Staff
Afiliados
Foros Hermanos
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro
Directorios y Otros

Busqueda y Muerte [Entrenamiento]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Busqueda y Muerte [Entrenamiento]

Mensaje por Jorge Vázquez el Miér Ago 12, 2015 1:15 am

avatar
Mensajes : 212
Fecha de inscripción : 24/07/2015
Edad : 20
Ver perfil de usuario
El Desierto Blanco... Páramo habitado por enormes criaturas que vagabundean sin cesar y sin rumbo, los únicos que sobreviven en aquel paisaje vacío son las pequeñas criaturas que habitan por debajo de la arena y sobreviven alimentándose de los restos que dejan los depredadores más grandes y voraces que se encuentran y pelean a muerte para decidir quién será la cena del otro. En medio de aquel lienzo blanco con manchas rojas una figura cubierta de arriba a abajo con un manto se destaca, sus ropajes se levantan con el insistente viento, pero su paso constante no cesa por más fuerte que este sople, una aureola de tristeza se cierne sobre aquella persona que parece caminar perdida en aquel lugar, Jeani Dorbbeis, esa soy yo... Caminaba en busca de un lugar agradable para descansar, volvía a las noches luego de que me ordenaran acabar con un levantamiento Hollow que ocurría muy al norte de Las Noches, normalmente no estaba acostumbrada a tanta violencia, pero las cosas se me escaparon de las manos... o debería decir que yo misma escape de mi propio control.

Todo comenzó hace unas cuantas horas, había recibido un llamado de nuestro líder, quien tras recibir un mensaje sobre un Vasto Lorde que se alzaba al norte decidió probar mi valía enviándome a la acción. No entendía en ese momento porque me había mandado a mí a luchar contra aquella criatura, me parecía raro que el rey confiara en una Privaron Espada antes de en un Espada como tal, pero entonces en mi mente surgió la posible verdadera razón: el sacrificio de una persona inútil a manos de un posible reemplazo con más potencial. El sentimiento de rechazo inundó mi ser pero seguí adelante sin caer en el vacío de la depresión. Mi paso era lento y poco decidido, estaba desganada y con ningún impulso que me guiara hacia adelante más que la orden que me habían dado. En fin, no había nada que podía hacer después de todo, era una arrancar inútil para los demás, me faltaba decisión y determinación para acabar con mis adversarios con violencia, casi parecía como si no fuera un Hollows de verdad, como si estuviera desubicada en este mundo lleno de dolor y sangre, pero si no pertenecía a aquí ¿Dónde estaría mi refugio? Aquel lugar que tanto anhelo y al cual pertenezco. Me temo que esa respuesta está lejos de llegar a mí aun.

Al final llegué a mi destino, era una zona muy apartada del resto, llena de adjucas y criaturas mal intencionadas que clamaban por la cabeza de no solamente nuestro líder, sino también por la de las espadas. En el centro de aquella agrupación, parado sobre una gran roca se alzaba el que parecía ser la causa de todo aquel alboroto, un Vasto Lorde de apariencia canina-antropomórfica, un hombre perro prácticamente. Su cuerpo era de un color negro salvo por sus gruesas piernas, brazos y máscara que estaban recubiertos por el típico material de nuestras máscaras. El clamor por sangre se esfumo cuando el alborotador levanto su mano en señal de tomar la palabra, al parecer se disponía a realizar un discurso moralizador. Cuando todos quedaron en silencio, el poderoso menos se quedó en blanco unos segundos, para después apuntar a un miembro de su audiencia y decirle con voz pasiva - Acércate... -  la criatura con expresiones de honra y nerviosismo se subió al lado de su líder y le miro con admiración, pero antes de siquiera poder decir algo un rayo de energía atravesó su cabeza matándolo al instante, fue un cero salido justamente de la frente de aquel nefasto caudillo - ¡Bien chicos! ¡Ya tenemos la cena para hoy! - exclamó en voz alta para luego tomar el cuerpo de su difunto seguidor y lanzarlo a los hollows de la audiencia como su fueran canes hambrientos. Su risa resonó por todo el lugar mientras observaba como sus demás seguidores se peleaban por obtener las piezas de aquel cadáver, tratando de quedarse con la pieza más grande que pudieran.

En ese momento sentí mucho repudio y he de admitir que por un momento mi estómago me falló, pero al final decidí no acobardarme ni dejarme intimidar, aquel no era más que un patán que no tenía ni siquiera el nivel de un espada de verdad, comencé a acercarme haciendo espacio entre los Hollows de mi alrededor quienes me ignoraban completamente ante las ansias de devorar a su compañero - Vamos muchachos, cenen bien, que mañana partimos a Las Noches para tomarla por la fuerza - exclamo nuevamente en un tono victorioso, recibiendo como respuesta un rugido de ánimo masivo. El caudillo retrocedió lentamente y se sentó en un tosco e improvisado trono de piedra, muy adecuado para su actitud, descansando a pierna suelta mientras observaba el desértico paramo, parecía pensativo, aunque no de forma profunda, sino que por sus sonrisas egocéntricas se podía detectar que lo único que hacía era fantasear con su ficticio reinado.

Me acerqué y me puse a su lado derecho, observándolo con indiferencia y recitando las palabras que me fueron encomendadas - El Rey de Las Noches ordena que ceses tu actividad, sino me ha ordenado que te ejecute de forma inmediata - lo dije de seguido y sin pausas, era un mensaje amenazador y muy directo, se notaba que el Rey no tenía interés de dialogo con esta gente. El arrogante insurgente volteo lentamente y me miro con una expresión de indignación, para posteriormente dispararme sin ningún aviso directo a la cara. Yo naturalmente lo esquivé con facilidad gracias a mi sonido, ubicándome a unos cuantos metros más lejos de él, tratando de tomar distancia ante otro ataque imprevisto, sin embargo el sujeto no volvió a atacarme, sino que se dirigió a su gente despegando su parte posterior de su trono y hablando con gran egocéntrica - Chicos, esta tipa dice que viene a matarme - me señaló con su pulgar sin siquiera voltearse a mirar - Quién la mate será el nuevo Primer Espada - al término de esta palabra se hicieron presentes unos segundos de silencio antes de que los rugidos de ataque comenzaran a llover en mi dirección. De repente todo el ejército de Hollows se abalanzó sobre mí, tratando de morderme o cortarme, yo logre esquivar varios ataques y golpear fuertemente  a muchos de tal forma que quedaban inconscientes en el suelo. Podían ser Hollows más fuertes que la mayoría, pero en comparación a mí no eran más que pequeñas alimañas. Tras ver como los ataques cuerpo a cuerpo no resultaban en nada comenzaron a llover ceros que bombardearon toda la zona, me dedique a simplemente esquivarlos y devolverlos siempre que viera una abertura, matando a unos cuantos en el proceso, pero con los centenares por los cuales estaba conformada esta horda será sumamente difícil acabar con todos de forma rápida, sobre todo porque no me especializaba exactamente en matar en masas.

El enfrentamiento se tornó muy aburrido, todo se limitaba a mi esquivando y devolviendo algún ataque en medio de una lluvia de dispararon y ataques por la espalda, pero estas criaturas eran muy lentas como para sorprenderme y hacerme algún daño. Todo parecía controlado, pero de repente algo me sorprendió, el Vasto Lorde atacó por mi flanco derecho en un golpe sorpresivo, haciendo que pierda el ritmo y recibiera varios golpes de los ceros que venían hacia mí. Retrocedí a una zona apartada, mientras veía como mis adversario se reían en mi cara ante mi estado, aunque realmente los ceros que recibí de aquellas alimañas no me causaron más que unos leves moretones el cero que recibí por el flanco derecho me había causado una herida profunda en el brazo - Ooooh, ¿Qué pasa pequeña? ¿Acaso te lastime? - decía el caudillo con arrogancia, no debí haberme olvidado de él en ese momento, era más que obvio que aquel sujeto no tendría ningún tipo de honor y me atacaría cuando menos me lo esperase, era algo demasiado común entre los de mi especie - te voy a destrozar~ - dijo en voz baja para luego teleportarse nuevamente cerca de mi tratando de golpearme, yo volví a teleportarme con el sonido, pero al aparecer en otra ubicación fui recibida con una andanada de disparos que me tomaron por sorpresa, ante dicho hecho el Vasto Lorde volvió a tomar ventaja y dio un golpe bajo en la pierna izquierda, rompiendo el fémur e inmovilizándome en el proceso. Trate de responder con un golpe, pero antes de que pudiera equivocarle recibí una patada en la nuca haciendo que callera tendida en el suelo, intenté levantarme usando mi brazo izquierdo, pero mi adversario piso mi cabeza hundiéndola en la arena con mucha ira - Jojojo... dime, ¿Cómo quieres morir? ¿Quieres que te aplaste la cabeza de una vez o prefieres morir ahogada en la arena? - dijo calmadamente mientras me observaba desde arriba en una posición victoriosa, como su mi cabeza fuera el trofeo. Por lo visto moriría en aquel lugar... no tenía escapatoria con las heridas tan graves que sufría... además esta fue la misión que me encomendaron, probar al posible nuevo espada que podría ser mi reemplazo... debería estar complacida de que por fin podría dejar este mundo que tan poco comprendía y que tanto me entristecía... decidí rendirme y morir...

- Parece que no responde... ¡¿Ustedes que dicen muchachos?! - preguntó en gritos el Vasto Lorde a sus espectadores, para luego recibir como respuesta varios gritos entremezclados con las palabras "arena" y "aplastar". El hombre puso su mano al lado de sus orejas tratando de oír mejor pero se rindió ante la incomprensión de sus palabras. En un acto de enojo pisó con más fuerza mi cabeza, hundiéndola más mientras agitaba el brazo en señal de amenaza hacia sus seguidores - ¡Hablen mejor sabandijas! ¡No entiendo nada de lo que dicen! ¡Además...! - sus palabras fueron detenidas por un movimiento que sintió en su pie, mi cabeza tratando de levantarse - ¿Eh?.. Ooooh, ¡parece que la pobre aún sigue vivita y coleando! - dijo entusiasmado con la idea de que podría seguir atormentándome, prosiguiendo con sus acciones volvió a hacer fuerza para hundir mi cabeza, pero cuando lo hizo sintió que ya no podía ejercer presión sobre mi cuerpo - ¿Eh? - de repente y para sus sorpresa mi cuerpo comenzó a emanar reiatsu de forma feroz, mis heridas comenzaron a sanar de forma increíblemente rápida y mi cuerpo comenzó a levantarse superando la fuerza de aquel individuo - ¿Eh? ¡¿Pero qué?! - me había levantado y recuperado, pero aquella ya no era yo, al menos no la yo que está narrando esto... era...

- Llegó mi turno para jugar~ Gracias por dormir a Jeani amiguitos~ - una voz excitada y ansiosa brotó de mi al igual que una expresión que reflejaba una sed de sangre tremenda. Observé a los Hollows de forma amenazante y estos con solo sentir mi presencia retrocedieron de forma involuntaria por el miedo que había recorrido sus cuerpos en ese instante - Oooooh~ Cariño~ Es solo nuestra primera reunión ¿Y ya quieres hacer este tipo de cosas?~ - dije en tono burlón mientras observaba al Vasto Lorde que tenía su pie sobre mi cabeza, en ese momento la otra Jeani había salido a la luz... En un movimiento rápido se levantó tirando al caudillo por la falta de equilibrio y con un rápido sonido se dirigió hacia sus seguidores, se paró justo frente a ellos, dejando unos cuantos segundos para que reaccionaran, recibiendo como respuesta otra andanada de ceros que dejaron en la arena un gran cráter, pero a pesar de que parecía que habían terminado con mi existencia en realidad la cosa estaba muy distante de eso, yo me encontraba atrás, viendo cómo se desorientaron gracias a mi velocidad - Joooo~ Ustedes son muy debiluchos~ A mí me gustan los hombres altos y fuertes~ - bromee nuevamente y ahora, sin dejar que pudieran reaccionar adecuadamente, salte sobre ellos comenzando una gran masacre. Solamente con mis manos era capaz de romper las máscaras haciendo presión sobre estas o chocando a las criaturas, las estaba aniquilando a tiempo record aunque también mis vestiduras se hallaban completamente cubiertas de sangre, cosa que en ese momento a mi otro yo solamente le daban más ganas de matar. En menos de lo que me podría haber imaginado acabé con todos los que se había quedado, mientras que los que huían despavoridos escapaban de mi interés, el único que quedaba ahora era aquel Vasto Lorde y su cara de idiota.

- Como te atreves... ¡MALDITA! - exclamó con furia para luego teleportarse con sonido hasta donde estaba e iniciando una andanada de golpes incesantes cuyo objetivo era obviamente herirme, pero para su desgracia esto no era suficiente, todos y cada uno de sus golpes eran atajados por mí y mis brazos, llegando al punto de que en mi rostro se formó una expresión de aburrimiento y desinterés que no hizo más que provocar a mi rival - ¡TOMA ESTO! - gritó antes de lanzarme un Cero justo enfrente de mi cara, un haz de luz recorrió e ilumino gran parte del desierto, dejando como rastro la silueta del ataque, mi cuerpo había desaparecido de la vista del Vasto Lorde, pero esto no era más que la artimaña que ya había utilizado, y en cuanto este se bajó la guardia mi brazo atravesó su pecho fácilmente - Eres muy aburrido, pensé que por fin Jeani se había encontrado con alguien fuerte pero al parecer aún tengo que esperar más... - dijo desanimada para luego retirar su brazo y dejar caer el cuerpo del insurgente que agonizó durante un tiempo hasta que por fin cesó su existencia. Luego de eso mi otro yo, decepcionada por aquel rival inmerecido decidió volver a su letargo en el lugar más recóndito de mi mente, esperando a una nueva oportunidad para salir a la luz otra vez. Yo por mi parte desperté un par de horas después, recordando lo sucedido y algo impactada por lo que "yo" hice decidí volver a Las Noches e informar de lo sucedido. Y aquí estoy.

Aun me debato si debí morir en aquel lugar o si fue una señal del destino... tal vez algo me espera... algo que solo yo puedo cumplir, después de todo mi otro yo ya se habría apoderado de mi cuerpo y mi existencia no sería más que una personalidad alterna que solamente existe en el campo de lo abstracto... Si, puede que esa idea no sea más que una excusa para darme ánimos y seguir adelante sin rendirme... seguramente lo sea... pero por ahora me sirve.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Hablo - Pienso

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.