Staff
Afiliados
Foros Hermanos
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro
Directorios y Otros

Family Tradition [Monólogo de Shu'yu] [2018]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Family Tradition [Monólogo de Shu'yu] [2018]

Mensaje por Shu'yu Akigahama el Sáb Jun 24, 2017 4:55 am

avatar
Shu'yu Akigahama
Capitán Comandante
Mensajes : 1223
Fecha de inscripción : 17/09/2016
Edad : 20
Ver perfil de usuario
Hacía ya una semana desde que Lana Carey, esposa del Líder de los Akigahama había caído enferma en cama. Este, preocupado por su estado, pasó a encerrarse junto a ella en su habitación estando al tanto de sus necesidades constantemente, pero hoy su rutina cambiaria, hoy era un día especial para Shu'yu Akigahama, un día que no podía ignorar aunque su mujer estuviera enferma. Ema, su sirvienta más leal y confidente entró al cuarto que compartía el líder con su esposa, observó a la Capitana de la Cuarta División y luego desvió la mirada hacia su señor.
- Shu-chan, ya han llegado, están esperando en la misma habitación de siempre - Akigahama se encontraba de espaldas a esta, terminando de arreglar su atuendo. Un kimono de color gris con su típico haori de color celeste que le llegaba hasta la cintura - Yo cuidare de Lana-san mientras, me asegurare de mantenerla bien atendida mientras estás en la reunión - Shu'yu volteó para mirarle y dedicarle una sonrisa de aprobación. Ema era una de las pocas personas a la que le confiaría una tarea tan personal e importante para él mismo. Se dirigió al umbral una vez que sus vestiduras estuvieron correctamente arregladas, y dedicándole una última mirada a su amada salió del cuarto dirigiéndose hacia aquella habitación especial. Era una habitación reservada exclusivamente para esta situación en especial, una situación que ocurría una vez cada mucho tiempo, una tradición prácticamente irrompible para Shu'yu, hoy era la visita anual de sus abuelos, los líderes de la familia Shinji, la familia menor a la cual perteneció su madre antes de unirse al padre de Shu'yu.
Durante muchos años Shu'yu se mantuvo en contacto con este pequeño resto de su familia, por desgracia, el trabajo y la dedicación se interpusieron para que Akigahama pudiera tener una relación más estrecha con ellos, cosa irónica ya que luego del incidente de su familia era muy probable que Shu'yu acabara bajo el cuidado de sus abuelos maternos. Pero más allá de eso, esto no era simplemente una visita familiar, había una razón muy importante por la cual reunirse por estas fechas.
Los dos ancianos se encontraban sentados frente a una pequeña mesa en una habitación hermosamente decorada, llena de flores y con una puerta abierta hacia el patio que dejaba entrar rayos de luz de tal forma que no quedaba nada sin iluminar. Ambos cuchicheaban hablando entre ellos mientras esperaban la llegada de su nieto quien no se hizo esperar mucho afortunadamente.
- Akigahama-sama, buenos días - entonó el hombre mayor apenas el noble se asomó por el umbral de la puerta, mientras inclinaba la cabeza a modo de reverencia. A pesar de los estrechos lazos sanguíneos sus abuelos por ser de una familia menor tenían la obligación de tratar de superior a Shu'yu, aunque este casi siempre les instaba a tener un trato más informal en ese tipo de reuniones.
- Buenos días, abuelo, abuela - respondió en tono gentil mientras procedía a sentarse frente a ellos - Ya saben que pueden llamarme Shu'yu cuando estamos en privado - replicó, aunque sin mucha insistencia, su abuelo siempre tendía a mantener las formas aunque sea en el saludo, para luego poco a poco ir relajando el tono de su forma de hablar.
- Oh, tu abuelo siempre es así, luego se queja cuando tiene que tratar con otros líderes de otras casas - comentó la anciana dirigiendo una mirada de reprensión a su marido y posteriormente una expresión más amable dirigida hacia su nieto - ¿Cómo has estado, Shu'yu? No te hemos visto desde tu boda - La última vez que se habían encontrado fue en la fiesta de la boda de Shu'yu, desgraciadamente con tanto revuelo y nobles por todos lados apenas tuvieron tiempo de intercambiar un par de felicitaciones y preguntas - ¿Cómo está tu esposa? -
- Me encuentro bien, aunque mi mujer está enferma - respondió ocultando su preocupación tras una máscara de tranquilidad, intentaba centrarse más en sus abuelos que en pensar en el estado de Lana.
- Um, es una pena, pensé que tendríamos una acompañante a partir de ahora - dijo el abuelo.
- Bueno, tampoco estoy seguro de si debería invitarla a esto, después de todo es una cosa muy familiar -
- Ella ahora es parte de la familia Akigahama Shu'yu, no deberías dejarla fuera de estos momentos -
- Tu abuelo tiene razón, deberías invitarla la próxima vez, estoy segura de que ella estaría encantada de hacerte compañía -
- Supongo, pero dejemos de hablar de eso ya, ¿cómo han estado ustedes? -
- Un tanto cansados, estos viejos huesos ya no pueden mantener a la familia Shinji como hace tantos años - Cuando dos familias nobles se unían generalmente la casa menor se anexaba a la mayor pasando esta última a administrar todos los bienes y miembros de la familia, de esta forma los nobles aumentaban el rango de sus dominios, pero al ocurrir el incidente en la mansión Akigahama y quedar Shu'yu como líder del clan la administración de la familia Shinji quedó en manos de los abuelos maternos de Shu'yu, manteniendo dicho poder hasta el día de sus retiros o muertes, momento en el cual los sirvientes y dominios de los Shinji pasarían a formar parte de forma completa al clan Akigahama.
- Ya les he dicho que puedo hacerme cargo yo de la casa Shinji, ya no soy un niño que necesita ayudas de sus abuelos para mantener el clan -
- Aun no jovencito, estos huesos aún pueden dar un poco más, además tu mujer está enferma ¿no? Hasta que mejore no te echaremos el peso de nuestro apellido sobre los hombros - se afirmó en su posición con una expresión de seguridad mientras su nieto suspiraba, su abuelo era sumamente terco, posiblemente de allí Shu'yu heredara su terquedad e insistencia para muchas cosas de la vida.
- Me alegra ver que aun los años no te han derribado completamente - sonrió para luego girar su cabeza hacia la puerta - creo que ya deberíamos ir - volteo nuevamente hacia sus abuelos.
- Supongo que sí, si le das pie a tu abuelo probablemente nos quedemos escuchando sus quejas hasta el anochecer - comentó la anciana mientras se levantaba.
- Um, lo pintas como si fuera un cascarrabias - el anciano la siguió en su acción y finalmente Shu'yu también se levantó - ¿vamos? - asintió y los tres salieron al pasillo caminando hasta el patio de la Mansión. Un hermoso jardín decorado con árboles de cerezo y plantas diversas se extendía de lado a lado, en el centro una pequeña plataforma de cerámica se alzaba con un pequeño techo sumamente decorado y dentro de aquella estructura se hallaban tres lápidas. Shu'yu y sus abuelos caminado hacia el pequeño edificio y subiendo los pocos escalones se apararon frente a las tres tumbas verticales - ya ha pasado mucho tiempo -
- No hemos faltado ni una vez, sinceramente me sorprende - replicó la anciana
- ¿Por qué? -
- Siempre pensé que tarde o temprano me sacarías alguna excusa para no ir, ya sabes cómo eres -
- Oye... pareciera que estoy junto a mi peor enemiga y no junto a mi mujer - la abuela rió levemente mientras su esposo la miraba un tanto indignado. Shu'yu sin embargo procedió a adelantarse frente a ellos y arrodillarse frente a las tres estructuras. Al verlo, los ancianos decidieron imitarlo. Juntando sus palmas y cerrando los ojos oraron internamente.
- Mamá, Papá, Akiko. Tras todo este tiempo la familia Akigahama ha comenzado a crecer nuevamente - las palabras internas del Shinigami iban dirigidas directamente a sus padres, hoy hace ya muchos años había ocurrido la masacre en la mansión de los Akigahama, de la cual Shu'yu fue el único superviviente - Luego de todo este tiempo al fin encontré a alguien que me ha hecho sentir completo de nuevo - cada año Shu'yu y sus abuelos se reunían para orar frente a las tumbas de los padres y hermana del noble, y aunque las primeras ocasiones fueron realmente difíciles por la cantidad de tristeza que les invadía poco a poco esta práctica se fue convirtiendo más en un momento de reflexión, un momento para pensar, al menos para Shu'yu - Quizá no les haga feliz saber que ella estuvo involucrada en aquel dia, aun ahora me sigue impactando esa idea, me sigue molestando cada vez que pienso en ello, pero estoy seguro de que estoy tomando la decisión correcta, no me importa lo que hizo en su momento, no me importa que tan arriesgado sea estar con ella, he decidido que el camino de mi vida ira pegado al de ella, hasta el día de mi muerte - sus dedos se entrelazaron con fuerza - aunque a veces sienta que estoy tomando decisiones que me harán sufrir cada vez veo mi camino más claramente, cada vez siento que las cenizas que me consumieron están dando paso a una nueva oportunidad para recobrar lo que perdí - abrió los ojos - quiero seguir mi camino, quiero seguirla a ella, quiero continuar construyendo lo que me dejaron aquel día que el sol se puso para los Akigahama, quiero seguir siendo un amanecer que ilumine el futuro de mi familia - se paró fijando una mirada llena aparentemente amarga, pero que a la vez irradiaba una gran determinación - juro que daré todo lo que tengo para que así sea, seguiré viviendo por ustedes y por mí - sus abuelos se levantaron también y miraron a su nieto con optimismo.
- Bueno, ya terminamos - Shu'yu se volteó, su cara tenía una expresión amable, relajada, serena, como si hubiera dejado en aquel lugar un increíble peso que tenía sobre los hombros.
- Vamos al salón, pedía Ema que ordenara a los cocineros preparar algo para nosotros, no puedo dejar que mis abuelos se vayan con el estómago vacío -
- Ujujujuju, así me gusta muchacho, has aprendido a tratar bien a tus visitas -
- Shöryü, recuerda que te dijeron los médicos, no debes comer mucha carne hasta que termine tu tratamiento -
- Ay mujer, como me arruinas siempre las alegrías -
- Ah, okey, luego pídele a los sirvientes que te hagan el té que tanto te gusta tomar -
- Bueno, bueno, era solo una broma, tu sabes que eres el amor de mi vida -
- Shu'yu, no seas como tu abuelo por favor, tu esposa te lo agradecerá -
- Bueno... lo tomaré en cuenta... si me lo dice la abuela - su abuelo miró a ambos con una expresión de fastidió mientras la abuela y Shu'yu esbozaban una sonrisa ante la molestia del hombre mayor. Se dirigieron al comedor luego de aquello y posteriormente su abuelos dejaron la mansión. Aquella tradición si bien consistía en un encuentro muy corto siempre permitía a Shu'yu aclarar su mente y renovar sus votos de confianza, en este día recordaba porque luchaba y cuáles eran sus metas, hoy nuevamente se dejó claro a si mismo que es lo que quería y tal y como ha vivido toda su vida dará todo por conseguirlo.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________



Hablo [#6060BF] / Pienso [#8080FF] / Shigarasu [#404080] / NPC's



[Clic en la firma para ir a la ficha]

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.