Staff
Afiliados
Foros Hermanos
Directorios y Otros
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro

Entrenamiento Motañoso - Parte 1 [Natsu Toujou]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entrenamiento Motañoso - Parte 1 [Natsu Toujou]

Mensaje por Natsu Toujou el Miér Dic 23, 2015 6:50 pm

**El manto eólico sopla de forma leve y bastante agradable, se muestra como parte de la cúpula celestial que enmarca el inicio de un nuevo día que finalizan el aberrojo del mismo deja un espectáculo digno del crepuscular ambiente que precede a la noche, en las afueras del seireitei se puede ver un risco que sobresale en su punta se puede divisar a un joven de una apariencia de diecisiete años, portando una pequeña mochila, pero su vestimenta era lo más llamativo pues portaba un shirakusho que era desmangado el cual casi llega a sus tobillos de largo en medio del dorsal de su espalda se ve claramente cómo lleva un hakama bastante abierto que deja ver parte de su pectoral y su zona abdominal la cual está bastante bien demarcada como si el mismo realizase una gran cantidad de ejercicio físico, en la parte inferior el hakama llegaba a sus rodillas dejando ver por completo la parte inferior de sus pantorrillas las cuales estaban carente de una vellosidad natural, por lo que era más curioso usaba unas sandalias que parecían sujetarse a en la parte trasera, se notaba un rasgo distinto en toda la silueta de aquel joven cegador de almas pero si no lo llamaba la atención su forma de vestir su cabellera corta de forma puntiaguda y de tonalidad rosada seguro se encargaría de ese detalle, observando con sus oscuros orbes y desde la altura de aquel lugar el mismo lugar en donde se muestra una pequeña sonrisa que se dibuja en sus labios mientras su mano derecha se eleva a su cintura dejando ver su zanpakuto la cual de un tono carmesí en su funda lo que daba un toque bastante siniestro al mismo ser y en su mano izquierda aquel bolso que carga, en ese momento vira su torso para dar media vuelta solamente diciendo –Sting-kun… encárgate de los chicos- como quien pensaba realizar algo bastante osado para cualquiera de los pensante de la Sociedad de almas.

Mientras se adentra en aquella desolada región el viento empieza a acrecentar su fuerza, sus pisadas se muestran firmes y decididas, el crono sigue su marcha con paso lento con respecto a la caminata del peli rosado que parece volar en aquel segmento rocoso, aunque se mostraba bastante alisado para llegar, su rostro se mostraba bastante tranquilo como si se estuviese probando que puede ascender solo a lo más alto de las montañas con solo un kit de medicamentos en caso se logre sentir mal por cualquier inconveniente, pues crear fuego y los demás actos de supervivencia en aquella montaña ya era algo contemplado por el mismo, en ese momento su mirada se eleva hacia el cielo empezando a ver como se tiñe poco a poco de un tono azulado más oscuro y se puede percibir como el brillo de la primera estrella de la noche se muestra, haciendo que la calmada expresión que había regresado a su rostro florezca nuevamente una suave y delineada sonrisa en sus labios, en ese momento inhala y exhala para relajar su esencia con el fin de proseguir su viaje, lo cual hace a los pocos segundos mientras se mentalizaba “Chicos… necesitan un capitán digno, que los pueda proteger y para eso seguiré este viaje” como quien se siente totalmente responsable de todos aquellos jóvenes que pertenecen a su escuadrón, buscando fortalecer más sus habilidades para convertirse en un mejor cegador de almas y completamente digno de la confianza de todo el seireitei.

Pasados los minutos, la cúpula celestial cubre por completo con ese manto índigo el cielo y las estrellas empiezan a apuntalarse en el mismo dando inicio a un paraje nocturno, en ese momento llega a un paisaje bastante abierto con unos árboles distantes de este como a un par de decenas de metros, detallando el lugar deja cerca de una roca aquella bolsa y posteriormente este se remueve el shirakusho y lo coloca a un lado junto a su katana de aquella bolsa que llevo de primeros auxilios en dado caso, para luego caminar con paso sereno colocarse en medio de aquella planicie que solo parece tener pasto y unas leve rocas aquel piso lo cual no afectaría en momento algunos su entrenamiento, perfecto para alguien que busca mentalizarse en ese momento, aquella pequeña sabana por lo que extiende sus manos cerrándolas como puños al nivel de su cintura formando un ángulo de noventa grados entre su antebrazo y brazo, luego rota su brazo derecho hacia su zona abdominal para posteriormente elevarle a la altura de su frente, y moviendo su pierna izquierda hacia delante la cual su pie se coloca en una distancia cercana al medio metro pisando solo la zona final del mismo donde yace sus dedos y al mismo tiempo mueve su brazo izquierdo hacia delante para ir rotando el puño hasta quedar a la misma altura, reiniciando sus entrenamientos de aspecto físicos, pero como todo las artes marciales no solo otorgan fuerza física sino también fuerza en todo lo que se refiere a la fortaleza a nivel espiritual y sabe que hay mucho por mejorar del mismo, tanto para el como capitán como para todos los integrantes de su división y del gotei 13, pues existen muchos entes de poder espiritual que pueden atentar contra el equilibrio que estos seres resguardan, en ese momento retoma el brazo derecho la postura que se tiene al nivel de su cintura para que de igual forma que su pie derecho siguiese el ejemplo del mismo avanzando una distancia tal que queda cerca del medio metro delante de donde se encuentra el izquierdo y se proyecta el golpe derecho hacia delante mientras retrocede su brazo izquierdo a su punto original, mostrando una grata sonrisa mientras realiza esto luego vira su rostro a su izquierda y estira el mismo brazo dejándole con una inclinación de cuarenta y cinco grados y vira su cuerpo esa dirección, recogiendo un poco de su pie derecho pie el estiramiento, para luego recoger su brazo derecho, en ese momento inhala y exhala con fuerza para centrarse en sus acciones y es cuando luego de unos segundo lanza una patada con su pie derecho la cual realiza al virar su pie izquierdo dejando el otro libre para efectuarla, llegándola al nivel de la unión de las clavículas y la manzana de adán y rápidamente regresa su pierna a su posición original para concretar dicho movimiento pero ahora con su pie izquierdo, llegando el mismo a la altura similar del anterior por lo que se nota algo triste pues siente que le falta mucha práctica, pues empieza a recordar al antiguo capitán cuando le enseñaba sobre el arte del hakuda, por lo que mentaliza “Capitán… ¿Qué es lo que me hace falta?” cuestionándose a si mismo sobre el que sus entrenamientos realmente demuestren el éxito que este desea pues recuerda que este llegaba las patadas a la altura del rostro enemigo, por lo que vuelve a girar hacia su izquierda y reinicia cada movimiento que ha realizado previamente ahora sin virar para las patadas, el resultado no se ve tan alentador pues apenas si fueron un poco más concretos dichos movimientos por parte del joven de cabellera rosada.

Luego de una gran cantidad del cronos realizando la misma secuencia de movimientos por parte de este empieza a responderse en su mente “Capitán, prometí en su nombre llevar sus ideales nobles… junto a mi fuego interno para hacer de la octava división un lugar ejemplar para el gotei… y si quiero que lo sea, debo demostrar que tengo que ser tan bien capitán o incluso mejor de lo que usted fue que para mi fue como un padre desde que llegue a vestir ese uniforme que tanto detestaba” recordando que orignalmente ingreso al gotei por un orgullo herido en vez de ingresar por nobles ideas, pues eso era algo que en la lejana región donde creció no exisitía solo el sobrevivir, en ese momento se empieza a escuchar como sus jugos gástricos empiezan a sonar de forma estruendosa, por lo que se detiene y se ruboriza un poco el joven, no puede evitar sentir hambre, por lo que se acerca al bolso y con una gran calma lo abre y saca una gran cantidad de comida hecha por la cuarta división para aquellos seres que están bien lastimados o que están en entrenamientos severos, lee las indicaciones y nombra que debe comer la mitad para dar un buen apetito, por lo que no se preocupa por ello, diciendo –Eso es para enfermos… yo estoy bien- con un tono bastante jocoso y seguro, por lo que se toma el envase por completo y se lo come sin ninguna demora, luego siente como al pasar del tiempo la comida se le va haciendo más y más pesada como si hubiese comido un festín, pues al comerla se expandió con los líquidos del cuerpo más los jugos gástricos del mismo creando una excelente comida que daría inicio a una larga sección de entrenamientos que parece iniciaría en la planicie de aquella montaña para el intrépido de Natsu Toujou.**
avatarNatsu Toujou
Capitán de la 8va División
Mensajes : 526
Fecha de inscripción : 18/04/2015
Edad : 34
Localización : Caracas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.