Staff
Afiliados
Foros Hermanos
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro
Directorios y Otros

Reliquias del pasado (Libre)

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Reliquias del pasado (Libre)

Mensaje por Vaermina Azathoth el Jue Ago 20, 2015 3:43 pm

avatar
Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 07/08/2015
Edad : 20
Ver perfil de usuario
El segundo desafío de Sorin había sido completado con éxito. La joven logró utilizar el tenebroso Gran Rey Cero con tan sólo dos intentos, sin embargo, quizá por estar demasiado concentrada en aquella tarea, no logró percatarse de la llegada de otro arrancar a la escena, hasta que este último brincó cual gato sobre ella, empujándola y provocando que ambas se desplomaran sobre el falso cesped de aquel lugar. No tuvo tiempo siquiera de abrir la boca para quejarse cuando su anterior Gran Rey Cero emergía desde el suelo, a escasos metros de su posición. Se mantuvo en silencio durante unos momentos, intentando analizar lo que había sucedido, al parecer aquella arrancar y Sorin se conocían desde antes, pues intercambiaron un par de palabras que lo dejaron en evidencia.  -Tú...- Se dirigió a la chica, quien se encontraba en ese momento justo sobre Vaermina, sujetándola y aparentemente sin tener intenciones de soltarla. -Gracias por salvarme... Pero ya puedes soltarme.- Le dedicó una mirada que reflejaba una extraña mezcla de confusión, incomodidad y enojo. Habían pasado siglos desde que alguien le puso una mano encima, e incluso más desde que lo hicieran sin intenciones maliciosas.

Después de haber dicho eso, se incorporó lentamente del suelo, limpiando el polvo de sus ropas que adquirió con aquella caída. Al parecer, estaba muy cerca ya de conseguir el título de Espada, o al menos, el peliblanco parecía bastante complacido con sus poderes hasta ahora. Sólo quedaba una cosa por hacer, y era mostrarles su resurrección, su verdadera identidad, la verdadera naturaleza de su ser, y su poder... En verdad no quería llegar a el punto de tener que revelar algo tan importante, pero había construido ya cierta confianza con aquel hombre, y además, necesitaba agradecerle de alguna forma por haberle enseñado una técnica tan poderosa. -He liberado mi Zampakuto en muy pocas ocasiones... Sin embargo, creo que esta situación lo amerita...- Tomó cierta distancia de sus compañeros arrancar, sujetando su tridente únicamente con la mano derecha y alzándolo, apuntando hacia el cielo. -Esta es mi forma de agradecerte Sorin...- El flujo de Reiryoku se hizo notar, creando gran presión espiritual en los alrededores, su tridente comenzó a vibrar con cierta violencia a la par que Vaermina liberaba sus poderes. -Deja que tus gritos Hielen la Sangre de los Vivos... Elegía.- Estaba hecho, aquel tridente monocromático se esfumó como por arte de magia, convirtiéndose en Reiatsu puro, el cual cubrió a la joven arrancar, apresándola en una enorme esfera de energía negra. Esta última, tras unos momentos comenzó a quebrarse, hasta deshacerse por completo, y revelando la forma resurgida de Vaermina. -Este es mi verdadero aspecto, realmente han pasado años desde la última vez que me tome la molestia de llamar el nombre de mi Zampakuto... Espero que haya valido la pena...- Arqueó levemente su espalda, como si acabase de despertar de un largo sueño y necesitase relajar sus músculos. Era extraño estar en aquella forma, y probablemente lo era más para sus espectadores, pues el reiatsu de Elegía siempre dejaba mal sabor en todo aquel que lo percibía, se trataba de un reiatsu oscuro, un reiatsu maldito.

Aspecto:

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Reliquias del pasado (Libre)

Mensaje por Invitado el Jue Ago 20, 2015 5:32 pm

avatar
Invitado
Invitado
El cuarto me devolvería el Saulo un tanto serio, como siempre, o por lo menos mientras yo estaba frente a él, para enseguida explicar las circunstancias de la situación actual; al parecer se encontraba poniendo a prueba a aquella chica que quería unirse a los espadas… Algunas palabras más salieron dirigidas a ella, quien en el suelo parecía algo confundida por lo que acababa de suceder… Parecía ser que Sorin aun quería seguir probándola, aunque a mi parecer ya lucia lo bastante fuerte; no cualquiera podría sobrevivir a un intento fallido de gran Rey Cero y luego volver a lanzarlo con tan perfecta magnitud. 

Aunque me hubiera gustado estar allí en el suelo un poco más con aquella belleza peli morada, Sorin solicitaba ver su poder y la chica me pedía soltarla, quizás era tímida, o solo ameritaba continuar su prueba –Que aguafiestas sois los dos- Dije con una mueca al ponerme en pie, aunque no sin dar un último y pícaro apapacho –En mi parecer cabellos murados ya luce lo suficientemente fuerte como para unirse a los espadas, que me late que Sorin sorin quiere encontrarle el quiebre…- Añadiría poniendo un tono algo infantil, como de niña caprichosa. Una idea cruzo por mi mente entonces y señalándola propondría… -¡Ya se, si este alvino te reprueba, siempre serás bienvenida a formar parte de mi fracción!- elevaría un aire entusiasta, como si aquella oferta fuese el mayor premio alcanzable…

Observe detalladamente los siguientes movimientos de la chica, como liberaba su zampakutou, las palabras que usaba para ello y el notable cambio no solo en su apariencia si no en su reiatsu, un reiatsu que por un instante me erizaría la piel, pero dicho sentimiento pasaría rápidamente al mirar su forma al final del proceso –Kakoi!- se escaparía de mis labios mientras mis manos vendrían bajo mis mentón, remeneando un poco mi cuerpo, al observar aquellas alas aquellas puntiagudas orejas… Aquel extraño reiatsu… -Un poco escalofriante- dije sintiendo de nuevo la extraña sensación –Pero igualmente genial- Después de toda mi torpe manera de pensar no me permitía notar lo maligno de aquel reiatsu que emanaba de la arrancar, más que un ligero escalofrió que al instante seria pasado por alto por mi distraída mente…

-Ne, ne Sorin sorin, ¿Qué sigue ahora? ¿Vas a luchar con ella? ¿Le mostraras las capacidades del cuarto espada? ¿Podrá la chica de pelo morado unirse a los espadas? ¿Cuál es el nombre de ella? ¿Es tu amiga? ¿Dónde la conociste?....- Bombardearía hacia el cuarto espada, aunque sin ninguna razón aparente más que introducirme hacia las siguientes palabras –Por cierto angelito chan- pronuncie en referencia a sus alas, dirigiéndome a la chica mientras sacaba de entre las orlas de mi falda unas orejas de gato. –¿No crees que esa cola te quedaría mejor con estas?- añadí con una enorme y pícara sonrisa mientras señalaba hacia su espalda, para mostrarle la cola felina que en ella había puesto, ¿En qué momento? Bueno, la verdadera razón por la que había saltado sobre ella  en aquel momento, “aparte de comprobar la suavidad de su piel” había sido colocar aquel dispositivo en su espalda…


-Ríe sama el tiempo- Mis acciones serian recortadas por la voz de Nonna que se escucharía a través de un micrófono, al parecer queriendo acordarme que la habitación seguía absorbiendo nuestro reiatsu en la habitación –Otra aguafiestas- Musite al bajar mis manos –Bien ¿qué sigue? Agregaría de mala gana

Volver arriba Ir abajo

Re: Reliquias del pasado (Libre)

Mensaje por Invitado el Vie Ago 21, 2015 12:50 am

avatar
Invitado
Invitado
Había que tener mucha paciencia para lidiar con alguien tan... extrovertida -por no decir otra palabra- como Rie. No recordaba muy bien, principalmente porque no quería, aquella ocasión en que se la cruzó por primera y única vez. Había sido un día bastante extraño y el encontrársela representó la cereza del postre. Sin embargo, y a pesar de todo, algo bueno salió de dicha "fatídica" tarde y era ni más ni menos que su incorporación al cuerpo de los Espadas. La prueba que le había realizado consistió en un examen muy similar al que ahora impartía sobre Vaermina, y había logrado pasarlo sin mucho esfuerzo. Después de eso, decidió por cuenta propia alejarse lo más posible de ella por el simple hecho de no soportarla. Su comportamiento destruía cualquier ápice de seriedad que uno quería aparentar en lo que conllevaba ser un Espada, hasta el más mínimo, y lisa y llanamente sus personalidades no eran compatibles. Aún así... seguía siendo la Tercer Marca (muy a su pesar). "Alguna razón tenía que haber" se decía a sí mismo a efecto de excusa barata y desganada. Y suponía que era verdad. Consciente de que las superficialidades más amenas podían ocultar las intenciones más perversas y monstruosas, se había limitado a no pensar en ella durante gran parte de su vida como Cuarto Espada, pero hay ciertas cosas de las que no se podía escapar. En lo profundo de su ser intuía que tarde o temprano debía reencontrarse con la de ojos plateados, e incluso un sarcasmo resignado bromeaba con que dependería de ella, escenario que prontamente se volvería realidad aunque ninguno de ellos lo sabía por el momento. Apenas hubo aceptado el ofrecimiento de Luka, supo de inmediato que sería mandatario tener que restablecer dialogo con los demás Espadas, incluyéndola.

Tratando de pasar por alto el torrente de preguntas que llegaban a sus oídos por parte de la susodicha Rie, se concentró en estudiar a la protagonista de la escena. Vaermina había utilizado su Resurrección con un comando vocal característico y ahora mostraba su verdadera forma ante ellos. Había sonreído levemente ante sus primeras palabras luego de informársele acerca de su última prueba. Era cierto: muy pocos Arrancars se acostumbraban a liberar su máximo poder, pero era algo necesario conocer el potencial de miembros de la élite Hollow para armar correctamente una estrategia de guerra. Enteramente satisfecho por su demostración e ignorando el hecho de que la Tercer Espada le había... colocado una cola felina de utilería al salvarla de su propio Gran Rey Cero, dijo:
-Creo que la nueva Quinta Espada puede presentarse por sí sola y decir cómo me encontró, ¿verdad? -dijo con contundencia, dado por sentado que todo había finalizado-. Felicitaciones, supongo. -continuó con cierta extrañeza. Cualquiera que contara con el infortunio de conocer en profundidad a Sorin sabía que no era una persona que le dijera cosas agradables a la gente y menos, felicitarla.
-Ya habrá tiempo para que vea mis habilidades, no te preocupes. De momento hay que concluir con la iniciación... -se acercó a las dos femeninas, dirigiendo su vista a la de violetas cabellos- Ahora, di dónde quieres tu Marca para que Rie pueda dártela. Luego, tanto ella como tú sabrán el verdadero motivo para que yo estuviese aquí. Hay preparativos que hacer: la guerra se aproxima.
Sus últimas palabras resonaron en la habitación puesto que suponía haberse hecho con la palabra al acercarse y comenzar a hablar. Le agradaba aquella chica, de alguna forma. El amargo gusto que dejaba su oscuro y tenebroso Reiatsu era una sensación que deseaba con ansias sintieran sus enemigos. Iba a ser una buena... ¿pupila? No lo sabía. Por su parte, lo último que pensaba era considerarse discípulo de Rie. Un pequeño escalofrío mental interrumpió sus pensamientos, imaginando dicho escenario que esperaba jamás sucediese.  

Volver arriba Ir abajo

Re: Reliquias del pasado (Libre)

Mensaje por Vaermina Azathoth el Vie Ago 21, 2015 11:21 pm

avatar
Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 07/08/2015
Edad : 20
Ver perfil de usuario
off:
Post corto y sin aporte. Disculpen T.T
Ese día si que estaba distraída, probablemente por la ansiedad de convertirse en Espada, fuese lo que fuese, no se había percatado de la llegada de Rie Natsuki en su momento, ni de que esta última le había implantado una falsa cola de gato. Giró su cuello para dar una mirada a sus espaldas, encontrándose con aquel ridículo y esponjoso adorno. -Es increíble que esta cosa no se haya desintegrado al utilizar mi Resurrección...- Mencionó a la par que arrancaba cruelmente aquella cosa de su cuerpo, para finalmente arrojarla al suelo y olvidarse de ella rápidamente. Esa pequeña broma no sería suficiente para alterarla, al menos por ahora. Dejando ese tema de lado, todas las pruebas habían concluido. Sorin finalmente parecía estar satisfecho, incluso Rie quien acababa de llegar concordaba con que Vaermina estaba lista, y en efecto, lo estaba. Sin embargo había un detalle que la dejó reflexionando, aparentemente le darían el puesto de Quinta Espada, un número demasiado alto para ser nueva... Esto solo podía significar que, actualmente, sólo disponían de otros cuatro espadas.  ~Son muy pocos... Me pregunto si Rie tambien es Espada...~ Dirigió su mirada inmediatamente hacia ella, como si buscase algún indicio de tal cargo, después de todo, si en verdad era Espada, eso significaba que superaba los poderes de Sorin...  ~De ser así... Su orgullo debe estar por los suelos.~ Finalmente, las palabras del peliblanco le impidieron seguir divagando con sus pensamientos, este último le preguntaba en que parte de su cuerpo quería llevar la marca de los espada, para luego mencionar un tema que Vaermina no podría haberse esperado menos... Guerra.

-Parece que he llegado justo a tiempo para algo grande...- Acababa de unirse a Las Noches y ya la estaban enviando al campo de batalla, incluso cuando los arrancar no habían hecho ningún movimiento en años. ¿A eso se le llamaba Destino? Quizá, o tal vez fue pura casualidad, de todos modos no importaba, era menester acabar con la iniciación de la chica para poder continuar con aquella charla tan importante. -Aquí...- Señaló con su dedo índice al lado izquierdo de sus caderas, el cual, al estar en su forma resurgida, se encontraba completamente al descubierto, facilitando la tarea. -Creo que es un buen lugar para marcarme.- Realmente no le interesaban demasiado esos detalles estéticos, sólo quería acabar rápidamente con el asunto, habían temas de mayor prioridad que tratar.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Reliquias del pasado (Libre)

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 22, 2015 2:57 pm

avatar
Invitado
Invitado
Ninguna de mis preguntas habría sido contestada y pues bueno, no era como si realmente esperara que lo fueran, aunque por lo menos si esperaba oír el nombre de la chica, quien ahora era anunciada como la quinta espada por Sorin, quien enseguida pediría a la chica que indicase donde habría de ser marcada su piel con el número que indicaría su poder… La chica segundos antes, justo después de haberse quitado mi pequeño “regalo de bienvenida” me había estado observando en detalle, como si buscase algo en mi cuerpo, tal vez miraba lo mona que estaba ese día yo, pensaba, hasta que lo de la marca me haría darme cuenta. -¡Nonna!- levante mi voz por un instante a la que nos observaba desde el cuarto de control, mientras la chica cruzaba un par de palabras con Sorin y como por arte de magia a mis manos llegaría un pequeño plumón negro, aunque claro no había sido obra de Nonna ni tampoco mía, había un tercero para dicha acción.

Aquí, fue la palabra que usaría ella para indicarme donde quería ser marcada, mi afable sonrisa cambio por un momento a una seria mirada que intentaría penetrar en sus ojos – ¿Estas segura de ello?- mi voz sonaba algo oscura –La marca quedara en tu cuerpo para siempre- me pare derecha en frente suyo y nuevamente de golpe mi semblante cambiaria a uno un tanto ridículo – ¿No preferirías la marca en el pecho?  O ¿Qué te parece en los glúteos?- Decía haciendo poses de diva para indicar las respectivas partes mencionadas, luego me inclinaría un poco hacia ella y mis índice y corazón izquierdos jalarían del cuello de mi traje un tanto insinuante –Ne, ne ¿Quieres ver donde tengo yo mi marca?.... Bueno, supongo que ahí está bien- terminaría para dar un largo paso atrás y con el plumón entre mis labios, mis dedos de ambas manos intentaría formar un marco que apuntaba hacia la cadera de la chica, como si fuese un artista a punto de hacer una obra maestra, Realmente disfrutaba de ello, luego de aquel abrazo habría concluido que no habría muchas oportunidades para marcar una piel como la suya… Lentamente me agache hacia ella –Esto quizás se sienta un poco placentero… por supuesto para mí- dije con una picara risa, pero justo cuando me disponía a marcarle, nuevamente aquel extraño escalofrió recorrería mi cuerpo haciéndome caer sobre mis rodillas… -Are?- saldría de mis labios con algo de sorpresa… pasaron un par de segundos y entonces añadí –Creo que me voy a resfriar- 

Lentamente deslice el plumón por la piel de la chica mientras este iba liberando una sustancia algo viscosa mezclada con reiatsu que haría que la sustancia tomara su lugar en el cuerpo de la chica, lo cual podría causarle una sensación de calor en su cuerpo; al finalizar dejaría salir de entre mis labios un largo soplido hacia la piel de la chica, como si quisiera calmar posibles sensaciones de dolor, por supuesto aquel peculiar proceso de marcado era un trato preferencial para con la chica, completamente diferente de lo que había sucedido cuando hubiese sido el turno de Sorin… Mis acciones serian interrumpidas por un ligero chasquido de garganta, uno que yo conocía muy bien, por lo que mis manos entorpecerían, dejando caer el plumón al suelo y poniéndome en posición de firme en el acto –Yo no hacía nada- dije al regresar mi mirada hacia el sonido, topándome con Nonna que venía caminando directo hacia nosotros, pero para mi sorpresa, cuando hubiese llegado esta no se dirigiría a mí, tan solo me dedicaría una mirada de reojo para luego centrarse en el 4° espada. La mujer se acercó lo suficiente como para interactuar con nosotros, pero procuraba cierta distancia que evitase un contacto directo. –Mis respetos 4° espada Sorin Markov, y nueva 5°….- Su voz cesaría por un instante esperando escuchar el nombre de la peli morada y enseguida continuaría –No pude evitar notar que se ha tocado un tema crucial para el futuro de las noches, por lo que quise venir en persona para atender los posibles intereses de mi señora Rie-

Volver arriba Ir abajo

Re: Reliquias del pasado (Libre)

Mensaje por Invitado el Mar Ago 25, 2015 12:00 am

avatar
Invitado
Invitado
Era verdad. Por supuesto que era verdad. El trato que recibía la que en esos momentos se convertía en Quinta Espada distaba en demasía del que había recibido el peliblanco. Lo recordaba vívidamente: aquel extraño pulmón negro, esa misteriosa sustancia viscosa mezclada con Reiatsu y el agudo dolor que implicó la formación de la marca en su contra-palma derecha. Al instante que el fluido había tomado contacto con su piel, todas y cada una de sus terminales nerviosas se desesperaban por mandar al cerebro lo terrorífico y agonizante que era el tratamiento. Sus músculos se tensaron e incluso una mueca de disgusto, que para cualquier mortal hubiese representado incesantes gritos de horror, se evidenció en su rostro. En el presente, justo antes de que Vaermina concluyese su iniciación, una sonrisa mental se había había dibujado en lo profundo para ser derribada por las imágenes que presenciaba. ¿Cómo era que permanecía inmutada ante semejante tortura? ¿O sería que Rie había realizado alguna treta para disminuir el martirio? Estaba... confundido, aunque no había demostrado nada de eso. La línea de pensamiento que duró pocos segundos se vio interrumpida, al igual que el accionar de la Tercera, por la aparición de alguien que, curiosamente, Sorin conocía. 

Dentro de las paredes de Las Noches, para aquellos que las conocían desde hace tiempo, no era ningún secreto que el Laboratorio era uno de las pocas (sino la única) de las instalaciones que todavía seguía tanto en pie como en funcionamiento constante. Además de que se encontraban bajo la dirección de Rie -razón por la cual Sorin nunca se había interesado en entrar ahí-. Sin embargo, los rumores vagabundeaban como ratas de alcantarilla y lentamente el hombre se enteró de que detrás de la Espada había alguien que movía verdaderamente los hilos. Y precisamente era la mujer que acaba de entrar a la habitación. ¿Cómo se había hecho con esa información? Digamos que en la intimidad de las torturas a sus víctimas, muchas palabras pueden escapárseles de la boca. 
Haciendo caso omiso al hecho de que Vaermina todavía no se había presentado (tal vez por la broma que le había jugado la de plateados ojos), se limitó a asentir levemente la cabeza como respuesta a los saludos de Nonna.
-Sí. El Primer Espada me ha contactado, como creo que lo hizo con Rie, para hablarnos de su plan de guerra -comenzó esperando unos segundos para acaparar la atención de los presentes-. Invadiremos el Mundo Humano apropiándonos de él, para salir de este desolado plano. Naturalmente nos toparemos con los Shinigamis y demás insectos que anden merodeando por allí. Para evitar algo parecido a un cuello de botella donde nos enfrentemos a cinco razas a la vez y nos veamos superados ampliamente en número, necesitamos deshacernos temporalmente de los Segadores de Almas y, para ello, voy a requerir de la ayuda de este Laboratorio.
Si bien su mirada iba pasando de una femenina a otra, paraba unos segundos más en la última en aparecer en escena, puesto que sabía que ella iba a ser la de mayor importancia en ese asunto.

-El Dangai... debe ser intransitable el mayor tiempo posible, de esa forma no serán capaces de interferir mientras acabamos con aquellos que se atrevan a interponerse en nuestro camino. Luego de que eso pase, podremos encargarnos de los Shinigamis con mayor facilidad -dio una breve pausa para dirigir sus ojos a la nueva integrante de los Espadas-. ¿Que harás, chica? ¿Te unirás a nuestra causa y recibirás parte de tu botín o preferirás enfrentarnos? -concluyó. Era obvio que la estaba presionando para que accediera sin mucho pensar a su misión. Siendo recién agregada a la élite del Hueco Mundo, cosa que deseaba con ansias, no iba a ser capaz de rehusarse a las órdenes que cayeran de arriba.  
off:
Perdon por la tardanza y, ya que estamos, el post (?)
Tuve un finde muy intenso, jijijij...

Volver arriba Ir abajo

Re: Reliquias del pasado (Libre)

Mensaje por Vaermina Azathoth el Mar Ago 25, 2015 7:55 pm

avatar
Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 07/08/2015
Edad : 20
Ver perfil de usuario
La pluma se deslizó lenta y suavemente sobre la pálida piel de la fémina, liberando cierta sustancia color negro que, poco a poco, se adhería a su carne, marcándola permanentemente. Era doloroso, sin embargo lo aguantó perfectamente, sin siquiera dejar que su rostro formara muecas o expresiones que la delataran, tan sólo un ligero temblor se podía percibir, se encontraba tensa, pero uno no podía decir si era por el dolor, o por el futuro cercano del que Sorin hablaba. Si bien aquella mujer era una completa molestia, debía admitir que su habilidad con la pluma era increíble, había logrado tatuar un elegante número 5 en su piel, sin tener siquiera un modelo o base. -Es excelente... Tenía miedo que metieras la pata a decir verdad...- Le mencionó una vez había finalizado su obra, con la misma tonalidad fría de siempre. -Mi nombre es Vaermina... Vaermina Azathoth.- Finalmente se presentaba ante la muchacha. -¿Y quien eres tú? No pareces una arrancar normal y corriente...- Hasta ahora sólo había escuchado su primer nombre gracias a Sorin y una desconocida que aparentemente observaba desde fuera de la habitación, y que posteriormente, estaría ingresando en la misma.

Allí estaban, Rie, su sirviente Nonna y la recientemente nombrada 5ta Espada, Vaermina Azathoth, esperando a escuchar las palabras del 4to Espada. Aparentemente, el plan consistía en apoderarse del Mundo Humano. El peliblanco procedió, explicando brevemente que se toparían con los shinigamis, e incluso con otras razas. También menciono una palabra que la chica de cabello violeta no pudo comprender, “Dangai”. Ella no tenía idea de como trabajaban aquellos “Segadores de Almas”, tampoco conocía que otras razas con poder espiritual existían, y de hecho, no había viajado al mundo humano en más de mil años. ¿Cómo podría ella entender tal conversación? Se mantuvo en silencio, intentando comprender lo más que podía, hasta que finalmente le dirigieron la palabra exclusivamente a ella. La pregunta era simple. Y la respuesta aún más. ¿Formaría ella parte de esta guerra? ¿O tendría que ser marcada como un enemigo? Vaermina esbozó una sonrisa. -Acabo de convertirme en 5ta Espada, después de todos los problemas que pasé para obtener mi número... ¿Crees que le daría la espalda a Las Noches sólo por una guerra? ... No. Decidí servirles desde hace ya muchos años, y ahora que finalmente puedo hacerlo no pienso desperdiciar la oportunidad.- Estaba decidida a formar parte de aquello, lo necesitaba, un motor que le alentara a seguir con vida. Y ese motor era irónicamente lo que podría terminar arrebatándosela... La Guerra. -Sin embargo... Yo he permanecido en Hueco Mundo durante más de un milenio. No tengo idea de cual es la situación actual en los otros planos... ¿Acaso los shinigamis se han hecho de aliados? ¿Y que tan fuerte es su poder militar...? Necesito que me pongan al tanto...- Se cruzó de brazos, sentándose sobre una invisible plataforma que había creado con Reishi. Aún no había sellado su Zampakuto, estar en su forma resurgida no era tan malo, y tenia el presentimiento que... Probablemente la estaría usando muy seguido en el futuro.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Reliquias del pasado (Libre)

Mensaje por Invitado el Miér Ago 26, 2015 4:45 am

avatar
Invitado
Invitado
Vaermina Azathoth, era el nombre de la nueva quinta espada, o por lo menos ese decía que era luego de expresar su desconfianza a mis capacidades y luego preguntaría por mi identidad; mis manos se colocaron tras mi espalda comenzando a dar un par de traviesos pasos a su alrededor con eufórica expresión – ¿Equivocarme yo?- Entone con aires de grandeza, una a tal escala que mis palabras parecerían una gran mentira – ¿Cómo pensarlo? Si soy la más brillante de los espadas- Mis palabras llegaban a tal grado de arrogancia que parecían las de un niño, que queriendo ser el héroe más fuerte en medio de sus juegos, inventaría la mejor habilidad, por sobre lo expuesto por sus compañeros –Soy la más grande, gloriosa, hermosa, popular… Itai!- Un shop de la mano de Nonna sobre mi cabeza cortaría mis pretensiones, haciendo que mordiese mi propia lengua, solo dos segundos después habría tomado una distancia de dos metros, agachada, dando la espalda como pequeña regañada –Hidoi Nonna… Yo soy tu superior, no debes golpearme, debes respetarme-

-Disculpe las posibles molestias de mi señora, Vaermine-Sama- Diría Nonna a la quinta, con cierto recelo; a diferencia de mí, ella si podía notar con claridad el maligno reiatsu de la chica, pero como siempre, sabia mantener una compostura, que quizás podría parecer aún más terrorífica; no era normal que alguien pudiera comportarse tan correctamente como ella lo hacía. –Su nombre es Rie Natsuki-Sama, es la tercera espada y Directora del centro de experimentación arrancar, aunque aún le faltan cosas por aprender…-

Enseguida la atención estaría dedicada sobre las palabras del cuarto espada, bueno, mas por parte de Nonna y Vaermina, yo aún seguía molesta por no haber podido presumir un poco más, así que me encontraba absorta en mi “esquina” imaginaria de la soledad. En cuanto a lo que sarín decía parecía una gran idea para mi subordinada, aunque los primeros motivos mencionados no terminaban de convencerle, el primer espada, según ella, podría no ser buena influencia para mí, en cuanto a salir del desolado plano, bueno, ella era muy escéptica a la convivencia y contacto con otros, por lo que dicho plano era perfecto para ella, sin embargo la idea de poder poner sus manos sobre diversidad de sujetos de prueba era bastante acogedora. Su mirada se desvió por unos segundos hacia mí, le comprendí al instante, parecía pedir a gritos que aceptara unirme a dicha redada. –No me interesa comer humanos- Dije entre pucheros, pero con un tono un tanto orgulloso –Sus almas son un tanto insípidas- Un suspiro salió de los labios de la mujer regresando su mirada hacia los otros dos espadas con algo de decepción en sus ojos, sin embargo esto rápidamente cambio a complacencia, nadie me conocía mejor que ella, por lo que solo ella sabía lo que realmente me convencería de asistir a aquella posible guerra y a los planes anteriores a esta. –Vaya, yo que pensaba que seriamos las primeras con la posibilidad de saber que sabor tiene el Seimichio…- Sus palabras caerían en mis oídos como dulces en el paladar de un infante, poniéndome al instante en pie, aunque aún no volteaba a verles –Nonna, ¿tú crees que podríamos hacer aquello?- en mi voz era evidente cierta alegría y emoción, mi fracción había dado justo en el blanco y con mis palabras ahora sabía que tan lejos estaba dispuesta a llegar con esto…

-¿Aquello?- Susurro para sí misma, aunque lo más probables es que los otros dos alcanzaren a oírla, aquel tono de sorpresa en la mujer y el desconcertado de sus ojos que dejaba en evidencia una gran impresión –Markov-sama, el cierre temporal del dangai es casi un hecho, sin embargo requeriremos de algo de colaboración para poder ejecutar dichas acciones…-

Volver arriba Ir abajo

Re: Reliquias del pasado (Libre)

Mensaje por Invitado el Miér Ago 26, 2015 11:01 am

avatar
Invitado
Invitado
¿Qué mejor noticia que la dada por la Fracción? Sí, la Tercer Espada se comportaba como una niña de once años; sí, la Quinta Espada desconocía por completo las dinámicas tanto estructurales como diplomáticas de las otras razas, pero... había que ser optimista. Si Nonna hubiese sido la Segunda Espada, contaba con una guerra ganada. Lamentablemente debía dedicar su tiempo a cuidar de Rie y de todo el Laboratorio. Tenía sus beneficios, por supuesto. Vaya uno a saber qué sería de Las Noches si la chica de plateados ojos era dejada a sus andanzas sin supervisión. Seguramente el Gran Domo hubiera colapsado bajo algún experimento fallido de la susodicha. De cualquier forma, no tenía importancia enfocarse en esos detalles. 
-No-habría respondido con una sarcástica sonrisa a la primera pregunta que Vaermina le dirigió-. Pero mejor estar seguros, ¿no te parece?
Ambos sabían que no se iba a negar pasara lo que pasara, pero prefería contar con el peso de sus palabras para formar la base de sus acciones. 

Mientras acontecía el alboroto por parte de los integrantes de la conversación, en la mente se Sorin muchos pensamientos iban y venían arremolinándose en su psiquis. Esperaba que sus planes funcionaran a la perfección incluso contando con los inconvenientes que el destino le ofrecía con descaro. El futuro era incierto a fin de cuentas, pero caminaría con paso firme hacia él.
-No estoy del todo seguro si se han formado alianzas entre Shinigamis y otras razas. Al final no importa. Amigos de nuestros enemigos o no, no dejarán amablemente que invadamos su mundo. Debemos aniquilarlos a todos y eso es lo que vamos a hacer -comenzó tajante. Sabía de antemano que era innecesario convencer a ninguna de las femeninas con palabrería barata, mas sí imponerse con autoridad-. Lo que sí nos incumbe es el poder militar de los Segadores de Almas. Si cuentan con su arsenal completo de Capitanes y Tenientes es un misterio para mí. Mi intención era preguntar aquí y averiguar si ustedes sabían algo -haciendo referencia a los integrantes de la 3º Fracción, aunque claramente más a la mujer de cortos cabellos que a la niña-. De no ser ese el caso, tengo mis maneras de recoger información... -no pudo evita esbozar una pequeña sonrisa al recordar todas aquellas veces donde sus víctimas de torturas imploraban la muerte antes de seguir sufriendo tal martirio, un privilegio que les negaba cruelmente.

-Nonna-san. -sus orbes se posaron sobre los suyos, buscando el contacto visual directo. No era su costumbre utilizar prefijos al referirse ante nadie, pero quería dejar en claro que la consideraba muy valiosa para la tarea que se encontraba delante. Además, podría acudir a ella para discutir asuntos más... privados. Algo le decía que era una de las Arrancars más inteligentes que caminaba por lo cualquier mundo- Dinos que colaboración requieres y veremos de ayudarte. 
-En cuanto a tí, -miró de soslayo a Vaermina, ladeando levemente la cabeza- es el momento oportuno para sacarte las dudas que tengas, tanto del plan como del funcionamiento de Las Noches. Como nueva Espada, tienes derecho a saberlo. 
Su tono fue lo suficientemente neutro para no denotar intención alguna, debido a que su mente se ocupada de muchas otras cosas en aquel instante. 

Volver arriba Ir abajo

Re: Reliquias del pasado (Libre)

Mensaje por Vaermina Azathoth el Miér Ago 26, 2015 2:32 pm

avatar
Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 07/08/2015
Edad : 20
Ver perfil de usuario
Tercera Espada, Rie Natsuki. Si bien ya tenía ciertas sospechas, aún le parecía bastante impresionante que aquella mocosa pudiese ostentar un puesto tan alto en Las Noches, y aún más, que fuese la directora del centro de experimentación. Seguramente, detrás de aquella personalidad tan infantil, se escondía un terrorífico poder, o quizá incluso, su personalidad no era más que una simple actuación, quien sabe. De todos modos, no podía darse el lujo de subestimarla, ni a ella ni a su sirviente, después de todo, se trataba de la elite de Hueco Mundo. -Supongo que las apariencias engañan… ¿Verdad? Natsuki-senpai.- Le había llamado con un honorífico, adecuado para alguien con un rango mayor al suyo, cosa que rara vez se tomaba la molestia de hacer. Esperaba que con eso fuese suficiente para dejar en claro que la tomaba en serio.

La conversación entre los otros 3 presentes acerca del cierre del Dangai continuó, al parecer Nonna y Rie se podían encargar de ello, fuese lo que fuese. Acto seguido, Sorin le dirigió la palabra a Vaermina nuevamente, dándole la oportunidad de preguntar todo aquello que necesitase saber. -Bueno, hay varios detalles que quisiera que me dijesen. Me gustaría tener alguna idea de que tan grande es nuestro poder militar… ¿Qué otros Espadas siguen activos además de nosotros?-  Había escuchado la mención del Primer Espada, por lo que suponía que el ejército actual de Las Noches debía tener al menos 5 individuos de alto nivel, incluyéndola. Juntó sus manos, entrelazando sus dedos y apoyando su mentón en ellas para estar más cómoda a la hora de pensar.  -En cuanto a las otras razas, todas son desconocidas para mí, necesito tener una idea general de sus características antes de enfrentarme a ellas. Si vamos a luchar contra todas, deberíamos asegurarnos primero de que no estén aliados, de que no formen ninguna alianza en el futuro, de tener una idea de cuan organizados son, y si no lo están aprovechar, para asesinar a las mayores amenazas desde las sombras. Imagino que el primer paso será crear una base de datos con la información que obtengamos de ahora en adelante, y aquella información deberá conseguirse cautelosamente… Probablemente, no se esperan ningún tipo de invasión masiva como la que planeas… Dejar que se filtre tal información podría ser fatal…- A diferencia de muchos otros Hollow, la joven arrancar tenía una gran capacidad para mantenerse calmada, prefiriendo evitar las confrontaciones antes que correr hacia ellas. -Además, quisiera saber que es el “Dangai” del que tanto hablan.-  Se cruzó de brazos, cubriendo con estos últimos el agujero hollow en su vientre. La conversación se hacía cada vez más interesante, si bien a primera vista Vaermina se veía fría y sin ningún tipo de emoción, estaba ansiosa, especialmente porque habían pasado tantos años desde que visitó el Mundo Humano que… Ya ni siquiera podía recordar como era.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Reliquias del pasado (Libre)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.