Staff
Últimos temas
Afiliados
Foros Hermanos
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro
Directorios y Otros

Al fin.

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Al fin.

Mensaje por Rin Murasaki el Jue Jun 15, 2017 10:21 pm

avatar
Rin Murasaki
Espada 1/Espada Escuadras
Mensajes : 445
Fecha de inscripción : 15/05/2017
Edad : 22
Localización : Hueco Mundo
Ver perfil de usuario
Entonces apareció, aquel gigante de arena que no era más que un guardián de las mismas Noches y del desierto de arena blanca en el que estábamos, lo había conocido años atrás o más bien, lo había visto más de una vez, solo lo conocía de vista, ninguna vez había tenido que hablar con colosal ser que vagaba por las arenas del desierto por la eternidad, muchas veces se paraba ante los intrusos, más esta vez me tenía algo desconcertada cuando capte sus palabras, no iba a dejar que Keres pasara o eso había entendido, entonces di un salto desde la cabeza de Keres para acabar pisando la blanquecina arena sin levantar si quiera una mota de arena, me coloque correctamente la zanpakuto que se había movido un poco haciendo que me incomodara y mire a Keres de reojo - Bueno… No es ni amigo ni enemigo, esta cosa es Lunuganga, un guardián del Hueco Mundo, parece que te ha tomado como un intruso, debe ser porque eres nueva - me encogí levemente de hombros y entonces di un paso al frente.

- ¡EH! Lunuganga escúchame, ella no es una intrusa, solo es nueva, además de que es mi Fracción - señala a Keres con el pulgar, ya que se encontraba a mi espalda, preguntándome si esa cosa entendía lo que decía, esperaba solucionar esto por las buenas, ya que no quería tener una batalla con el guardián de las Noches aunque seguramente no sería la primera ni tampoco sería la última, lo curioso es que también sentía otra presencia en escena, solo que esta estaba tan lejos que se me hacía algo complicado captar del todo, así pues, mientras seguía mirando al gigante de arena y esperando una respuesta de su parte, poniendo las manos en mi cintura, me concentraría en averiguar quién era aquella presencia que rondaba por el lugar, algo me decía que me era conocida, mas no sabía decir ahora el porqué.

Volver arriba Ir abajo

Re: Al fin.

Mensaje por Keres el Jue Jun 15, 2017 10:52 pm

avatar
Mensajes : 335
Fecha de inscripción : 14/09/2014
Ver perfil de usuario
Keres miraba al gigante de arena con curiosidad. Cuando entro se asusto y casi le salta a matar. Pero al no atacar la cosa sino hablar no pudo evitar retenerse. El Hollow de arena decía que solo podían pasar arrancars. Pero el no era arrancar el era Hollow también. Por lo que no tenia sentido lo que decía. HIPÓCRITA.

Como sea vamos al punto dos. Matarlo. Rin estaba hablando con el y eso. Pero si decía que no, habría que matarlo. Ya mato a cientos siendo GIlliam que daba uno mas. Bueno pensemos. El ser podía crear su cuerpo. Por lo que debía resistir ahí. Pero si atacaba su mascara y sus partes solidas de seguro sufrirá daños. ¿con que? su forma de sombras no serviría acá. Pero sus espinas de seguro si. Poida engañarlo con un cero para golpear por atras. Si.. si eso serviría. Hacia trazos con los dedos haciéndose una idea del plan.

No prestaba atencion a la posible parecencia de Rigardo ni le importaba en ese momento. Aun confiaba en su capacidad para correr mas lejos de todo lo que le venia. Por lo que nunca pensaba a muchos pasos. Tener las piernas sanas y desaserse del problema actual. Asi todo ira bien. A si y tener el estomago lleno.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Este Hollow si lo veis podeis matarlo (?)
http://bleach-resurgimiento.foromx.net/t1125-keres-la-muza-de-la-muerte-violenta#6318

Volver arriba Ir abajo

Re: Al fin.

Mensaje por Rigardo el Sáb Jun 17, 2017 7:04 am

avatar
Mensajes : 178
Fecha de inscripción : 23/08/2016
Ver perfil de usuario
¿Fracción?.- Reparo el enorme ser de arena ante las primeras palabras de Rin, tanto que incluso retrocedió un poco para tener mejor perspectiva de la Adjucha que lo encaraba con hostilidad, estuvo un tiempo mirándola antes de que nuevamente su voz resonó generando con su tono un eco que estremecería la arena bajo sus pues.- Ella sigue siendo un Hollow - Menciono con su voz gruesa y resonante; fue casi como un pensamiento que se escapó de su cabeza y fue pronunciada por sus labios. Había llegado el momento, sin duda, aquel momento que partiría la historia del Hueco Mundo, y de todos los mundos, en dos. En un antes y un después. Normalmente Lununganga solo se mostraba cuando en verdad su presencia era requerida, el era la mismísima arena que se extendía hasta donde la vista alcanzaba, ahora abanderado por un nuevo gobierno, un nuevo Rey, el Rey León de Ojos Plateados- Es la voluntad del León que las criaturas de clase Hollow lleguen hasta aquí y no se acerquen mas al Palacio.

¿Cuales habrían sido los motivos implícitos en aquella orden?, aun una severa distancia los separaba de la imponente edificación que se alzaba a lo lejos, el León parecía haberse tomado la libertad de ejercer su gestión de Gobierno desde ya, limitando y regulando el transito, tal era que el mismo Lunuganga respondía por el y seguramente poco podrían hacer sus acompañantes para doblegarlo. por otro lado los motivos de Rigardo eran claros, antes de establecer la plenitud de su reinado debía adjudicarle a cada Arrancar su numero así como reclutar Hollow lo suficientemente fuertes como para ser futuros Espadas, para ello debía diversificar al Hueco Mundo, la razón es simple: Solo quería a los mas fuertes a su lado, solo los Hollow de clase Vasto Lorde serian bienvenidos en las Noches, seres que así como el, habrían hecho a un lado las reglas en pro de un propósito mas grande, junto a el un poder lo suficientemente digno como para no morir en el intento. Una idea ambiciosa, la primera que tenía como Rey, una idea de satisfacción. A lo lejos, el seguía caminando, incontables vueltas le habría dado ya al Palacio sosegado, embelesado con el contaste que generaba tan enorme maravilla de la arquitectura con el mar de arena y la eterna luna sobre todo como un enorme foco de luz natural.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Habla // Piensa

Volver arriba Ir abajo

Re: Al fin.

Mensaje por Rin Murasaki el Sáb Jun 17, 2017 10:55 am

avatar
Rin Murasaki
Espada 1/Espada Escuadras
Mensajes : 445
Fecha de inscripción : 15/05/2017
Edad : 22
Localización : Hueco Mundo
Ver perfil de usuario
- Si nos ponemos así tu tampoco pasarías a Las Noches, solo eres un simple Hollow, Lunuganga y me da igual que te creas el desierto - chasquee la lengua mientras me giraba hacia Keres, se le notaba agresiva, con hostilidad y la verdad es que las palabras del gran gigante de arena no hacían más que ponerme molesta - Bueno Keres parece que no podemos pasar por las buenas, así que solo queda una manera - le di unas palmadas en la frente a Keres con una mano mientras cargaba una bala en el dedo índice de mi mano derecha que fue lanzada directamente hacia el coloso de arena, pasando a centímetros de su rostro - Me importa una mierda lo que el León diga ¿no entiendes? Si quiero pasar con mi Fracción, pasaré a las malas y lo intente a las buenas, pero eres un cabezota - apreté los puños, chocándolos entre sí para desafiar al coloso que se plantaba frente a nosotros como si fuera el rey del mambo en el desierto, la primera vez que me enfrentaba al mismo desierto, esto iba a ser interesante.

- Keres, el truco es no tocar la arena, así que salta y quédate en el aire - comente sin mirarla, dándole aquel consejo mientras use el Sonido para quedarme a cerca de unos cuantos metros de distancia del suelo, justo enfrente tenía la cara de Lunuganga, le apunte con mi palma izquierda, estaba cargando un Cero con la intención de darle en la máscara, si no me dejaba pasar por las buenas, lo tendría que hacer por las malas - Te doy una última oportunidad grandullón ¿La dejas pasar o te convierto en cenizas? - seguí acumulando más el Cero en la palma de mi mano, dispuesto a lanzarlo una vez conociera la respuesta de aquel gigante de arena, más las intenciones de pelea que estaba emanando en esos momento solo hacían que la dirección de la situación fuera a por un solo camino.

Volver arriba Ir abajo

Re: Al fin.

Mensaje por Keres el Sáb Jun 17, 2017 9:05 pm

avatar
Mensajes : 335
Fecha de inscripción : 14/09/2014
Ver perfil de usuario
Keres sonrió para adentro de su mascara con la expresión de Rin, eso significaba que habría pelea y ella tenia ganas de usar su nuevo cuerpo. De inmediato los ojos de la adjcucha despidieron una especie de luz negra. Esto era una la única advertencia de que estaba preparando un nuevo ataque. A unos cuatros metros detrás del golem de arena, en la oscuridad eterna de las arenas del Hueco mundo, se empezó a formar una espina de oscuridad pura. Keres la hubiese disparado de inmediato. Si no fuera por que Rin la estaba acariciando.

Pero tan pronto la arrancar solto su cara. Keres hizo un movimiento brusco con su cuello. Haciendo que la espina salga disparada a una enorme velocidad, como todo los ataques de Keres, hacia la nuca del gigante. La idea era atrabezarle la cabeza de lado a lado. Hoy el gigante se volvería arrancar o moriría.. mas seguramente la segunda. La yegua volvió a mirar al Hollow con una sonrisa a ver los daños de su ataque. Si era el guardia de estas sonas tenia que soportar mas que eso. O los arrancar serian muy decepcionantes.

Rin le dijo que no toque la arena.  Por lo que Keres salto hacia atrás y se paro sobre el techo de las noches ¿no es arena no? Debería servir. Ahora a seguir matando a este Hollow molesto. La Adjucha empezó a cargar un cero negro en sus fauces, lista para rematar al ser de arena. Cuando Rin dijo que le daría una segunda oportunidad. Keres no pudo evitar mirarla confundida, ella ya le estaba tirando a matar desde el primero momento de la pelea. Para la Adjucha el gigante de arena era un Hollow mas que matar.

Espina:
Espinas de las sombras:
Keres hace surgir una espina en una sombra o penumbra aledaña y luego con un movimiento de cuello la dispara hacia un objetivo. Mientras esta usando esta técnica sus ojos brillan de negro.

*No puede generar espinas dentro de cuerpos o ropas de otros, ni en la sombra que proyectan estos directamente. Ni pueda hacerla de forma que ya se genere cortando. Ya que el riatzu de la otra persona impedida que se materialice. (para resumir tiene que a ser mas de 2 metros de un enemigo)
*Si un aliado lo permite puede hacer espinas mas cerca de el. Siempre que no este cerca de un enemigo.
*Si se imposibilita el movimiento del cuello de Keres la técnica no se dispara.
*Todo lo que no tiene luz directa se cuenta como penumbra. El Hueco mundo cuenta como penumbra.
*Las espinas se formas en superficies. No en el aire.
*Las espinas duran un turno formada. Se podrían usar para golpear, pero solo con la punta.
*Las espinas tiene un turno de recarga.
*Escalan por poder.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Este Hollow si lo veis podeis matarlo (?)
http://bleach-resurgimiento.foromx.net/t1125-keres-la-muza-de-la-muerte-violenta#6318

Volver arriba Ir abajo

Re: Al fin.

Mensaje por Rigardo el Dom Jun 18, 2017 2:27 am

avatar
Mensajes : 178
Fecha de inscripción : 23/08/2016
Ver perfil de usuario
El primer contacto pronto fue una realidad. En el desierto del Hueco Mundo el era el sumo terrateniente, los seres de la clase Hollow Adjucha mas experimentados lo sabían e inclusive la moción de Rin la llevo únicamente a canalizar un Cero que aun no disparaba. Tras sus palabras lo vio, la acometida tan esperada por parte de Keres que, aun no vociferaba palabra o quejido únicamente parecía llevada por la hostilidad, a pesar de que los movimientos de Lunuganga podrían ser lentos el era el desierto personificado, a kilómetros a la redonda la Arena era lo único que revestía el escenario. Si bien a lo lejos el gran Palacio de los Espadas se cernía imponente no hubo manera de que el reiatsu de la Yegua se solidificara con la suficiente peligrosidad para afectarlo, apenas nublaría su visión un poco sacudiendo con violencia la pesada masa arenisca que componía su cuerpo.- El León a hablado.- El era un ente que funcionaba como Guardián de las Noches, su bando no era con el gobierno de turno sino enteramente dicha fortaleza del Hueco Mundo. Los deseos de su rey actual eran nada mas y nada menos que el ejercicio de sus funciones.

Una vez repuesto ambas podrían atestiguar la arena empezaba a arremolinarse nutriendo su cuerpo, tamaño, anchura, fácilmente aquel ente del Desierto fue capaz de alcanzar los quince metros de alto y los diez ancho, al tiempo un rugido hueco resonó estremeciendo la arena a su alrededor, furioso.-
¡Insolentes chiquillas! - Entono al tiempo en que sacudía una gruesa masa de arena como si de una alfombra se tratase, el era el mismísimo desierto, planeaba interrumpir quizás la canalización del Cero de Rin o en su defecto, desestabilizar sus posiciones mientras la arena se levantaba con violencia.- Chocó con sus brazos el suelo casi de inmediato fusionándose con la arena bajo sus pies esta vez luciría su control de la arena con claras intenciones de hundirlas. Ningún ente oriundo del Hueco Mundo se arriesgaba a enfrentarse a Lunuganga así como así; todos reconocían que su control sobre el escenario era simplemente idóneo en pleno desierto, en su territorio, el era el protector mas idóneo. Espero que fuese suficiente para diezmarlas aunque posiblemente tendría que hacer un poco mas, una cosa era clara, sus dos contrincantes poco podrían hacer para evitar las arenas, el contacto con ella era casi inevitable.

A una severa distancia...

De ante sala a lo que sucedía mas allá el León se encontraba ante los enormes portones de las Noches, el sitio que alguna vez irrumpió y que por muchísimos años habrían sido asediado por la destrucción que caracterizaba a los de su clase. Podía sentir con claridad como el reiatsu se estremecía con algo de violencia, podía sentir las vibraciones bajo la arena y su Pesquisa; radar natural, comenzó a atender a las fluctuaciones de la energía que plagaban el aire, sosegado, sin demasiadas ganas de intervenir.  En lo más profundo de su subconsciente, aquel instinto arrogante y cruel de ser el más fuerte movía los hilos de sus acciones, cual titiritero ciego y sin vida que ejecuta siempre el mismo comando. La falsa conciencia que sufrían los de su especie era un castigo demoníaco de la naturaleza, uno que Rigardo había aceptado y moldeado con los años. Se le exigía mas a un ser como el en la cúspide de la evolución. Un rugido fuerte resonaría como un eco que se retraso por la distancia, era Lunuganga. retrayendo su leonada figura en torno a las presencias que se cernían y al fervor del Guardias de las Noches que hacia de las suyas, seria quizás el comienzo de todo, aun pudiendo entrar en el recinto simplemente se mantenía al margen, parecía disfrutar de la inanición que representaba su figura frente al umbral.- Grr.. Oh.- Aclaro su mirada plateada consciente de lo que se suscitaba mas adelante, seguramente habría mas por ver.
Técnicas.:
Manipulación de la Arena: Lunuganga, como guardián del desierto de Hueco Mundo, tiene la habilidad innata para manipular la arena. Se le ve usando esta habilidad para crear fosas masivas con el fin de atrapar cualquier amenaza o grupo de amenazas que se interpongan entre el y su deber...

Off:
Permitanme recordarles que donde sucede la pelea con Lunuganga están prácticamente en medio del Desierto. Sin muchas estructuras físicas mas que quizás algunas rocas o semejante. Es Rigardo quien se encuentra mas allá en los limites del Palacio.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Habla // Piensa

Volver arriba Ir abajo

Re: Al fin.

Mensaje por Rin Murasaki el Dom Jun 18, 2017 12:52 pm

avatar
Rin Murasaki
Espada 1/Espada Escuadras
Mensajes : 445
Fecha de inscripción : 15/05/2017
Edad : 22
Localización : Hueco Mundo
Ver perfil de usuario
Bien, esto estaba comenzando de la mejor manera, si bien era cierto que aquel guardián era un testarudo de mucho cuidado, parecía que no iban a ser suficiente las palabras para convencerlo y eso que lo había intentado por las buenas. Lo vi acumular arena, alzándose en alto y ancho para tener una altura considerable como si eso realmente fuera algo que nos pudiera intimidar, al menos a mí no me intimidaba en absoluto. El ver como atacaba para intentar que no disparara el Cero fue una de las cosas que me llamo la atención, quizás estaba hecho de arena, pero si lo golpeabas en la cara era como todos, débil en su punto más flaco que estaba a la vista de todo el mundo, quizás el Cero fue lanzado con dificultad, aun provocando un agujero en el hombro derecho del coloso, si bien no quería acabar bajo las arenas, tome el aire suficiente para dar un sonoro y fuerte grito por mi parte, la onda de sonido no solo hizo mover la arena que se cernía a mi alrededor, sino que también me dio el tiempo necesario para poder escapar de su control usando el Sonido de forma veloz y efectiva.

Una vez me libre de las arenas, aproveche el momento para lanzarme directamente contra el gran coloso que se alzaba a quince metros, haciendo saltos en mitad del aire y en zig zag para que al mismo gigante le resultara más que difícil tener que atraparme, iba a ser una molesta mosca a su alrededor hasta que se diera por rendido. Golpee su rostro con el puño cerrado, con la fuerza suficiente como para hacer mover todo su cuerpo hacia atrás como si de un potente golpe se tratase, mas no quería matarlo, así que me contuve lo suyo para no partirle la máscara en el acto, luego de esto empecé a subir en mitad del aire, subí hasta estar sobrevolando toda la escena en busca de Keres, esperando que la Adjuchas no se hubiera quedado atrapada bajo las arenas del mismo desierto.
Spoiler:


En su momento puse que me encontraba en el aire, justo enfrente de Lunuganga, por lo tanto el que trataras de hundirnos solo afectaría a Keres, pues yo sigo estando en el mismo aire y allí la arena no me puede alcanzar. Mas ahora que he subido los quince metros hasta estar frente a frente.

Volver arriba Ir abajo

Re: Al fin.

Mensaje por Keres el Dom Jun 18, 2017 3:10 pm

avatar
Mensajes : 335
Fecha de inscripción : 14/09/2014
Ver perfil de usuario
Off:
Si estamos en las afueras de las Noches. Keres llego a la Noches una ronda entera antes de que aparezca Lunuganga. Cuando el Hollow se formo ella ya estaba ahí.
Excepto que ten hallas vuelto Narrador o tengas permiso para hacer meta rol. Seguimos ahí.

La espina se puede formar en la arena. Excepto que Lunuganga sea toda la arena. En ese caso Cualquier golpe que le tiremos al desierto le pegara.
Sino es el caso la espina se formo y le pego.

Los habilidades del Golem de arena eran impresionantes. El desierto temblaba como su fera el mar en una marejada. Lo que hubiese sido un problema si Keres no hubiese seguido el consejo de Rin y se hubiese subido al techo de las noches. Tomar nota Rin da buenos consejos. Pero desde el techo de las noches la técnica era solo un espectáculo visual. Como ver el mar violento desde la seguridad de un risco alto. Un hermoso espectáculo de poder. Pero nada que pueda hacerte daño.

Para sumar efecto el golem se había echo mucho mas grande, mas musculoso y sobre todo mas fácil de acertarle. La Adjucha sonrió para si  y disparo su cero. Una enorme bola de energía oscura salio de sus fauces hacia la cabeza de Lunuganga. Keres había matado Adjucha desde que era una simple Hollow. Habia pelado contra espadas y capitanes. Sabia que el estilo de ella era bruto y le faltaba mejorar. Pero tenia el poder en bruto para pelar contra capitanes. Si esta cosa no era digno de ser un espada. No lograría soportar muchos de sus ataques o seguirle el paso.

Keres corrió por el techo de las noches para re ubicarse y no sea tan obvios sus ataques.  Mientras canalizaba la energía oscura en sus fauces para el siguiente cero.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Este Hollow si lo veis podeis matarlo (?)
http://bleach-resurgimiento.foromx.net/t1125-keres-la-muza-de-la-muerte-violenta#6318

Volver arriba Ir abajo

Re: Al fin.

Mensaje por Rigardo el Dom Jun 18, 2017 9:17 pm

avatar
Mensajes : 178
Fecha de inscripción : 23/08/2016
Ver perfil de usuario
Escenario.:


Creo que esta imagen nos deja claro donde "creo" que sucede todo. Por lo demás todo bien.


Realmente parecía que aquellos habitantes del Hueco Mundo habrían descargado todo su odio ante la negativa,el mismo Guardián no se quedo atrás,continuo sacudiendo el entorno y su propio cuerpo ante toda descarga que recibiera, de las mismas solo cúmulos de arena afloraba a modo de llovizna dificultando en cierta medida la perspectiva de los daños que aquellos ataques habrían causado. Por un momento pareció como si su cuerpo cediera ante los ataques, hombro, rostro, toda su figura fue literalmente objetivo, quedando de el solamente una gran montaña de arena. Gran error. Lunuganga como pocos seres del Hueco Mundo era único en su especie, un hollow que nació del mismísimo Desierto, era uno con el aunque no precisamente el "Desierto". Lo utilizaba a su disposición y este respondía, seria entonces cuando verían evidencia de ello pues si bien aquellos ataques habrían acabado por des-hacerlo, la arena nuevamente acudió en torno a el regenerando todo remanente de daño sobre las arenas con la recolección de la misma entre aquel seco y áspero mar que los rodeaba. Prácticamente, arena ilimitada. Un rugido hueco resonó conforme su figura ascendía recuperando los quince metros, sus brazos tardaron un poco mas en formarse pero en cuanto recupero la compostura su Mascara nuevamente salio a relucir. Intacta. La observo en silencio unos segundos antes de por fin romper el silencio.- Arrancar, ¿Estas desafiando la voluntad del León?-. La presencia del desierto era su ventaja y su tono parecía poder surcar las arenas de manera grave y pesada. Lunuganga no era un ser bajo las ordenes del Rey, se encontraba bajo las Noches, sinceramente por años había tenido que soportar la soledad de aquel árido páramo, ya no reparaba en alimentarse y muy pocas veces algún Hollow o grupo de Hollow era lo suficientemente insensato como para intentar pasarse de listo. Los Arrancar por otro lado los habitantes de las Noches, eran quienes usualmente tenían contacto con el, raras veces conflictivos, ahora con la presencia de un ser en el trono, Rigardo hubo llegado a un veredicto, moción que Lunuganga cumpliría.- ¡NINGÚN HOLLOW DE LA CLASE MENOR A VASTO LORDE PASA!.- Incluso aquella fortaleza que se alzaba a lo lejos pareció estremecerse cuando el golem de arena alzo la voz casi a su totalidad, seria un eco que cualquiera podría ir a kilómetros a la redonda. Hizo claro énfasis en aquella oración porque se trataban de las palabras explicitas del León. Una cosas eran segura, Lunuganga podría regenerarse de los daños simplemente haciendo acopio de la arena a su alrededor, no habría manera de saber que limites tendría con dicha capacidad pero el rango sobre las arenas y sus claras capacidades de poder manipularlas lo volvían un oponente formidable.

A una severa distancia y recortando...

De un momento a otro sus sentidos se dejaron acarrear por la energía latente en el desierto del Hueco Mundo, mucha de la realmente perceptible era la de el mismo aunque las fluctuaciones mas allá se volvieron de un momento a otro severamente llamativas, en un principio León solo yacía a las afueras, rondando como dando vueltas al Palacio sin motivo aparente, estaba alimentado aun mas aquel estimulo que lo llevaba a aplicar lo que sentía era su derecho siempre que se acercaba al umbral y estaba a un paso de penetrarlo volvía sobre sus pies como absteniéndose el mismo de tocar la superficie de mármol blanco y cerámica que llevaba al interior del recinto, ¿Porque no entraba?. Lo sabia, era algo que se habría auto-impuesto y pocas ganas tendría de volver a analizar, respiro oxigenando sus pulmones de manera sonora, dejando salir un hilo de vapor transparente apenas visible llevado en la dirección en la que sus sentidos yacían embelesados, simplemente camino, ejecutando sonidos instintivos cada tanto pero sin hacerlo de manera repetitiva. Su presencia pronto seria requerida, aunque la pertenencia de las mismas le eran bien sabidas simplemente lo ignoro, aquel reiatsu le dejaba un sentimiento de satisfacción, dejaba exactamente el típico hedor del combate y la batalla, muy propio del Hueco Mundo. Las cosas parecían recuperar la actividad y la naturaleza seguía su curso - Siguió avanzando sosegado, aun tenia algo de camino por recorrer.
Técnicas.:

Regeneración: Lunuganga puede regenerar cualquier daño sobre su fisionomía absorbiendo la arena que le rodea para rellenar las partes de su cuerpo herido. Hasta cierto punto, su Mascara también es regenerable por dicha habilidad. En definitiva puede sanar cualquier daño sobre su cuerpo en su totalidad, cabe destacar que una vez que lo hace no puede atacar por un turno. Es importante mencionar, que es considerablemente debil a los ataques de tipo Agua/Hielo, siendo incapaz de usar esta habilidad para recuperarse de ataques de dicha naturaleza. El enfriamiento de dicha regeneración sera proporcional al ataque recibido. Minimo un turno.

Defensa Absoluta: Lunuganga es prácticamente inmune a los ataques físicos, debido a estar hecho completamente de arena. Los ataques energeticos de naturaleza destructiva lo afectan 50% menos siendo los que superan su defensa lo que lo hacen deshacerse y lo obligan a Regenerarse. Los ataques de tipo agua/hielo ignoran esta defensa.



________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Habla // Piensa

Volver arriba Ir abajo

Re: Al fin.

Mensaje por Rin Murasaki el Lun Jun 19, 2017 3:10 pm

avatar
Rin Murasaki
Espada 1/Espada Escuadras
Mensajes : 445
Fecha de inscripción : 15/05/2017
Edad : 22
Localización : Hueco Mundo
Ver perfil de usuario
Bien Keres se encontraba medianamente bien y Lunuganga no paraba de regenerarse de los golpes que recibía, claro estaba hecho de arena del desierto así que sería muy complicado derrotar a alguien así a no ser que tuvieras un cubo de agua gigante, así que en mi posición actual escuche el rugido de este coloso que por fuerza no queria que pasaramos hacia Las Noches, bueno, no quería que Keres fuera a pasar. Chasquee la lengua levemente mientras di un salto en pleno aire para luego bajar en picado hacia la cabeza de aquella cosa de arena, conectando una patada en la cabeza como quien golpea un balón de Fútbol que lo único que hizo fue abrirle un inofensivo hueco en su cabeza llena de arena y sin cerebro - Mira estupido, que dejes pasar a mi amiga de una vez - le dije con mala gana, quien mierdas se creía que era para mandar en este inhóspito lugar, por muy guardián que fuera de todo el desierto - Te recuerdo que mientras luchas con nosotras, otros hollows se podrían colar en Las Noches ¿Te gustaria que el León se enterase de eso? Al menos ella va acompañado de una Espada como yo pero… que pensara Rigardo de intrusos que se cuelan a solas - sonreí de manera burlesca, estaba intentando hacerlo dudar, pues si bien era cierto que se concentraba en hacernos retroceder, eso le quitaba el tiempo para concentrarse en vigilar el resto del perímetro.

Cargue un Cero con mi palma derecha de nuevo mientras estaba hablando y lo lance directamente hacia el coloso de arena sin apuntar demasiado, le iba a dar debido a su tamaño, así pues localice a Keres con la mirada - Keres aprovecha y corre hacia delante, yo lo mantengo ocupado - desenfunde mi zanpakuto, apuntando directamente al Lunuganga para esperar una respuesta, aumentando mi reiatsu hasta hacerlo visible, con un aura de color púrpura rodeándome el cuerpo y ascendiendo hacia arriba, era un cebo para Hollows el hacer esto, pero también significaba que me iba a tomar la pelea en serio.

Volver arriba Ir abajo

Re: Al fin.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.