Staff
Afiliados
Foros Hermanos
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro
Directorios y Otros

Una curiosa tienda de dulces // [Entrenamiento, Elijah]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una curiosa tienda de dulces // [Entrenamiento, Elijah]

Mensaje por Daisuke Hibiki el Mar Dic 29, 2015 11:29 pm

avatar
Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 13/11/2015
Edad : 24
Ver perfil de usuario
¿Cómo había acabado otra vez en el mundo humano?...bueno, realmente aquella no era la pregunta que debía hacerse...la pregunta exacta era, ¿por qué se encontraba en aquel instante delante de aquella tienda, en el mundo humano?...si, aquello sonaba muchísimo mejor.
Todo tenía una explicación, queriendo mejorar en su tarea como teniente y en un futuro alcanzar a ser tan rápido como lo era su hermana mayor, Daisuke necesitaba entrenarse, no solo fisica, sino también mentalmente...y el constante trabajo en el sexto escuadrón muchas veces causaba que su estrés, no le dejase apenas tiempo de entrenar decentemente. Si quería impresionar, no sólo a su capitán, sino también al resto de shinigami, y llegar a ser un ejemplo para todos, debía mejorar mas físicamente sus condiciones.
Y casualmente, durante todo aquel tiempo de pensamientos sobre como entrenar, escucho de un lugar apartado en la ciudad de karakura, dentro del mundo de los humanos, donde se decía que los shinigamis podían entrenar...o al menos, así había sido en antaño; así que en cuanto pidió un permiso de varias semanas para entrenar, el joven shinigami acudió a susodicha tienda.

Los grisáceos ojos de Daisuke, contemplaban aquel pequeña y minúscula tienda, pensando dos veces si no se habría equivocado, mientras se colocaba la insignia de teniente, y bajaba con suavidad la mano derecha hacía el mango de su zampakuto, intentando encontrar la calma, o al menos que la voz de Kurenai le dijese que todo saldría bien en aquella ocasión. Sin embargo, no fue así, su zampakuto no emitió ni una sola palabra, al tratarse de un entrenamiento físico, usaría a kurenai únicamente para desviar golpes o cosas que intentasen atentar contra la vida del albino shinigami..
Un suspiro fue suficiente para que el muchacho diese unos cuantos pasos en dirección a la entrada de la tienda, que encontrándose la puerta cerrada, el muchacho supuso que la acción que debía hacer era tocar la puerta, como toda persona civilizada...la cuestión allí era, ¿sería el dueño de la tienda como aquella chica llamada Mercedes? , sería, ¿capaz de verle?
La mano izquierda del subcapitán se acercó a la puerta y dio tres suaves toques en esta mientras esperaba que alguien abriese la puerta...o al menos que hubiera alguien, pues siendo las cuatro de la tarde, esperaba que cualquiera acudiese a su encuentro.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Hablo / Pienso / Kurenai (Zampakuto)

La cuestión no es ser rápido, solo, preciso.:

Volver arriba Ir abajo

Re: Una curiosa tienda de dulces // [Entrenamiento, Elijah]

Mensaje por Elijah Dankworth el Miér Dic 30, 2015 12:03 am

avatar
Elijah Dankworth
Líder Vizard
Mensajes : 349
Fecha de inscripción : 25/10/2015
Edad : 22
Ver perfil de usuario
Un día bastante particular para el vizard. Sus labores en la tienda habían sido más que sencillos. No había mucho para hacer más que limpiar un poco y mantener en orden la estructura tan poco llamativa para los humanos de la zona, algo que no quería atraer era personas no espirituales a su humilde tienda especial. Desde que se había realizado aquel pacto con la SS y los Shinigamis tenían permitido la estadía y el paso por la tienda Elijah había esperado la vistita de alguno que pudiera comentarle algo sobre aquel lugar que hacía ya bastantes años no podía pisar.  La tienda era lo más parecido a la Sociedad de almas que había en el mundo humano y ciertamente le daba un poco de nostalgia cada vez que atravesaba alguna de las puertas modificadas.

Poco esperaba de aquel día, ya nada parecía sorprender al peliblanco que prácticamente vivía en una burbuja de aburrimiento y monotonía. Su Zampakuto llevaba días oculta mediante un kido de dispersión de luz. No había mucho más para hacer que dirigir la atención a los gorriones y a las bellas aves que pululaban por la zona. El peliblanco se sentó en una de las salas de la Tienda simplemente a meditar. Se encontró con Farkas, quien tampoco tenía nada para hablar, por lo que simplemente se dedicarían a un entrenamiento psicológico cuando una presencia lo arrancó de su mente. -¿Un Shinigami?- susurró mientras se ponía de pie y colocaba aquellas ropas tan particulares. Una remera sin mangas y un pantalón gris deportivo, no había mucho más para usar en ocasiones como esas.

Se dirigió hacia el salón principal de la tienda caminando lentamente, no demoró en tocar la puerta que había sido golpeada breves instantes atrás. Abrió la puerta lentamente y por un instante hizo la misma broma de siempre, como si no pudiera ver absolutamente a nadie en esperando por entrar. Varios segundos más tarde simplemente enunció unas palabras. -Pasa, no puedo hablar con un espíritu fuera de la tienda. – Sus palabras finalizaron cuando volvió al interior de su establecimiento. Se giró rápidamente con una taza de té en la mano ofreciéndola al invitado. -Bienvenido Shinigami, mi nombre es Elijah Dankworth, soy el dueño de la tienda, ¿quién es mi célebre invitado?

Observó al peliblanco con poco detenimiento, su mismo color de pelo le pareció bastante particular. Lo que llamó bastante su atención fue el color de sus ojos, al parecer no era el único peliblanco en las dimensiones que poseía iris de color particular. Parecía joven, por lo que esperó antes de proseguir, quería conocer sus razones de visita -Y lo más importante, ¿Por qué has venido a visitarme? sus palabras parecían concisas y prácticas, tal y como el segundo escuadrón le había enseñado.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

"Shield of Karakura"

Dueño de la tienda misteriosa.;  Precios justos siempre, bueno, casi siempre.


Hablo  Pienso Hollow interno Seijō-ki

Gigai:





Volver arriba Ir abajo

Re: Una curiosa tienda de dulces // [Entrenamiento, Elijah]

Mensaje por Daisuke Hibiki el Miér Dic 30, 2015 1:06 am

avatar
Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 13/11/2015
Edad : 24
Ver perfil de usuario
El albino espero con paciencia a que abriesen la puerta del lugar, la verdad es que aquel lugar era bastante tranquilo para lo concurrida que solía ser aquella ciudad, el albino, recordaba su ultima visita a aquel lugar, sin duda alguna un encuentro curioso fue el que tuvo con Mercedes, pero no sin antes añadir la de Hollows que había encontrado.
Sin embargo, en aquella tarde, las almas parecían estar tranquilas, y los hollows parecían no querer rondar aquellos lares, al menos en aquella tarde. Cierto era que Daisuke esperaba encontrarse con que la persona que le recibiese fuera alguien con la habilidad de ver a los espíritus, pero nunca se espero lo que tras la puerta se encontraba.
 Un metro y ochenta y cinco centímetros debía medir aquel mastodonte que tenía enfrente suya, la verdad es que aquel tipo intimidaba un poco al shinigami, que retrocedió un paso hacía atrás, mientras analizaba con sus grisáceos ojos al dueño de la tienda, quien como había deducido el subcapitán del sexto escuadrón, tenía una habilidad especial al igual que Mercedes para ver a los espíritus.
-Oh...sigue sorprendiéndome que haya gente capaz de verme-dijo mientras pasaba con una sonrisa la mano por delante del rostro de aquel hombre, antes de sonrojarse por completo y hacer una suave reverencia-...perdón, perdón, no era mi intención parecer estúpido.

Tras aquello, el teniente se reincorporo, pasándose, de forma azorada una mano por la nuca mientras la otra seguía sobre la empuñadura de la zampakuto. Cogió un poco de aire, mientras aun encadilado por aquellos intensos ojos rojos, esbozo una de las mas calidas sonrisas que el shinigami había mostrado hasta el momento.
-Mi nombre es Daisuke Hibiki, soy el Teniente del Sexto Escuadrón en el Seiretei-se presento mientras hacía una reverencia en señal de respeto hacía aquel hombre, tras la segunda pregunta de este, aún con mostrando el respeto hacía aquel hombre-.Pues, me informaron de que aquí se podía entrenar en paz y tranquilidad, y buscaba un sitio donde hacerlo...quiero llegar a ser un Capitán en el que la gente pueda confiar en  un futuro...y por eso buscaba un sitio donde entrenar...pero si soy molestia, puedo retirarme.
Tras aquellas palabras, el muchacho quedó en silencio, con su respiración un poco agitada, sintiendo la leve brisa del viento mecer con mimo sus albinos cabellos, esperando con paciencia la respuesta de aquel hombre.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Hablo / Pienso / Kurenai (Zampakuto)

La cuestión no es ser rápido, solo, preciso.:

Volver arriba Ir abajo

Re: Una curiosa tienda de dulces // [Entrenamiento, Elijah]

Mensaje por Elijah Dankworth el Miér Dic 30, 2015 3:45 pm

avatar
Elijah Dankworth
Líder Vizard
Mensajes : 349
Fecha de inscripción : 25/10/2015
Edad : 22
Ver perfil de usuario
Su rostro fue de absoluta sorpresa cuando el chico pasó su mano frente a sus ojos verificando si realmente lo podía ver. Por un breve instante pensó en hacerse el completo idiota continuando con su aburrido día, pero había algo especial en él, era como si su energía le pedía que no lo dejara ir. Aparentemente el “destino” les tenía preparado algo. -Oh chico, puedo hacer mucho más que verte, créeme. – afirmó antes de dejarlo continuar con sus palabras. Parecía nervioso, como si nunca hubiese visto a alguien tan grande, o quizás esperaba un flacucho extremadamente débil dispuesto a entregarle su vida a un segador de almas de aquel nivel tan elevado como lo era un teniente. Elijah esbozó una breve sonrisa que se disipó a los pocos segundos. -Teniente del Sexto, interesante… ¿quién es su actual capitán?, supongo que no te habrán enviado para llevarme a la SS, creo que podrían haber sido un poco más “invasivos” si buscaran eso. – Guiñó su ojo derecho al chico, aquella breve broma podía parecer una advertencia que en realidad no existía.

Para su sorpresa el chico buscaba entrenar en la sala subterránea, algo que lo había dejado sin palabras. Hacía varios años que la tienda estaba abierta y no había pasado un solo Shinigami a entrenar, solo alguno que otro buscando refugio de los hollows que lo perseguían y otras cosas. Nuevamente una sonrisa se dibujó en su rostro. -Si lo que buscas es paz y tranquilidad aquí la tendrás. Si lo que buscas es entrenar, aquí tienes a quien puede ayudarte… - Nuevamente hizo una pausa para dedicarse a caminar hacia una de las paredes de la sala. Acercó su mano y la pared se deslizó sobre sí misma para mostrar un camino que llevaba hacia una enorme sala subterránea.

-En pocas palabras Daisuke, si lo que quieres es entrenar te ofrezco el lugar y la persona perfecta para hacerlo, quizás él pueda ayudarte más de lo que crees, tan solo dime cuando estés listo para conocerlo y lo llamaremos a la acción- Sus palabras finalizaron mientras simplemente caminaba por el lugar buscando rastros de algún otro entrenamiento, pero por suerte los daños ocasionados por sus liberaciones habían sido perfectamente reparados por él mismo. Elijah tenía un tiempo sin tomar aquella insignia de teniente que alguna vez pudo llevar en su brazo de forma tan orgullosa como el mismo Daisuke lo hacía, le parecía algo que sin duda reflejaba su pasado y su anterior “yo”.  Y tan solo por eso le entrenaría sin pedir nada a cambio. -Si lo que quieres es convertirte en capitán…estás en el lugar adecuado- fueron sus últimas palabras. Todavía no había demostrado su Zampakuto ni su poder espiritual, estaba esperando que el chico le diera la afirmativa al entrenamiento.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

"Shield of Karakura"

Dueño de la tienda misteriosa.;  Precios justos siempre, bueno, casi siempre.


Hablo  Pienso Hollow interno Seijō-ki

Gigai:





Volver arriba Ir abajo

Re: Una curiosa tienda de dulces // [Entrenamiento, Elijah]

Mensaje por Daisuke Hibiki el Miér Dic 30, 2015 5:49 pm

avatar
Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 13/11/2015
Edad : 24
Ver perfil de usuario
Espero en silencio las respuestas de aquel hombre que tenía frente a él, seguía pareciendole realmente curioso que hubiese gente capaz de verle, pero más le sorprendió aún que aquella misteriosa persona conociera más acerca del mundo de los shinigami, pero bueno, qué más daba, no iba a preguntar, estaba en sus días libres para entrenamiento...y no solo le ofrecían el lugar...sino también la oportunidad de entrenar junto a alguien que podía ayudarle, aquella noticia sacó una sonrisa bastante amplia al albino, quién en su fuero interno lanzó un grito de jubilo, mientras en su mente la dulce y suave risa de Kurenai resonaba con eco.
<<Pareces un niño ilusionado el día de navidad>>
Quiso responderle a su zampakuto con un chiste ingenioso, pero si lo hacía lo más probable es que aquel hombre le diese por loco, por lo que, Daisuke quedó en silencio mientras asentía con suavidad; por supuesto que estaba ilusionado, al fin alguien le prestaba atención,  aunque su capitán había sido bastante amable al recibirle.
-El capitán actual es Kenzo Yukimura, es alguien bastante tranquilo...pero su aura da bastante frío, pero se preocupa bastante por el escuadrón, así que, por mi parte estoy contento con el capitán que me ha tocado-respondió Daisuke sin perder su sonrisa, mientras sus grisáceos ojos seguía examinando con cautela aquel lugar, que, en principio le había parecido bastante cochambroso, había resultado, en parte como Daisuke había pensado, una tapadera-.Yo no hago daño a nadie, a menos que sea una persona que se dedique a hacer el mal...o un hollow que se propase...bueno...creo que soy un caso especial como shinigami, mi hermana solía decir que no dejase nada ni nadie corrompiese mi buen corazón, así que intento seguir ese consejo adelante y guiarme de mi intuición...a veces me meto en líos, pero me gusta seguir el consejo de mi hermana.

Tras un momento de silencio donde contempló como aquel hombre hablaba, mientras veía que hacía una suave pausa para mostrar que de una de las paredes se deslizaba, como en las típicas novelas fantásticas, revelando un pasillo que daba paso a una bajada subterránea; ante aquel descubrimiento, los ojos de Daisuke brillaron casi con luz propia, como si su reiatsu le dieran luz propia.
-Por fin un lugar tranquilo, menos mal...es que en la sociedad de almas, no hay un solo sitio donde tus entrenamientos puedan ser calmados...de hecho, en mi posición de teniente, apenas tengo tiempo de poder hacer nada por mi mismo, al estar siempre con el papeleo para arriba, y el papeleo para abajo, que si ayudando a este y ayudando a aquel...que ojo, no me quejo de ayudar a los demás, me gusta hacerlo, pero creo que un descanso de vez en cuando no vendría mal y tomarme tiempo para mí, por eso pedí un permiso de dos semanas para entrenar aquí.
Escuchar que no sólo le ofrecía lugar, sino también alguien había vuelto a encender el entusiasmo del moreno shinigami que inconscientemente apreto el puño izquierdo el señal de aceptación, mientras, sin perder la sonrisa, hizo una suave reverencia observando al hombre tras haber presentado su agradecimiento y le dedicó una suave sonrisa.
-Para mí sería un honor tener a alguien que pueda ayudarme en mi entrenamiento, muchas gracias por ofrecerme el sitio y a la persona...y sinceramente espero no molestar a esa persona.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Hablo / Pienso / Kurenai (Zampakuto)

La cuestión no es ser rápido, solo, preciso.:

Volver arriba Ir abajo

Re: Una curiosa tienda de dulces // [Entrenamiento, Elijah]

Mensaje por Elijah Dankworth el Jue Dic 31, 2015 2:32 am

avatar
Elijah Dankworth
Líder Vizard
Mensajes : 349
Fecha de inscripción : 25/10/2015
Edad : 22
Ver perfil de usuario
-Kenzo…Kenzo…un chico bastante frío si mal no recuerdo, creo que sé algunas cosas de él, interesante- El nombre le sonaba bastante familiar, como si en algún momento se hubiese cruzado con aquel chico de cabellos blanco/azulados. Aquel chico parecía estar bastante contento con lo que le había tocado, ciertamente Elijah estaba un poco más que reflejado en él, era su viva imagen varios años atrás…Y si tenía suerte tendría la oportunidad de conocer aquel no tan ínfimo detalle. -Eres una persona bastante particular Daisuke Hibiki, voy a darte un solo consejo con respecto a eso que te decía tu hermana, aférrate y no permitas que aquello que ha cegado a tantos hombres entre en tu corazón…porque al final terminarás ciego de poder y corrupción. – sus palabras parecían las de alguien que conocía aquella sensación, aquel deseo de ser un ser puro toda su existencia y haber fracaso para intentar llevar sus días al camino de la bondad nuevamente…había que entender a Elijah, volver a tener aquella pureza no era algo fácil, pero poco a poco se lograba en aquel lugar tan especial.

Como había sospechado, el chico había pedido un permiso de entrenamiento y había llegado tan solo para gastarlo en aquel lugar, bastante entregado a la aventura había resultado. -Aquí puedes volver todas las veces que quieras, estaré esperándote…- Sus palabras fueron acompañadas de una breve sonrisa, quedaban pocos Shinigamis como él, tenía algo que parecía impulsar al peliblanco a tenerlo más cerca, como si pudiera sentir el potencial que el chico tenía y no podría sacar sin un “empujón”. -Esa persona Daisuke- Enunció mientras aquel Kido de dispersión lumínica finalizaba dejando entrever la katana en el lado derecho de su cadera. -la estás mirando desde que entraste en la tienda- finalizó mientras una sonrisa bastante extensa se dibujaba en su rostro, tenía días sin haber hecho presente a su compañera.  

El peliblanco se mantuvo dubitante unos instantes mirando al chico, dudó si presentarse de forma formal o dejarlo para otro momento, pero nunca había mejor momento para una presentación que antes de un combate. -Elijah Dankworth, ex teniente de la segunda división del Gotei13, oficialmente es un gusto conocerte Daisuke- su presentación finalizó con una breve reverencia, acto seguido comenzó a caminar en aquel campo de entrenamiento como si estuviese buscando algo en particular. -No te pregunté sobre tu idea de entrenamiento, dime lo que planeas entrenar y te diré hasta cuándo puedo ayudarte- Todo vizard conocía sus límites y, si bien él no era el más avanzado en el uso de Kido’ tradicionales, había conocido varios secretos de la SS con su antiguo capitán…secretos que incluso al día de la fecha no había logrado dominar al cien por ciento.

¿Realmente vamos a entrenar a un Shinigami que podría en un futuro intentar asesinarnos? La voz de Farkas resonó en su cabeza. Si bien era verdad y no existía certeza sobre las motivaciones del chico, Elijah tenía la necesidad de confiar en él. Parecía demasiado transparente como para estar tramando algo verdaderamente oscuro, pero quién sabe, algunas veces los más bonachones terminan siendo los peores enemigos

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

"Shield of Karakura"

Dueño de la tienda misteriosa.;  Precios justos siempre, bueno, casi siempre.


Hablo  Pienso Hollow interno Seijō-ki

Gigai:





Volver arriba Ir abajo

Re: Una curiosa tienda de dulces // [Entrenamiento, Elijah]

Mensaje por Daisuke Hibiki el Vie Ene 01, 2016 11:42 pm

avatar
Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 13/11/2015
Edad : 24
Ver perfil de usuario
Aquellas primeras palabras dichas por el hombre de albinos cabellos, hizo que Daisuke sintiese en su pecho cierta nostalgia; su hermana mayor, la cuál había fallecido a causa del incontrolado poder de Daisuke, siempre decía que no debía dejarse corromper por el dolor, ni las ansias de poder, simplemente seguir siendo él mismo muchacho que deseaba convertirse en un capitán que los ayudase a todos. Sin embargo, sentirse ciego de poder, era algo que Daisuke no podría permitirse, desde la reunión de Tenientes que él mismo había organizado, había podido notar las grandes diferencias de poder entre los demás y él. Quizás aquella había sido una de las principales razones por las que Daisuke había decidido realizar aquel entrenamiento. Aunque una de las cosas que sacó una sonrisa en los labios del moreno, fue escuchar aquello de que era alguien bastante particular.
-Nunca dejare de ser yo mismo...el poder que quiero, es para proteger y ayudar, nunca por usarlo de forma violenta y porqué si...de hecho si por mí fuera, la violencia sería lo último que utilizaría...de hecho una vez mi hermana me pregunto que era lo que intentaba hacer yo por llegar a esa paz que tanto ansiaba, decía que todo el mundo buscaba la paz...que era algo típico, me decía que pensar era algo esencial, pero que también lo era actuar-se quedó callado, trasladando su mente a aquella tarde de verano en el Rukongai, mientras sentía que aún su hermana se encontraba a su lado, vestida de la misma forma y tipo de uniforme que ahora vestía Daisuke, mientras ella le miraba con suavidad, sintiendo el inmenso poder de la ex-teniente del sexto escuadrón, a la par que él intentaba buscar una excusa-...yo le respondí, que tal vez un pensamiento fuera más fuerte que una espada, después de eso, ella misma estuvo pensando en eso durante días, mas tarde nos peleamos...y seguido, a las semanas, falleció...por eso ahora busco honrar su memoria convirtiéndome en un Capitán capaz de hacer lo que piensa.

No sabía porqué le contaba todo aquello a aquel individuo que seguía allí observándole mientras escuchaba que podría volver a aquel sitio todas la veces que quisiera. Nuevamente, sus grisáceos ojos parecieron brillar con luz propia ante aquellas palabras, pero más le sorprendió ver que aquella persona había sido capaz de ejecutar un kido de ocultamiento, que poco a poco desaparecía hasta mostrar una katana en el lado derecho de la cadera de aquella persona, que, si antes ya llamaba la atención del albino, ahora aún más, había dicho que era un ex-teniente...y que él le ayudaría en su entrenamiento...aquello no podía ser mejor, quizás así sorprendiese a sus compañeros cuando mostrase los resultados de su entrenamiento.
-¿En serio?...¿un ex-teniente quiere entrenar conmigo?...eso...eso es genial-dijo mientras sonreía con suavidad-.Es un placer conocerle, Elijah-sama, pero mas un honor que me ayude con mi entrenamiento-dijo mientras hacía una reverencia en forma de agradecimiento. Tras aquellas palabras, decidió adentrarse a aquel lugar, esperando no estar interrumpiendo la búsqueda de Elijah, quien le preguntaba por su entrenamiento...nuevamente una sonrisa se dibujo en sus labios.
En la sexta división habían hablado de Michella como el fulgor dorado, debido a que aquella muchacha había sido realmente rápida en cuanto a velocidad se trataba, por lo que, en forma de honor y porque el shunpo era una de las cosas que mas deseaba equilibrar junto a su fuerza y resistencia.
-Pues había pensado en entrenar...mi resistencia..mi fuerza...pero sobretodo mi velocidad, es lo que mas me gustaría entrenar-tras aquellas palabras, el shinigamis se cruzo de brazos sin perder su radiante sonrisa.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Hablo / Pienso / Kurenai (Zampakuto)

La cuestión no es ser rápido, solo, preciso.:

Volver arriba Ir abajo

Re: Una curiosa tienda de dulces // [Entrenamiento, Elijah]

Mensaje por Elijah Dankworth el Lun Ene 04, 2016 4:17 pm

avatar
Elijah Dankworth
Líder Vizard
Mensajes : 349
Fecha de inscripción : 25/10/2015
Edad : 22
Ver perfil de usuario
Definitivamente era momento de comenzar aquel entrenamiento tan esperado. Elijah sabía lo que significaban aquellas palabras incluso cuando tenía semanas sin realizar un corte con su Zampakuto. Aquellos poderes que alguna vez habían sido más que la solución a sus problemas ahora se encontraban sellados ocultos de la vista ajena, como si fuese una condena eterna. Ser el tutor de aquel Shinigami le daba una motivación más, una nueva razón para mantener su fuerza constante e inamovible. -Tus palabras son realmente interesantes Chico, espero las mantengas con el pasar de los años.... – Enunció mientras liberaba aquel poder que había estado conteniendo, dentro del campo de entrenamiento era imposible que los encontraran ya que el mismo Elijah había creado una barrera que tornaba indetectables a las energías dentro suyo. Algo verdaderamente conveniente a la hora de entrenar o tener cualquier tipo de demostración de poder.

Sus ojos se tornaron platinados por un instante, como si su energía circulara libremente por un microsegundo. Su energía hizo presión sobre el lugar y podía observarse como pequeñas corrientes eléctricas se movían sobre su piel, su reiatsu elemental era más que evidente, su poder eléctrico más que conocido. -Entonces Daisuke, yo prometo darte un entrenamiento que no tendrá comparación con ninguno que has tenido antes, pero debes estar más que seguro de lo que quieres porque una vez comenzado no nos detendremos hasta un punto clave que notarás en tu propio interior. Es complejo de explicar, simplemente debes de sentirlo- Una leve sonrisa fue lo último que hizo presencia en su rostro, durante un instante el silencio se hizo presente en la sala.

-Hagamos algo, vamos a trabajar tu velocidad y tu resistencia en primer momento, luego tu fuerza y de esa forma podríamos haber cumplido tus metas en gran parte, no puedes entrenar todo en una primer instancia porque sería absolutamente inefectivo, tenemos que centrarnos en lo que más quieres- Hizo una breve pausa recordando sus entrenamientos en la sociedad de almas, aquel capitán que le había enseñado todo lo que conocía ayudando al ex teniente a pulsar sus límites más allá de las barreras de sus limitaciones físicas. Elijah planeó hacer una simple demostración de lo que el chico podía aprender junto a él, se posicionó con un shunpo frente a él, en menos de un parpadeo había aparecido sin un gran esfuerzo realizado. -Empezaremos cuando quieras, podemos hacer lo siguiente. Tu fuerza la entrenarás contra mí, en un combate cuerpo a cuerpo…- hizo una breve pausa llevando su mano hacia su mentón para poder pensar con un poco más de claridad. -Y tu velocidad la entrenaremos luego del combate, ya tengo una idea brillante- finalizó para alejarse nuevamente de un shunpo. Tomó su Zampakuto dejándola sobre el suelo. Su mango de color blanco perfecto parecía brillar
con luz propia.

-Puedes comenzar, aquí te espero- fue lo último que enunció antes de ponerse en posición de defensa esperando su ataque.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

"Shield of Karakura"

Dueño de la tienda misteriosa.;  Precios justos siempre, bueno, casi siempre.


Hablo  Pienso Hollow interno Seijō-ki

Gigai:





Volver arriba Ir abajo

Re: Una curiosa tienda de dulces // [Entrenamiento, Elijah]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.