Staff
Últimos temas
Afiliados
Foros Hermanos
Directorios y Otros
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro

Acto 1: Escapando del Antiguo Destino [En Solitario]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Acto 1: Escapando del Antiguo Destino [En Solitario]

Mensaje por Jorge Vázquez el Miér Ago 12, 2015 7:31 pm

El amplio manto nocturno cubría mi figura que se movía ágilmente y de forma desesperada a través de las sombras de los grandes edificios humanos que se alzaban hasta el cielo, la prisa de la noche golpeaba mi cara y aunque era fría yo apenas la notaba gracias a la agitación y el sofoco que me provocaba esta huida que estaba efectuando. Sorin Markov, ¿Aquel arrancar me seguiría persiguiendo o se habría entretenido con los Shinigamis que deje atrás? Por las descargas de reiatsu que sentí y la seguida desaparición de su presencia pude deducir que muy posiblemente ya me encontraba a salvo, pero debía estar segura antes de cesar el paso, así que corrí mucha distancia antes de parar completamente y dejar que mi cuerpo se recompusiera. Puse una mano sobre una de las paredes de concreto que me rodeaban para poder apoyarme y recuperar el aliento, durante este descanso los pensamientos que había estado ignorando hasta ahora empezaron a hacerse presentes en mi cabeza.

- Parece que ya he dejado de ser perseguida... ¿Aquel hombre planeaba matarme? ¿Hueco Mundo estará tras de mí? Debo seguir escapando, ¿Pero a dónde? - Las preguntas no paraban de cesar provocándome una jaqueca intensa, lleve mi mano izquierda a mi cabeza por reflejo mientras el dolor me invadía, debía descansar luego de esto, pero lastimosamente no tenía ningún lugar para reposar adecuadamente, en medio de esta situación una voz familiar invadió mi mente otra vez, la había mantenido acallada todo este tiempo, pero al estar débil no tardo en volver a hacer presencia dentro de mí.

- Sabes que si me hubieras dejado salir ahora ese tipo podría estar muerto~ Eres una tontita Jeani-chan~ Pero no estoy molesta contigo, ahora seguramente vendrán hordas de Hollows a perseguirnos, y como en esa otra ocasión mi protagonismo será inminente~ - Molesta, era la palabra que la definiría desde mi punto de vista, no la aguantaba y menos aún con la jaqueca que ya me había provocado a mí misma, estaba a punto de comenzar a gritar para que se callara de una vez, pero en ese momento una tercera voz interrumpió nuestra conversación interna.

- Señorita, ¿se encuentra bien? - una voz anciana hizo eco en la zona, yo voltee rápidamente al escucharla y pude observar la fuente de la misma. Un humano de avanzada edad y con un bigote bastante frondoso me estaba observando desde una distancia de unos... 10 metros más o menos, llevaba un traje completamente blanco, sus cabellos completamente invadidos de canas solamente eran cubiertos por un sombrero, y sus arrugas denotaban en él una avanzada edad. Por un momento quede en blanco ante la situación, pero entonces reaccione ante la realidad, cayendo en el hecho de que los humanos normales no eran capaces de ver espíritus. Salté tres metros hacia atrás poniéndome en guardia para responder cualquier ataque, ¿Acaso sería un Quincy? Podía ser perfectamente cualquier cosa, aunque no notaba ninguna presencia asesina en él - ¡Espera, espera, yo no te quiero hacer nada! Solo venía a ayudar, parecías exhausta - respondió el hombre, ciertamente no tenía intención de atacarme, sino ya me hubiera atacado cuando le estaba dando la espalda, pero entonces ¿Qué era este sujeto? No podía confiar en él aunque aparentara no querer atacarme, así que decidí no arriesgarme y atacarle levemente para después huir con la poca fuerza que me quedaba, aun no podía confiar en que el Cuarto Espada ya se hubiera ido.

- Lo siento pero... - en ese momento mis palabras fueron interrumpidas nuevamente cuando vi que el anciano se teleportó frente a mí y con un movimiento de dedos hizo que mi cuerpo fuera privado de toda fuerza y cayera rendida al suelo mientras que lo último que podía observar era una borrosa imagen del suelo sobre el cual caí. Una vez en el reino onírico mi subconsciente comenzó a funcionar y me hallaba dentro de un espacio negro e infinito, posada sobre una superficie invisible que me permitía estar de pie, una vez allí una voz familiar irrumpió otra vez en mí, pero esta vez desde afuera de mi cabeza.

- Hola Jeani-chan~ - Era ella otra vez, mi otro yo, pero esta vez se manifestó ante mí, en mi forma, era otra yo con una expresión burlona y maligna en el rostro, era tal y como la imaginaba, y seguramente sería igual a como me veía cuando ella tomaba posesión de mi - Al fin nos vemos en persona~ ¿No me darás una abrazo? - decía en su típico tono lleno de altanería, yo simplemente la miré con algo de repudio - Oooh~ no me mires así, me hieres~ - dijo entonando una voz llorosa y llevando sus manos a sus ojos como si de estos brotara algún tipo de sentimiento de tristeza, pero en realidad poco le duro la actuación, ya que aquella sonrisa tan característica invadió su rostro nuevamente - ¿Qué pasa no te apiadaras de mí?~ - volvió a poner una pose firme llevando sus brazos a su cintura y lanzando una mirada desafiante hacia mí.

- ¡Ya cállate! ¡Me tienes harta! - exclame con enfado y una expresión de enojo, ahora solamente quería golpearla con fuerza, apretaba mis puños para contenerme pero mis sentimientos verdaderos se exteriorizaban con mi expresiones, en eso otra voz interrumpió nuestra disputa de personalidades, era una grave y profunda, la de un hombre cuya figura se hacía presente en la lejanía, oculta en las sombras.

- Dejen de pelear... Tontas... - su tono era tranquilo a pesar de estar regañándonos. ¿Quién era aquel sujeto, alguna otra personalidad mía? Quise realizar aquellas preguntas, pero antes de siquiera poder entonarlas el respondió a ellas - ¿Quieres saber quién soy Jeani? - detuve mi voz antes de siquiera comenzar a hablar y entonces asentí con la cabeza, no entendía porque aquel hombre me daba una sensación de nostalgia muy grande, a diferencia de mi otro yo el me hacía sentir segura... como su fuera mi guardián... entonces mi pregunta fue contestada - Mi nombre es ********* - no pude oír su nombre, y al chocar contra esta realidad la superficie sobre la cual estaba parada desapareció sin aviso haciéndome caer a un vació sumiéndome en la oscuridad total y alejando de mi visión aquellas dos figuras, entonces desperté.

Ya no me hallaba en las calles de Karakura Town, ahora estaba sobre una superficie blanda, extendida sobre ella y completamente adormecida, tratando de recordar que había pasado exactamente hace unos instantes en donde había perdido el conocimiento... examine la superficie en la que me encontraba, era uno de esas sillas acolchonadas y amplias que los humanos suelen usar (sofá), mire a mi alrededor y pude observar un amplio espacio decorado de forma muy acogedora, tenía chimenea, mesas, sillas, artefactos humanos y un gran ventanal desde el cual se podía observar que nos encontrábamos bastante alto - ¿Dónde estoy? - pensé mientras intentaba rememorar lo que había pasado, hasta que al fin llegaron a mi mente los hechos anteriores, aquel humano me había noqueado con alguna extraña habilidad y seguramente esta era su propiedad. Mis sospechas se confirmaron cuando volví a oír su voz.

- ¡Oooh, ya despertaste! - me gire y lo vi con una expresión de alegría en su rostro, quede nuevamente en blanco unos segundos mientras procesaba lo que estaba viendo, y al darme cuenta de lo sucedido retrocedí de un pequeño salto e intente lanzar mi Cero Dos Ojos hacia él, pero extrañamente no pude juntar mi energía para lanzar un ataque. Quede confundida y desorientada, preguntándome porque no había funcionado, y en ese momento me di cuenta de que me faltaba mi uniforme de arrancar e incluso mi espada - No busques tus cosas, no siquiera llevas puesta la máscara en estas condiciones - procesé lo que dijo e inmediatamente atine a voltearme para ver mi reflejo en aquellos ventanales y me quede atónita, no solo no tenía ni mi uniforme ni mis armas, incluso mi mascara rota había desaparecido totalmente, lo único que quedaba de mis rasgos antiguos eran mis dos ojos, mi cabello y el tono de mi piel. Me voltee nuevamente para observar al anciano, cuyo rostro ya había cambiado a una cara de preocupación, por lo visto estaba preocupado por mí, aunque no entendía por qué - Me puedes llamar Rojin... hazme todas las preguntas que quieras - el anciano se sentó sobre aquel asiento y yo procedí a sentarme a su lado dispuesta a aclarar todas mis dudas respecto a lo que me había pasado.

El anciano me comento muchas cosas interesantes, primeramente ya era consciente de que era una arrancar y de hecho había estado observando el encuentro que había tenido con el Cuarto Espada, al parecer se apiado de la "traición" que había sufrido (que en realidad no había sido traicionada), y se deicidio a ayudarme. Por lo visto era un hombre de buen corazón, puesto que apiadarse de alguien de mi especie era algo sumamente raro de ver. Me comentó que él era un humano con poderes especiales, pero no un Quincy, sino un Fullbringer, una especie de humano de la que nunca había oído hablar o había visto, al menos que yo supiera. También me comentó que ahora mismo yo estaba portando un dispositivo llamado Gigai, que me permitía moverme en el plano terrestre como un ser humano normal, haciendo que los humanos puedan tocarme y verme sin mayor problema. En fin, por ultimo me explicó que él se encargaría de acogerme y darme un lugar para vivir a cambio de ayudarle en el día a día, por lo visto era dueño del edificio donde nos encontrábamos y disponía de varias habitaciones libres que podría utilizar. No parecía una mala opción, aunque tampoco tenía otras alternativas, por ahora lo mejor que podría hacer seria quedarme oculta entre los humanos hasta tener suficiente fuerza como para sobrevivir yo sola - Por cierto, tu trabajo comienza a partir de mañana... - me dijo el hombre antes de salir por la puerta y comenzar a guiarme a mi nuevo cuarto... Me pregunto que me deparara el destino ahora...

Fin del Acto 1

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Hablo - Pienso
avatarJorge Vázquez
Mensajes : 201
Fecha de inscripción : 24/07/2015
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Acto 1: Escapando del Antiguo Destino [En Solitario]

Mensaje por Caim el Miér Ago 12, 2015 10:26 pm

ROL FINALIZADO

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Angelus, narro, "pienso"
Rebecca, Rávena



avatarCaim
Mensajes : 182
Fecha de inscripción : 31/07/2014
Edad : 26

Ver perfil de usuario http://bleach-resurgimiento.foromx.net/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.