Afiliados
Foros Hermanos
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro
Directorios y Otros

Ficha de Sachiko

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha de Sachiko

Mensaje por Sachiko el Miér Dic 30, 2015 2:55 pm

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 29/12/2015
Ver perfil de usuario

Sachiko Shinozaki


Información General
Nombre y Apellido:
Sachiko Shinozaki

Apodos:
Sachi, Vestido Rojo, Niña del Vestido.

Sexo|Orientación:
Femenino, Bisexual.

Edad:
1000 reales / 7-10 aparentes

Cargo|Rango:
Espíritu de Zampakuto (Nivel Teniente)



Descripción
Descripción Física:
Sachiko se presenta como una niña de unos siete o diez años aproximadamente, de unos 124 centímetros de altura, siendo pequeña y aparentemente frágil. Posee la piel pálida al extremo, tornándose gris en ambientes oscuros, de cabello largo y ojos grises la niña tiene toda la apariencia de ser un fantasma. Es delgada, pesando solo 21 kg, de aspecto sombrío y misterioso poco se puede adivinar a simple vista de donde viene tan extraña niña o que la lleva a los lugares que visita. La característica más marcada de Sachiko es que siempre, adonde sea que aparezca, viste con un vestido rojo viejo, desgastado y con signos de maltrato. Su vestido puede parecer carcomido por insectos, cuyos daños son muchas veces aleatorios y sin un propósito claro, dando toda la apariencia de un cadáver ambulante que acaba de escapar de un cementerio. Sachiko muestra a la vez marcas delineadas en su cuello, las cuales parecen indicar signos de asfixia en el pasado. Como toda niña Sachiko es muy expresiva, puede notarse a simple vista sus cambios de humor, pero casi siempre conservara una sonrisa inocente o una seriedad fría dependiendo del momento, en los combates o cuando está emocionada suele tornarse una mueca maliciosa como un verdadero espectro.


Descripción Psicológica:
A simple vista parece una niña tímida, introvertida y misteriosa. Callada, calma y paciente de la cual no se puede extraer demasiada información al interrogarla. Sachiko se mantiene serena en la mayoría de oportunidades, hablando lo menos posible sobre ella o sus intenciones hasta no asegurarse de que tiene el control de la situación, mostrando una gran inteligencia al abusar de su aspecto demacrado e inocente para poner a las personas a su favor y ahorrarse los problemas de combatir desde el inicio. Es una verdadera manipuladora con las personas que conoce y más aún si es la primera vez que la encuentran, utilizando su aspecto para obtener más información de la que ella quiera brindar a cambio y usando este mismo aspecto para conseguir que otros la defiendan.

Sachiko oculta en verdad su verdadera personalidad siendo fría, sádica y perturbadora. El sadismo es algo que disfruta experimentar con los humanos, a quienes tortura incansablemente solo para divertirse, así mismo se muestra interesada en la sangre de estos bebiéndola al terminar de divertirse. Para ella cualquier humano es una presa apetecible para sus ingeniosos juegos de tortura, de los cuales se siente orgullosa. Bajo el aspecto gentil e inocente se oculta una maquina sin emociones ni objetivos claros, parece disfrutar la desconfianza y las penurias humanas a tal punto de causarlas solo para su deleite. Sachiko no parece conocer la piedad, el perdón o sentimientos de culpa ya que para ella todos los humanos nacen para morir de una forma u otra. Ella ve a toda criatura como una simple ficha para sus juegos, no teme en ningún momento el sacrificar a otros y tampoco es ingenua para creerse superior a alguien que la supere en poder, caso en el cual evaluara las posibilidades de tenerlo a su favor.

Yendo a gestos más concretos, Sachiko tiene una tendencia de hacer sufrir a sus víctimas tanto de manera física como mental, la tortura es una de sus actividades favoritas, planeando cada detalle de las mismas antes de realizarlas. Se muestra intrigada sobre el dolor emocional y si tiene oportunidad no dudara en tomar como rehén a una persona que sea importante para su oponente solo para deleitarse con el dolor que exprese. Suele reír al ver el dolor y el sufrimiento de las personas, pudiendo estar todo un combate riendo por una herida y divertirse en extremo cuando logra torturar un largo tiempo a un rival que haya merecido la pena.

Sin embargo, Sachiko no desprecia a un buen oponente, llegando incluso a dejar vivos a quienes hayan demostrado ser interesantes solo para volver a encontrarse en algún otro momento. La actitud que tiene sobre los que no valen la pena es mucho menos amable, ella suele torturar por días a quienes no demuestren un gran nivel para luego matarlos en el último aliento de dolor. Su actitud hacia los pocos que deja vivos suele ser de obsesión, siguiéndolos en gran parte de sus vidas para observar cada detalle que pudo haber omitido. Su sed insaciable de información suele ir más lejos, observando a su objeto de atención por largos periodos de tiempo solo para sacar una conclusión.

La vida amorosa de Sachiko es confusa y complicada incluso para quienes logran despertar cierto afecto por parte de la niña, ella tiende a ver a las personas de igual forma sin distinción de género. Pero su versión del amor es más retorcida, suele demostrar su afecto cortando a su pareja, torturándolo e incluso matándolo para conservarlo por siempre en su memoria. Estar enamorado de la niña es una maldición literal ya que nunca se sabe cuándo esta cambiara de parecer y terminara matando a su objeto de cariño, a la vez Sachiko no suele demostrar palabras dulces aun cuando sus sentimientos sean sinceros siendo muy violenta y directa a la hora de hablar con su pareja.

Aunque se podría afirmar que Sachiko no siente un aprecio o desprecio particular por ningún ser vivo, ella suele ser más considerada con quienes sean Shinigamis o Arrancars. Esta razón es que aun luego de tantos años en soledad sigue buscando un portador que sepa controlarla, en muchos casos pregunta y ofrece irse con un shinigami solo si este renuncia a su propia zampakuto. La ira de la niña puede ser desatada de dos maneras diferentes, si el portador rechaza la oferta ella se mostrará ofendida y despreciada si ocurre el caso contrario ella pedirá que antes deje a su espada con otra persona. Si le ofrecen unirse junto a otra espada su cólera será desatada ya que se considerara una segunda opción y esto le hará creer que solo se trata de un truco barato para que vuelvan a abandonarla.

La soledad aunque la rodee, es su mayor desprecio y muchas veces parece desesperada en abandonarla. Sin embargo, tras largos años de vivir por sí misma, muchas veces se pregunta porque otras espadas se unen tanto a una persona si esta puede traicionarlas, cosa que le hace ver a otras zampakuto no independientes como traidoras y tontas. Suele referirse sarcásticamente a su nombre, ya que su personalidad difiere enormemente con el significado del mismo, las únicas ocasiones que puede apreciarse cierta felicidad en la niña es cuando asesina a alguna persona.


Zampakuto
Nombre de la Zampakuto:
Sachiko (幸子 lit. Niña Feliz)

Descripción de la Zampakuto:
Sachiko se presenta en forma de katana o espada como la mayoría de Zampakuto. Ambos extremos de los filos se ven opacos debido a rastros de sangre, el color dorado de la misma hace más notorios los defectos que puedan llegar a presentar, de los cuales se destacan la infinidad de pequeñas gotas marrones. El aspecto inocente y de corto alcance de la misma la hacen parecer un simple artilugio pero sus pequeños recordatorios del pasado hacen notar que no tuvo nada de ordinario en mucho tiempo. Sachiko puede usarse como un arma de corto alcance, sin variar en el daño que puede llegar a causar, su filo es admirable para un arma tan pequeña y compacta. Suele llevarla dentro de su cuerpo y liberarla por la palma de la mano, con un orificio de salida que se cierra al finalmente traspasarse. Tiene un largo un poco mas pequeño que las katanas normales cosa que la hace parecer pequeña en comparacion con otras espadas, como un recordatorio inocente de su apariencia pequeña y fragil.

Mundo Interno:
A partir de un frondoso y espeso bosque comienza este mundo de calles de tierra y nubes oscuras. Rayos iluminan el cielo, siendo esta la única luz presente en el exterior. Tras avanzar por los caminos, costeando las piedras y espinas que puedan aparecer en el recorrido, se llega a una vieja y decrepita fortificación de madera. Un banco de piedra gris se encuentra delante del mismo, quizás sea hora de que el visitante tome un descanso antes de aventurarse en tal fortificación. El viaje parece agotador, sin embargo, aquella casa de madera ha resistido penurias inimaginables e incendios incontables. Un umbral da la bienvenida, una única puerta principal que se abre rechinando ante la fuerza. Las ventanas de oscuro vidrio ocultan el exterior de los ojos curiosos, no se divisan sombras, ruidos, apenas se puede imaginar que esa estructura tenga más vida que alguna rata merodeando. Tres pisos hasta llegar al techo, el suelo que da la bienvenida con un crujido delata su antigüedad, el suelo es áspero, la tierra salvaje parecía mas hospitalaria que este decrepito cadáver de madera pero por el lado positivo la lluvia que arrecia desde que se ingresó no puede tocar el interior. El silencio presente se hace intolerable, solo se escuchan los pasos del visitante, no se había percatado de que la niebla se incrementaba a medida que avanzaba, quizás es demasiado tarde pero la misma ha ocultado la salida o quizás nunca estuvo ahí. Las escaleras de madera son odiosas, rechinan con fuerza a cada paso, hasta un ladrón seria detectado incluso con los zapatos más suaves existentes. La estructura se convierte en un laberinto, pero ya no es algo desconocido, es una escuela abandonada. Aula tras aula el desorden, el caos y las grietas se amplifican, algunos lugares son inaccesibles otros ocultan una trampa mortal. Pero si eres sabio no habrá problema que no puedas resolver, manchas de sangre se divisan en las paredes, la escuela parece sudar el líquido rojo y el hedor se hace intolerable, pero en otra habitación el frio obliga a protegerse y parece que el clima hubiera cambiado de repente. Desde las ventanas puedes ver el bosque, aquel banco que usaste para estirar las piernas, aquella planta con espinas que te raspó la rodilla al concentrarte en la impresionante vista. Sigues recorriendo, llegas a una enfermería, los objetos están vencidos pero al menos hay una venda en un estado aceptable, los baños no tienen mucha diferencia, todo al parecer se detuvo en medio de una catástrofe. La sangre chorrea en los pasillos del segundo piso, a los cuales llegas luego de unas insufribles horas de resolver enigmas, evitar trampas y huir de los cadáveres que has encontrado en el horrible camino. La azotea está abierta e invita a entrar, descender es una locura luego de tanto terreno recorrido, de tantas horas invertidas. Subes y te adentras en la oscuridad total, pareces estar en el fondo del océano y una luz muy pequeña te espera a unos pasos de distancia. Al llegar notas que no era una luz, sino una niña que emana una presencia extraña y poco común. "Lo siento, pero hoy no es tu día de suerte" son sus palabras, un grito aterrador se escucha provenir desde el interior de esa escuela, pero nadie lo oye. Allí moran las almas que tienen la desgracia de visitar aquel mundo, los cadáveres eran advertencias pero la curiosidad siempre puede más, ningún portador ha sobrevivido de aquel viaje.
Mundo:


Shikai
Palabras de Liberación del Shikai:
Las palabra  de liberación de Sachiko es Gōmon  (拷問 tortura) seguido del nombre de la Zampakuto. Siendo Gōmon Sachiko (拷問 幸子) el comando completo.

Descripción del Shikai:
Al pronunciar el nombre de la Zampakuto, la espada comienza a desvanecerse en partículas violetas hasta desaparecer por completo. Sachiko muestra sus ojos que ahora son de un color violeta, mientras que varias cadenas con forma de alambre de púas comienzan a surgir a su alrededor. Sachiko es capaz de generar a voluntad cadenas a partir de su reaitsu y manipularlas con su mente, siendo estas extremadamente rápidas a la hora de atacar y a la vez resistentes. Cuantas más cadenas se creen mayor es la posibilidad de acertar un ataque. Sachiko se convierte así en un arma de largo alcance que basa sus ataques en las diversas cadenas y las formas que estas puedan rodear a sus rivales. Las cadenas a su vez pueden surgir del suelo y no están limitadas a surgir solamente alrededor de Sachiko. Sin embargo, Sachiko solo puede manipular libremente siete cadenas, si invoca más de siete luego de su uso estas cadenas permanecerán clavadas en el lugar sin poder moverse o perseguir libremente a sus rivales. Se puede alternar de cadenas simplemente imbuyendo en el aura violeta a una dejando otra cadena inhabilitada, la cantidad de veces que Sachiko puede alterar sus cadenas es ilimitada pero cuanto más recurra a esta habilidad más rápido se agotaran sus reservas espirituales.

Habilidades mixtas:
No posee.

Técnicas del Shikai:


Torappu (トラップ lit. La trampa): Sachiko hace surgir cadenas a los pies de su objetivo con la intención de que estas se cierren para atraparlos, de no lograr un agarre eficaz estas cadenas permanecerán en el lugar (hasta un total de tres trampas en simultaneo) pudiendo volver a cerrarse en un segundo intento. El reposo de esta técnica es de tres turnos y no se pueden colocar más de tres trampas a la vez. El agarre eficaz de una trampa finaliza la presencia de las que pudieran estar activas al momento del mismo. El rival no queda paralizado ya que la intención es herir y molestar al rival, la trampa a su vez puede ser rota mediante un gran esfuerzo físico.

Chēnmeiden (チェーンメイデン lit. Doncella de Cadenas): Técnica pasiva que da un aumento de 4 puntos en fuerza espiritual y velocidad espiritual. Cada turno que las cadenas estén activas disminuyen este aumento en un punto. La duración total de la técnica es de 4 turnos, teniendo un reposo de 3 turnos luego de su finalización.

Bōrei (亡霊 lit. El Espectro): Sachiko dirige sus cadenas hacia el cielo para luego dejarlas caer sobre el rival como una lluvia, al caer las cadenas se rompen convirtiéndose en una lluvia de púas sobre el campo de batalla. La técnica dura un turno y puede ser evadida con una gran velocidad o saliendo del rango de acción que involucra unos cuatro metros desde la ubicación del rival. Reposo de dos turnos, cada uso le agrega un turno adicional de reposo.

Sheru (シェル lit. Cáscara): Técnica defensiva de Sachiko que consiste en envolverse con sus propias cadenas para defenderse de los ataques. Al formar una especie de capullo a su alrededor, las cadenas comienzan a girar para no solo disminuir los impactos si no dañar físicamente a quienes se atrevan a golpear directamente. Sachiko puede utilizar cadenas adicionales para cavar un túnel y ocultarse bajo tierra de quienes puedan atravesar la defensa y así sorprenderlos. Reposo de dos turnos.

Monsutā (モンスター lit. Monstruo): Sachiko concentra una gran cantidad de cadenas a sus espaldas creando una figura con las mismas que usualmente se asemeja al rostro de un animal canino con el cuerpo de una serpiente. Luego de un momento de concentrarse la criatura es lanzada hacia el oponente con la intención de aplastarlo u arrastrarlo por el escenario. Solo puede utilizarse una vez por combate y es considerada la técnica más poderosa de su Shikai.


Bankai
Nombre del Bankai:
Gōmon hausu (拷問ハウス lit. Casa de Torturas) es el nombre que recibe el Bankai.

Descripción del Bankai:
Al liberar el Bankai la apariencia física de Sachiko no cambia con relación al Shikai, conservando los mismos ojos violetas. El escenario a su alrededor es ahora su mundo interno, encerrando a sus rivales dentro del mismo. Sachiko pierde la capacidad de usar sus cadenas pero ahora puede manipular libremente el entorno como un arma, pudiendo crear con diferentes materiales como astillas de madera y vidrios esferas punzantes o lanzar objetos con el poder de su mente. Sachiko a su vez puede moverse libremente por el entorno, pudiendo ingresar en el interior de las paredes, techo o el mismo suelo para protegerse de ataques y utilizar tácticas sorpresa. Sin embargo esta defensa no es para nada impenetrable, un ataque de gran alcance o un golpe que derribe toda una estructura afectara a Sachiko, a su vez el rival puede forzar a Sachiko a mostrar su forma física si logra descifrar donde se oculta y conectar un golpe certero al mismo. Sachiko habla con una voz de eco al integrarse a la estructura que ayuda a desorientar al rival pero no priva a este de encontrar la verdadera localización si logra concentrarse lo suficiente.

Técnicas del Bankai:

Tamashī (魂 lit. Las Almas): Sachiko llama al combate a las almas de los caídos, por 3 turnos dos espectros aparecerán para brindar su ayuda a Sachiko. Estos espectros suelen tener formas grotescas y extrañas, parecen pudrirse lentamente hasta que la técnica finaliza en la cual se convierten en polvo. Los espectros combaten con armas de corto alcance y pueden ser repelidos por técnicas espirituales, no son afectados por daños físicos ya que estos los atraviesan. Reposo de dos turnos.

Ribingu akumu (リビング悪夢 lit. Sala de Pesadillas): Sachiko hace surgir desde una pared o desde el techo diferentes púas las cuales se extienden revelando que son lanzas con la intención de empalar al enemigo. La técnica generalmente se utiliza en espacios cerrados para lograr un daño decente aunque pueden ser destruidas si se aplica la suficiente fuerza física u evadidas con una buena velocidad. Reposo de dos turnos.

Abisu no fukushū (アビスの復讐 lit. Venganza del Abismo): La casa experimenta una grotesca transformación adquiriendo un rostro demoniaco cuyas fauces son el fuego de una chimenea y dos espejos se colocan como ojos, la madera comienza a agruparse de manera violenta alrededor de este rostro que adquiere garras destinadas a herir a quien se interponga. La grotesca criatura se lanza hacia el frente persiguiendo al rival y destrozando todo lo que pueda encontrar a su paso. Al finalizar la técnica el lugar del combate se muestra desordenado y destrozado. Solo puede utilizarse una vez por combate y es considerada la técnica definitiva del Bankai, como muchas de sus técnicas puede ser detenida en mayor o menor grado con la fuerza física aunque causara daños debido a las astillas y objetos punzantes que suelen romperse en su recorrido aunque sea un recorrido muy corto.


Stats
Fuerza:3

Resistencia:3

Velocidad:3

Protección:5

Fuerza Espiritual:7

Velocidad Espiritual:8

Reiryoku:6



Hoho: 5/10

Kido:5/10

Shikai: 3/5

Bankai: 1/5:





Historia
Sachiko no siempre fue la cruel y despiadada torturadora que se muestra en la actualidad. Despojada de sus memorias humanas si es que alguna vez estuvo viva,  aprendió a habitar como un espíritu dentro de una gran escuela antigua. El tiempo pasaba y la dulce niña esperaba que alguien llegara para jugar con ella, apenas conocía que era un arma y mucho menos sabia de la existencia de otros seres, ella creía ser una niña humana que había sido dejada en la escuela por alguna razón. Desconociendo sus orígenes, su destino o sus habilidades, Sachiko siguió esperando, deseaba con ansias conocer a un amigo o a un compañero que le divierta. Algunas veces se sentía herida, débil y debía pasar tiempo en la enfermería para no decaer en un estado deplorable. Otras veces su alegría no tenía límites y pasaba horas dibujando en las pizarras para un público invisible. Sachiko no entendía sus propios cambios de humor, tampoco entendía porque estaba confinada a la soledad cuando ella era un niña educada, cordial, bondadosa y respetuosa.
Con los años, Sachiko se aburrió de esperar, se sintió decepcionada y abandonada. Creyó que pasaría los días solamente dedicados a torturarse con la idea de que alguien pudiera abrir una puerta. Un día como cualquiera una nueva niña que ya no expresaba más que una ira rotunda, se encontraba borrando los pizarrones cuando sintió la puerta, su desinterés ante lo mismo era más que evidente seria solo un retazo de sus ideas. Ya no se sentía bien mentalmente y el confinamiento solo le daba más razones para  ignorar su propia naturaleza. Unos pasos, luego unos más fuertes, ahora estaba consciente de que no era su imaginación. Se giró para ver a un joven rubio, de una edad mayor, quizás unos veinticinco años con un uniforme negro y una banda un tanto ridícula en su brazo. La felicidad se reflejaba en el rostro del rubio, pero en cambio, Sachiko mostraba una tranquilidad amena. “-Tu eres Sachiko ¿Verdad?” escuchó la niña de negros cabellos, ella asintió con la cabeza sin mucho cambio en su humor. “-Finalmente te encuentro” prosiguió el rubio pero Sachiko le interrumpió “-Demasiado tarde, esperé décadas, quizás siglos enteros y tu simplemente nunca llegabas” las palabras expresaban dolor sin demostrarlo, la voz fría de la niña era extraña incluso para su portadora. “-No voy a volver a esperar” dictaminó con firmeza el rubio parecía incrédulo hasta que vio como la niña se acercaba con unas tijeras en mano, el shinigami cometió el error que jamás se perdonaría revelar el comando de liberación de Sachiko que fue imitado por esta. Sin remordimientos, Sachiko dominó e hizo estallar al shinigami en solo unos minutos. Su dominio sobre sus poderes era mayor al esperado, parecía haber ignorado su naturaleza todo el tiempo. Utilizó su poder para escapar al mundo real, del mismo modo que habían logrado llegar a su mundo ella pudo atravesar el umbral en sentido contrario.

Abrió los ojos, el rubio que había estallado se encontraba en el suelo de este nuevo y extraño mundo, al parecer sus amigos rodeaban a Sachiko quien no se inmutaba, una sonrisa iluminaba su rostro al ver el cuerpo sin vida de una persona. “-¿Qué le has hecho al teniente?” preguntaban los hombres sin cesar mientras la niña del vestido rojo y azabache cabello simplemente aplaudía con sus manos. “-¿Realmente quieren saber?” fueron sus palabras antes de que las cadenas acabaran con la vida de esos infelices. Sachiko asesinó a su primer portador a sangre fría, también eliminó a sus subordinados, el paso de los años harían de Sachiko una niña cada vez más despiadada. Poco a poco aprendía sobre los espíritus, los diferentes casos de mutaciones que dictaminaban razas y lo frágiles que eran los humanos. El último punto era fruto de su deleite, con cada vez más entusiasmo rompía los huesos de sus víctimas aun vivas, las arrojaba a lugares profundos, les torturaba con sus cadenas y a algunos los encerraba en su mundo interno solo para divertirse del miedo que podían expresar. Sachiko buscó portadores en los primeros años de libertad, había estado confinada al menos doscientos años en su propio mundo, por lo que conocer un portador era un sueño idílico que añoraba.
Al pasar otros doscientos años, la niña del vestido rojo o el espíritu indomable como los hombres de negro, los “shinigamis” le apodaron había asesinado a más de 4 posibles portadores. Sachiko exigía una libertad poco común en las zampakuto, deseaba ver con sus ojos la masacre, ser usada en al menos doce combates al día y permitirle torturar a una persona cada dos noches. Cosa que ningún shinigami estaba moralmente a aceptar, Sachiko entonces torturaba a su portador hasta la muerte tomándose su tiempo en diseccionarlos y estudiar las diferencias con los humanos. Llegó incluso a realizar pruebas en conjunto para ver quien resultaba más frágil o quien ganaba el juego de aguantar más tiempo torturado.
Sachiko ahora tenía seiscientos años y poco había cambiado su forma de actuar, exigía más sacrificios, más sangre y mucha más tortura. La niña se había enamorado dos veces, ambos romances una muchacha joven y un hombre habían desaparecido de la faz de la tierra. Ella siempre decía que estarían juntos para siempre, sin embargo, nadie se imaginaba que iría tan lejos como para cortar y convertir en peluches a sus amoríos. Poco a poco, Sachiko mataba y disfrutaba del deleite arrollador que una muerte le brindaba, era su medicina, su única distracción hacia su propia soledad. Abrazaba a los peluches que había confeccionado y les hablaba, su mente solo pensaba en encontrar nuevas víctimas, ya no había diferencia ya no le interesaba un portador, aunque si jugaba con shinigamis, les obligaba a adoptarla a cambio de poder y sufrimiento para luego deshacerse de ellos.
Sachiko pronto fue descubriendo a los arrancars con ochosientos años vio una nueva forma de divertirse, hollows humanizados con poca piedad que lentamente compartían intereses con ella misma. No sabía demasiado sobre ellos, era nuevo para ella, los comenzó a seguir sin ser detectada, aprendiendo sus costumbres viendo sus diferencias y conociendo que era lo ideal para su futuro. Sachiko comenzó a reunirse con los más sádicos, los que mayor similitud presentaban con ella. Les desafiaba, algunas veces salía victoriosa otras debía escapar pero juraba volver más fuerte y así lo hacía. Arrancars, humanos, shinigamis, quincys, bounts. Sachiko no veía diferencias, solo le interesaba el sabor de la sangre, el olor de la piel al quemarse y el ruido de los huesos al romperse. No le importaba como, ella quería torturar y seguir torturando, era su deseo de vida.
Es inusual que un espíritu tan problemático no haya presentado signos de actividad en los últimos años, su trabajo se volvió sutil y delicado para mostrarse pocas veces, ocultarse de los que más poder presentaban y seguir su masacre desde las sombras. A pesar de esto, los misterios que la rodean siguen siendo una fascinación para muchos, en especial la colección de muñecos que pareció crecer hasta un total de seis. Lo que todos se preguntan es que clase de persona podría enamorarse de semejante bestia, pero hay gente para todo tipo de personas o eso es lo que todos dicen.


Extras
Su frase favorita es "Sangre que llueve sobre nosotros".
Tiene una colección de animales de felpa que en su interior contienen corazones, teniendo un total de seis, uno de cada persona a la cual amó.




CÓDIGOS DE BLEACH: EL RESURGIMIENTO

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Sachiko

Mensaje por Yui Akagame el Miér Dic 30, 2015 4:34 pm

Yui Akagame
Teniente de la 7ma División
Mensajes : 277
Fecha de inscripción : 28/07/2014
Ver perfil de usuario

_________________
Hablo ff9900/Pienso ff6600

Yui:

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.