Afiliados
Foros Hermanos
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro
Directorios y Otros

Damir Sokolov [Vizard]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Damir Sokolov [Vizard]

Mensaje por Invitado el Lun Jul 13, 2015 3:11 pm

Invitado
Invitado


Damir Sokolov




Información General

Nombre y Apellido:
Damir Sokolov

Apodos:
-

Sexo|Orientación:
Heterosexual

Edad:
Real: 500 años
Aparente: 28

Cargo|Rango:
Vizard Veterano

Ex-Cargo|Ex-División:
No llegó a figurar integrante en ninguna división más se entrenó en el manejo de la espada con la undécima.

Ocupación:
Posee un bar discreto cerca de la base militar del distrito Kimogaya. Apenas lo visita, deja a sus empleados que lleven el negocio mientras él vea dinero.



Descripción

Descripción Física:
Damir es un hombre de musculatura marcada. Con un pelo rojo en forma de melena que le queda un poco por encima de la zona lumbar. Le encanta la ropa de cara. Siempre será visto unos buenos mocasines de marca, junto a su traje de tirantes como un mafioso de los ochenta.

Descripcion Psicológica:
Si tenemos que analizar psicológicamente a Damir podríamos catalogarlo de... indiferente. Le da igual todo, o eso da a entender a los demas. Aunque normalmente llegará a prestar ayuda a quien realmente la necesite en caso de apuro. No le gusta relacionarse con otras personas pues esta totalmente concentrado en guiar a las almas. Objetivo que adquirió cuando estableció contacto con el espíritu de su zampakuto. No es que le importe a donde vayan, si a la Sociedad o al Hueco Mundo. Incluso al estómago de un hollow. Solamente guía a las personas que estan proximas a la muerte o almas con problemas para salir del mundo humano. Podríamos tratarlo como una "Parca".
Desde que se volvió vizard no le importa tratar con hollows o arrancar por igual a como trataría a un shinigami. Lo que suele ser un diálogo frío y en el que muestre poco interes por lo que hable.



Zampakuto

Nombre de la Zampakuto:
Asobigokoro no tamashī (遊び心の魂, Almas Juguetonas)

Descripción de la Zampakuto:
Las zampakutos que Damir posee son dos katanas exactamente iguales con mango negro y un remate dorado al final de el. Son de largura estandar, un metro.
Aspecto:

Descripción de la Zampakuto (Materializada):
Asobigokoro toma forma de dos bebes formados por llamas moradas. Tienen el tamaño de un bebe humano de dos años aproximadamente y su comportamiento es muy infantil. Tanto que normalmente exasperan a Damir. Sin embargo cuando toma el estado de bankai estas llamas se juntan para formar un solo ser. Este habla con las voces de los niños más graves, ambas a la vez. El cambio producido por el estado normal de Asobigokoro al estado bankai suele pillar desprevenido pues cuando cambia su actitud es mucho más seria y su aspecto amenazador.

Ambos aspectos (El de bebe debe imaginarse en morado):

Mundo Interno:
El mundo interno de Damir consiste en un pantano repleto de retorcidas y extrañas plantas. En él multiples llamas de color normalmente amarillo (salvo cuando el espíritu de su zampakuto se presenta) flotan por encima del agua. Este mundo se caracteriza por su tranquilidad y silencio. Algo que se ve interrumpido, como no, cuando Asobigokoro toma presencia.
Mundo:



Shikai

Palabras de Liberación del Shikai:
Detekuru to asobu (出てくると遊ぶ, Salid a jugar).

Descripción del Shikai:
Al decir el comando de liberación una de las espadas es cubierta de oscuridad mientras que la otra de fuego. Tras unos instantes el elemento de cada una es absorvido dejando ver la nueva forma de las espadas.
La cubierta por oscuridad normalmente es la espada que usa en su diestra. Esta se vuelve un poco más corta (0,8m) pero adquiere un gancho al final de su filo.
La cubierta por fuego que es la que normalmente Damir usa en su izquierda se alarga (1,2m) sin ninguna caracteristica especial que destacar de su nueva forma.
Shikai:
Asobigokoro es una zampakuto extraña e infantil. Tal es el caso que hasta su Shikai es una broma para Damir. Pese a que su elemento original es el Fuego Fatuo, un fuego de características especiales que posee un color morado, en esta forma ese poder es dividido en sus dos componentes.

De esa forma Damir posee dos espadas totalmente diferenciadas entre si. Una controla las llamas mientras que otra la oscuridad. Ambas pueden operar por separado usando su elemento pero, como es normal, su control es más debil que cualquier usuario puro de ese mismo elemento. Aún asi Asobigokoro no es un espíritu malintencionado por lo que su usuario también puede recurrir al fuego fatuo en esta forma, para ello debe concentrarse y juntar ambos elementos de sus espadas. Esto no es tan cómodo pues significa que necesita ambas armas para recurrrir a sus técnicas.

El elemento especial de esta zampakuto destaca por ser un fuego que no quema la piel o la materia combustible. El fuego fatuo quema el alma de la materia. Asi como los fullbringers la controlan para modificarla este fuego quema ese alma creando una diferencia entre materia "viva" o "muerta" espiritualmente. Esta materia muerta no puede ser modificada por los fullbringers pues no poseen almas, aunque a simple vista tenga un aspecto normal. Sobra decir que los seres espirituales como hollows, arrancars o shinigamis si que sufren daños físicos por estas llamas. Cosa que las razas humanas no, ya que su carne no es afectada, aunque no quita que no sufran dolor o la sensación de quemaduras.
De la misma manera el agua o el viento materiales, es decir los no creados o modificados con reiatsu, no afectan a este fuego que simplemente lo volvería materia "muerta" sin cambiar ni un ápice su intensidad.



Técnicas del Shikai:

No ēteru-sei-en (のエーテル性炎, Llamas Etéreas) 3 Turnos. Damir prende de tres a cinco bolas de fuego fatuo alrededor en una fuente de reiatsu que pueda sentir, 30m a la redonda. Este fuego no causa daños o molesta a la vista. Solamente sirve para saber la posición del señalado en todo momento. Damir sabrá donde está su oponente durante todo el tiempo afectado aunque no le pueda ver o este oculte su presencia en un margen de 50m. Esta técnica no es inevitable pues el fuego responde a las debilidades ya citadas.
En adición, si Damir tiene contacto visual a menos de 10m con su oponente el fuego que le rodea también le indicará las acciones exactas que está haciendo (ej.: mover el brazo derecho, lanzar una piedra, agitar la cabeza) mientras lo mantenga, es decir, es como si sintiese el propio movimiento de su objetivo por lo que puede reaccionar mucho mejor ante sus acciones.
Reutilización: 1 turno

Meiwakuna yōsei (迷惑な妖精, Hadas Molestas) 3 Turnos. Damir crea unos seres feéricos. Unas tres hadas de pequeño tamaño que van directas a por el enemigo. Estas hadas no paran de hablar con un tono de voz especial. Tiene una frecuencia preparada para nublar los sentidos de quien las escuche. Todos los enemigos que escuchen sus voces verán reducidas su Dominio y su Velocidad  en 3 puntos. Estas hadas están hechas con fuego fatuo por lo que su contacto también puede dañar.
Cosas como taparse los oídos o similares impide sus efectos para el próximo turno. Si ya han sido oídas el efecto se prolongará al turno entero te tapes a mitad o no.
Reutilización: 1 turno
Hadas:

Kanashimi no numa (悲しみの沼, Pantano de las Penas) 2 Turnos. Damir cubre de oscuridad una zona de diez metros a su alrededor. Esa zona se verá y sentirá como un pantano para quien entre en el. Dentro podrán encontrarse diferentes bolas de luz moradas (fuegos fatuos) que al entrar en contacto visual con algún enemigo harán creer que la propia bola es Damir. Nadie con mayor Dominio que Damir puede verse afectado por esto, además, cualquier afectado puede ser librado de la ilusión si recibe daño y si alguien externo a ella hace contacto físico con él.
La ilusión continuará los dos turnos que dure el pantano en caso de no interferir con ella. Los afectados solo verán a un Damir que evita sus ataques y se limita a huir de ellos. No notaran la presencia de nada que no haga contacto físico con ellos.
Los efectos pueden juntarse con los de las hadas u otras técnicas de Damir. No es que no escuche sus palabras sino que simplemente las ignora por las ilusiones.
Reutilización: 4 turnos.

Fearīfaia (フェアリーファイア, Fuego Feérico) 1 Turno. Damir junta la oscuridad y el fuego de sus espadas para lanzar una serie de esferas de fuego fatuo. Un total de siete esferas perseguirán a la fuente de reiatsu enemigo elegida por Damir. Las espadas y/o otras armas solo dividirán las esferas las cuales seguirán su camino con tamaño reducido. De todas formas este ataque solo perseguirá al enemigo durante el turno usado, luego desaparecerá. Si estas llamas hacen contacto con algún ser vivo este verá reducida su resistencia en 3 puntos mientras las llamas sigan ardiendo pues estas priorizarán en consumir el alma de sus músculos.







Bankai

Nombre del Bankai:
Ushinawareta-ō. Shōhisha no tamashī (失われた王。消費者の魂,Rey de los perdidos. Consumidor de almas)

Descripción del Bankai:
En bankai las zampakuto de Damir se cubren de fuego fatuo junto a todo su cuerpo. Tras eso el fuego se disipará dejando ver las nuevas espadas. Ambas cubiertas de su característico fuego. En este estado por fin consigué que Asobigokoro se ponga serio permitiendole controlar el fuego fatuo con cualquier espada, ya no necesita ambas para realizar sus habilidades.
Las armas vuelven a cambiar radicalmente de aspecto, tomando una forma más contundente y menos elaborada. Su largura se iguala (1,5m) por lo que ya no hay distinción entre una y otra.
Forma Bankai:

Técnicas del Bankai:

Shōhisha no tamashī (消費者の魂, Consumidor de Almas) Pasiva. Activación cuando se libera bankai. Las espadas estan cubiertas de fuego fatuo, este mismo rodea hasta al propio Damir. Los ataques cuerpo a cuerpo efectuados por Damir provocan un daño aumentado. El fuego quemará a los que ataquen cuerpo a cuerpo y toda materia que entre en contacto con él se considerará materia "muerta". Con ciertos movimientos de las espadas y si Damir es preciso puede llegar a dirigir el fuego hasta a dos metros de distancia en forma de cortes flamígeros o similares.
Shōhisha no tamashī se puede disipar pero al iniciar el turno siguiente volverá a tomar efecto.

Pājiessensu (パージエッセンス, Purgación de Esencia) Con un rápido movimiento de ambas espadas Damir extiende una gigantesca llamarada que arrasará con todo lo que tenga frente a él en linea recta. La llamarada tiene una anchura de metro y medio, llegando a extenderse hasta 25m hacía delante. Puede ejecutar esta tecnica de diferentes formas siendo en un alzamiento de ambas armas o bajandolas una vez subidas. Todo terreno que se vea afectado por este ataque permanecerá en llamas cinco turnos. Cualquier afectado por esta tecnica verá reducida su Resistencia y Fuerza en 3 puntos mientras las llamas sigan ardiendo en él.
Reutilización: 1 Turno.

Ushinawareta miryoku (失われた魅力, Atracción de Perdidos) El fuego fatuo es engañoso. Atrae a las almas a destinos fatales. Damir no es una excepción. Cualquier ser con cierto poder espiritual empezará a confundirse tras una gran exposición de su vista a las llamas. Damir necesita haber combatido al menos tres turnos para realizar esta tecnica.
Consiste en confundir al rival gracias al fuego. Este distorsionara la perspectiva que tiene el enemigo sobre él para que crea que Damir hace unos movimientos cuando está realizando otros. De manera resumida consiste en ataques fantasma, meras ilusiones.
El afectado puede ver como Damir efectua un corte horizontal con su espada derecha y esquivarlo cuando en realidad este esta posicionándose en su espalda rápidamente o ejecutando un kido u otro corte de distinto tipo.
Reutilización: 2 Turnos.

Jigoku (地獄, Perdición) La zona de 20m a la redonda de Damir se cubre de un humo negro que impide la completa visión de la zona. Los que estén dentro no pararán de oír ruidos, sonidos, gritos, etc de seres terroríficos que incitarán a los afectados a introducirse más y más dentro de la zona. Todo fruto de su imaginación. El usuario es el único que no se ve afectado por estas alucinaciones, siendo capaz de prender ese humo negro (que es oscuridad) poco a poco con su fuego desde los límites hasta el centro formando al completarse un tremendo incendio. Cualquier afectado por estas ilusiones sentirá como las fuerzas le abandonan perdiendo durante todo lo que dure la ilusión 3 puntos de Fuerza y 4 de Reiryoku.
Reutilización: 3 Turnos




Habilidades Hollow

Mascara Hollow:
La mascara hollow que posee Damir es exactamente igual a la de la imagen que está situada en la parte superior de esta ficha. Cubre solamente la parte inferior de su rostro con una apertura en la zona bucal por la cual sale un humo negro siempre que la tiene puesta. Este humo es tóxico para cualquier persona salvo para el propio emisor ya que es un derivado de la oscuridad que forma su elemento. Damir puede usarlo para envenenar al contrario o puede inflamarlo para producir llamaradas haya por donde el rastro de humo se encuentre.

Bala:
Morado, desde cualquier dedo de sus manos.

Cero:
Morado, desde su índice


Stats


Fuerza:
9
Resistencia:
6
Velocidad:
9
Protección:
6
Voluntad:
4
Dominio:
10
Reiryoku:
6


Hoho:
7/10
Kido:
7/10
Shikai:
5/5
Bankai:
5/5
Máscara:
3/5




Historia

Si hubiese que contar la historia de Damir seguramente deberíamos empezar por su padre. Andrei fue un capo de la mafia rusa cuando murio por el disparo de un francotirador en el trabajo. El alma, lejos de volverse un hollow, fue salvada por un shinigami desconocido. Su nueva vida en el Seireitei le hizo plantearse los valores que habían sido los pilares de su anterior vida. Llegó a convertirse en un shinigami ejemplar, miembro de la undécima división, al mismo tiempo que en padre. A lo largo de su tiempo en el Seireitei conoció a una señorita. Alguien con quien disfrutaba estar y que llegó a amar. Tal amor dió como resultado a Damir.

De niño fue criado mayormente por su madre debido a la cantidad de trabajo que su padre, como teniente, debía realizar. Gracias a la influencia de su progenitor pudo visitar en varias ocasiones la división y conocer a sus integrantes. De esta manera su entrada en la academia shinigami fue relativamente fácil, asi como su salida tras los seis años correspondientes.
Lo que si que fue una complicación y algo de lo que Andrei se lamentaría el resto de su vida, fueron los diversos problemas que Damir ocasionó en su estancia en la academia y fuera de esta. Este llevaba la sangre de su padre y, como él, los primeros pasos de su vida no fueron los adecuados.

Matones hay en todos sitios. Siempre encontrareis a gente estúpida que si ve en ti algún signo de debilidad se aprovechará para mostrarse superior a ti. Con Damir no fue distinto. Sufrió un ataque ante un grupo especialmente bruto. Él no estaba preparado, no se lo esperaba. Pero aprendió. Aquel momento marcó su actitud durante aquellos años.
En la academia estaba prohibida la bebida o el tabaco. No es de extrañar pues que hubiese pequeños negocios entre estudiantes con el tráfico de aquello. Si uno sabe buscar puede encontrar todo tipo de bebida alcohólica a diferente precio según tu curso. Todo bajo una niebla conocida como actividades extraescolares. Damir supo ver la oportunidad en la cada vez más atenta sospecha de los maestros. Al finalizar el primer curso él poseía un 50% de los beneficios de cualquier negocio que pudiese llevarse a cabo en la academia. Solamente debía mantener alejados a los propios maestros. Cosa que realizó cuando junto a un séquito de deudores atacó por sorpresa al grupo que le agredió. Toda la atención estuvo desde entonces en encontrar a quien hubiese roto las piernas a aquellos chavales, quienes desde entonces fueron los mayores siervos del mismo, pues si hablaban su vida tomaría un trágico final.

Pero, pese a ya la marcada personalidad de Damir, no fue hasta su salida de la academia que se formó como persona completa. El espíritu de su zampakuto fue una gran ayuda para ello. Se iba a meter en la misma división que su padre. Con ilusión se propuso conocer al espíritu que le acompañaría en su arma a partir de entonces, quería entrar por todo lo alto en la división.
Asobigokoro no tamashī puso un final en aquellas intenciones. Era un espíritu raro como Damir, a quien las obligaciones de los shinigamis le daban igual solo ingresaba por la familia, más incluso ya que se divertía desviando a las almas de su destino. Cada vez que Damir practicaba en alguna misión y acababa enviando a un alma a la Sociedad Asobigokoro se quejaba. A ellos les gustaba mucho más divertirse con esas almas antes de enviarlas. Siempre rozando el límite. Una vez que les hizo caso la cadena del plus estaba a punto de desaparecer. En otra ocasión el plus se volvió un hollow y fue aniquilado al instante por un sorprendido Damir. Aquella experiencia no le afectó como debería. En vez de estar horrorizado aquello despertó una curiosidad que permanecía dormida en su subconsciente. Espíritu y Shinigami empezaron a estudiar el proceso evolutivo de las almas. Más no el proceso que llevaban acabo tras salvarlas. Eso era un cambio ajeno a la naturaleza. Ellos querían conocer el punto más alto en la naturaleza del alma, aquel que recoge su esencia más pura.

Este comportamiento hizo que su padre lo ocultase ante el Gotei. Aunque horrorizado por lo que había descubierto él seguía queriéndolo. No podía permitir que alguien como su hijo ingresase en ninguna división porque sería arrestado en cuanto vieran lo que hacían con las almas. Pero tampoco podía dejarlo sin más. Por lo tanto Damir fue entrenado en el arte de la espada por los altos cargos de la undécima. Damir en ningún momento se opuso a las ordenes de su padre, por aquel entonces ya nombrado capitán.
A medida que iba creciendo como shinigami se iba creando a su vez una leyenda. Un shinigami de largo cabello rojo como la sangre que aparecía en el momento en el que cualquier misión o batalla iba mal. Envuelto en un extraño fuego que distorsionaba la percepción de él mismo.
Esto no eran más que misiones que le daba su padre, quien intentaba que la experiencia que tuviese su hijo fuese lo más cercana a la de un shinigami real.
Más Asobigokoro tenía otras ideas. Había pasado de engañar a las almas a terminar consumiéndolas en su fuego. Cosa que a Damir le sorprendió al principio pese a descubrir posteriormente que tampoco le importaba mucho. Le permitió profundizar en su relación con su zampakuto, comprender que se comportaba de manera similar a un hollow. Consumía almas. Estas pasaban a formar parte de ellos. Una llama más en el pantano. Al principio no podía comprender porque esa similitud.

La respuesta fue encontrada en su madre. Hubo un tiempo en el que ella fue humana. Al morir su liberación fue complicada, hubo muchos hollows por alguna razón y la cadena fue consumida en su totalidad. Sin saber como pudieron librarla de su proceso de hollowficación y llevarla a la Sociedad. Pero aquel hollow sin desarrollar pasó a su hijo. Damir era un vizard.

Sin embargo algo no cuadraba. Por mucho que Damir fuese un vizard aquel hollow heredado debería permanecer dormido y no suplantar al espíritu que se debería haber formado en su zampakuto. Algo había despertado al engendro en su interior. Un tercero había participado en aquella resolución. Su padre tenía ciertas sospechas sobre quien podría haber sido, desde su posición tenía acceso a información mucho mayor que la de Damir, aunque nunca desveló sus pensamientos a su familia.

Un aciago día Damir fue mandado llamar por su padre. Este acudió raudo esperando una nueva misión más lo que se encontró no fue lo esperado. En el despacho del capitán había un equipo completo de shinigamis con diversas armas lista para la llegada del pelirrojo. Ellos no pertenecían a la undécima. Eran extraños para él. No tardaron mucho en atraparle y encerrarle en una especie de laboratorio junto con sus padres. Por la forma del lugar Damir pudo entender desde el principio que se trataba del departamento de investigación, una división en la que su padre no tenía ningún poder. Muchos de sus miembros pasaron por la sala con extraños aparatos e instrumentos. Todos pensados para alguna forma dolorosa de análisis corporal. Quisieron comprobar las facultades físicas de Damir, la calidad de su vista, la producción de reiatsu e incluso las posibles mutaciones en sus órganos. Tomaron muestras, muchas muestras. No escatimaban en nada, al no poder resistirse no dudaban en coger más de lo necesario para sus experimentos. Todo bajos las ordenes de aquel extraño sujeto que siempre se hallaba tras el cristal negro que daba al exterior. El capitán de la duodécima división. En la última operación que se iba a llevar a cabo la madre de Damir también se iba a ver envuelta. El equipo científico se había dado cuenta del origen del hollow dentro del hijo de la familia y necesitaban comprobar como podía haberse salvado la madre de la hollowficación. El padre de Damir no pudo soportarlo más. Mientras los gritos de su esposa se alejaban más y más de ellos el capitán de la undécima hizo frente a los diversos sedantes inyectados en su cuerpo y liberó su bankai por primera vez frente a su hijo quien quedó maravillado por la potencia destructiva que poseía. Tras abrirle camino Damir fue ordenado que escapase, su padre pretendía salvar a su esposa el solo. No estando seguro de poder hacerlo prefería que su hijo al menos fuera capaz de salir ileso de aquello. El vizard al principio quiso ayudarle y desobedecer pero Asobigokoro no pensaba lo mismo. Tomando control por primera vez sobre él hizo que sus piernas les llevasen en dirección contraria a la que quería. Consciente de que jamás volvería a verlos Damir solo pudo llorar en silencio mientras su otro yo les ponía a salvo.

Damir acabó en la tierra natal de su padre. Rusia. Se creó una identidad y tras muchos años conoció a Aleksandra. Una humana con extrañas capacidades espirituales. Era capaz de ver hollows y otros entes. Ella era una desempleada desquiciada con su mundo, quería construir un bar pero no tenía dinero suficiente. La vida la había tratado mal. Damir por otra parte era un hombre fuera de ley que ya había birlado muchisima pasta a las fuerzas ilegales del país. Pensando que así tendría una vida mucho más tranquila este le dió el dinero a la chica. Solo tenía una condición. Él había oído hablar de una ciudad con una excedente actividad espiritual. Algo perfecto para comprender mejor la evolución de los hollows o desarrollar a Asobigokoro. Desde que con gran esfuerzo consiguió desarrollar habilidades ofensivas más haya de las ilusiones habían pasado cientos de años. No había hecho ningún otro progreso con él desde entonces. Tenía que cambiar de aires.

Se iban a Karakura.








CÓDIGOS DE BLEACH: EL RESURGIMIENTO


Última edición por Damir Sokolov el Jue Dic 24, 2015 5:50 pm, editado 3 veces

Volver arriba Ir abajo

Re: Damir Sokolov [Vizard]

Mensaje por Invitado el Lun Jul 20, 2015 4:17 pm

Invitado
Invitado
Terminada, o eso espero.

Volver arriba Ir abajo

Re: Damir Sokolov [Vizard]

Mensaje por Yui Akagame el Miér Jul 22, 2015 2:56 pm

Yui Akagame
Teniente de la 7ma División
Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 28/07/2014
Ver perfil de usuario
Siento el retraso! Solo un par de cosillas:

-No se pueden subir ni bajar más de 7 puntos de stat por técnica. Hay una en la que bajas 10, así que tendrás que cambiarlo.

-En Jigoku no me gusta que sea una llamarada que salta de golpe, puedes hacer que se vaya prendiendo lentamente por partes, como si fuerza un incendio que se va propagando.

Y eso es todo ^^ avisa cuando la hayas corregido.

_________________
Hablo ff9900/Pienso ff6600

Yui:

Volver arriba Ir abajo

Re: Damir Sokolov [Vizard]

Mensaje por Invitado el Jue Jul 23, 2015 12:33 am

Invitado
Invitado
Corregido.

Volver arriba Ir abajo

Re: Damir Sokolov [Vizard]

Mensaje por Yui Akagame el Jue Jul 23, 2015 10:40 pm

Yui Akagame
Teniente de la 7ma División
Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 28/07/2014
Ver perfil de usuario

_________________
Hablo ff9900/Pienso ff6600

Yui:

Volver arriba Ir abajo

Re: Damir Sokolov [Vizard]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:09 pm

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.