventado por los humanos, por cierto, que la segunda espada habría tenido la oportunidad de leer en sus cuantiosos ratos libres; Pero no era el momento de distraerse pensando en cuentos. La realidad la despertó de su ensimismamiento con un gruñido de Rigardo, a lo cual la dama de negra cornamenta tuvo que tragar saliva y encogerse de hombros.
-Por favor, calmaos.. el palacio es bastante grande, estoy segura de que hay sitio de sobra para todos nosotros.
Mencionó en un claro intento de transmitir su calma y bondad, de, como siempre, tratar de solucionarlo todo con buenas palabras y una dulce expresión.
-Ah.. mis saludos, mi señora Ciel.
Respondió rauda dedicándole unos momentos de atención a la otra fémina y regalándole una sonrisa.
-Me alegra volver a veros.
Si... se alegraba de volver a verla. Se alegraba del aprecio que mantenían la una por la otra.

Pero no estaba bien. En el fondo, no le sentaba bien la presencia de ninguno de aquellos dos. Se sentía inferior, se sentía presionada por su deber y pisoteada por el orgullo, y no era tan solo anímicamente: le costaba mantenerse atenta a toda la conversación, tenía náuseas y unas ganas irresistibles de volver a la cama. Nunca antes la presencia de otras criaturas poderosas le habían causado tal presión, ¿tanto había descendido su poder?... pero no podía mostrarse débil, tenía que mantener el tipo y seguir siendo el digno escudo que siempre habría sido, aquella férrea coraza del trono, la línea de defensa de Las Noches. Si llegase a saberse que la arrancar irrompible, la de piel de acero, Hikari Mizu, era ahora una criatura débil.. bueno, no tomaría mucho tiempo para que Hueco Mundo la devorase.

Volviendo al actual tema de conversación, del que Mizu se habría visto brevemente distraída, unas palabras resonaron en su oído: el Rey.
-¿E-El Rey...?
Por dentro ya lo había sospechado, pero ahora parecía que se confirmaba: aquel macho se había autoproclamado el nuevo Rey.
-Y yo con estas pintas...
Se mencionó a sí misma en silente voz, ligeramente avergonzada por su pocamente digna vestimenta.
Enseguida su foco de atención sería el de volver a ocupar sus deberes para con el nuevo Señor de Hueco Mundo, trató de verse más despierta y activa, más participativa para con el propósito del león.
-Apoyo sus ideales, mi señor, aunque no la destrucción... ¡pero esta antigua espada apoyará vuestro propósito! la gloria de este lugar debería alcanzarse con la unión de nuestra estirpe.
Sonó ilusionada, sonó sincera y leal, y con ganas de ponerse en marcha para convertir Las Noches en el glorioso hogar que debía ser. No tenía fuerzas ni su estado actual era el mejor, eso se veía de lejos, pero iba a empeñarse en recuperar todo su poder y traer los mejores tiempos del palacio de vuelta.

Miró nuevamente a Ciel, manteniendo su sonrisa confidente, la consideraba una verdadera amiga. Y aunque Mizu, hoy, parecía claramente la pequeña e inferior criatura que debía esforzarse para estar a la altura de sus dos interlocutores... aquella mujer era la única que sabía que no era cierto: la dama de acero, o el muro de Las Noches, habían llamado muchas veces a la chica de cabello azabache; nadie en cualquiera de los mundos conocidos era capaz de asaltar el palacio si Mizu estaba allí defendiéndolo. Había sido toda una suerte para el león, tiempo atrás, que la hembra estuviese ausente en aquel asalto.

____________________________________________________________________________________________


Estilo habitual:

Resurrección (sin guadaña):

Hikari Mizu
Reina de Hueco Mundo
avatar
Mensajes : 256
Fecha de inscripción : 27/07/2016
Edad : 25
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Mundo Quebrado (Libre) // MISION.

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 01, 2017 4:09 pm

Una risa, hubiera dado lo que fuera por tener de nuevo la capacidad de reírse, pero hacía tiempo que eso había desaparecido de sus labios así que con la calma que firmaba su espíritu se limitó a mirarle, como aquel noble que mira a un simple criado , viendo la palabra inferior tatuada en su frente y en sus débiles e inútiles palabras, en sus intentos de lograr algo que no era posible, en su desesperado intento de hacerle pensar, pero su mente era demasiado avanzada, cuando ella se estaba quitando la máscara…él aun ni existía. Alzo su mano como aquella que la extiende para que un amigo la tome, más lo hace como un gesto que señala al león, el rey de la jungla humana no es más que una simple rata para la dama que tiene delante, y se lo hace ver con la frialdad de sus palabras.- Y aquí tenemos a alguien que no sabe nada, y cree saberlo todo… a un crio, un cachorro, un pequeño ser que no lleva tiempo suficiente en estas tierras y aun así…se hace llamar rey.- Las reglas de Las Noches, las mismas que el primer rey había grabado y que Ciel había presenciado, la mujer alzo la mano al cielo nocturno y una energía del color del vino oscuro salió disparada, haciendo retumbar la tierra, oprimiendo a cientos de enemigos, un simple zero de alguien con un reiatsu tan elevado, tenía una función…atraer a aquellos que la conocía.

-No es nuestro rey, no tenemos rey…lo sé, porque yo he nombrado reyes antes…el rey de nuestro mundo es aquel que todos nosotros aceptamos…así que no tienes título, pequeño cachorro, ni mi aprobación.- Ante la mirada de ellos, decenas de arrancars empezarían a acudir a la zona, al palacio casi destrozado salvo por la parte de ella, trepando, subiendo, llegando hasta la mujer de cabellos violáceos que miraría con cierta burla a los allí presentes.- Me hice vieja para los juegos de tronos de gente ridícula como tu… así que si algún día aparece un verdadero rey o te aceptan todos los verdaderos espadas, me dejare caer.- Y con un chasquido de dedos, todos los arrancars allí presentes, antiguos fracciones de la primera espada, siervos durante cientos de años de ella y de su poder, desaparecieron tragados por las arenas, por sus pequeños cristales y espejos, mientras con calma volvía a mirarlos. – Aprovechare este infinito mundo…me iré a algún lado, no perderé de vista esto, pero no creo que vosotros podrías mirarme…- Ante el siguiente chasquido, lo que desapareció ante la vista de ellos…sería una gran parte del castillo, aquella que intacta ella había mantenido, su habitación, la parte de sus arrancars y el personal…casi como si hubiera sido un espejismo, el castillo se veía perfectamente cortado.- ¿No pensaríais que iba a dejar mi casa aquí, no?- alzó la ceja casi con diversión, mas no había demasiado que expresaran sus ojos, no había ganas de alzar una raza que estaba muerta desde hace tiempo, así que simplemente se despidió.

-Si te portas bien, quizás tengas permitido visitarme Mizu… aunque creo que preferirás servir al león, que visitar a una buena y vieja amiga…- y tras una media vuelta, desapareció igualmente entre los cristales de las arenas, en los espejos de sus sombras, apareciendo en otro lugar de Hueco Mundo, a la espera de que alguien realmente digno llegara, o de que el idiota se alzara al trono y ella, aun así, seguramente lo ignorara.

Aclaración:
Pues me voy del post con un trozo del castillo -mi trozo(?)- y un par de sirvientes aparecidos, mucho animo owo7
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Un Mundo Quebrado (Libre) // MISION.

Mensaje por Rin Murasaki el Miér Mayo 24, 2017 1:48 pm

Chasquee la lengua nada más poner un pie de nuevo en el interior de Las Noches, el eco de ese chasquido se pudo escuchar bastante claro y conciso debido a la soledad que el lugar presentaba desde hacía tiempo, aunque yo no era quien para decir esto pues no había pisado tampoco Las Noches en mucho tiempo, pero hoy era uno de esos días en los que meterme de nuevo aquí significaba que buscaba simplemente tranquilidad y algo de soledad por mi parte. Camine por el lugar haciendo que mis pasos se escucharan ya que estaba pisando de manera fuerte y brusca, total nadie me iba a impedir que no hiciera ruido ni mucho menos que no pudiera manchar el lugar con sangre pues desde la punta de mis dedos caían gotas de negra sangre de Hollow de hacía ya unas horas y es que después de todo lo sucedido el Hueco Mundo era un caos.

- ¿Dónde demonios estaba mi habitación? - pregunte mientras que con mi mano derecha tiraba hacia un lado la cabeza de un hollow que hacía minutos asesine en defensa propia, el tener el puesto de uno de las Espadas más bajas como lo era ser la Octava hacia que gran parte de los que querían más poder me tomaran como un “blanco fácil” para subir un escalón más, los muy estúpidos no saben que a pesar de tener un número bajo no significa que no fuera realmente fuerte, hasta yo misma pensaba que mi número ocho dado hacía ya largo tiempo atrás se me había quedado pequeño hacia años - En primer lugar… ¿tenía habitación? - me lleve la punta de los dedos a los labios para lamer la sangre ajena que en estos quedaban y mire a mi alrededor, todo estaba tan callado pero sabía que alguien debería haberme venido a recibir, aquella especie de sirvienta que rondaba por Las Noches desde antes que yo llegara incluso ¿Estaría ocupada con alguien o habría muerto ya? No lo tenía seguro así que simplemente me puse a caminar sin saber qué rumbo tomar.

Mi caminata me llevó por salas que estaban medio destruidas, algunas se las estaba comiendo la arena y el polvo de las arenas del desierto y pensaba que para quien quisiera gobernar esto iba a tener un duro trabajo reconstruyendo todo, entonces me percate del reiatsu de varias personas y mire a mi derecha para derribar una pared con la mano y pasar al otro lado - Están por aquí, parece que no estoy tan sola como creía… - me quede quieta y cerré los ojos para sentir a los que parecen quedar en el lugar, uno había desaparecido pero quedaban todavía ¿uno….o dos? No estaba segura, pero ladee la cabeza para esquivar el cero de alguien que me lo había lanzado, mire a mi izquierda para ver como un Hollow se acercaba corriendo hacia mí de manera indiscriminada, seguro que la gran concentración de reiatsu lo había traído.

Solo tarde unos segundos en partir a ese inútil en dos y manchar mi ropa de nuevo de sangre, necesitarían un buen lavado o un recambio, camine hasta quedarme apoyada en una de las entradas de aquella sala en la que parecíamos tener un invitado de más, los miré uno a uno, el primero era la sirvienta de la que pensé estaría muerta antes y al parecer seguía con sus cosas de proteger el pasado y el otro era aquel león plateado, sabía quién era y sabía lo que había hecho y tenía la idea de lo que había acabado por venir a hacer aquí - La sirvienta y el león eh… os falta un robot sin corazón y un espantapájaros para hacer una bonita obra de teatro...Corrección, os falta el espantapájaros - acabe por decir de una manera burlesca mientras daba entrada a la sala sin acercarme del todo a aquellos presentes en la sala, no me había percatado de la presencia de aquel científico encerrado en su laboratorio hasta ahora, no me gustaba estar cerca de nadie realmente y el hecho de que los Espadas anteriores abandonaran este lugar no me fue más que una sorpresa, yo misma estaba más tiempo fuera de estas paredes que dentro de ellas desde hacía ya mucho y las veces que venía era simplemente porque se me antojaba o se necesitaba mi presencia, gran parte de mi tiempo pasado y actual lo mantenía en las frías arenas blancas del desierto del Hueco Mundo sin hacer otra cosa que librar batalla con quien se presentará - Por cierto Leoncito, debes bajar esa presencia, los Hollows entran y lo destrozan todo ¿sabes? No voy a estar todo el día de exterminadora de plagas… aunque no es mala idea eso  - lo mire de mala gana a la vez que me acercaba a lo que parecían ser una escalera que llevaba a salas de pisos más superiores, sentándome en sus escalones y poniendo una mano en mi mejilla, esperando respuesta o alguna acción de los presentes, si ese animal se pensaba que lo seguiría poco me importaba realmente, seguiría siendo tan libre como antes con Rey o sin él - Recuperar la jodida gloria pasada no da derecho a destruir tu hogar - comente en voz alta y soltando las palabras al aire, seguro que alguno de los presentes estaban de acuerdo con eso pues no era la única que veía a Las Noches en un lamentable estado, a pesar de que yo casi ni aparecía por el lugar.
Rin Murasaki
Espada 6/Mefelibata
avatar
Mensajes : 551
Fecha de inscripción : 15/05/2017
Edad : 22
Localización : Hueco Mundo
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Mundo Quebrado (Libre) // MISION.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.