Staff
Afiliados
Foros Hermanos
Directorios y Otros
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro

El hombre del saco

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El hombre del saco

Mensaje por Cipher el Sáb Ene 02, 2016 10:49 pm

Cipher merodeaba por Las Noches como un fantasma pulula por una mansión encantada. El gigantesco monumento a la opulencia dormitaba en su estado de mínima actividad desde los últimos cientos de años. Sus paredes blancas y pulcras habían dejado de heredar nuevas cicatrices. Sus eternos enemigos los habían olvidado una vez más. La longeva élite de sus huestes desaparecía o encontraba cosas mejores con las que usar su reiatsu. Era un periodo de decadencia.

Para Cipher, nada había cambiado. Nunca le había importado la jerarquía, la numeración de su cargo o las órdenes en efecto. Cipher era una criatura misteriosa y egoísta, con una agenda propia que vagamente coincidía con los intereses de alguien que no fuera él. Sus misteriosos motivos eran desconocidos pero predecibles, tratándose de la Primera Espada. Era algo parecido al nuevo Barragan, sustituyendo a las numerosas Fracciones del otrora gran Espada por su propio tipo de siervos. Más fiables, y sin secretos para su señor, las violaciones o lo que fuere que supuestamente Cipher era capaz de hacer a sus sirvientes era la comidilla de los Números.

El enigmático ente giró en un pasillo de su propia arquitectura, uno de los tantos derechos útiles de los Espada. Se alargaba en un amplio pasillo que crecía en anchura y pomposidad según uno de adentraba en él. Subía llegando al final, donde Cipher cogió asiento en su palco. Ahí, meditabundo, gustaba de presenciar lo que su pequeño y morboso coliseo ofrecía. En aquellos tiempos, en medio de toda aquella inactividad, el peliblanco anciano había dispuesto un lugar donde distraerse mientras buscaba talentos.

Allí los Hollow luchaban a muerte para su diversión. Hueco Mundo disponía de reservas infinitas de los pobres diablos, y no eran muy listos. Sólo había que obligarles a pelear y disfrutar del espectáculo. La sangre sin limpiar que decoraba la blanca y elegante piedra del círculo de lucha sólo le agregaba puntos de buen gusto al morboso recinto.

Y allí, mientras monstruos humanoides y animalescos se desmembraban y disparaban proyectiles de energía, Cipher garabeataba en su elegante y fiel jornal. Una figura femenina le traía una taza de té mientras él miraba de reojo a una de las figuras, que intentaba decapitar a la otra a mordiscos – Gracias, Bárbara – murmuró, sorbiendo relajadamente. Había algunos Arrancar de bajo nivel que se habían hecho fanáticos del lugar, pero evitaban siquiera mirarlo directamente. Cipher no era precisamente el más popular de los primeros diez.
avatarCipher
Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre del saco

Mensaje por Vaermina Azathoth el Miér Ene 13, 2016 2:36 am

Vaermina lo sabía, algo la estaba matando. Unas 48 horas atrás, la joven se había desplomado repentinamente mientras caminaba por uno de los pasillos, sintiendo como su estómago se retorcía de dolor. Vomitó una extraña sustancia que uno no podía decir si era sólida o líquida, se trataba de una masa viscosa, espesa y de un color negro como el alquitrán. Duró solo un momento, después de un par de horas logró recuperar completamente su compostura, sin embargo, algo dentro de ella se sentía muy diferente... Comenzó sintiendo una fuerte angustia, como si algo muy importante para ella hubiese desaparecido... Se sentía vacía... Sola... Perdida... El sentimiento de no tener a nadie ni a nada por lo que seguir viviendo.

No había pasado demasiado tiempo desde que Vaermina se unió al ejercito de Las Noches, un objetivo que llevaba siglos intentando llevar acabo... Desde que se convirtió en arrancar, su razón de existir literalmente era servir al señor del castillo, no había nada más que la empujase a seguir con vida... Y ese propósito la había llevado tan lejos. ¿Entonces por qué? ¿Por qué se sentía tan vacía y deprimida? Era una Espada, era lo que ella siempre había querido ser... Pero aún así, toda su fuerza de voluntad se le estaba esfumando poco a poco. Estaba enferma... Era obvio que algo le estaba sucediendo... Un virus, una enfermedad, un veneno... Algo la estaba devorando desde adentro...

No se trataba de un simple problema de ánimos, la pérdida de su fuerza de voluntad le afectaría mucho más de lo que uno se podría imaginar, pues cada momento que pasaba, su hambre aumentaba notablemente... Ella normalmente no tendría demasiados problemas reteniendo sus ansias de devorar, sin embargo, últimamente estaba necesitando alimentarse con una frecuencia bastante mayor a la usual. Simplemente no tenía la fuerza para resistirse a sus impulsos... Y justamente esa noche, su hambre se volvió incontrolable.

Sus instintos la llevaron una zona con una gran concentración de seres espirituales, donde parecía haber una gran cantidad de hollows luchando entre sí. Vaermina realmente no recordaba como había llegado allí, pero eso era lo de menos. Sentía el aroma de la sangre en el aire, casi podía saborearla al respirar desde su boca... Todo su cuerpo se estremeció, su habilidad hollow se había activado sin que ella pudiese incluso notarlo. Era hora del festín.

Había una gran variedad de presas que elegir, de todos los tamaños y formas... Pero al final, ¿Por qué decidirse por uno solo? ¿Por qué no devorarlos a todos? Vaermina no se lo pensó dos veces, y se apareció justo sobre uno de los más grandes hollows del lugar haciendo uso de su sonido. La pobre criatura no tuvo tiempo ni de reaccionar, pues la joven Espada ya se encontraba atravesándole la garganta con su tridente.


-Me llevo... Vuestras almas...-

Al fin... Un poco de comida. Aquellos hollow serían suficiente para saciarla por aquella noche... Pero dejando ese tema de lado. ¿Cómo había llegado allí? Y más importante... ¿En dónde diantres estaba?

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

avatarVaermina Azathoth
Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 07/08/2015
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre del saco

Mensaje por Cipher el Vie Ene 15, 2016 4:59 pm

La Primera Espada estaba más en su mundo que en el de sus rabiosos gladiadores, pero pudo sentir la presencia perturbada de su verdugo mucho antes que ellos. Perdida, violenta y enloquecida por el hambre; Vaermina apareció en el centro de su patio de recreo y comenzó a devorar a los Hollows que participaban. Los pobres diablos, sin posibilidad alguna, hacían patéticos sonidos gorjeantes; intentando protestar con la garganta abierta y los segundos contados.

El suelo de sangre había recibido una nueva capa de pintura. A la consciencia recién redescubierta de Vaermina la saludó un seco sonido de un aplauso lento. Cipher la animaba mientras los pocos espectadores lo suficientemente morbosos para ver la masacre decidían que era momento de huir ellos también.

-Encantador. Apasionado – la halagó, acabando su té y levantándose de su asiento con un elegante gesto de divertida satisfacción. Vivir en Hueco Mundo tenía sus ventajas después de todo – No esperaba encontrarte por aquí, Vaermina. Se te ve pálida - Cipher, siendo el violador de mentes que era, no tenía problemas en reconocer los síntomas de alguien con quien habían jugueteado de aquella forma.

La Primera se metió las manos en las mangas y sonrió de forma cálida. Era un anciano cordial, cuando le apetecía – Sube y charlemos. La sangre de Hollow es una tortura de lavar – bromeó, alegrándose de llevar una túnica rojiza. Por los asientos del coliseo habían grandes manchas carmesíes, de las víctimas más grandes.
avatarCipher
Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre del saco

Mensaje por Vaermina Azathoth el Mar Ene 19, 2016 11:21 am

Vaermina apenas estaba consciente... Veía sangre por todos lados, en el suelo, en las paredes, en sus ropas y en sus manos... ¿Qué había sucedido? Relamió sus labios, y pudo sentir el inconfundible sabor de la sangre hollow. Se encontraba arrodillada, exhausta, en medio de una masacre de la cual nada podía recordar. -Otra vez...- No era la primera vez que el “Espíritu del Devorador” le dejaba lagunas en su mente, y a pesar de no poder recordar nada, se hacía una muy buena idea de lo que había sucedido allí.

Al levantar la mirada logró ver a varios arrancar en las cercanías, los cuales se dieron a la fuga de inmediato, temiendo ser las siguientes víctimas de la 5ta Espada. Aquel malentendido podría traerle un poco de mala fama en Las Noches... pero bueno, no es como si eso le importase.

Su atención fue captada por un curioso hombre, el cual parecía estar encantado con las acciones de Vaermina, o al menos eso daba a entender con sus palabras. -¿Me conoces...?- No recordaba haber visto a ese arrancar en el pasado. ¿Quién podría ser? Estaba segura de que no se trataba de alguien normal, de lo contrario, habría abandonado la escena igual que los otros.

Algo le daba mala espina, su instinto le advertía que alejarse de allí sería lo mejor... Pero al mismo tiempo, sentía cierta curiosidad por aquél individuo. Subió hasta su posición con un elegante salto, casi sin hacer ningún sonido al tocar el suelo. -Lamento lo que acaba de suceder... No estoy en mis mejores momentos...- Intentaba no demostrarlo, pero estaba exhausta. Debía ser precavida, pues en aquel estado se encontraría bastante vulnerable... -¿Quién eres...? ¿Nos hemos visto antes...?- Ahora que lo veía de cerca, estaba segura de que nunca se había encontrado con ese sujeto... ¿De quién se trataba?

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

avatarVaermina Azathoth
Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 07/08/2015
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre del saco

Mensaje por Cipher el Vie Ene 22, 2016 3:52 pm

Cipher sonrió para sí mismo. ¿Así que “otra vez”?

Vaermina parecía no tener ninguna idea de con quién estaba hablando. La Primera asintió con comprensión, sin darle importancia a ninguna de las cosas que parecían preocupar a su huésped. Le agradaba su forma delicada de moverse, haciendo una mueca de aprobación.

-En Las Noches todo el mundo se conoce, o al menos eso se dice – dijo con un tono afable, casi paternal. Levantó la mano derecha, mostrando el número uno tatuado sobre la piel – Cipher, Primera Espada. Un placer – sonrió una vez más, bajando la mano. La sala estaba silenciosa tras la actuación de la Quinta, los únicos sonidos provenían de los dos Arrancar y el ocasional goteo carmesí que caía de manchas en la bóveda del techo.

-No te preocupes por nada – dijo limpiándose unas gotitas rojas del dorso de la mano, divertido por la situación – nadie los va a echar de menos. Dime, Vaermina – continuó - ¿tienes idea de qué acaba de ocurrir?
avatarCipher
Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre del saco

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.