Afiliados
Foros Hermanos
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro
Directorios y Otros

Cipher, las mil caras

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cipher, las mil caras

Mensaje por Cipher el Mar Nov 03, 2015 12:02 am

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 30/10/2015
Ver perfil de usuario

Cipher


Información General
Nombre y Apellido:
Desconocidos

Apodos:
Cipher

Sexo|Orientación:
Desconocidos

Edad:
1337 años

Cargo|Rango:
1ª Espada


Descripción
Descripción Física:
Muchos son los disfraces bajo los que se esconde Cipher, aunque tiene uno preferido. Uno que recuerda vagamente a su forma humana.

Se trata de un hombre alto y de hombros anchos, pero recatado y elegante de movimientos. Viste un traje encapuchado, bellamente ornamentado pero maltratado por el tiempo. Suele llevar la capucha puesta, dejando ver un rostro sombrío y cubierto de cicatrices, con una mirada fría, envejecida y analítica.

Se distrae acariciando su zampakutôh de vez en cuando, como si se tratase de una mascota más que de un arma. Tiene el pelo canoso, un poco abandonado pero bien cortado. Su lenguaje corporal es extremadamente seguro y confiado, como si conociese a cada persona con la que habla extremadamente bien.

Descripción Psicológica:
Cipher es un ser cambiante de humores cambiantes, con un especial amor por el humor negro y ácido. Siendo un ser de ultratumba lo ve todo a través de un filtro deliciosamente irónico, pero no es un vividor. Se trata de un ser ambicioso, hambriento de poder, secretos e influencia.

Gusta de tratar a todo el mundo con buenos modales y amable voz, incluso si está a punto de acuchillarles por la espalda. Evita el peligro y actúa solamente cuando tiene ventaja.

Siempre está leyendo libros, hablando con esbirros o planeando con los ojos entrecerrados y las manos juntas. Actúa como si no tuviese superior e ignora órdenes y peticiones sin la menos pudencia a menos que fuera a hacer la tarea en cuestión de todas formas. Es afable y familiar con los Arrancar que trabajan con él, aunque hay muchos rumores de que acaba por transformarlos o lavarles la mente de formas desagradables, así que lo tiene difícil para encontrar Fracción.

Por lo general trabaja por su cuenta y es extremadamente misterioso. La mitad de veces es imposible de encontrar o está conspirando algo en el mundo humano. Su capacidad de disfrazarse hace que la gente sea aún más precavida de hablar sobre él de lo que ya es de normal. Su nombre se ha convertido en una especie de hombre del saco para los recién llegados a Las Noches.


Zampakuto
Nombre de la Zampakuto:
Secreto

Descripción de la Zampakuto:
Una daga de aspecto antiguo y místico. Negra, dorada, elegante y repleta de detalles puntiagudos, de hoja curvada.
Spoiler:

Habilidades Hollow:


Cambiaforma: Cipher puede tomar la forma de cualquier criatura humanoide que desee, imitando su físico, su ropa, su tono de voz, la forma de su arma, y su aura de reiatsu; engañando a los seres capaces de rastrear energía espiritual. Cuando no está imitando a nadie, su color de reiatsu es de un gris traslúcido, casi transparente.

Violación mental: Cipher puede invadir la mente de un personaje derrotado o un cadáver, lo que le permite leer sus recuerdos y sustituirlos, incluso reconfigurar sus lealtades, personalidad y objetivos. (Se usa con NPCs o con consentimiento del otro jugador, no es una habilidad para combates)

Mente de colmena: Cipher tiene el control total sobre todas y cada una de las almas que su cuerpo ha devorado a lo largo de los siglos, perdiendo casi completamente el concepto de individualidad. Es muy difícil que sufra efectos de miedo, parálisis, control mental, hipnotismo, ilusiones, y en general habilidades que afecten a su mente. Además le resulta mucho más fácil librarse de ellos.
En la Resurrección es prácticamente inmune a todas las habilidades de ese tipo salvo las más poderosas, e incluso estas tienen efectos reducidos.
(Dominio +40)

Eco: Versión mejorada del Sonido. Mientras se mueve, deja una imagen de sí mismo que se desvanece en unos segundos, a modo de distracción.



Resurrección
Palabras de Liberación de la Resurrección:
Susurra, Secreto.

Descripción de la Resurrección:
La resurreción de Cipher revela su verdadera forma. Su cuerpo se deshace y tuerce, desparramándose en una sopa caótica de órganos y ligamentos, entrelazándose y recreándose constantemente en un espectáculo mórbido. Habla con varias voces distintas y distorsionadas, que cambian según modifica su forma.

Spoiler:

Spoiler:

Técnicas de la Resurrección:


Amorfidad: Cipher cambia de forma a placer en su resurrección, pudiendo convertirse en cualquier ser u objeto en menos de un segundo. Puede colarse por aberturas, convertir extremidades en armas, crear agujeros en su cuerpo, etcétera. Es difícil de herir cuerpo a cuerpo y aún más de atrapar.

Personalidad indigesta: Cipher vomita una copia perfecta de sí mismo y luego muere. Su nuevo cuerpo tiene las mismas propiedades que el antiguo, pero el hecho de renacer le cura venenos, amputaciones, y la mayoría de efectos negativos de efecto prolongado que estuviera sufriendo. (1 vez/día)

Faceta del horror: La mirada de los ojos de Cipher hacen sentir a la gente febril e invaden su mente, revelándole información sobre sus relaciones personales.

Horrísono: El cuerpo de Cipher se rodea de bocas agonizantes chillando insoportablemente, torturando los oídos de todos los enemigos cercanos. El grito retumba en la cabeza de los desafortunados que lo escuchen, provocando migrañas y angustia.

Bajo estas circunstancias es imposible mantener la concentración. Si estaban intentando lanzar una técnica complicada, que requiera preparación o necesite un estado de concentración, son interrumpidos (un ejemplo sería un kidôh, una técnica canalizada o que requiera recitar un conjuro)

Después del grito las bocas vomitan sangre y mueren, desapareciendo lentamente. Puede usarse una vez cada 3 turnos.



Segunda Resurrección
Palabras de Liberación de la Resurrección:
Revélate, Secreto.

Descripción de la Resurrección:
Cipher muta de manera incontrolable, aumentando su tamaño de manera exponencial y perdiendo cualquier parecido a una figura humana. Su carne se vuelve una masa primordial de ojos y caras agonizantes en eterno ciclo de creación e ingestión. De bocas, tentáculos, apéndices y secreciones aleatorias que tocan una melodea insoportable con cada movimiento.

Spoiler:


Técnicas de la Segunda Resurrección:


Faceta de la locura: Mirar directamente a Cipher provoca dolor y mareos. Acercarse a 100 metros de él provoca náuseas y alucinaciones. Acercarse a unos 20 metros provoca hemorragias internas. Tocarle provoca los efectos al instante y los hace más violentos.

El material del que se hacen las pesadillas: El cuerpo de Cipher expulsa légamos amorfos con las almas agonizantes de sus antiguas víctimas. Las creaciones de su cuerpo toman la forma de los seres que más inquieten a sus enemigos, y también obtienen sus técnicas.

Las copias no tienen estadísicas fijas, su poder depende del nivel del enemigo. Una vez por turno, explora en la mente de un enemigo de su elección y saca uno o varios légamos para él.

Vuelta a casa: Cipher susurra con un millón de voces distintas directamente dentro del cráneo de sus enemigos. Hace aparecer un gran número de Gargantas a su alrededor que los atraen hacia su interior y no desaparecen hasta que Cipher cancele su segunda Resurrección. Si caen dentro de una, son teleportados hacia el interior de su cuerpo.

Invocaciones y seres de gran tamaño que no quepan por las Gargantas son descuartizados por la succión si no logran escapar.



Habilidades Hollow
Bala:
Color variable, gris traslúcido de normal. La dispara desde el mismo lugar que el hollow que esté imitando, o en su defecto desde su zampakutôh o sus extremidades.

Cero:
Color variable, gris traslúcido de normal. Lo dispara desde el mismo lugar que el hollow que esté imitando, o en su defecto desde su zampakutôh o sus extremidades.

Bombarda (cero personalizado):
Dispara un Cero desde cualquier lugar que tenga a la vista, que aparece instantáneamente en la zona objetivo. La Bombarda se puede lanzar dentro de escudos y otro tipo de defensas y puede reorientarse en medio del aire como lo haría un láser. Cipher no tiene que cargar el reiatsu en su posición ni salir de su disfraz para lanzarlo.

Gran Rey Cero:
Color variable, gris traslúcido de normal. Lo dispara desde el mismo lugar que el Espada que esté imitando, o en su defecto desde su zampakutôh o sus extremidades.


Stats
Fuerza: 70

Defensa: 70 + 35 = 105

Resistencia: 70 + 35 = 105

Velocidad: 100

Voluntad: 100

Dominio: 100 + 40 = 140

Reiryoku: 90



Regeneración: 7/10

Hierro: 7/10

Pesquisa: 7/10

Resurrección: 5/5

Resurrección Segunda Etapa: 2/4




Historia
Spoiler:
Los días habían perdido forma y textura. El tiempo pasaba como una coreografía confusa, inexorable, amorfa. Las partes del día se habían fusionado en una larga y aburrida melodea mientras envejecía silenciosamente en su habitación. Haciendo todo y nada a la vez, revisando los mismos proyectos, atascándose frente a los mismos folios vacíos.

Los ojos le dolían y pesaban, cansados de mirar la mirar la misma pared. Era incapaz de recordar en qué año su espíritu murió del todo y dejó aquel cascarón de hombre que reposaba silenciosamente en una esquina de su casa, dejando el tiempo pasar, cometiendo el suicidio más lento de la historia.

-Buenas noches – sonrió el triste hombrecillo, cerrando los párpados, inmerso en sus propios recuerdos.

-¿Cómo me has reconocido? - preguntó la voz de un hombre que antes no estaba allí, erguiéndose detrás de la puerta cerrada.

-Precisamente porque no he podido – sonrió su anfitrión. El suave presagio de lluvia que hacía ronronear el tejado cesó, como presentando sus respetos hacia aquellos grandes hombres echados a menos.

-Morphy ha muerto. Quedamos tú y yo. - informó la misteriosa figura. Su anfitrión se tomó un momento para sentir. Las emociones de la noticia apenas lo alcanzaban, como un débil eco que escapa con difícultad en un abismo de apatía.

-Él conocía este lugar, ya no es seguro – continuó. El hombre sentado sonrió en una mueca de ironía – Huyendo de los muertos ¿eh? - dijo entre dientes. No estaba seguro de si a esas alturas el presagio de una muerte sobrenatural le importaba. La mitad de los días se los pasaba medio muerto, de todas formas.

Unos gritos agónicos desde la entrada de la casa les erizaron los pelos – Demasiado tarde – maldijo Cipher – Tenemos que sacarte de aquí.

El estruendo de unos pasos inhumanos se intensificó por momentos. Cipher se dirigió a la ventana, forzándola, sin saber muy bien de qué huían. Su anfitrión giró en su silla para contemplar la puerta cerrada con aspecto solemne. El aire parecía distorsionarse en la presencia de un ser invisible pero palpable que se aproximaba hacia ellos.

-No voy a morirme por tu apatía, maldita sea – maldijo Cipher. Arrastró a su viejo compañero a tirones. Su complexión atlética se había conservado estupendamente hasta sus sesenta y el lánguido Tal casi salió volando hacia él. Mientras se apresuraba hacia la ventana, podía sentir la presencia acercándose y agarrando a su amigo. Tiró con fuerza, pero todo su esfuerzo no lo movió un ápice. El hombrecillo se elevaba suavemente, levitando, atrapado por un poder inexorable. En un último intento Cipher agarró su hombro, pero una mano monstruosa apartó la suya, quemándole al tacto.

De repente todo se hizo claro. La enorme figura de un ser extraño y enmascarado, de aspecto hostil, retenía a su amigo. Se disponía a pegarle el siguiente bocado a su agonizante y sanguinolento cuerpo antes de que un extraño hombre uniformado y con el mismo aura sobrenatural apareciera en escena ordenándoles huir, desenvainando una katana y dirigiéndose al extraño ser. Cipher no hizo más preguntas.

Spoiler:
-Alfil E6 – dijo Tal, con una voz enérgica que aún era difícil relacionar con el triste hombre al que había pertenecido. Cipher movió la pieza por él. Su pobre viejo amigo ya no podría tocar un tablero nunca más. El espíritu que había tomado su lugar contemplaba el tablero con aire místico, levitando suavemente por encima de la mesa. La luz de la chimenea atravesaba su forma fantasmagórica sin producir sombra alguna. Incluso en aquel estado se le veía más contento que de habitual.

Cipher usaba la zurda para mover las piezas. Su mano derecha reposaba inútil y dolorida, completamente negra. El simple contacto con lo que alguna vez había sido Morphy le había provocado una de las peores heridas de su vida, pero le había dado un don. A su avanzada edad, el peliblanco espía por fin encontraba sentido a muchos de los enigmas que le perseguían desde su memoria. Podía ver a los muertos, hablar con ellos. El pobre Tal no había tenido la suerte de huir vivo con él.

-Si hubieras sido la mitad de atrevido en vida – bromeó el viejo. La muerte había restado unos años al rostro apático de su camarada, volvía a parecer él mismo. Tal acababa de regalar su reina para continuar su ataque. Cipher aceptó el sacrificio y cayó en su trampa. Había sospechado durante mucho tiempo que Tal, consumido por la culpa y la tristeza, se drogaba. Idiotizaba su mente en un intento burdo por calmar su alma. Aquello despejaba sus dudas. Intercambiaron movimientos y comentarios que no duraron mucho. Jaque mate, 1-0 para Tal.

-Ya no hay mucho que podamos hacer con esta información – suspiró el espía. La tontina, una solución aparentemente perfecta para viejas almas consumidas por la guerra y sus secretos, había sido un fracaso. 8 socios, escépticos del perdón de las naciones vencedoras, habían compartido su botín y jurado protegerse mutuamente. Honor de espías y soldados.

Habían pasado cerca de 50 años. Ninguno de ellos se había atrevido a cruzar miradas en mucho tiempo. Cipher no lo había sabido hasta ese momento, pero las almas de los camaradas muertos estaban ligadas de alguna manera a su fortuna colectiva y manchada de sangre. Familias enteras habían muerto en un abrir y cerrar de ojos cada vez que uno de ellos pasó a mejor vida. Mover la fortuna de un lado a otro o intentar acceder a ella fue una tortura. Sólo habían quedado 3. Cipher, Tal y Morphy. Ninguno de ellos nombres reales.

Tal llevaba tiempo consumido por la culpa, apatía y desesperación. Llevaba años sin mantener una relación normal con un ser humano, encerrado en su casa con sus sentimientos. Cipher estaba demasiado ocupado ocupado cambiando de identidad para huir de sus fantasmas como para permitirse el lujo de la autodestrucción. Morphy... él se había arruinado varias veces. Era sólo cuestión de tiempo que utilizar el dinero maldito acabara con él.

Lo que nadie se esperaba era una visión pesadillesca de su antiguo colega intentando devorarles.

Spoiler:
Ahora entiendo cómo se sentía Tal en su triste casucha...  murmuró un eco en ninguna parte. Cipher se sentía como una gota en un vaso de humo agitándose, y en cierto modo así era. Su memoria era un reflejo borroso y caótico, como un espejo roto. Podía sentir sus extremidades pero era incapaz de moverlas, se movía como arrastrado por la inercia. La forma de su cuerpo era una idea vaga, pero sabía que era gigantesco. Estaba empezando a recobrar la noción del tiempo, la lucidez entre sombras y ecos. Era difícil saber si realmente existía.

Había tenido unos años para acabar de envejecer con su viejo y etéreo amigo. Bien conservado, infinitamente precavido y con cierta idea de lo que ocurriría, Cipher fue el único de su generación abortada por la guerra que murió con algo de dignidad. No dolió, no fue triste ni demasiado interesante. Simplemente... vacío. Las extravagancias del mundo de los muertos no habían impresionado su nihilismo. La idea de vagar como un espíritu... no le atraía. Él había sido el gran hombre detrás de la cortina, la voz susurrante, la sombra. Había vivido una larga e influyente vida jugando sus cartas con cautela y ambición. Tenía que existir algo mejor para él.

Evitó y observó. La forma en que sobrevivió años como plus vagante en una ridícula misión de sigilo se le haría increíble tras abandonar aquella forma. Fue el paso de tiempo el que convirtió en Hollow al escurridizo Cipher.

La mezcla de sensaciones de poder e insatisfacción confundían al joven Hollow. La diversión que le proporcionaba abusar de sus poderes, jugar con sus presas y su recién descubierto morbo por la crueldad eran eclipsados más y más por un incesante hambre de poder y violencia. Por primera vez, el frío y calculador hombre de las sombras perdía el control. Sus días se transformaron en orgías de sangre, canibalismo y festines infinitos. Su anatomía se deformaba incapaz de tragar suficientemente rápido. Su cara se convertía en bocas, agujeros y apéndices. Segundos estómagos aparecían conteniendo almas a medio digerir esperando su turno.

Su forma de alimentarse chapucera y estrafalaria debilitó su mente mientras fortalecía su cuerpo. Había perdido la cordura y buena parte de su identidad. Apenas recordaba a estas alturas si era él el devorador o el devorado. De cualquier forma, Cipher había vertido los ingredientes perfectos para parir a un nuevo Gillian. Sentía como si su cuerpo hubiera crecido hasta hacerle desaparecer en él. Podía sentir el peso de los individuos que había ejecutado arrastrarse por Hueco Mundo con él, vagamente conscientes, murmurando.

-Se te ve sufriendo – murmuró. La mente más fuerte, que apenas empezaba a controlar el cuerpo del gigante, gruñó.

-Tantos años y no puedes descansar en paz. Se te ve triste – continuó - ¿En qué piensas, pequeñín? - rió burlonamente – No te queda nada que hacer. Sólo quieres tumbarte, morir de verdad y descansar ¿cierto?

-Cállate de una maldita vez, no sabes nada de mí – farfulló una voz infantil.

-Tu mamaíta está por aquí ¿verdad? ¿Quieres que vaya a buscarla? ¿Quieres que yo sea tu nueva madre? - Cipher ignoró la respuesta. Su voz se disipó de nuevo en el océano inconsciente del gigante. El tono de su voz le decía todo lo que necesitaba saber.

-Oh, maravilloso. Hay tantas familias de monstruitos por aquí... - Cipher se relamía metafóricamente mientras interrogaba a cada ser de su etérea prisión.

-Pobrecita. Deja de sufrir ya. Olvídate de todo, deja de pensar. Permíteme darte un nuevo cometido. - la fantasmal voz torturaba a sus almas gemelas. Las hacía recordar cosas que pretendían olvidar. Experimentaba con la cantidad de abuso que podían soportar. ¿Cómo de fuerte era una mente, exactamente?

***

-Buenos días, amor... ¿o es de noche? ¿Sabes qué año es, cuánto hace que muriste en los brazos de tu mamaíta? - Continuaba. Había aprendido a manipular su voz. Sus incómodas observaciones sonaban ahora como dientes arañando el cráneo de sus oyentes.

-Muérete – le solían responder.

-Oh, ya lo he hecho. Y tú. No queda salida para ninguno de los dos. Me temo que estamos juntos para siempre – reía. Predecía e imitaba la voz de las almas, haciéndolas sonar como el grito estentóreo y desgarrado de una garganta monstruosa. Imitaba y cambiaba sus voces, hablaba con varias a la vez. Aprendió a imitar las que escuchaba. El Gillian golpeaba su propia cabeza cada vez que escuchaba a Cipher, incapaz de soportarlo.

Y susurró desde las sombras, desde su fracasada posición. Susurró a todo el que pudo sentir, todo el que podía escuchar. Susurró hasta hacer enloquecer la que iba a controlar ese cuerpo, y la siguiente, y eventualmente todas y cada una. Susurró torturando a todas con su voz, hasta asimilarlas en la suya, hasta hacerlas callar como si nunca hubieran existido. El Gillian automutilándose, con nueva máscara y nuevos brazos, estaba controlado por un ser infinitamente más cruel que el viejo Cipher en forma de Hollow. Era un ser que hablaba con distintas voces, que sabía demasiadas cosas. No sólo devoraba las almas, las subyugaba. Las torturaba, convertía, las envilecía y las hacía suyas. Su nueva máscara Hollow eran mil caras con una sonrisa extraña entre la agonía y el morboso placer.

Spoiler:
-No tan rápido – murmuró Cipher. Hablaba con voz femenina desde un nuevo cuerpo. El de una atractiva Arrancar peliverde de poca importancia que había devorado. Llevaba algún tiempo revoloteando por Las Noches con distintos avatares. Su peculiar forma de interrogar a sus víctimas le había descubierto toda la información que deseaba conocer de aquel lugar cientos de años atrás, mucho antes de convertirse en Vasto Lorde. La cruel eficiencia de su método era indiscutible: encontraba a los Menos más poderosos, se ganaba su amistad o su indiferencia disfrazándose de otra cosa y los mataba en medio de un combate o despiste. Luego mataba a los contrincantes y testigos y repetía el proceso. Deliciosamente fácil y efectivo.

Tenía agarrado por la cara a un ayudante de laboratorio que azotaba el aire patéticamente con su zampakutôh. Comerse su mano le persuadió para que parase. Arrastró al sangrante Arrancar mientras un par de tentáculos se deslizaban de la manga de su hakama hacia los oídos de su víctima. Ellos persuadirían su cerebro.

El proceso fue rápido y extremadamente cordial. Su nuevo amigo le instruyó fantásticamente sobre la Arrancarización tras un rápido lavado de cerebro. En las instalaciones de Las Noches Cipher sufrió una Arrancarización artificial. El Vasto Lorde perdió su grotesca máscara y evolucionó a una versión superior de sí mismo. Tras la operación, el sonriente Arrancar dijo lo que había estado esperando a pronunciar por mil años.

-Por fin ha parado el hambre.

Después devoró al ayudante y se sentó a pensar. Contempló la zampakutôh que había aparecido con su nueva forma. Su mente era mucho más clara. La facilidad para controlar a todos aquellos desgraciados en su interior había aumentado exponencialmente según se hacía más poderoso, y ahora podía tomarse el lujo de meditar qué hacer con su nueva vida. Tomar el mando de los Espada y subyugar a los shinigami parecía un prometedor comienzo.


Extras

-Los restos de su máscara están incrustados dentro de su cráneo y su piel. Si uno se fija mientras Cipher cambia de forma puede verlos por unos instantes.
-Su número de Espada está grabado en la palma de su mano derecha.
-Su agujero de Hollow cambia de lugar o desaparece según la situación.



CÓDIGOS DE BLEACH: EL RESURGIMIENTO


Última edición por Cipher el Jue Sep 22, 2016 6:48 pm, editado 18 veces

Volver arriba Ir abajo

Re: Cipher, las mil caras

Mensaje por Yui Akagame el Vie Nov 06, 2015 9:04 pm

Yui Akagame
Teniente de la 7ma División
Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 28/07/2014
Ver perfil de usuario
Primero de todo, Cipher, ten en cuenta que con tu ficha evaluamos tu nivel de rol para ver si mereces el cargo que pones en ella, y tu estás pidiendo un cargo de 1ª espada, lo que requiere un nivel muy alto. No digo que lo que tengas esté mal, sino que a lo mejor tendrías que alargar un poco más las explicaciones y sobretodo la historia (no hablas casi nada de tu vida como hollow ni arrancar, alguien no se convierte en primera espada de la noche a la mañana).

Después, tendrás que modificar la edad, como ya he dicho, llegar a puestos altos requiere tiempo, no es algo que puedas hacer en 100 años. Además, en su historia hablas de que decodificaba mensajes nazis, pero si lees la trama del foro, han pasado 1000 años desde la actualidad, así que tu personaje debería tener unos 1100 años.

Tercero, en tus técnicas no hay limitadores de ningún tipo, no dices cuanto duran las técnicas, cuantos turnos tienen que pasar para volverlas a usar... ponlo, por favor.

De momento no veo nada más, haz esto y le echare otro vistazo ^^

_________________
Hablo ff9900/Pienso ff6600

Yui:

Volver arriba Ir abajo

Re: Cipher, las mil caras

Mensaje por Cipher el Sáb Nov 14, 2015 8:04 pm

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 30/10/2015
Ver perfil de usuario
¡Perdón por la tardanza! Por fin me he dignado a corregir la ficha.

Cosas que he cambiado:
-Edad subida a 1337
-Descripciones alargadas
-Historia nueva
-He colocado en extras la posición de su número de Espada
-Cero personalizado distinto
-Descripción nueva para Faceta de la Locura y El material del que se hacen las pesadillas (las habilidades de la segunda resu, vamos)
-Corrección de errores varios :P

Volver arriba Ir abajo

Re: Cipher, las mil caras

Mensaje por Caim el Jue Nov 19, 2015 10:07 pm

Mensajes : 186
Fecha de inscripción : 31/07/2014
Edad : 25
Ver perfil de usuario http://bleach-resurgimiento.foromx.net/
Bueno, primero que nada déjame darte la bienvenida al foro. Espero que disfrutes mucho de este lugar, tanto como nosotros lo hacemos. Ante cualquier inconveniente, no dudes en contactarme a mí, o a cualquier miembro del Staff.

Como antes fue mencionado, por ChatBox, por lo menos, yo me encargaría a partir de ahora de tu ficha:

Primero que nada, respetaré las correcciones de Yui, y veo todo en orden.

Creo que en tus habilidades también deberías poner un límite, o diferenciadores de algún tipo, para no ser un ser perfecto e idéntico al que estás imitando (obviamente, no lo serías), detalles mínimos más allá de lo que quizá pueda ser el carácter o la personalidad del individuo que estés imitando (quizá no en caso de objetos).

Recuerda siempre que imitas el arma, pero no sus poderes ni características espirituales.  

Más o menos lo mismo en Violación Mental, deberías darle un limitador de tiempo (por temas, o algún suceso común para cualquiera). No por tener debilidades, las técnicas dejan de ser buenas ni poderosas, y los defectos hacen todo más interesante e intenso (que aunque tiene algunas, pero bueno, algo más de sazón xD).

En el caso de las técnicas de la Resurrección:

Hablando de “Amorfidad”, que es una técnica bastante interesante, bueno, supongo sería un estado ya más avanzado que “Cambiaforma”, pero así está bien aplicando los mismos detalles. En el caso de la “Faceta del horror”, ya comenzamos a tener un par o dos de problemas. Lo de las técnicas, pediría lo omitieras, y que pudieras conocer, en cambio, por encima el estilo de pelea que tendrá tu oponente, digamos que “por encima”, es decir, si es físico, si es una especie de zanjutsu, a qué partes del cuerpo se dirigen sus ataques, cosas de ese estilo, “generalidades”. ¿Por qué? Bueno, vimos un poquito demasiado (conjunto con Yui) el que puedas saber todo acerca de una técnica (está demasiado perfecta xD). Esta necesitaría, además, límites, como dijo Yui: cuántas veces puede usarse, cuánto demora para volver a usarse, cuánto dura el malestar, y podría ser, también, opcionalmente, contra cuántos rivales a la vez puede utilizarse, en cuántos combates contra la misma persona, etcétera.

En el caso de “Horrorísino”, no podrías cancelar jamás una técnica que ya haya sido lanzada. Esta necesitaría los límites básicos: cuántas veces puede usarse, cuánto hay que esperar para usarla, etcétera.

En el caso de la Segunda Resurrección...

Faceta de la locura” es bastante, bastante, bastante heavy; primero que nada, quita lo de las deformaciones, y bueno, las hemorragias no deberían ser severas, cuando mucho. Lo de náuseas, y alucinaciones, está bien.

En cuanto a la técnica “El material con el que se hacen las pesadillas”, me gustaría que explicaras la siguiente frase:

Cipher escribió:Una vez por turno, explora en la mente de un enemigo de su elección y saca uno o varios légamos para él, dependiendo de en qué esté pensando.

Sinceramente, no la entendí.
Vuelta a casa”... ¿para qué? ¿Qué sucedería allí? ¿Cómo escapar? ¿Cuántas veces lo usas por combate? ¿Cuánto esperar para volver a usarla? Etcétera.

Bombarda”, nunca jamás dentro del rival xD

De momento, esas serían las correcciones.

Muchísima suerte, y disculpa las demoras.

_________________

Angelus, narro, "pienso"
Rebecca, Rávena



Volver arriba Ir abajo

Re: Cipher, las mil caras

Mensaje por Cipher el Jue Nov 26, 2015 3:06 pm

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 30/10/2015
Ver perfil de usuario
Retoques finales hechos:

-Faceta del horror ya no da información de las técnicas del rival sino de sus relaciones personales.
-Faceta de la locura ya no provoca deformaciones (con lo guay que era T.T)
-Vuelta a casa tiene un efecto distinto. En vez de hacer desaparecer directamente al rival crea Gargantas que lo atraen.
-Horrísono tiene una descripción cambiada y un límite de 1 uso cada 3 turnos.
-Los légamos de El material del que se hacen las pesadillas dependen del nivel del enemigo ahora.

Volver arriba Ir abajo

Re: Cipher, las mil caras

Mensaje por Yui Akagame el Sáb Dic 05, 2015 4:52 pm

Yui Akagame
Teniente de la 7ma División
Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 28/07/2014
Ver perfil de usuario

_________________
Hablo ff9900/Pienso ff6600

Yui:

Volver arriba Ir abajo

Re: Cipher, las mil caras

Mensaje por Cipher el Lun Ene 11, 2016 2:04 pm

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 30/10/2015
Ver perfil de usuario
-Stats cambiados para el nuevo sistema
-Algunas erratas corregidas
-Agregadas dos nuevos poderes Hollow: Personalidad indigesta y Mente de colmena.

Volver arriba Ir abajo

Re: Cipher, las mil caras

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:09 pm

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.