Staff
Afiliados
Foros Hermanos
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro
Directorios y Otros

La interminable espera. [Privado Rosa Nakahara ]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La interminable espera. [Privado Rosa Nakahara ]

Mensaje por Kenzo Yukimura el Dom Ene 10, 2016 8:55 pm

avatar
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/12/2015
Edad : 27
Ver perfil de usuario
Frío. Era la única palabra posible para describir aquel ambiente desde que Kenzo se encontraba allí. No tenía nada que ver con su presencia, sino con el clima que parecía azotar con fuerza. Había sido enviado al mundo humano con un solo propósito, eliminar a aquel infractor que había intentado escapar a las reglas de la sociedad de almas. Una mariposa de la cámara había despertado al capitán aquella mañana, él creía que era algo más que normal, sería alguna reunión, algún tipo de llamado especial…Pero no, era una misión un poco descabellada para un capitán, debía localizar a uno de los rasos que se había escapado de las leyes. Al no encontrar Shinigami más apropiado, el capitán había sido solicitado sin dejar margen de error a la misión.

Una enorme puerta se abrió sobre el cielo, un joven Shinigami uniformado emergió de la misma. Su mirada perdida en el horizonte y su andar tan tranquilo no parecía generar ningún tipo de peligro en aquella dimensión tan particular. Sus ojos se posaron sobre el suelo, al cual descendió de un solo movimiento, permaneció en silencio durante varios segundos, buscando aquella presencia tan particular. El joven parecía escondido, Kenzo tomó su celular esperando una notificación por parte de los radares, pero absolutamente ninguna fluctuación estaba siendo monitoreada por los mismos.

Un solo instante, una pizca de energía se liberó varios metros dentro de aquel bosque tan particular. Las gotas de llovizna parecían golpear cada cuerpo que allí se encontraba, caóticamente poético. Un shunpo fue suficiente para colocar a Kenzo a tan solo dos metros de aquel Shinigami. Le reconoció casi que, al instante, sus ojos se llenaron de terror al ver aquel haori blanco tan particular. -Capitán Yukimura, no, usted no- aquellas palabras inundaron el aire, el rostro del capitán se mantenía impoluto, no parecía haber una sola emoción en el mismo. Aquel joven intentó escapar de un simple movimiento, pero cuando quiso acelerar ya era demasiado tarde, a su lado se había posicionado el peliblanco, que, con un solo toque de su Zampakuto congeló el torso del Shinigami, haciendo que cayera al suelo de golpe.

-Las leyes- hizo una pausa mientras acomodaba sus cabellos, su mirada parecía inexpresiva. -Se hicieron para cumplirse, no te preocupes…no me enviaron para asesinarte, sino para llevarte con vida. – Sus palabras finalizaron cuando una mariposa negra salió de la dimensión alternativa, Kenzo se resumió a abrir el Seikamon mientras aquel cuerpo congelado era introducido de una patada. Sin embargo, su misión no había finalizado oficialmente, algo le faltaba, era como si una señal le estuviera indicando que se quedara en el mundo por unos minutos más.

Volver arriba Ir abajo

Re: La interminable espera. [Privado Rosa Nakahara ]

Mensaje por Rosa Nakahara el Lun Ene 11, 2016 12:48 pm

avatar
Mensajes : 227
Fecha de inscripción : 09/10/2015
Edad : 22
Ver perfil de usuario
No había nada mejor para aquel día inusualmente descabellado que el chocolate, la mañana había empezado como una veraniega brisa de aire caliente. Las cortinas de mi habitación ondeaban con leve fuerza pero el aire caliente había invadido por completo la habitación, mis ojos fueron iluminados por el resplandor amarillento de esa estrella tan particular, el sol. Mientras mis azules gemas parecían ser recorridas por un amarillento almíbar, comencé a desperezarme. No había apuros, no había prisas ni tareas, la vida en el mundo humano era de hecho más relajada de lo que podía acordarme de la Sociedad de Almas. Mi trabajo consistía en abrir la pastelería, trabajar unas horas, volver a los estudios y si me quedaba tiempo libre pasear por los lugares de la ciudad.

Quien podría adivinar que luego de aquella mañana tan particular, tan esplendida y calurosa una brisa invernal arrasara con el calor en tan solo unas horas. El atardecer era digno del invierno, una temperatura fresca, una sensación de nostalgia y un deseo intenso de tomar cosas calientes. Me dirigí a mi paseo rutinario, me gustaba observar los bosques de la ciudad, siempre encontraba algo nuevo en aquel lugar lleno de vegetación y vida. No había necesidad de tomar las cosas a la ligera, mientras mis manos arrancaban la envoltura de la enorme barra de chocolate, divisaba mis alrededores sonriendo a cada criatura que volaba de rama en rama.

Un mordisco, el primer crack de aquella tableta. Saboreaba el dulce, lo disfrutaba lentamente mientras sonreía, sin dudas mi receta mejoraba con los años era como si fuera el primer chocolate que probaba en mi larga vida pero en realidad se trataba de uno de los miles que habían terminado de la misma manera. En cierto punto del trayecto pude divisar a lo que parecía ser un shinigami, me oculté tras un árbol, no por temor si no para sorprenderlo de repente. Pero algo no me daría tiempo a tal acción, como una brisa pasajera otro individuo ocupó la escena congelando al shinigami y haciéndolo pasar por el portal con extrema tranquilidad.

Su haori me hacía reconocer que se trataba de un capitán, di otro mordisco a la tableta mientras lentamente salía del escondite improvisado. Aparecí por el costado derecho del bosque, mi vestimenta era muy usual para el clima hostil que se había presentado. Llevaba largas medias violetas que se adaptaban a mis piernas hasta desaparecer ocultas tras una falda que llegaba hasta mis rodillas de color rosa. Acompañaba el atuendo un chaleco de cuero de color salmón cuyas mangas apenas dejaban ver mis manos, una bufanda rosa con un estampado de tres globos se aferraba a mi cuello dejando que mi boca solo se viera los segundos necesarios para dar un bocado. Mi cabello estaba suelto en su mayoría aunque un pequeño gorro de lana cubría parte de mi frente. -¿Siguen haciendo los haori de la misma forma? pregunté en tono amistoso hacia aquel extraño mientras daba otro bocado al dulce, una pausa seguida de varios mordiscos.

-Lo siento, ¿Quieres un poco? proseguí luego de tragar el delicioso chocolate, ofreciendo con la barra de chocolate hacia delante. -No debes preguntar si puedo verte, eso es obvio ya que si no estaría hablando con el aire comenté en forma irónica mientras me reía, varias veces me habían hecho la misma pregunta como forma inicial de saludo y esta vez no quería que eso ocurriera. Mi cuerpo estaba relajado, mis expresiones eran sinceras, no sentía temor, nervios o alguna otra emoción que no fuera la alegría de encontrar a otra persona.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Firmitas:
[center]



Hablo-Pienso-Canto-Hollow Interno-Dōkeshi-Narración

Volver arriba Ir abajo

Re: La interminable espera. [Privado Rosa Nakahara ]

Mensaje por Kenzo Yukimura el Mar Ene 12, 2016 2:14 am

avatar
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/12/2015
Edad : 27
Ver perfil de usuario
El destino había dado en el blanco, parecía ser que una presencia les estaba observando. Había finalmente decidido presentarse ante el capitán, quién simplemente se encontraba allí, de pie esperando que el hilo del destino cruzara aquellos caminos. Kenzo simplemente se limitó a observar aquella silueta emerger del bosque, su figura era bastante particular. El color rosa de sus cabellos era algo particularmente llamativo. Sus ojos le recordaban un poco a los propios, aunque no eran el mismo color y cualquiera podía notarlo. Aparentemente no solo se quedaba en sus rasgos tan particulares, sino que vestía de forma bastante peculiar…Aquellas medias, la falda y el chaleco eran tan…tan…humanos. -Interesante- fue lo único que sus labios enunciaron mientras la chica se acercaba lentamente. ¿quién sería chica tan particular?, ¿acaso pertenecería a alguna de esas razas de humanos que poseían poderes? No, no podía ser, su reiatsu emitía destellos Shinigamis y hollows, era como si fuese una mezcla de ambas…Arqueó una ceja al entender frente a lo que se encontraba, ella era una de las exiliadas, una Shinigami enmascarada.

Su cuerpo se encontraba relajado, si ella hubiese querido atacar ya lo hubiera hecho. Desconocía las capacidades de aquellos híbridos, pero tampoco estaba en una misión de reconocimiento de tanto nivel. Kenzo debía conocer sus propios límites mejor que nadie, y no podía permitirse un error semejante como el que sería enfrentarse a alguien sin conocer sus características. Sus palabras entrecortaron sus pensamientos, aquel cuestionamiento le hizo viajar por los registros de la SS, pensando en los capitanes que habían desaparecido, pero era un dato al que no había accedido todavía. -Si, todavía siguen el mismo esquema, aunque el mío es particular, no es el que todos poseen- se limitó a responder ante aquella pregunta.

Río por lo bajo al escuchar sus siguientes palabras, llevó su mano derecha hacia su pelo para poder acomodarlo tan solo un poco antes de dirigir nuevamente su mirada hacia ella, con una sonrisa de cortesía fría como el mismo hielo. -No voy a preguntar si puedes verme uando claramente eres mucho más que una simple humana, dime, ¿quién eres?- Sus palabras finalizaron cuando el viento cesó. La misma naturaleza parecía haberse silenciado. -Mi nombre es Kenzo Yukimura, capitán del sexto escuadrón del Gotei13…Un gusto- Finalizó con una breve reverencia de cortesía, aquellos modales todavía los mantenía sin importan con quién. Su reiatsu se liberó parcialmente, el frío se hizo más que presente en el lugar, pero no era una advertencia ni una señal, era una presentación.

Volver arriba Ir abajo

Re: La interminable espera. [Privado Rosa Nakahara ]

Mensaje por Rosa Nakahara el Mar Ene 12, 2016 1:01 pm

avatar
Mensajes : 227
Fecha de inscripción : 09/10/2015
Edad : 22
Ver perfil de usuario
Al parecer su reacción fue bastante tranquila e inusual, suspirando un "interesante" casi instantáneamente al cruzar sus ojos con los míos, al parecer estaba tratando de descifrar si era una amenaza o una presencia amistosa. El intervalo del silencio era roto por pequeñas mordidas a la barra de chocolate, mi mano había vuelto a mí casi al mismo tiempo que esas palabras habían surgido de los labios de aquel shinigami. Mi actitud era la de una chica que estaba viviendo lo más normal de su vida, hablando con alguien que parecía ser traído desde un pasado remoto, la moderna ropa humana hacia que los uniformes parecieran una antigüedad.

-Uno personalizado, hace tiempo que no veía algo similar respondí con una sonrisa al escuchar que su haori era un tanto diferente a los demás, aquella actitud de diferenciarse realmente me alegraba ya que no todos los habitantes de una sociedad estricta se animaban a cambiar algo tan simbólico como el haori. Mientras escucho su leve risa que casi parece un murmullo sonrió con alegría tratando de cuidar mi piel de aquel frio invernal.

Una sonrisa casi helada a comparación de mis gestos animados me es dada a cambio de mis palabras, al parecer no era solo su espada la que podía congelar si no sus emociones que expresaban el mismo porte invernal que sus palabras. No me da tiempo a responder la pregunta, su influencia sobre el clima era tal que un segundo el viento había sido paralizado en su propio terreno, su nombre era Kenzo al parecer era uno de los tantos capitanes que no conocía de la Sociedad de Almas.

El reaitsu frio una vez más influyó en el clima, realmente admiraba a quienes podían modificar el clima con solo liberar una porción de energía, mi reaitsu en cambio tenía una naturaleza muy diferente. -Soy Rosa Nakahara, ex-capitana del octavo escuadrón me presenté con una gran sonrisa mientras imitaba la reverencia que había recibido -No me presentaba de esta forma en años proseguí mientras liberaba un poco de mi reaitsu de la misma forma que él lo había hecho, en las casas nobles se decía que un intercambio de energías era lo mejor para comenzar una relación de amistad, aunque poco le había hecho caso.

Mi energía no modificaba el clima, tampoco cambiaba el ambiente o frenaba los intervalos de viento. Mi energía en particular era un poco sutil, despertaba alegría en las personas, era mi propia aura expresando alegría a cada minuto que inundaba de felicidad los corazones de las personas. Volví a erguirme con una sonrisa en mi rostro mientras daba otra mordida al chocolate -Esta muy bueno declaré volviendo a ofrecer el dulce, si no lo aceptaba sinceramente terminaría por devorarlo antes de que otro intercambio de palabras se concretara. -¿Que te trae a tan hermosa ciudad? Este lugar tiene tendencia a enamorar a las personas, lástima que mi corazón ya tenga dueño reí, una risa sincera y honesta, a pesar de que su actitud y su apariencia eran encantadoras jamás traicionaría a quien conocía desde hacía mucho tiempo. Aunque mi frase contuviera ese significado, mis palabras eran sinceras, había conocido a varias personas que por diversos motivos siempre terminaban regresando a la ciudad al parecer si había algo que enamoraba al menos del paisaje o del aspecto tan moderno para los shinigamis.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Firmitas:
[center]



Hablo-Pienso-Canto-Hollow Interno-Dōkeshi-Narración

Volver arriba Ir abajo

Re: La interminable espera. [Privado Rosa Nakahara ]

Mensaje por Kenzo Yukimura el Jue Ene 14, 2016 9:31 pm

avatar
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/12/2015
Edad : 27
Ver perfil de usuario
-Hace tiempo- susurró por lo bajo al escuchar sus palabras. Claramente era una de las exiliadas, ya confirmado por ella misma y no solo por sus rastros de energía, Kenzo simplemente se cruzó de brazos, no es que le gustara mantener distancia, sino porque simplemente le quedaba más cómodo. -Supongo entonces que sabrás que muy pocos pueden darse el lujo de personalizar un haori- hizo una pausa mientras buscaba en sus bolsillos el celular de la sociedad de almas, aparentemente había algún tipo de problema y buscaban comunicarse con él. Sin embargo, mientras buscaba aquel escurridizo aparato, volvió a dirigir sus palabras hacia ella. -No me sorprendería que conocieras algo de la burocracia del seireitei, te podrías imaginar quienes son los que tienen permisos tan especiales como éste, para usar un haori propio- finalizó al encontrar aquel aparatejo de comunicación y ojear la pantalla del mismo.


“Se ha detectado una fluctuación de niveles alarmantes, capitán, se le solicita debido a su actual situación dentro del mundo humano, que, verifique los datos recabados por los radares.

Esperemos que no sea más que un fallo”.


Había algo en ella que le recordaba una de las familias nobles, era como si muy en lo profundo ella fuera alguien que más de una vez el peliblanco había cruzado en su pasado, ¿Quién era ésta extraña chica? Su duda se disipó casi que, al instante, Rosa Nakahara, ex capitana del octavo escuadrón. Por supuesto que había cruzado sus caminos en el pasado con ella, la había visto quizás alguna vez dentro del seireitei, algo que Kenzo no olvidaba eran los rostros y las muestras de energía, aquellos trazos que cada ser espiritual dejaba en el ambiente. Era como un perfume único de cada persona, una vez que lo volvías a sentir, pensar en esa persona es inevitable. -Capitana Nakahara, es un honor, incluso dadas las condiciones de nuestro encuentro- era la verdad, siempre había admirado a quienes tenían grandes poderes, quizás por el enorme control que poseían sobre el mismo, aunque no estaba muy seguro. -No recuerdo cuántos años hace que desaparecieron, hay datos que se me escapan incluso a mí- musitó antes de sentir aquella liberación, su reiatsu era bastante particular, tal y como él recordaba. Se sintió extraño, diferente, feliz. Sin motivo alguno comenzó a sentir que aquella felicidad le inundaba.

Nuevamente la chica le ofrecía aquel dulce, Kenzo no era el tipo de persona que gustaba de distraerse en sus misiones, había algo en el mundo humano que no le terminaba de encantar como otros decían. -No gracias, seguro la próxima vez lo pruebo- su rechazo fue sutil, no le gustaba generar malos momentos sin sentido. Prosiguió a contestar aquella duda sobre su estancia en el mundo humano, algo que él bien sabía no podía revelar. -Verás, me enviaron por varios motivos, dos de los cuales están cumplidos, solo me falta…el último imprevisto- sus palabras finalizaron cuando una nueva vibración sacudió el móvil del chico. Ésta vez, unas coordenadas que enseñaban un lugar al que ir. -Rosa, tengo que verificar unas nimiedades, puedes acompañarme si quieres, pero sinceramente no tengo idea de a dónde voy- finalizó, él estaba muy seguro de que ella tendría la velocidad necesaria para seguirlo y más, después de todo ella también había sido capitana.

Tras aquellas palabras observó la pantalla del móvil orientándose en el espacio, segundos más tardes avanzó mediante el uso del Shunpo y se alejó de la zona esperando encontrarse con Rosa en el destino aparente. Se detuvo en una zona específica buscando algo en particular, no tenía idea de lo que buscaba, pero sabía que tenía que ser algo diferente a lo normal. No parecía haber nada. ¿los radares habían fallado?.

Volver arriba Ir abajo

Re: La interminable espera. [Privado Rosa Nakahara ]

Mensaje por Rosa Nakahara el Vie Ene 15, 2016 12:36 pm

avatar
Mensajes : 227
Fecha de inscripción : 09/10/2015
Edad : 22
Ver perfil de usuario
No sentí la necesidad de responder a sus observaciones cuando pareció reconocerme solo al decir mi nombre, era de esperarse que con solo mencionar mi apellido se daría cuenta que hablaba con una de las representantes de la nobleza. Mi familia era famosa por ser una de las cuales se componía mayormente con espíritus puros, es decir, que casi todos sus miembros jamás habían sido humanos. Esto le daba una antigüedad, prestigio e importancia enormes dentro del mismo Gotei 13 que muchas veces se había confundido con favoritismo. -Eres muy halagador pero ya no soy capitana respondí con una pequeña risa, ya me había despedido de esas funciones hacía varios años y a pesar de que ahora quizás era el doble de fuerte que en mis días de capitana no creía merecer respetos o halagos por parte de mi pasado. -Puedes llamarme solo Rosa no hay problema acoté casi instantáneamente sonriendo, no me molestaba que el trato fuera formal pero prefería que me llamaran por mi nombre o simplemente tuvieran una relación informal. Siempre había sido igual, incluso en mis años de capitana a pesar de no despreciar una muestra de respeto recomendaba utilizar una forma informal de dirigirse hacia mí.

-Descuida yo tampoco lo recuerdo muy bien, no soy de contar fechas respondí amablemente ante su pequeña duda, era cierto que llevaba en esa ciudad más de doscientos o trescientos años, pero nunca me había puesto a anotar en un calendario los días, fechas y horas de mi estadía. Había decidido que me quedaría en esa ciudad para el resto de la eternidad y aquello había sido suficiente para no preocuparme por el tiempo que transcurría a mi alrededor, quizás me anotaba los días de alguna entrega o algún pedido demasiado exclusivo que ocurriese en mi pastelería. Mientras mi brazo retornaba a una posición cercana a mi rostro ante su negativa, comencé a escuchar sus motivos antes de terminar de devorar aquel dulce, había sido muy clara en ofrecer dos veces en un mismo día no había lugar a un tercer pedido.

-Oh, un misterio respondí asombrada luego de terminar de tragar el dulce y limpiarme los labios con una diminuta servilleta que escondía entre mis dedos. -Mantener el misterio, nunca revelar más de lo necesario. Esa parte era divertida observé haciendo referencia a la poca información que se le permitía brindar a un capitán en servicio, sin embargo, no estaba molesta solo causaba que me intrigara más en aquella misión tan ingeniosa y al parecer de gran calibre, enviar a un capitán al mundo humano no era cosa que se diera cada dos minutos.

-No me perdería por nada una aventura respondí afirmativamente mientras de un pequeño salto comenzaba a seguirle el paso, primero solo saltaba sin mostrar signos de querer seguirle el ritmo al capitán. Sin embargo, al saltar por tercera vez un Shunpo me permitió aparecer a su lado -¡Sorpresa! reí para luego quedarme en silencio mientras él analizaba la zona, estaba claro que si hubiera usado un shunpo desde el principio hubiera llegado antes que él pero a la vez debía esperar obligatoriamente que se detuviera ya que no tenía ningún radar para orientarme y el único presente estaba en sus manos. Miré el alrededor intentando ayudarle a encontrar su objetivo, sin embargo, solo observaba árboles, pájaros cantando y algunas nubes en el cielo al parecer no había nada a simple vista quizás era un juego de encontrar al escondido.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Firmitas:
[center]



Hablo-Pienso-Canto-Hollow Interno-Dōkeshi-Narración

Volver arriba Ir abajo

Re: La interminable espera. [Privado Rosa Nakahara ]

Mensaje por Kenzo Yukimura el Sáb Ene 16, 2016 4:16 pm

avatar
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/12/2015
Edad : 27
Ver perfil de usuario
La cámara de los 46 estaba bastante desorganizada en aquellos días, parecía que las misiones las estaban entregando de la forma más inadecuada posible, enviando capitanes al mundo humano, dejando a la sociedad de almas sin sus más poderosos protectores, vulnerable y sin capacidad de defensa. Personalmente Kenzo creía que había algunos errores de planeamiento con respecto a la disposición estratégica de los capitanes, tenientes y etcéteras. Pero no iba a enunciar una sola palabra, había aprendido que por el momento las cosas debían permanecer de esa manera, aceptar y cumplir las leyes, él era quien debía de encargarse de que esas cosas sucedieran, por lo que si él no se las creía ¿quién iba a hacerlo?

Aquellos pensamientos se habían inmerso en la mente del peliblanco, sin embargo, seguía buscando con sus ojos aquella fluctuación tan extraña que lo había retenido dentro del mundo humano. Su fría mirada fue bastante crítica sobre la zona, buscaba cualquier rastro de energía, cualquier tipo de señal que le informase que la zona estaba siendo realmente vulnerada. La ex capitana hizo su aparición, Kenzo suspiró al comprender que no había visto ni siquiera una fracción de la velocidad de Rosa. ¿Acaso poseer una de esas máscaras te convertía realmente en alguien mucho más poderoso? El peliblanco se mantuvo dubitativo mientras sus ojos inspeccionaban la zona, ciertamente parecía no ser más que un error, una simple falla de los radares.  

El capitán se relajó un instante, sin embargo, en ese mismo momento pudo sentir aquella presión espiritual tan particular, tan oscura como la misma noche, un hollow. Su presencia se hizo sentir en toda la ciudad, había estado conteniéndose por alguna razón desconocida, pero ya estaba más que listo para atacar. Un grito desgarrador partió el aire en dos, aunque funcionó para él, gracias a aquellas ondas había logrado identificar en el espacio el lugar casi que exacto donde la criatura se encontraba. Justamente desde esa dirección una especie de humareda se abalanzo sobre el Capitán. Aquel humo tenía un color verde opaco, con algunos destellos más claros durante breves intervalos de tiempo. Kenzo simplemente se alejó mediante un Shunpo, elevó su posición para colocarse sobre los árboles, ciertamente estaba un poco sorprendido. Desenvainó a Kitakaze y en ese mismo instante su hoja se tornó azulada, su Shikai estaba activado.  

No hubo palabras provenientes de su boca, se mantuvo en absoluto silencio. Seguía sin poder ver al hollow, lo cual le parecía algo bastante extraño. Dirigió su mirada hacia Rosa intentando detectar algún movimiento cerca suyo, más nada, nada aparecía. Hasta que lo vio, una máscara rodeada de una gran cantidad de ese humo, se movía rápido, y parecía ser casi que transparente. El hollow le dedicó una mirada, una mirada que fue más que suficiente para comprender contra lo que se estaban enfrentando, un Vasto Lorde. -Rosa, lo he encontrado, es un Vasto Lorde- Sus palabras fueron puntuales y exactas. ¿Qué hacía un VL en el mundo humano? Aparentemente HM estaba bastante revolucionado.

El peliblanco realizó un corte con su espada en el aire, del filo de la Zampakuto se formó una onda de hielo, la misma viajaba en dirección al hollow, el cual no movió un solo “musculo”, aquella onda impactó, pero el hollow se mantenía impoluto, como si nunca jamás le hubiesen disparado. Kenzo arqueó una ceja, nunca había visto algo parecido, ¿acaso era inmune a sus habilidades de hielo? El VL no tenía intención de quedarse a jugar, comenzó su rápido y veloz movimiento hacia la ciudad, no podían permitir que llegara, bajo ningún concepto. La persecución había comenzado.


Smoke:

Smoke es un VL bastante particular. Su poder hollow es bastante simple y engañoso. En estado natural su cuerpo es intangible debido a que se encuentra formado pura y exclusivamente de humo, ésta propiedad es también expansible a su máscara, por lo que básicamente parecería intocable. Sin embargo su principal debilidad radica en que siempre que intenta atacar o realizar cualquier tipo de acción que requiera el uso de su energía, su cuerpo se vuelve tangible durante breves instantes



Posee tres técnicas básicas: Corrosión: Una técnica con la cual Smoke realiza una proyección de su propio cuerpo corrosivo, éste  humo es capaz de degradar cualquier material y su daño depende del tiempo que uno se mantenga dentro de la humareda tóxica.

Paso veloz: La velocidad de movimiento de Smoke es incrementada 2 puntos de forma pasiva por su forma espectral, éste efecto desaparece cada vez que realiza una canalización o se dedica a atacar, mayoritariamente le funciona como forma de escape o emboscada.

Polución: Una enorme cantidad de humo cubre un area de 50 metros a la redonda, su  cuerpo dentro de ésta área es particularmente difícil de distinguir, éste humo funciona como cobertura y no posee efectos dañinos, aunque dentro del mismo puede utilizar cualquiera de sus otras dos técnicas.

Stats:
Fuerza: 4
Resistencia: 4 (+4 Regeneración)
Velocidad: 10
Protección: 4 (+4 Hierro)
Voluntad: 10
Dominio: 8
Reiryoku: 10

Volver arriba Ir abajo

Re: La interminable espera. [Privado Rosa Nakahara ]

Mensaje por Rosa Nakahara el Sáb Ene 16, 2016 4:37 pm

avatar
Mensajes : 227
Fecha de inscripción : 09/10/2015
Edad : 22
Ver perfil de usuario
Kenzo parecía estar dubitativo entre que debía hallar, sus ojos en cierto momento parecieron asumir que era una simple falla o quizás un error de radares. Aunque apenas dos segundos de aquel rápido, leve y sutil cambio de postura una presencia se sintió como una masa oscura que hubiera ingresado en el bosque a gran velocidad. Un fuerte grito llegó hasta mis oídos pero mi sonrisa permanecía inmutable, al parecer Kenzo se había adelantado en localizar al hollow por su propia cuenta sin pedir la más mínima asistencia, tal y como un capitán debía mostrarse centrado sin revelar nunca sus emociones.

Las palabras de Kenzo llegaron a mí como una canción de emoción, quizás me divertiría un poco aquel día. Había peleado en el pasado con un Vasto Lord y aun recordaba la emoción de aquella batalla -¡Oki doki loki! ¡Sera muy divertido! expresé sin temor mientras observaba el primer movimiento de Kenzo al parecer su espada podía manipular de cierta forma el clima para lanzar ráfagas de nieve y hielo sin mucho esfuerzo. La ráfaga invernal había sido certera seguramente a un hollow normal lo hubiera despedazado sin embargo aquella criatura parecía tener cierto tipo de intangibilidad al quedarse estático. Ese punto había llamado mi atención, parecía que su andar se había detenido en aquel punto para no sufrir daños, podía ser una trampa para acercarse demasiado o quizás era un requerimiento. No podía darme el lujo de acercarme a una distancia imprudente para confirmar mi teoría, tampoco podía desperdiciar energía en algún kido de atadura sabiendo que era muy posible que lo evadiera de la misma manera. Una idea surgió en mi mente, utilizar las fuertes ondas sonoras de algo tan insignificante como un aplauso para no permitirle un movimiento que perjudicara a la ciudad y a la vez impedir que se quedara estático. Debería ser un trabajo coordinado mientras yo repetía la maniobra para que uno de los dos tuviera tiempo de realizar un ataque certero.

La velocidad de la criatura era algo a tomar en cuenta al ser humo viajaba rápido pero aun podía pisarle los talones e incluso adelantarme unos pasos. Me apresuré colocándome a unos pasos de su trayectoria y aplaudí con fuerza, aquel movimiento me permitió enviar un fuerte viento hacia el hollow generado por la onda sonora del choque de mis palmas lo cual le forzaba a retroceder sin importar cuanto se forzara por moverse hacia delante. Era una oportunidad para mi compañero, descubriríamos si podía mantenerse intangible ahora que era arrastrado sin poder quedarse quieto en parte por su propia velocidad. -Inténtalo ahora, si no funciona creo que deberé improvisar un poco indiqué con una sonrisa mientras que otro aplauso arrastró aun con mayor fuerza al enemigo que ahora parecía una masa negra que se dedicaba a vibrar mientras forzosamente trataba de dejar de retroceder. Repetiría la acción cada cierto periodo de tiempo, no solo para alejarlo si no para no permitirle escapar de aquella trampa, incluso aunque lo moviera en un momento inadecuado tenía conocimiento del gran rango de la técnica de mi compañero y estaba segura de que lograríamos conectar un golpe sin importar en qué lugar fuera.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Firmitas:
[center]



Hablo-Pienso-Canto-Hollow Interno-Dōkeshi-Narración

Volver arriba Ir abajo

Re: La interminable espera. [Privado Rosa Nakahara ]

Mensaje por Kenzo Yukimura el Dom Ene 17, 2016 2:12 am

avatar
Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 24/12/2015
Edad : 27
Ver perfil de usuario
¿Acaso había simplemente evadido aquella onda? Aquel hollow claramente era algo singular. Era el primer Vasto Lorde que el capitán veía, ya que hasta la fecha no había más que escuchado sobre ellos y leído libros en los que decía que su poder era comparable al de un capitán e incluso había algunos que poseían capacidades más que superiores. ¿Éste sería uno de esos casos tan particulares? Rosa parecía tener el clásico espíritu cínico, no se había acercado en lo absoluto a la criatura, y para sorpresa de Kenzo la misma se movía realmente rápido, como si fuese nada más que una masa de aire. -Proteger al mundo humano, no creí necesario hacer esto…Tormenta helada, danza de cristal. ¡Congela! Kitakaze- Una ola helada fue disparada desde su cuerpo, aquella parte del bosque que se encontraba debajo de sus pies fue completamente congelada. Estaba completamente rodeado de su reiatsu, su armadura se había formado, y el clima cambio drásticamente otra vez, el frío comenzaba a hacerse sentir. Su propia Katana se modificó, mostrando aquella larga nodachi azulada.

Rosa se posicionó verdaderamente rápido en frente del Vasto Lorde, su velocidad sin dudas no tenía comparación hasta la fecha, era veloz. Se limitó a aplaudir, su fuerza fue tal que detuvo al hollow en el aire evitando su avance o retroceso, estaba prácticamente inmovilizado. Kenzo simplemente procuró posicionarse de frente mediante un shunpo, su movimiento fue casi tan rápido como sus límites le permitían un simple abanicado de la espada lanzó cientos de agujas de hielo en dirección al hollow. Las primeras dos golpearon su máscara clavándose sobre la misma, un enorme grito de dolor fue lanzado por el hollow, el cual simplemente se dejó llevar por el arrastre para poder utilizar su habilidad de intangibilidad nuevamente, intentó rodear a los Shinigamis. Algo que Kenzo no le permitiría, de forma tan rápida.  

-Bengala de Emboscada- Aquella red se extendió por el bosque a una velocidad sumamente rápida, simplemente tenía que conseguir que el VL desactivara su intangibilidad para poder dejarlo inmóvil durante el tiempo necesario para que Rosa pudiese dar su golpe. Quizás con la fuerza que había demostrado poseer aplaudiendo, simplemente podía golpear y dar en su máscara partiendo la misma en pedazos. La red estaba distribuida de forma tal que la Nakahara podría fácilmente ver su trayectoria. Y en caso de quedar atrapado, el hollow activaría las líneas, prácticamente vendiendo su localización. ¿Podrían detener aquella criatura antes de que consiguiera lastimar a cualquier humano?

Técnicas utilizadas:


冷たい雨 Tsumetai ame (Lluvia helada): La tercer y última técnica del primer canto se basa en la materialización de una onda de hielo frente a su cuerpo. De la misma emergen una gran cantidad de agujas de hielo que a la orden del Shinigami son arrojadas a una gran velocidad hacia el enemigo. Su trayectoria es indeformable, viajan en linea recta y tienen un alcance de unos 20 metros antes de volverse inestables y quebradizas. Éstas agujas tan solo cortan y atraviesan. No poseen capacidad de congelar ni nada por el estilo. Ésta misma técnica puede ser invocada en todas las direcciones deseadas, aunque siempre se manifiesta como una “media luna” de la que son generadas las agujas de hielo.


Fushibi (伏火, Bengala de Emboscada)
Parece ser una telaraña de energía. Realmente se ignora su naturaleza, y si se trata exactamente de un Bakudō o de un Hadō, ya que sólo se ha dicho su nombre y su respectivo número (12).

Volver arriba Ir abajo

Re: La interminable espera. [Privado Rosa Nakahara ]

Mensaje por Rosa Nakahara el Dom Ene 17, 2016 12:55 pm

avatar
Mensajes : 227
Fecha de inscripción : 09/10/2015
Edad : 22
Ver perfil de usuario
Había algo de realismo en la fuerza de aquel ente, pero no parecía tener comparación a otros enemigos que había enfrentado. De hecho ser paralizado tan fácilmente daba una idea de que no todos los Hollows tenían el mismo poder a pesar de ser clasificados de la misma forma. -No creo que pueda resistir demasiado afirmé mientras veía como su máscara era atravesada por agujas provenientes de la liberación de aquel capitán. Quizás frente a rivales inexpertos aquella masa de humo hubiera sido un problema pero tenía la desventaja de haberse cruzado con dos personas realmente experimentadas y capaces de acorralarlo.

Cuando la criatura intentó rodearnos mi compañero había actuado rápido dispersando una red alrededor del bosque para acorralar a la peligrosa criatura. No perdí tiempo revelando lo que parecía ser un simple cuchillo burlesco que cayó a mi mano desde la manga de mi abrigo, esto no era un cuchillo ordinario se trataba de la forma sellada de mi Zampakuto una forma que muchas veces lograba confundir a los que la veían. -¡Tiempo de acabar la fiesta! expresé con emoción mientras me dirigía a gran velocidad hacia el hollow, quien al verse acorralado dispersó gran cantidad de humo a su alrededor para privar la visión.

-Pink Feets's Tornado declaré mientras giraba usando una pierna como soporte, al cabo de unos giros la velocidad y la fuerza del viento bastaron para dispersar el humo a mi alrededor y crear un espacio de aire puro que se extendía disipando la gran masa negra. La máscara quedó expuesta poco después para sorpresa del hollow quien al intentar escapar fue alcanzado por el cuchillo. Mi movimiento había sido engañoso, parecía que solo el viento estaba disipando el humo pero en realidad avanzaba en línea recta hasta su última ubicación para así sorprenderlo. Cuando se dio cuenta de tal accionar ya era tarde y ahora su máscara yacía destrozada por mi cuchillo.

No tardó en purificarse, enviando las partículas espirituales hacia el cielo, un hollow bastante particular pero para sorpresa de muchos un espíritu puro que ahora podría encontrar su camino en la sociedad de almas. El poco humo restante se disipó mostrando el lugar intacto a pesar del peligro que habíamos logrado evitar, al parecer comenzar desde un principio acorralado le había intimidado lo suficiente para no causar grandes daños.

Descendí sonriente guardando mi cuchillo en la manga de mi abrigo para luego comentar en forma amable -Puedes quedarte con el crédito yo solo le di el golpe de gracia, además ya no necesito honor de esos viejos reí al finalizar la frase, la familia Nakahara contaba con un honor y respeto bastante antiguo cuyos miembros no deseaban ampliar en repetidas ocasiones. -Combates muy bien y para ser un Vasto Lord te mantuviste bastante calmado comenté con mi particular forma de ver las cosas, era de esperarse que luego de tal aventura me preocupara en halagar las cualidades de quien había sido tan buen compañero.

-¿Qué piensas hacer? Puedes pasar más tiempo conmigo si lo deseas ¡Hasta podría prepararte una fiesta de bienvenida! exclamé sonriente mientras me acercaba un poco a su lado, hasta aquel momento había estado a unos pasos de distancia pero solo para estar segura de que no hubiera otro peligro, al avanzar estaba segura de que si otro peligro pudiese surgir sería capaz de combatirlo. -¿Por cierto globos blancos o azules? pregunté inocentemente como si nada inusual hubiera ocurrido en aquel lugar y ahora estuviera hablando con un cliente más, mi actitud hacia que pareciera un día normal en un bosque normal junto con una persona de lo más normal.

Técnica:
Pink Feets's Tornado: El usuario gira manteniendo una pierna extendida logrando un efecto de remolino al girar sobre si mismo. Esta tecnica tiene la caracteristica de servir como una defensa frente a ataques ya que la velocidad producto de la rotacion incrementa la fuerza de la patada. A su vez, un enemigo dentro del rango de accion, sufrira multiples choques al acercarse convirtiendose en una defensa de alto nivel.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Firmitas:
[center]



Hablo-Pienso-Canto-Hollow Interno-Dōkeshi-Narración

Volver arriba Ir abajo

Re: La interminable espera. [Privado Rosa Nakahara ]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.