Staff
Últimos temas
Afiliados
Foros Hermanos
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro
Directorios y Otros

Reliquias del pasado (Libre)

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Reliquias del pasado (Libre)

Mensaje por Invitado el Miér Sep 16, 2015 9:05 pm

avatar
Invitado
Invitado
Había sido un día muy aburrido. Sin mucho que hacer en mi laboratorio personal, esa mañana opté por mantenerme ocupado con algunas tareas administrativas que habían quedado pendientes desde la semana pasada. Mi escritorio era un desastre. A pesar de mis enormes cualidades mentales, nunca me destacé en el orden y la limpieza. ¿Para qué? Centenares de sirvientes Arrancars se encargaban de eso. Su propósito en la vida, supongo. En cuanto a mí, ¡meh!, yo solo trataba de pasar el tiempo encontrando algo para hacer. Y en ese momento, sólo se me ocurrió dormir la siesta. Lo curioso de nosotros los Hollows desenmascarados es que no llevamos encima la necesidad biológica de dormir, simplemente es una actividad que realizamos por deporte… o por aburrimiento. Decidí no mover un músculo y tirarme sobre la mesa llena de cosas en una posición que me hacía ver como contorsionista profesional. Sinceramente no me molestaba en absoluto y con el paso del tiempo me había acostumbrado a descansar de todas las posiciones posibles. No recuerdo exactamente qué pasó por mi cabeza, pero lo que sí rememoro vívidamente es la alarma que se hallaba justo arriba de mi cabeza y que no dudó en hacer un escándalo cuando un Cero monstruoso hizo temblar mínimamente los Laboratorios Generales del Hueco Mundo. Desperté casi a las puteadas mientras miraba para todos lados. El caos en mi escritorio ahora me cobraba lo que le debía, al no poder encontrar el maldito botón que activaba los monitores de seguridad.  Luego de unos segundos en que casi me quedo sordo, por fin logré sacar la basura de la mesa y apretar el condenado interruptor que hizo emerger una pantalla. Se trataba del Cuarto Espada y una desconocida que por diversión lanzaban ataques a la puerta. Sólo tenían que acercarse a la entrada y decir que querían pasar. ¿Tan descerebrados podían llegar ser? Negué con la cabeza mientras pensaba que a fin de cuentas eran dos Hollows satisfaciendo sus necesidades de romper cosas.



-Nonna-san, parece que el mono resolvió el rompecabezas. ¿Qué hacemos? –le pregunté a mi jefa directa. Cierto era que la Tercer Espada, con todo lo molesta que podía llegar a ser, era la encargada del lugar, pero bien sabido por todos era que Nonna-san era la cabeza detrás del lugar. No me había acercado a ningún micrófono: la habitación junto con el Laboratorio en sí contaban con un muy buen sistema de comunicación. Como esperaba, me dijo que no hiciéramos nada y que analizara su Reiatsu para guardarlo en la base de datos. Típico de ella. Un poco decepcionado puesto que tenía ganas de ir, jugué con algún mecho de mi pelo durante los siguientes minutos, a la vez que revisaba cómo la máquina hacía la mayoría del trabajo. Casi que me había olvidado de lo que ocurría cuando me dio curiosidad por saber por qué se habían detenido los golpes y ataques espirituales. Abrí los ojos al ver que todo el mundo se había reunido ni más ni menos que en la habitación 875. Despegué mi trasero del asiento de un salto y me dirigí de inmediato al destino, escuchando atentamente las palabras que intercambiaban. ¿Otra guerra? ¿Cuánto tiempo habrá pasado desde la última vez? A punto de ingresar, oí la palabra “Dangai” por tercera vez, en forma de pregunta. El momento indicado para hacer mi aparición. Usando mi truco favorito, usé una “Media Garganta” para no perder más tiempo y materializarme entremedio de ellos.



-Azathoth-san, déjeme responder todas sus dudas. Muy buenos días a todos. Para los que no me conocen, mi nombre es Strygwyr Granz –incliné mi cabeza presentando mis respetos-. El Dangai es una dimensión situada entre el mundo de los vivos y la Sociedad de Almas que permite el desplazamiento de almas entre ambos lugares. A diferencia de nosotros que poseemos nuestra Garganta, es la única vía de transporte para los Shinigamis. Ellos utilizan el Senkaimon como forma de viaje. Según puedo suponer, la idea de Markov-san es interferirlo y hacer que los Segadores de Almas no puedan pasar de un mundo al otro –tomé un poco de aire, no estaba acostumbrado a dar discursos-. Afortunadamente hace unas semanas se nos ocurrió a Rie-chan, Nonna-san y a mí investigar acerca del mismo y descubrimos que, dentro de las diversas defensas que presenta el Dangai existe una suerte de entidad limpiadora, que hace las veces de barrendero de aquel desolado lugar. Por los reportes antiguos a los que pudimos acudir, se le refiere como Seimichiō y está compuesto del mismo material que las paredes del túnel (que dicho sea de paso, se trata de tejido vivo). Hasta donde sabemos, tiene un recorrido que ocurre una vez por semana y en teoría podría ser Hollowficado para impedir el paso de los Shinigamis a través de él, haciéndolo rebelde e incrementando sus fuerzas exponencialmente. Sin embargo, el proceso llevaría unos cuantos minutos y necesitaríamos, al menos, de varios Menos Grandes para lograr la Hollowficación. Por supuesto, siempre se puede acelerar el proceso con ciertos catalizadores, pero no contamos con ninguno ahora.



Tomé una bocanada de aire, con un gesto algo gracioso. Mi vestimenta aquel día no había sido muy original, poniéndome el uniforme normal de Arrancar, así que los presentes no pudieron ser asombrados por mis maravillosos atuendos. Cualquiera fuera el caso, pasados unos segundos, continué:
-Hemos estado vigilando el Mundo Humano y hallamos indicios de esas sustancias que aumentan la velocidad de la Hollowficación, pero nada certero. De cualquier forma, sea más lento o rápido, el resultado es el mismo. Necesitaríamos varios Gillians para atorar el Dangai y lograr nuestro objetivo, aunque no contamos con la fuerza bruta para mover a tantos Hollows de ese tamaño. Ahí es donde entran ustedes.
En cuanto a las otras razas… -le lancé una lámina plástica de muy poco peso a la mujer que había preguntado sobre ese tema. Dicha lámina rectangular y delgada tendría una pantalla táctil- Ahí se encuentra toda la información que tenemos hasta entonces. Los libros se extinguieron hace mucho tiempo, para mi fortuna. Por supuesto, está desactualizada respecto a la situación diplomática de hoy en día. Sinceramente, nadie se había molestado por estudiar eso hasta que esto de la guerra salió a la luz.
Decidí dejar que el resto hablara. Ya había dado demasiados datos y quería alejarme un poco para no marearme por la cantidad excesiva de frases que había dicho.

Volver arriba Ir abajo

Re: Reliquias del pasado (Libre)

Mensaje por Invitado el Miér Sep 16, 2015 11:37 pm

avatar
Invitado
Invitado
Y, finalmente, el tercero de los actores hizo su aparición en escena. Con un truco bastante sencillo y conocido por los Arrancas, rompió una Garganta para dividirla en dos, logrando moverse dentro del mismo Hueco Mundo. Con cierta extrañeza por su apariencia y forma de hablar, Sorin se limitó a escuchar lo que tenía para decir. En breves palabras, había resumido el plan que habían ideado la gente del Laboratorio para hacer intransitable el Dangai, al menos por un lapso determinado de tiempo. La idea era ingeniosa y simple a la vez. Si sus Gargantas lograban entrar en el túnel que utilizaban los Segadores de Almas, llevar a los Menos Grandes sería una tarea muy sencilla. Las piezas iban colocándose una arriba de la otra armando lentamente el rompecabezas de la guerra y la destrucción. Grandes noticias, a decir verdad. ¿Qué pasaría a continuación? Vaermina tendría tiempo de estudiar los conocimientos que le había brindado el recién llegado Arrancar, acumulados en un práctico dispositivo. Pero antes, ahora que contaba con la información por la cual se había dirigido a los Laboratorios Generales en primer lugar, quería ponerla a prueba. Ya sabía el potencial bruto de su poder espiritual, por lo que requería saber cuál era su desempeño en la batalla, principalmente porque la guerra que avecinaba -y algunos de sus planes- de seguro los pondría en una situación en donde deberían enfrentar juntos a los enemigos. ¿Qué peor cosa que tener que pelear con alguien a quien no se conoce? La falta de estrategia y coordinación podían fácilmente inclinar la balanza para el bando contrario, independientemente del nivel neto de poder, cosa que no deseaba.
-Entonces, está decidido. Sigan investigando en el Mundo Humano a ver si existe esa susodicha sustancia que nos ayude en el proceso de Hollowficación. Si requieren de nuestra asistencia para que vayamos y la capturemos, hágannos saber. En cuanto a los Menos Grandes, conozco la manera de hacernos de varios de ellos. A la hora de efectuar la movida a la guerra, podrán tenerlos a su disposición. Hasta entonces, cada uno con su tarea.

Habiendo dejado unos segundos en los cuales los científicos intercambiaron algunas palabras entre ellos, decidió hablarle a la nueva Quinta Espada con su nuevo juguete. 
-Vaermina, necesito que me acompañes. Por favor vuelve a sellar tu poder: vamos a entrenar.
Habiendo dicho esto, se despidió con un pequeño gesto con su cabeza para salir del lugar, dirigiéndose a un ascensor que subía directamente hasta el techo del Gran Domo. Ahora podría mostrarle a la mujer cuál era la fuerza del Cuarto Espada, Sorin Markov, el Demonio Blanco.

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.