Staff
Afiliados
Foros Hermanos
Directorios y Otros
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro

Law and Order [Priv: 6to escuadrón]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Law and Order [Priv: 6to escuadrón]

Mensaje por Kenzo Yukimura el Dom Dic 27, 2015 3:41 am

Una mañana cualquier dentro de la sociedad de almas, todavía era temprano cuando una mariposa infernal vagaba por sobre los techos de las casas buscando a los integrantes del 6º escuadrón. Ésta mariposa llevaba un simple mensaje que debía llegar a oídos de todos y cada uno de los integrantes. Y como Kenzo sabía que las mariposas siempre cumplían sus objetivos, se encontraba particularmente tranquilo en su despacho. Había colocado el té en su debido lugar, unos pequeños canapés para hacer compañía y preparado el lugar para la asistencia de sus compañeros de división. Los cambios que habían acontencido eran más que conocidos por el capitán. Buscaba conocer al nuevo teniente de su división y a alguno que otro nuevo shinigami dentro de la misma. Su objetivo era diferente para cada uno, puesto que al teniente le tenía muchas muchas consultas para hacer, desde el estado actual del escuadrón hasta si necesitaba algo en particular. Pese a parecer una persona seria y fribola, Kenzo en realidad se preocupa mucho por quienes se encuentran en su escuadrón luchando a su lado.

Poco importaba la temperatura externa de la sala, adentro hacían unos 16 grados celcius. La temperatura se encontraba disminuida por su propio reiatsu ejerciendo presión sobre la zona sumado a que la puerta del despacho estaba cerrada. Esperaba que al menos la mariposa regresara con alguna respuesta en caso de que alguno de ellos no fuese a volver. Conocía que en la actualidad la sociedad de almas estaba bajo estrictos cambios y los mismos no favorecían en un absoluto al orden y al cumplimiento de leyes. Kenzo caminaba por su despacho buscando las cartas de notificaciones que debían de haber llegado durante todo el tiempo que él se encontró fuera del Gotei13. Su misión era un completo secreto para el resto de los shinigamis y no tenía una clara idea de cuanto podía revelar a su nuevo teniente.  

Su cuerpo se movía lenta y grácilmente, por su mente pasaban cientos de preguntas, cientos de esenarios distintos. ¿Cómo sería el tal Daisuke Hibiki ? ¿Sería una persona en la que Ken podría depositar alguna parte de su confianza? Desconocía cuales habían sido los criterios para aceptar al nuevo segundo al mando, aunque la palabra segundo al mando le parecía un poco estúpida y carente de sentido. Debio a que él sostenía que si Daisuke había sido llamado al cargo tenía la capacidad de pensar críticamente y podría sentarse a discutir con él cada vez que tuvieran un desacuerdo, dejando  de lado toda palabrería de primero y segundo al mando. El capitán llevó su mano al mango de la Zampakuto mientras pensaba en las cosas que todavía tenía que solucionar dentro del gotei13. Tenía que buscar a la Capitana Comandante para informarle sobre su misión, debía proseguir sus entrenamientos y verificar el estado de solicitudes de misiones dentro de la división.

No conocía si existían nuevos infractores identificados, algo que debía solucionar lo antes posible. Continuó con su mano sobre el mango de la Katana que por primera vez en años colgaba de su cintura, aunque claro aquella posición se debía al pasaje de un mundo al otro y la obvia falta de combates que había pasado durante sus “vacaciones”. Nuevamente recorrió el despacho moviendo algunos papeles obsoletos y solicitudes pasadas de fecha. Observó como el sol aparecía sobre el horizonte y se preguntó si realmente aparecería alguno de ellos, de todas formas debía continuar con su agenda tan compleja para aquel día...actualizarse por completo. No sabía si existía una reunión de capitanes planificada para el mes y mucho menos si todos los capitanes mantenían sus puestos. Sabía que muchas cosas podían suceder en aquella organización tan compleja.

Quería hacer demasiadas cosas en muy poco tiempo. Pero primero lo primero, enfocarse en sus invitados. Esperaba llegaran lo antes posible para poder tener la charla deseada. Las presentaciones le parecían aburridas desde que practicaba como presentarse frente a un espejo cuando todavía vivía con sus padres en la casa con la familia de la que transformaría líder algún día. Incluso cuando su verdadera meta era la de formar parte del escuadrón CERO.
-Bueno- dijo mientras dejaba ir un leve suspiro al aire, tenía todo el tiempo del mundo y si había algo que no podía perder era la paciencia. Sabía que en muy poco tiempo sus compañeros comenzarían a despertar y notar su presencia en el lugar.


Mensaje de la mariposa a  Daisuke:
"Buenos días,  mis más cordiales saludos. Mi nombre es Kenzo Yukimura y soy el actual capitán de la sexta división. Tengo entendido que eres nuestro nuevo teniente y me gustaría poder conocerte para ponerme al día con respecto al escuadrón y la sociedad de almas en general. Agradecería tu presencia en mi despacho  lo antes posible.  Desde ya, muchas gracias. "

Mensaje a los demás integrantes (desconocidos por el Capitán) :  

Buenos días soldado. Mi nombre es Kenzo Yukimura, soy el actual capitán de la sexta división y ansío conocer a los nuevos reclusas. Solicito su presencia lo antes posible en mi despacho. Desde ya, muchas gracias.
avatarKenzo Yukimura
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/12/2015
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Law and Order [Priv: 6to escuadrón]

Mensaje por Yuishi Akagame el Dom Dic 27, 2015 5:35 am

¿Una mariposa? ― fue lo único que se atrevió a musitar, tras observar aquél ser tan maravilloso que recorría los mundos, y la luz colándose por una ventanilla, mostrando el poco polvo flotante del lugar. ¿Cuánto tiempo había pasado en aquella biblioteca, otra vez? Se había dormido de brazos cruzados sobre varios volúmenes de registros de los Shinigamis egresados de la Academia en los últimos años, otra vez. Era todo lo que hacía cuando tenía tiempo libre luego de terminar con su actividad en el Escuadrón. El cansancio que le daba el trabajo de oficina que le encargaban desde arriba jamás le había agradado, ni siquiera un poco, pero era lo mejor que ofrecía la Sociedad de Almas, y tenía los privilegios de acceso a algunas partes de las partes más profundas y restringidas de la biblioteca de la Sociedad de Almas.

Había dormido lo suficiente, seguramente, como para que el simple roce de una mariposa infernal le despertara tras posarse con delicadeza en sus nudillos. Con la mano contraria, frotó sus ojos y bostezó, sintiendo un mal aliento matinal difícil de encontrar en su persona e higiene, pero era algo que sucedía cuando no dormía en su hogar. Atendió al mensaje recibido, y rió.

Te has equivocado de camino, muchacha, no soy Daisuke Hibiki... ― advirtió, con un susurro, moviendo la mano con ligereza y haciendo que la mariposa saliera casi despavorida, con toda al gracia y torpeza de vuelo que presenta en ellas un error ― con que, el nuevo Capitán de la Sexta División, ¿eh? ― dijo, un poco más alto, a lo que recibió como respuesta casi divina el chistar de la bibliotecaria de turno ― de verdad estás en todas, arpía... ― dijo, más bajo, recibiendo una mirada fulminante debajo de aquellas gafas de pasta. Ambos se odiaban, y no era ninguna noticia.

Se levantó, tomando los volúmenes, y los depositó con cuidado, cada uno en su respectivo lugar, entre los demás volúmenes expuestos en la parte baja de las largas estanterías, repletas de material de lectura que ofrecía la Sociedad de Almas. Giró el cuello, arqueando la espalda, y se quejó con ligereza, observando a aquella mujer, perteneciente al cuarto escuadrón, transmitiéndole únicamente con la mirada dos mensajes: el primero, “te desprecio”, el segundo, “ya me marcho”, emprendiendo camino primero hacia su hogar.

Al llegar, no hizo más que asearse como era debido; lavando su largo y rubio cabello, bañándose en aguas perfumadas a loto, disfrutando del baño que no pudo tomarse la noche anterior, cerrando los ojos una vez más, apoyándose en la madera mojada de los bordes, cayendo nuevamente en los brazos de un pervertido Morfeo, para ser despertado nuevamente por una mariposa infernal, posada en su nariz. La retiró con el índice, y descifró con habilidad su mensaje. Alzó una ceja, e hizo volar a la mariposa, ofendiéndose con ligereza.

Vale... con que he hecho seguramente más que muchas de las personas del Escuadrón, siendo el Tercer Oficial, y sólo al Teniente le envían un mensaje personal... porque es de suponerse que esto fue enviado a toda la gente del escuadrón...”, suspiró, y se levantó a secarse y vestirse, con aquél traje que resaltaba su individualidad dentro del escuadrón.

El camino era casi directo, y no demoró mucho en adentrarse por los pasillos de la Sexta dejando un aroma a loto tras su paso; tenía, casi como todas las personas que frecuentaban aquél lugar, conocido cada rincón de aquél recinto de memoria. No demoró mucho en llegar hasta su destino: la puerta del despacho del nuevo Capitán de la Sexta División. Golpeó con los nudillos la puerta del lugar, enfrentándola con el dorso de la mano.

Buenos días, Capitán Yukimura. ― dijo, en voz alta, con un tono de voz casi vacío, sin entusiasmo, con un rostro claro de indiferencia, mirando el borde inferior de la puerta, esperando se abriera. Apenas se apareciera frente a su nuevo Capitán, la subiría, sin cambiar siquiera su expresión de, llamémosle, “seriedad”, y cómo no, sueño. Bajó la mano, y simplemente esperó una respuesta, acercando un poco más el oído a la abertura, pensando en qué si se había olvidado de mencionar algo al tocar la puerta.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 photo Caim-2_zps6138f9b7.png
~ Hablo ~
~ "Pienso" ~
~ Narro ~


Of the best images I ever saved:
avatarYuishi Akagame
Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 29/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Law and Order [Priv: 6to escuadrón]

Mensaje por Daisuke Hibiki el Lun Dic 28, 2015 1:09 am

"Buenos días,  mis más cordiales saludos. Mi nombre es Kenzo Yukimura y soy el actual capitán de la sexta división. Tengo entendido que eres nuestro nuevo teniente y me gustaría poder conocerte para ponerme al día con respecto al escuadrón y la sociedad de almas en general. Agradecería tu presencia en mi despacho  lo antes posible.  Desde ya, muchas gracias. "

Al fin había recibido una invitación directa del capitán del sexto escuadrón para conocerle en persona; tras mucho tiempo esperando aquella presentación Daisuke había perdido la noción del tiempo, ¿cuanto habría pasado?, bah, aquello no importaba, una felicidad extremista se hacía notar en todo el muchacho, quién antes de ir a presentarse ante el líder de la división, quería poder terminar de ayudar a los miembros aleatorios que necesitaban ayuda, comentarle sus planes de futuro al capitán tendrían que esperar mientras ayudaba a aquellos muchachos.
Y aunque aun fuera temprano en la mañana, había demasiado revuelo en la división...o al menos por la zona en la que Daisuke se encontraba.
 Ayudo a un grupo de nuevos reclutas a ubicarse por toda la División, enseñándoles el área de descanso, el dojo del escuadrón, donde también se atrevió a aconsejar as algún que otro compañero con el arte de empuñar las espadas de madera que allí empleaban. Tras ayudar en todo lo que debía, por fin llegó el momento.

Suspiro suavemente, mientras se colocaba la cinta en el hombro derecho, con el símbolo representativo que daba a reconocer que Daisuke Hibiki era el Teniente del sexto escuadrón, mientras mas caminaba, su mano sujetaba con suavidad el mango de la zampakuto, casi podía sentir el poder latente que Kurenai  soltaba hacía él, fusionándose poco a poco con su propio reaitsu, dándole una especie de manto protector que serenase los nervios que sentía el albino y moreno muchacho ante la sola idea de presentarse ante su superior.
Aunque odiase la forma que en su shikai adoptaba Kurenai, si debía admitir que le encantaba la relación de respeto que tenían entre ellos era digno de llamarse espadachín y espada. Mientras mas caminaba, mas podía notar en las cercanías de la sala del capitán un curioso e intenso frío que con ayuda de su propio reiatsu, algo menos controlado que el de un capitán; conseguiría no morir mucho de frío en aquel lugar, dándole una especie de manto protector nuevamente, pero esta vez con sensación térmica.

 Una vez toco tres veces en la puerta y espero la respuesta,  abrió  pudiendo notar que no solo la presencia de aquel hombre era digna de alguien que debía ser capaz de llevar orgulloso el titulo de capitán, sin oque también se encontraba otro compañero más  en la sala, aquello solo hizo que Daisuke sonriese algo mas cálido, no solo al capitán, sino también al acompañante de este.
-Siento la tardanza, estaba ayudando con el papeleo y mostrando a los nuevos reclutas del escuadrón todos los lugares que debían visitar, exceptuando este; ya que la mariposa infernal me llegó, y pensé que sería algo feo por mi parte hacerle esperar mas de la cuenta-tras aquellas palabras, realizo una suave reverencia a su compañero de armas, y luego dedicó otra reverencia hacía el capitán-.Es un honor presentarme ante usted, Capitán Yuklimura, me presentaré formalmente, soy el Teniente del Sexto Escuadrón, Daisuke Hibiki.

Tras aquellas palabras, el muchacho alzó sus grisáceos ojos en dirección al capitán, esperando una respuesta para poder actuar, moverse o simplemente, hablar de nuevo.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Hablo / Pienso / Kurenai (Zampakuto)

La cuestión no es ser rápido, solo, preciso.:
avatarDaisuke Hibiki
Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 13/11/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Law and Order [Priv: 6to escuadrón]

Mensaje por Kenzo Yukimura el Lun Dic 28, 2015 5:21 am

Aquella espera no había sido muy larga cuando el capitán comenzó a ojear la tetera de forma bastante cariñosa, tenía demasiado tiempo sin tomar un buen té preparado como era debido para poder conservar las texturas, los sabores y los olores que las mismas hojas poseían. Pudo notar que una de las tazas estaba manchada con algún tipo de tinta desconocida por lo que se levantó casi al instante para poder limpiarla evitando cualquier tipo de imprevisto, Kenzo era el tipo de persona que tenía esquemas en su cabeza que tenía que respetar, quizás culpa de su familia tan protocolar, quizás culpa de su mente tan activa que no podía dejar conocimiento sin procesamiento activo. Poco importaba la razón, él era así y no había nada ni nadie que pudiera cambiar esas pequeñas cosas de su ser.

Notó que quizás estaba demasiado emocionado y su poder estaba demasiado presente en la sala cuando pudo notar aquella ventana que comenzaba a empañarse por fuera, clara señal de las diferencias de temperaturas internas y externas.
-Es bueno estar de regreso- susurró para si mismo mientras poco a poco sellaba su reiatsu dejando un aura fría que se limitaba a mantener la temperatura de la sala bastante confortable. Se disponía calentar nuevamente el agua que seguro había enfriado por aquel accidente con su energía…colocó la tetera en el fuego cuando escuchó pasos dirigiéndose hacia su despacho. Por un instante creyó que sería alguno de sus invitados, hasta que escuchó aquella voz tan conocida. -Sakura- una de las Shinigamis que llevaba más tiempo en el escuadrón, la chica era dulce y bonita, pero tenía de bonita lo que tenía de falta de modales. Sin golpear la puerta abrió la misma tan solo para corroborar que los rumores eran ciertos y que el capitán había regresado. -Taichō, ha vuelto- no se atrevió a entrar en la sala, conocía al joven peliblanco. -Así es Sakura, y tengo una reunión muy importante ahora mismo, si quieres más tarde te busco y me cuentas si ha sucedido algo relevante. - Su mirada parecía vacía y frívola, pero ella estaba más que acostumbrada. Dedicó una sonrisa al joven y cerró la puerta largándose casi de forma inmediata.  

El agua comenzó a evaporarse dentro de la tetera, señal de que nuevamente estaba caliente, no lo suficiente como para hervir, pero si lo suficiente como para ser servida en una taza de té. El joven se paseó nuevamente por la sala con la tetera en sus manos para poder depositarla nuevamente sobre la mesa en la que se encontraban las tazas esperando a sus cordiales invitados. No había alcanzado a sentarse cuando nuevamente sintió una presencia cerca, finalmente uno de sus invitados había llegado. Un claro golpe en la puerta indicó su interés en el despacho por lo que claramente se trataba de alguien que él mismo no conocía. Shunpo mediante apareció posicionado justo delante de la puerta cuando el último “knock” resonaba en la sala. Su mano deslizó la misma con absoluta delicadeza. Su mirada vacía no modificó absolutamente nada en el trayecto, no tenía por qué mentirles a quienes no conocía, él era de esa forma.
-Buenos días- Alcanzó a responder antes de abrir la puerta permitiendo el paso del hombre que tenía frente a sus ojos. Una vestimenta bastante inusual para un Shinigami, más Kenzo no hizo un solo comentario, simplemente le permitió pasar.

Cerró la puerta con cierta velocidad, comenzó a caminar hacia donde había dejado las tazas de té listas para ser servidas. El ambiente fue invadido por un aroma a loto bastante placentero, algo que con los años el capitán había olvidado y que por un instante casi que le roba una sonrisa que se terminó transformando en una mueca casi que imperceptible. Su andar parsimonioso le permitió sentarse en frente a aquel hombre que había acudido al llamado. ¿Quién sería?, Conocía el aspecto del teniente por una foto adjunta en el archivo que había sobre su escritorio, pero no tenía idea de los otros archivos porque estaban desaparecidos por lo que tranquilamente podría ser el tercer oficial y él no tenía idea alguna. - ¿Con quién tengo el gusto de compartir ésta taza de té? Pido disculpas por no conocer vuestro nombre, es que sobre el escritorio solo pude encontrar un archivo y era el del teniente, preferí citar antes de hacer una búsqueda en papel- sus ojos se mantuvieron clavados como estacas sobre los del rubio, su expresión parecía no decir mucho sobre su emoción o su intriga, más bien no decía absolutamente nada. Sus palabras resonaban en aquella sala mientras el sonido del agua cayendo dentro de la taza parecía hacerle compañía.

Mientras se encontraba sentado esperando la respuesta de su acompañante una nueva presencia hizo eco en la sala, los ojos del peliblanco se desviaron hacia la puerta al oír aquellos golpes.
-Adelante- se limitó a decir, no creía que fuera necesario volver a pararse para dar la bienvenida. La puerta se abrió rápidamente, pudo observar la presencia de aquel joven que sabía era su teniente. Respondió a la sonrisa agachando la cabeza en señal de saludo, indicó con un movimiento de su mano que podía sentarse donde quisiera, la mesa no parecía esperar más invitados ni tampoco había un orden establecido para quienes tomaban asiento. Kenzo escuchó aquellas palabras del teniente con completa tranquilidad, asintiendo con la cabeza nuevamente. -Buenos días Daisuke, no hay necesidad de que pidas disculpas, supuse que estarían ocupados o descansando, fue una precipitación de mi parte enviar mariposas tan temprano pero la situación ameritaba. -Su tono de voz era tranquilo y calmado, sirvió la taza de té para el nuevo participante mientras dirigía aquellas palabras y sus ojos recorrían ambos rostros acompañantes en señal de atención y respeto.

Hizo una breve pausa antes de comenzar con las palabras que había ordenado en su mente minutos atrás. -Es un honor para mí tenerlos aquí presentes ésta mañana tan particular, conocerlos es algo que no podía esperar y comprenderán era mucho más que necesario. Existen ciertas cosas que quiero tengan en consideración dentro del escuadrón…Personalmente espero tengan la certeza de que estoy más que dispuesto a escuchar las quejas y sugerencias que posean sobre el escuadrón. Hizo una breve pausa para tomar aire. -Además de que cualquier cosa que necesiten pueden hablarlo conmigo y haré lo que pueda para ayudarlos. Mi idea es facilitar nuestra convivencia, no hacerla más difícil. – Nuevamente hizo una pausa para tomar un breve sorbo de té tan solo para corroborar su temperatura. -Y las decisiones, mientras yo esté a cargo serán tomadas entre todos, algunas quedarán resumidas al tercer oficial, el teniente y a mí, pero siempre que sea posible apelo a la opinión de todos. – No había dejado de mirar a ambos dos durante todo el palabrerío que había enunciado, si bien no le gustaba mucho la idea de tener que continuar hablando se limitó a decir unas pocas palabras más antes de dedicarse a su té. -Si tienen alguna duda, o algo que quieran comentarme, pido por favor que lo hagan- sus últimas palabras finalizaron con una breve sonrisa que se disipó al llevar la taza de té a su boca.
avatarKenzo Yukimura
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/12/2015
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Law and Order [Priv: 6to escuadrón]

Mensaje por Yuishi Akagame el Miér Dic 30, 2015 5:28 pm

Continuó mirando hacia abajo, moviendo los ojos hacia los lados, intentando casi de forma vana detectar los movimientos en el interior del lugar, haciendo un esfuerzo interno por sentir el poder espiritual del supuesto Capitán que se encontraba detrás de la puerta. Su mente quedó en blanco por un segundo, mientras se concentraba en el entorno, y lograba sentir con facilidad que la presión espiritual de aquella persona rodeaba el lugar detrás de la puerta. Sintió un choque de temperaturas en su piel, recorriendo sus brazos y sus mejillas mientras la puerta era abierta. Alzó un poco la vista, llevando una mano hacia el rostro, y apartando un poco el cabello. No sonrió ni siquiera un poco. No era únicamente efecto del sueño, ni de su carácter, quizá fuese capaz de sonreír en otro momento, nada más, se preocupó por lo habitual, que era encontrar a su hermana.

Observó al Capitán a los ojos; los años en la Sociedad de Almas, hacían que las cosas que en su vida humana le sorprenderían, ya jamás lo harían. Un albino ya no era una cosa curiosa para él, puesto a que se había cruzado con cientos de ellos a lo largo de los años. La impresión que le causó no fue la gran cosa, era algo joven. Quizá menor que él, o de igual edad. En el mundo espiritual, no podías dejarte guiar por las apariencias: mientras él tenía doscientos cincuenta años, este hombre podía superarle por siglos. Lo miró a los ojos, que expresaban vacío, acompañados de un rostro de sueño y una especie de malestar, y se adentró en la habitación apenas lo invitó a pasar, sin decir mucho más, escuchando sus palabras.

Quedó parado frente a una silla, mientras él se movía por aquella habitación que mantenía una agradable temperatura, algo que podía explicar aquél poder que rondaba, como si fuera humo, toda la habitación. Escuchó las palabras del hombre, que servía un par de tazas de té. Siguiendo un común protocolo social, que afortunadamente, sigue viéndose en el Japón actual, uno de los pocos países donde la misma juventud se preocupa por mantener las tradiciones, haciendo una reverencia, apenas inclinándose frente a él, quedando por aproximadamente cinco segundos inclinado, mirando fijamente el suelo, juntando ambas manos sobre los muslos.

Por favor, disculpe no me haya presentado debidamente... ― dijo, irguiéndose nuevamente. El cabello cubrió su rostro, y no hizo más que apartarlo con la mano izquierda. La bajó, y juntó ambas manos en su espalda, sosteniendo su brazo derecho por la muñeca con la mano con la cual descubrió su rostro ― soy el actual Tercer Oficial del Sexto Escuadrón. Mi nombre es Akagame, Akagame Yuishi, y es un verdadero honor conocerlo y ser su subordinado. Espero poder serle de utilidad ahora en más. ― finalizó, sin inmutarse, ni cambiar aquél rostro inexpresivo, observando en todo momento al Capitán a los ojos.

Escuchó, entonces, cómo tocaban la puerta. Tragó saliva, y escuchó la puerta abrirse tras recibir el permiso indicado de hacerlo. Ni siquiera se limitó a darse la vuelta para ver al recién llegado, y esperó hasta que se adentrara un poco más en el lugar. Sólo volteó la cabeza, y correspondió la reverencia apenas inclinándola con los ojos cerrados. Volvió a enderezarla, viendo al sujeto hacer una reverencia al Capitán, y observó que llevaba la insignia de Teniente. Frunció apenas el ceño, y volvió a mirar al frente, donde se encontraba el hombre reverenciado por el segundo al mando. Vio como el mismo servía una taza de té y comenzaba a hablar, por lo que escuchó atentamente sin retirar sus ojos de los del interlocutor, quien finalizó llevando el borde de la taza que le correspondía a sus labios.

Yuishi simplemente se quedó quieto en el lugar; no tenía nada que decir realmente, y simplemente, esperó a que el otro rompiera el hielo, apenas volteando en su dirección la cabeza, llevando los ojos hacia un extremo en vez de mirarlo de frente.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 photo Caim-2_zps6138f9b7.png
~ Hablo ~
~ "Pienso" ~
~ Narro ~


Of the best images I ever saved:
avatarYuishi Akagame
Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 29/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Law and Order [Priv: 6to escuadrón]

Mensaje por Daisuke Hibiki el Miér Dic 30, 2015 6:37 pm

No era la primera vez que se sentía tan incomodo, y nos ería la última, por un segundo pensó que las miradas del Capitán y del muchacho rubio a su lado le atravesarían de par a par en cuestión de segundos, pero el subcapitán del sexto escuadrón supo, en silencio, guardar la compostura. Mientras escuchaba atentamente las palabras del albino capitán del escuadrón. Justo había imaginado que el poder del capitán iría acorde con los ideales de este, pero lo que no se espero en absoluto, fue aquellas palabras que tenía que decir, Daisuke pensaba en las posibles quejas que podría decirle al hombre que preparaba tazas de té para ambos muchacho. Del nerviosismo, llevó su mano a la guardia de su zampakuto, esperando encontrar calma y tranquilidad a través del calor que esta emanaba...sin embargo, Kurenai parecía no estar dispuesta en aquella mañana a prestarle su ayuda.
<<A veces las cosas debes hacerlas tú sólito, Dai-kun>> La risa de Kurenai nuevamente acudió a su cabeza...a veces, su zampakuto era demasiado retorcida con él, bueno, ya arreglaría cuentas con ella en otra ocasión.

La mirada grisácea de Daisuke se centro en el capitán, escuchando todas y cada una de sus palabras, mientras el segundo al mando del sexto escuadrón permanecía en silencio sin interrumpir en ningún momento a su superior, exceptuando el momento en el que tuvo que sujetar con cuidado la taza de té, estando algo nervioso, y bebiendo con suavidad un sorbo del té preparado.
-Siento la interrupción, Capitan, pero necesitaba beber algo, no volverá a pasar-dijo dejando notar en su voz, el respeto hacía su superior.
Cuando vio que poco a poco terminaba de hablar, el teniente dejó la taza de té en la mesa, mientras observaba a su compañero, deduciendo que se trataría del Tercer Oficial, luego, recorrió de nuevo con la mirada el despacho y finalizó en los ojos de su Capitán, carraspeando suavemente su garganta mientras dejaba que las palabras fluyesen.
-Creo que es un honor también para nosotros, Capitán-dijo mientras sonreía de forma cálida y alegre el muchacho-.Desde que me ascendieron a subcapitán del Sexto Escuadrón tras ser Cuarto Oficial de la Undécima, pues siempre he tenido curiosidad por conocerle a usted y al Tercer Oficial-Nuevamente, Daisuke hizo una pausa, mientras se llevaba una mano a la barbilla-.La verdad es que en el Escuadrón los nuevos tienen muchas preguntas, y siempre intento ayudarles con lo que puedo, además de que agradezco la calma y tranquilidad de esta División...y espero poder tomar buenas decisiones junto a ustedes dos, cualquier duda que me surja no dudare en comentársela a ambos.
Tras sus palabras, el muchacho lanzó un suave suspiro, notando que toda la presión que sentía, parecía desaparecer poco a poco.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Hablo / Pienso / Kurenai (Zampakuto)

La cuestión no es ser rápido, solo, preciso.:
avatarDaisuke Hibiki
Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 13/11/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Law and Order [Priv: 6to escuadrón]

Mensaje por Kenzo Yukimura el Jue Dic 31, 2015 3:47 am

Kenzo no movió un solo músculo mientras el rubio se disculpaba, en cierta forma le parecía que las formalidades en algunos momentos de la vida eran simples adornos que no tenían sentido alguno. Todos podían cometer errores, entonces ¿por qué la necesidad de pedir disculpas ante los más ínfimos? Arqueó una ceja al oír aquellas palabras finales, estaba entonces frente al tercer oficial y en un futuro estaría frente al teniente. Era como si el mismo hilo del destino los había colocado en el mismo lugar a la misma hora. Aunque si se pensaba mejor, no era coincidencia ninguna, él los había llamado. Yuishi Akagame, su nombre quedaría en la memoria del peliblanco por un largo tiempo, le gustaba recordar los nombres de aquellos que había llegado alto en su escuadrón con la leve esperanza de que algún día superasen sus propios límites llegando a puestos de alto rango.

Una leve sonrisa fue imposible de disimular al escuchar aquellas palabras de disculpas por parte de Daisuke, era increíble que tuvieran tanta formalidad y educación. Aunque siempre había querido saber cuánto era educación y cuánto era miedo a las represalias del capitán. Él era de esos pocos que no podían enojarse, siempre existían las excepciones a la regla que aparecían y daban ganas de tirar todo por un Bankai y crear un reino helado. Pero hasta la fecha Kenzo se había contenido como pocas veces se había imaginado que podría. Daisuke continuó hablando, ciertamente le gustaba que los demás hablaran porque, de esa forma podía evitar tener que darle forma a la conversación, era más divertido verla fluir mientras permitía que los demás se sintieran cómodos a su lado.

Escuchó aquellas palabras sobre los nuevos reclutas y las preguntas que tenían sobre el escuadrón y seguro sobre las prácticas más comunes llevadas a cabo en aquel escuadrón que para Kenzo era tan particular, tan propio.
-Yo sé que nuestra principal tarea no es la más feliz de todas, pero es una de las más importantes desde mi punto de vista y algo en lo que los tres debemos hacer especial hincapié es en la disciplina y las leyes, yo sé que muchas veces nos pueden ver como los “malos” dentro del seireitei pero no hay peor cosa que el incumplimiento de leyes y la traición Sus ojos parecían querer expresar algo que estaba más allá de sus capacidades sentimentales, aquellas palabras eran las que se había repetido desde su nombramiento, eran uno de los pilares más fuertes que lo mantenía hacia adelante e impedía el retroceso y el caos.

Ahí estaba, tenía a las dos personas más cercanas que podía necesitar dentro del escuadrón e incluso de esa forma no podía dejar de sentir que algo se le estaba escapando, ¿acaso olvidaba algo en particular que debía de anunciarles? Bueno, ciertamente esperaría unos segundos mientras aquella información volvía a fluir por su mente como era necesario.
-Yuishi, Daisuke- hizo una breve pausa mientras llevaba su mano izquierda hasta su pelo, era una de las pocas formas que tenía el peliblanco para poder concentrarse. -Claro, eso mismo. Dijo en tono de emoción, aunque una emoción bastante bien controlada. -Pueden llegar a surgir misiones a diferentes partes de la sociedad de almas, incluso del mundo humano en la que necesitaré de su compañía, aunque no se preocupen, estarán más que notificados con tiempo y podrán decidir si acompañarme o no- nuevamente el té surfeó sobre su garganta. La taza se había terminado y con ella sus palabras sobre las futuras misiones.

-Si no tienen nada más para decirme o no necesitan nada de mí por el momento pueden retirarse, siempre sabrán dónde encontrarme- Finalizó con una, y una de las pocas sonrías que verían del peliblanco. El día comenzaba a aflorar mientras poco el ambiente fuera del despacho parecía calentarse a una temperatura quizás un poco molesta para quienes no soportaban el calor. La ventaja de tener aquella aura tan fría pocas veces parecía tan evidente.
avatarKenzo Yukimura
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/12/2015
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Law and Order [Priv: 6to escuadrón]

Mensaje por Yuishi Akagame el Lun Ene 18, 2016 1:16 pm

Quedó callado en todo momento escuchando las palabras de sus superiores; ¿para qué hablar, si no tenía absolutamente nada que aportar? Simplemente se quedó mirando al vacío, poco a poco recobrando el sentido, recordando dónde estaba, y que tenía que prestar aunque sea un mínimo de atención hacia aquellos sujetos, para pronto perderse nuevamente. Sus oídos, aún así, se mantenían atentos. Él jamás había sido una persona dedicada a ayudar a los demás, ni tenía el tiempo de hacerlo si quería cumplir a la perfección su función dentro del Sexto Escuadrón, y a su vez, encontrar a su hermana.

Tomó un poco de aire apenas puedo, y simplemente soltó sin ningún tono en particular un par de palabras, intentando no dormirse escuchando a aquellos dos ― no tengo tiempo últimamente de encargarme de ayudar a los nuevos del escuadrón; hay veteranos de rango inferior que ya están al tanto de todo, y que saben inclusive más que yo acerca de éste lugar, pero eso no significa que no esté haciendo lo que sea necesario para el bien del escuadrón. ― hizo una pausa para sí mismo, y suspiró; si no él, ¿quién más se encargaría de todo aquél papeleo, y los recados estúpidos? Cómo si no tuviera que hacer ya. Volvió la vista a Daisuke, observándolo a los ojos, y luego paseó una vez más la mirada por el Capitán y las tazas de té.

No tengo absolutamente nada que aportar, más que mi esfuerzo por el escuadrón de ahora en más, y como siempre lo ha sido. ― hizo una pequeña reverencia hacia el Capitán, dejando que sus cabellos ocultaran su rostro por un momento. Volvió a erguirse, y esperó nada más que una nueva señal para la retirada si no quedaba más por decir en aquella reunión.

Off-rol:
Perdón la demora y lo cortísimo del post; entre un montón de cosas y no saber qué responder, Yuishi ya se está o habría largado (?) xDDD

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 photo Caim-2_zps6138f9b7.png
~ Hablo ~
~ "Pienso" ~
~ Narro ~


Of the best images I ever saved:
avatarYuishi Akagame
Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 29/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Law and Order [Priv: 6to escuadrón]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.