Staff
Afiliados
Foros Hermanos
Directorios y Otros
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro

Juego de cazadores [Libre]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Juego de cazadores [Libre]

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 20, 2016 7:08 pm

Es normal pensar que, en ciertas situaciones, se presenten eventos inesperados que puedan dar vuelta a la manera que tenemos de ver nuestro mundo, de tener en cuenta como el día a día que siempre seguimos no es tan solo una rutina repetitiva y robótica que deba cumplirse a rajatabla desde que nos levantamos hasta que vamos a dormir. Para mi, al menos, es normal que todo sea estructurado hasta el extremo mas absoluto de la palabra "rutina", poniendo en orden que es lo que debo hacer, como debo hacerlo y cuando debe hacerse tal cosa, sin importar detalles como "azar" o "casualidades". Yo no creo en las casualidades, como cualquiera que me conoce sabe, porque no siento que deba dejarse en manos de algo tan caprichosamente irregular en su funcionamiento e indefinible en su descripción, como lo es la suerte, a la hora de tomar una decisión que bien puede afectar completamente mi vida.

Curiosamente, he sabido constatar que cosas así hacen que mi manera de ver el mundo sea atacada de vez en cuando por una fuerza superior que busca poner a prueba los limites de mi paciencia y fidelidad a mi propia doctrina, como si quisiera ver si yo soy capaz de seguir creyendo en lo que pienso, como si fuera un pequeño niño que se toma como dueño absoluto de la verdad y que está frente a un adulto que encuentra divertido el hecho de que está equivocado en su forma de pensar.

Como supongo que ocurre ahora, que estoy buscando en esta condenada ciudad el camino que me lleve a esa tienda del demonio donde debo pasar a retirar ciertos artículos de importancia para un trabajo grupal en el que me habia enfrascado. Cosas de la división, debe aclararse para aquel que no sepa de que hablo. Nada que no sea posible de explicar como "una patrulla de rutina con el fin de asegurarse de que no hay Hollows rondando por esta tierra", y que yo veo como una razón mas para ir de cacería cuando tengo el tiempo para realizarlo. Porque para mi eso son estos trabajos: Una cacería, donde una de las presas mas peligrosas de todo el mundo se reúne en grupos para poner en vigencia la regla del reino animal: "Solo el mas fuerte sobrevive, y en este mundo la cadena alimenticia lo es todo".

-Mierda. Mierdamierdamierdamierdamierda... ¿Donde demonios está la tienda...?-Iba preguntándome mientras caminaba con visible irritación por una calle cuyo nombre realmente no conocía, a paso levemente acelerado mientras la luna brilla sobre mi cabeza. Una noche agradable y solamente arruinada por este pequeño percance imprevisto, pues es el mejor tiempo para cazar sin interrupciones de aquellos que aun están vivos-¿Como es que ahora no puedo encontrar el camino a la tienda? Ni que fuera esa tienda que cumple deseos en esa historia de los que viven...

Verán, es raro que ahora mismo no pueda encontrar el camino a un lugar que ya he visitado en otras ocasiones cuando me he visto envuelto en el mismo trabajo de siempre. Por lo general, el punto de entrada que se escoge no varia demasiado, debido a que eso ayuda a mantener un ritmo y cierta familiaridad al momento de llevar a cabo las patrullas, por lo que el camino desde el punto A (La zona en la que entramos al mundo de los vivos) hasta el punto B (La tienda) debería en toda regla y teoría ser exactamente el mismo sin haber cambiado. No es como si hubiera pasado mucho tiempo igualmente desde la ultima vez que estuve en el mundo de los vivos, no el suficiente como para que la estructura general de la ciudad cambiase notablemente.

Solo queda, a fin de cuentas, una opción mas. Según tengo entendido, un personaje muy famoso de novelas detectivescas una vez ha dicho "Cuando todo aquello que es imposible ha sido eliminado, lo que quede, por muy improbable que parezca, es la verdad". Se que yo no he cambiado mi rutina en ninguna manera a la hora de iniciar mi viaje desde el punto A hasta el punto B, ademas de que mi memoria no es tan fallida como para obviar puntos de referencia tan normales como lo pueden ser saber cuantas calles debo recorrer para poder llegar, o la dirección en la que debo partir. Ciertamente, no hay nada mal en mi capacidad para guiarme por el espacio geográfico de la ciudad, por lo que no puede argumentarse que yo padezco de perdición espacial crónica. Tampoco puede detectarse reiatsu alterando mi organismo, con lo que no hay modo alguno de que esto sea una ilusión que afecta mis sentidos o que haya cambiado mi ubicación aleatoriamente.

Eso deja, como resultado, que la opción menos viable es justamente la verdadera, y con la que menos me gusta lidiar: El mundo quiere joder conmigo por alguna razón.
avatarInvitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de cazadores [Libre]

Mensaje por Alfabica el Lun Ago 22, 2016 5:11 am

Alfabica lo sabía, tan pronto llegara al Gotei 13 comenzaría nuevamente a moverse; escasos momentos tuvo de ocio antes de su primera misión y nombramiento. Unas 48 horas atrás, el bien parecido Shinigami de voluminosa cabellera azul emergió de una puerta corrediza con un grupo de silenciosos encapuchados que; sin mediar palabra alguna se difuminaron fugazmente en el aire en diferentes direcciones, únicamente el aguardaría para reorganizar sus ideas, y es que a pesar de que era un encargo de rutina, el segador se tomo su tiempo para realizar cada una de sus tareas. Con velocidad estuvo rondando distintos puntos de Karakura, marcando en un mapa zona por zona, tramo por tramo, en algunos se tomo la libertad de detenerse; siendo estos los mas agradables a la vista, después de un par de horas logró recuperar completamente su compostura; acelerando la marcha. No cualquiera podía seguir el veloz Shumpo del recién ascendido Teniente del Segundo Escuadrón y de hacerlo destacaría aquella reluciente insignia en su brazo derecho, con su respectivo Kanji tallado.

No había pasado demasiado tiempo desde que dejo el Escuadrón de exterminación para volver a las filas del Gotei, afortunadamente sus tiempos en dicha organización pudo conocer diversas partes del mundo, y Karakura no era la excepción. En esta oportunidad su misión seria solo de reconocimiento, enmarcando los puntos de la ciudad con mayor afluencia de hollow según informes extra-oficiales, una simple precaución. Su mente carecía de pensamientos fútiles como en los que algunas veces solía enfrascarse, aunque su semblante era el mismo de siempre, serio, de pocas palabras como si habitase en un mundo completamente distinto al resto mas esto era solamente sinónimo de su concentración para con la tarea en cuestión, no era su intención liarla, después de todo; pese a la ausencia de un Capitán, corría de la mano del Teniente dar la cara por su Escuadrón, haciendo los informes respectivos, rindiendo cuentas y manteniendo a flote a su división, al menos hasta el ascenso de alguien mas capaz para tomar el mando. Incontables shumpos seria ejecutados en aquella jornada, mas la presencia de uno de los suyos en la distancia acabaría con aquel martirio sobre sus piernas, no lo conocía e ignoraba si se trataba de un miembro oriundo de su división enviado a Karakura para el mismo fin, así pues apuro el paso hasta su encuentro, apareciendo fugazmente ante el ya mencionado.

Sus instintos le llevaron a hacer contacto visual, intercambiando miradas y, una vez estuviese consciente de su presencia romper el silencio sin quebrar su frió semblante.-
Buenas tardes, también fuiste enviado para la Operación de reconocimiento numero 13B.- Si, ese era el numero del informe concreto, quizás le parecería raro mas así llevaban las cosas en el Omnisitukido; o el bien llamado “Escuadrón de Operaciones Especiales”. Desconocía si eran los únicos efectivos enviados al mundo humano en aquella oportunidad pues era bien sabido que incluso el envió de Shinigamis era cuidadosamente monitoreado por el Seireitei, pero aquello no era precisamente algo que le interesara, fuese el asunto que fuese, cada quien yacía cumpliendo con su deber o sus deseos, aspectos que respetaría de cualquier hermano de armas oriundo de la Sociedad de Almas.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Hablo // Pienso // Zampakutoh
avatarAlfabica
Mensajes : 288
Fecha de inscripción : 12/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de cazadores [Libre]

Mensaje por Hood Skull el Lun Ago 22, 2016 10:21 pm

Noche estrellada en la ciudad de Karakura, con seres espirituales paseándose bajo el velo de la noche. Uno de ellos era Haru, Shinigami Sustituto desde hace y aun año, como vuela el tiempo. Por lo general sus noches se trataban de llenar su ciudad de pequeños pedazos de arte urbano, sea ya criticando algo o haciéndolo solo para romper reglas, pero esta noche no. El no era un ser espiritual solo por casualidad, alguien tenía planes para el, y ese alguien lo había mandado a entrenar. Ese extraño mentor que tenia era así, y ahora quería que su experimento se entrenara, y eso haría. Él también deseaba más poder, tener fuerzas para exterminar esos seres que se alimentan de las almas humanas, o para exterminar cualquier otra cosa que lo pusiera en peligro. Suerte tenía de habitar una de las ciudades mas pobladas por los temibles Hollows, Karakura parecía ser un imán para estas criaturas, y lo había aprendido por la fuerza siendo descuidado en sus caserías, cometiendo los tipicos errores de un novato que se cree completamente imparable. Pero bueno, eso era pasado, el ya sabia que no debía descuidarse. Y por eso estaba esa noche haciendo el trabajo de los verdaderos segadores de almas, cazar a las infames criaturas, sin esperar ningún reconocimiento ni agradecimiento, ya sabia que los de su tipo no eran demasiado queridos por la Sociedad de Almas.

Se encontraba parado en el techo de su casa, mirando hacia el horizonte. No sabía por que todavía no había despegado de allí, tal vez un poco de nervioso de que su Gigai fuera a ser molestado mientras el no estaba y que se preocuparan por el, aunque claro, con la clase de hermanos su tenia y la relación actual de sus padres las probabilidades de eso eran simplemente mínimas. Acomodo las ropas de Shinigami que ahora usaba, aun no se acostumbraba a estas aun, y ya llevaba un año acostumbrándose a ellas, bueno, seguramente en un mes más empezarían a ser cómodas. Salto de ese techo y empezó a saltar a los de los vecinos, le impresionaba la agilidad que adquiría al estar fuera de su cuerpo, definitivamente era ligeramente superior a un humano normal. Sujeto su Katana con miedo a que se cayera durante su carrera, sin esa arma estaba completamente desprotegido. Y siguió tranquilamente, tratando de ubicar las presencias espirituales que tuviera cerca, en busca de cualquier Hollow que estuviera a su nivel. Y finalmente detecto algo, pero no era lo que buscaba.

Eran dos Shinigamis, fáciles de reconocer por el tipo de energía espiritual que desprendían, además de sus ropajes. El rubio no podía distinguir si alguno era de un rango mas alto que el otro, o si eran de algún escuadrón especifico, su mentor lo había enseñado lo básico sobre la Sociedad de Almas, por lo que eran normales sus dudas. No se dio cuenta de que apareció de golpe, literalmente cayó de un techo, quedando parado enfrente de ambos, delatando su presencia demasiado rápido. No supo como reaccionar, solo se enderezó y retiro su mano de la empuñadura de su Katana, mientras se tranquilizaba. Miro a ambos rápidamente, analizándolos, preguntándose que le dirían- Esto... Hola -y saludo, que pedazo de idiota, definitivamente, su mentor debía darle clases de como tratar con Shinigamis de verdad.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Habla - Piensa
avatarHood Skull
Fraccion 98
Mensajes : 146
Fecha de inscripción : 26/02/2015
Edad : 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de cazadores [Libre]

Mensaje por Invitado el Mar Ago 23, 2016 1:57 am

Quizás era el hambre, quizás era las ansias de luchar, quizás era solo el aburrimiento lo que traía al hollow nuevamente a la tierra, la destrucción que causaba en el mundo humano no era comparable con lo que hacía en el hueco mundo, tras su garganta, abierta en dirección a Karakura, se veían los restos de gran cantidad de hollows, desintegrándose en el aire con sus máscaras rotas y sus cuerpos carcomidos por gigantescos dientes. El cielo nocturno lo recibió, con familiaridad, la energía que expulsaba la ciudad era bien recibida por el Vasto Lorde, todo era tan familiar para él, ya había estado tantas veces en aquel sitio, muchas fuertes almas lo habían enfrentado y muchas de ellas aun vivían para contarlo, era extraño que vivieran pero eso le daba la seguridad al hollow de que encontrarse ahí, en ese momento, lo haría tener la mejor oportunidad de un buen combate, una lucha fantástica y solo quizás, un almuerzo muy rico en proteínas.

Estaba flotando quieto en el aire, analizando cada reiatsu que se acercaba a él, los humanos en esa ciudad eran bastante fuertes, algunas veces sus almas eran nutritivas, pero no buscaba una simple cena, deseaba cazar, destrozar a su comida antes de por fin devorarla, los reiatsus eran en su mayoría humanos, no había mucha diferencia entre ellos, quizás se había equivocado y no encontraría nada bueno por ahora. Decidió a seguir buscando, acercándose más a tierra firme, deseando encontrar algo entre las laberínticas calles de la ciudad, llego hasta el suelo, comenzado a caminar, sus pasos se marcaban en el asfalto, quizás porque los daba con fuerza o por el peso de su cuerpo, dejaba un ligero rastro de pisadas allí por donde iba, simplemente caminaba, muchos humanos pasaban a su lado, siendo a veces empujados por su pesado cuerpo, golpeándose contra el suelo, como si algo los hubiera golpeado. Su paseo fue cortado, tres presciencias atrajeron sus sentidos, no eran lo suficiente fuertes, pero sobresalían.

Su mano se metió en su máscara, tragada por un agujero negro, sus músculos se tensaron, sosteniendo algo pesado, el mango de una espada comenzó a salir junto a la mano del gigante, no tuvo espera, halo con fuerza su brazo, tensando todo sus músculos en el acto, una gigantesca espada salió de su pirámide, el movimiento del arma junto a su peso y la fuerza creo una ráfaga de aire que tumbo a todo humano en la carretera donde estaba, el arma se dejó caer por su peso, golpeando el suelo con fuerza, destrozando el concreto y asfalto al chocar. Comenzó a caminar nuevamente, arrastrando el arma, sosteniéndola con su mano izquierda, dejando una fina línea de destrucción mientras acortaba la distancia entre él y sus nuevas presas.

Podía seguir con gran facilidad el reiatsu residual de cada criatura en ese lugar, el perfecto cazador de shinigamis, ellos no podían esconderse de él. Pero como orgulloso cazador que era prefería dar ventaja a sus oponentes, su reiatsu, antes ligeramente escondido comenzó a elevarse de golpe, descubriendo así los límites de su poderío, no estaba controlado, se escapaba como fugaces destellos de luz roja, la presión causada por el mismo desmayaba a casi todos los humanos a su alrededor, se quedó en el lugar, si eran buenos shinigamis se atreverían a enfrentarlo, si no, al menos protegerían las almas humanas en su cercanía, tenía que darles otro incentivo para que se acercaran, asustar un poco, para ser un gigante destructor, no era tan bruto como aparentaba

-¡¡¡APLASTAR!!!- Un poderoso grito, ronco, como un gruñido, salió de aquella pirámide, rebotando en las paredes, escuchándose a varias cuadras del punto donde el hollow se encontraba, el reiatsu que rodeaba su cuerpo se arremolino en la punta de la pirámide, una técnica conocida por todos, en él no era tan devastadora como en otros, pero su amplitud era mucha, un cero de color rojo fuerte, con un tamaño descomunal, cargándose lento antes de ser disparado, la energía se esparció formando un cono, unos diez metros de ancho y tres de alto, destruyendo todo lo que se encontraba frente a él, no fue de mucho alcance, unos quince metros y se evaporo la energía, pero el arrastre de destrucción que dejo era sorpréndete, varias explosiones, las casas destruidas, algunas almas saliendo de los cuerpos humanos, había iluminado la ciudad con esa destrucción, los humanos ahora huían despavoridos, otros simplemente se dejaban llevar por la desesperación, alimentaban el ego del gigante, que seguía emitiendo energía, aunque no en gran cantidad ya había bajado la cantidad de su emisión, no quería quemar toda su energía solo emitiéndola así.
avatarInvitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de cazadores [Libre]

Mensaje por Hikari Mizu el Mar Ago 23, 2016 4:25 am

La noche... preciosa noche, ¿debido a aquel cielo estrellado? era uno de los factores; pero lo que realmente lograba cautivar a la arrancar de ojos verdes era la naturaleza de la ciudad: los jóvenes saliendo en grupo, los insectos entonando su canto, las aves nocturnas que cazaban en un bosque lejano... las luces de la ciudad y su vida crepuscular. Todo era sencillo, pequeños detalles que convertían la noche del mundo material en algo maravilloso.

¿Y qué la hacía brillar a ella? ¡su nuevo vestido! un vestido negro, con un ligero vuelo y encajes blancos, acompañado por algunos lacitos (adoraba los lazos) del mismo tono de blanco, especialmente uno bajo su pecho, adornado con un escote digno de una dama: bonito, pero no descarado. Unos guantes negros de gala ocultaban sus manos y brazos, y sus piernas vestían unas medias hasta medio muslo acabadas en sendos ligueros de encaje blanco, los zapatos con un pequeño tacón acompañaban todo el color negro del vestido. Su cabello, peinado de forma perfecta, caía ondulado tratando de formar unos tirabuzones, y su perfume era embriagador. La guadaña, su arma, estaba colocada a su espalda debidamente: no le gustaba cómo quedaba junto al vestido, pero era mejor tenerla cerca.
¿Por qué se adornaba tan bien si no había acudido a una reunión ni a una cita con un macho? por que una dama debía dar siempre una buena impresión, incluso si no iba a ser vista, así de simple.

Y, sumergida en los pensamientos de cómo tejería su próximo vestido, lo escuchó: un grito, terrible y portador de malas nuevas. Lo siguiente que vió fué un destello rojo como la sangre venir hacia ella, arrasándolo todo a su paso; Mizu saltó para aterrizar varios metros más alejada, aterrizando con la gracia y feminidad que siempre la acompañaba, limpiando su falda y, acto seguido... observar el horror: muertos, caos, destrucción... era horrible.
-¿Que.. qué ha pasado? ¿¡que ha pasado!?
No podía soportar verlo, tantos muertos en un instante, tantos sueños rotos y familias hechas añicos... tantas maravillas destrozadas. ¿Y el culpable? no estaba lejos.
De hecho, podía verlo desde su posición: un hollow, uno con una especie de pirámide en su cabeza.
-¿¡Por que habéis hecho eso!? ¡no ha estado bien!
Se dirigió a este, aproximándose completamente indignada hasta quedar a tres pasos frente al susodicho hollow.
-Esas personas no te habían hecho nada, ¡vuelve a Hueco Mundo!
Y se cruzó de brazos, a la espera de que el hollow obedeciese tal como un niño castigado obedece a una madre. O algo así. Eso si, Mizu no se arriesgaba a recibir un ataque inesperado: estaba a la distancia suficiente para que, al detectar cualquier movimiento hostil, pudiese emplear un sonido o algo que la evadiese del monstruo.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

De sirvienta:

Estilo habitual:

Resurrección (sin guadaña):

Estadísticas:

Fuerza: 8 (+4 Primera Res. pasiva)
Poder: 6
Destreza: 5
Aguante: 23 (+9 Primera Res. pasiva)
Agilidad: 5
avatarHikari Mizu
Reina de Hueco Mundo
Mensajes : 166
Fecha de inscripción : 27/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de cazadores [Libre]

Mensaje por Invitado el Miér Ago 24, 2016 3:45 pm

Puedo aceptar, en parte, que el mundo quiera tirarme bolas curvas e imprevistas cuando estoy haciendo algo. Nadie puede controlar ciertas circunstancias, naturalmente, porque hay cosas que ocurren que no pueden decidirse si dejar que ocurran o no por mas que pueda ser la vida mas simple y llevadera si uno pensara "no quiero que esto pase" o "seria bueno si las cosas pasaran de tal o tal modo". Estoy, a fin de cuentas, en una patrulla rutinaria en una ciudad donde es normal que pueda cruzar caminos con gente extravagante y extraña que puede verme o que tiene afiliación con un grupo que esté relacionado con el mio.

Por eso no me sorprende mucho que un shinigami al que no conozco me parase en el camino de seguir yendo hacia la tienda de los huevos para preguntarme si yo era alguien que estaba involucrado en la patrulla 13B, que aunque no puedo recordar el numero exacto de la misma en la que yo habia sido incluido, bien sabia que era una operación en conjunto con otros escuadrones, debido a la repentina aparición de reportes donde se mencionan sucesos extraños en la ciudad y como estos involucraban a hollows de alto calibre rondando por la zona.

-Si, estoy en ella. Séptima división, shinigami raso Ookami Kamui.-Dije con serena calma mirando a quien parecía ser un teniente en uno de los escuadrones que no era el mio. Por lo visto, estaba hablando con el teniente de la segunda división, alguien de quien mucho no sabia y, en cierto sentido, no tenia razones por las cuales debiera saber de él. Después de todo, soy un shinigami mas en las trece divisiones y no debo preocuparme por esas cosas-Supongo que forma parte de la operación conjunta, teniente.

Podríamos decir que, en cierta forma, intercambiar saludos con un teniente de esta forma no es normal. Puede ocurrir, si, pero no es precisamente normal que suceda en medio de un trabajo de este calibre. Pero no es como si fuera a bajar la guardia al pensar que serian las únicas sorpresas que el mundo puede traerme, porque es tonto pensar que esas pueden acabarse o tienen un limite diario, y los dioses sean alabados si es que pienso de esa manera tan paranoica, porque si no fuera por eso de esta noche no pasaría.

Como ocurre ahora, que se aparece como caído del cielo... literalmente hablando, un shinigami mas. Esta vez, en diferencia al teniente de pelo azul que habia aparecido primero y que tenia pintas de ser bastante fuerte, se trataba de alguien mas común en su aspecto: Joven, al menos tanto como lo parecería yo si no fuera porque tengo casi dos siglos de existencia, de pelo rubio y corto. No es alguien a quien pareciera conocer, pero como estamos hablando de un trabajo en grupo no seria raro si el fuera de una división ajena a la séptima y a la segunda, pues en su saludo no parecía denotar conocimiento alguno sobre el teniente. Al menos, eso podía deducirse.

-¿Otro mas en la patrulla? Parece mentira que haya una especie de reunión en este lugar. Ni que fuera tan importante.-Bufé, visible y obviamente molesto por como el mundo estaba tirando de todo para joder con mi paciencia. Claro, no seria suficiente, porque estamos hablando de que tres shinigamis, por alguna razón en especifico, estaban juntos en un lugar.-¿Ahora que nos falta? ¿Que aparezca un Hollow? Seria la ultima eso.

¿Han oído hablar alguna vez del dicho "Ten cuidado con lo que deseas, pues puede cumplirse"? Yo si, y en este momento estaba odiando el haber abierto mi gran bocota, porque tras sentir que una presencia espiritual MUY fuerte se estaba dejando notar por el lugar, para luego hacerse escuchar con un grito que, si estuviéramos en otra situación y esto fuera un comic, me recordaría a ese personaje de Marvel con piel verde. Bueno, eso y que no hay tiempo para idioteces porque habia que correrse rápido porque un Cero se venia encima. ¿Como se que es un Cero? Porque estoy viendo un laser grande como la puta madre que quiere golpear en el área general donde nos encontrábamos todos los shinigamis, que eramos tres. Tal y como se ha pensado hacer, he tenido que moverme rápido hacia un costado para evadir el ataque que no sabia muy bien si era para dañarnos o simplemente para llamar la atención.

Al menos... al menos el Hollow habia dado aviso de que iba a disparar. Creo. Espero. ¿Supongo?

Pero eso no es todo. Honestamente, puedo aceptar también que esto pueda ocurrir. Estamos hablando de que hay tres seres con fuerza espiritual que puede atraer a Hollows como carnada, eso es normal. Puedo aceptar que tengamos que enfrentar a un monstruo cuya sola presencia me hacia sentir ganas de vomitar y caer al suelo de rodillas -Pues no voy a aceptar caer de cara al suelo. Eso es humillante-, porque en si el trabajo implica vigilar por si esa clase de cosas aparecen en el vecindario.

Lo que si no voy a aceptar es que luego aparezca alguien mas con fuerza espiritual que también nos deja en evidencia como que somos débiles. En serio, ¿que mierda es lo que está pasando que ahora todos deciden salir de los recovecos en los que estuvieron escondidos? ¿Tanta gracia hace que ahora incluso alguien que quería darle ordenes al monstruo hizo presencia?

Diablos. ¿Saben una cosa? Al demonio todo, ya no tengo ganas de jugar.

-¡OH, POR FAVOR! ¡ESTO YA ES RIDÍCULO!-Comencé a gritar, gesticulando con mis manos como quien trata de comunicar algo que solo con palabras es difícil o imposible de lograr, porque si vamos al caso esto ya es el colmo de todo lo que está pasando en el mundo, dado que nadie puede tener tanta mala suerte como para tener que encontrarse de cara con un Hollow -Y encima uno tan fuerte como lo era Señor Cabeza de Pirámide-, sino también como para que apareciera alguien mas que tenia un reiatsu muy parecido al de un hollow pero que no lo era, lo que dejaba en claro que era un Arrancar, o como sea que se llamen esos cosos-¿¡Ahora que nos falta!? ¿¡Que aparezca un Quincy, tal vez!? ¡Ya no es gracioso, mundo!

¿Que acaso no puedo tener un maldito día en el que estas cosas no sucedan? ¿Es mucho pedir, o es que hay una fuerza superior que se deleita viendo como hay que lidiar con estos problemas?
avatarInvitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de cazadores [Libre]

Mensaje por Alfabica el Miér Ago 24, 2016 6:19 pm

El crepúsculo generaba cierto aire de tranquilidad. Pero pronto dicho fenómeno dio lugar a la noche inminente que se cernió en Karakura, cualquier luz o astro seria completamente opacado por la imponente Madre Luna que se alzaba en primera fila ante aquel fortuito encuentro entre segadores, su luz contrastaba con el ambiente nocturno habitual de la cuidad; como enseñando a cada poste o fuente de luz artificial lo que era verdadera luminiscencia. El viento zarandeaba la voluminosa cabellera azulada mientras se encontraba meditando acerca de la proveniencia de Kamui. Por un momento volvió a caer embelesado por el cielo nocturno, la vista era hermosa, mas la atención hacia los presentes apremiaba. Se trataría entonces de Kamui, un Shinigami del Séptimo Escuadrón, no conocía los detalles de la misión y realmente casi nunca los pedía; pero al parecer aquel encargo se trataría de una misión en conjunto; por lo que paso de su proveniencia y se tomo unos segundos para enmarcar la zona en la que se encontraban en el mapa, reduciendo el numero de áreas restantes.- Mi nombre es Alfabica, es un placer.- Se presento sin hacer contacto visual, no hizo énfasis en su rango; después de todo ambos segadores pertenecían a Escuadrones diferentes. Alfabica se habría alejado un poco de no ser por la presencia de un nuevo visitante en las inmediaciones, quizás otro miembro del Gotei adjunto a la misma misión.

Viajaba por su mente, ensimismado, la tranquilidad era demasiado perfecta como para arruinarla con la visita de alguna criatura que lo único que traería al lugar sería destrucción. Resultaba irónico; dentro de poco el panorama cambiaria súbitamente. El peliazul no tuvo que pensarlo durante mucho tiempo, quizás eso era justamente, o simplemente se decanto a aquello mirando como el nuevo visitante también lucia el uniforme estándar de un Segador, alguien con sus habilidades que podía interiorizar en la naturaleza de aquel individuo, le resultaría innegable que se trataba de un Humano; había oído poco de estos “Aliados” de la Sociedad de Almas.-
¿Shinigami sustituto eh?- Resonó en su mente como una incógnita, efímera pues estaba seguro de que así se trataba mas no podía indagar mucho mas.- Buenas noches.- Inquirió; encarando al recién llegado con su semblante característico. No era necesario indagar en su proveniencia.

Seria entonces cuando sucedería, todo pensamiento o palabra que pudiese llegar a suscitarse por su parte carecería de verdadera importancia, de repente, en un solo instante, la presión espiritual aumentó de golpe; haciéndose virtualmente tangible tanto que azotaría sus holgados ropajes; su melena azulada no seria la excepción y es que Alfabica tardaría un par de segundos en asimilarlo; mientras buscaba el epicentro de la presion, los tramos de concreto mas antiguos que erigían algunos edificios cercanos comenzaron a resquebrajarse, su proveniencia era desconocida; mas su naturaleza no lo era del todo. Sus años en Escuadrón de Exterminación sin duda eran su mejor base, se trataba de un Hollow; el mas poderoso con el que alguna vez se topo; quizás lo mas grande que hubiese visto Karakura tan de cerca. Corrientes de viento fortísimas viajarían junto con tan descomunal energía, como invitando a los Segadores a ir tras el; ¿Cómo Cazadores? ¿Cómo Presas? No importaba; inclusive en la naturaleza podía verse el del Cazador cazado; y un ser con semejante energía solo podía estar en la cúspide de la cadena alimenticia . El cielo comenzó a nublarse, aquel reaitsu parecía influir incluso en el clima, o era simplemente un gesto de la naturaleza por ambientar aquella fatídica noche. Un mal augurio, sin duda hoy, mas de uno caería.

Pronto se vio en la obligación de reaccionar; aquello precedido por un intenso reiatsu lumínico comenzaría aflorar iluminando la cercanía, aquel ser estaba cerca, e inclusive Kamui podía sentirlo, pronto tendrían que salir de alcance; escapar de aquella descarga de energía espiritual que arrasaría con todo lo que se dignase a toparse en su camino,  las destrucción sin sentido, las muertes de inocentes. No distinguía siquiera de las almas menos comunes. No tuvo que preocuparse por Kamui quien  conto con la rapidez para apartarse de tan arrolladora descarga de energía mas no se arriesgaría para con el recién llegado, realizaría dos shumpos de manera impecable; el primero para posicionarse cerca del ya mencionado posición en la que lo tomaria fuerte de los ropajes con ambas manos, y el segundo para respectivamente cambiar de posición a una que no se vieran comprometidas sus integridades. En el proceso intento pensar, pero muy poca información tenia para sacar conclusiones concretas acerca de lo que allí sucedía; algo era seguro, aquel cero no iba en dirección a los segadores, serian los segadores lo que estaban en el camino del cero. –
Vamos- Susurró por un breve instante mientras sus figuras se disfumiban completamente. Desde su nueva perspectiva tanto Alfabica como Haru tendrían una perspectiva mas amplia de la situación desde una edificación que milagrosamente aun se mantenía en pie, por un breve instante, pudo apreciar con detalle la figura de aquel ser; basto con aquello para hacer realidad su peor temor. Perdió la vista de Kamui más esperaba que hubiese salido de alcance satisfactoriamente. Así pues; su mente pudo centrarse en aquel ser; y no solo eso; sino en una figura mas que yacía encarándolo como si de un niño se tratase. No podía apreciar con mucho detalle la figura de la ya mencionada pese a la distancia pero era obvio que se trataba de una mujer con algún tipo de parentesco con la criatura ¿Arrancar?, había escuchado de ellos mas jamás había visto uno como tal por lo que se limito a no sacar conclusiones. La destrucción era ahora el panorama predominante, gritos, almas. ¿Este era el balance que el mundo tenia para las desdichadas almas que disfrutaban antes de una expectativa distinta de vida?, de no existir el mas allá, lo sucedido aquella noche seria lo mas injusto y pecaminoso que alguna vez hubiese visto en su vida. Para prevenir eso era que se formaba a los Shinigamis en la Academia, pero Alfabica no era lo suficientemente tonto como para saber que no tenía oportunidades ante semejante bestia ni lo suficientemente cobarde como para escapar sin más. La enfrentaría.

No era muy difícil reconocer aquel reiatsu sin control alguno, las marcas indicaban claramente que se trataba de un hollow, no era un arrancar sino uno de los más temidos por las sociedad de almas, un Vasto Lorde. Una leyenda para los Escuadrones de Exterminacion; la cúspide evolutiva de los Hollow; algunos simplemente se estancan o son devorados antes de siquiera compararse con un Vasto Lorde . Como todo ex-miembro de dicho escuadrón sabía que aquella criatura seguro había llegado a éste mundo con un simple objetivo, destruir y alimentarse. La ciudad de Karakura no seria la excepción, seria más bien un buffet de: “Todo lo que puedas comer” y “Todo lo que puedas destruir”. Para su suerte; aquello era solo el comienzo ¿Para su suerte. Si, inclusive sus nervios podían jugarle una mala pasada. El mundo humano además de ser hermoso era muy frágil a los cambios, el cielo parecía pedir ayuda, el viento traía consigo los gritos despavoridos de las almas que intentaban escapar del devorador insaciable que les asechaba. No despego la vista de aquella chica que; sin importar lo que sucediese les daría algo de tiempo a los Segadores de reagruparse y organizarse.-
No podemos simplemente dejar que esta cosa destruya la cuidad sin mas.- Hablo al Shinigami Sustituto, sin hacer contacto visual.

Sin embargo, pese a la gravedad de la situación; no te involucrare..- Volvió, dejándole claro que estaba consciente no solo de que era un Humano; sino de que no era un miembro del Gotei 13 como tal. Un simple movimiento fue necesario para tomar su Zampakuto y cerrar sus ojos por un breve instante, preparándose psicológica mente, acto seguido se agacho atestiguando a cubierto lo que sucedería entre aquella chica y el Hollow. Aguardaría a que Kamui diese señales de vida, si estaba dispuesto a seguirlo, lucharían; sino Alfabica lucharía solo. En el cielo  se podía apreciar las cenizas y el polvo de la destrucción causada por aquel visitante descuidado. Sin duda una feroz batalla se avecinaba.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Hablo // Pienso // Zampakutoh
avatarAlfabica
Mensajes : 288
Fecha de inscripción : 12/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de cazadores [Libre]

Mensaje por Hood Skull el Miér Ago 24, 2016 10:45 pm

Una casualidad del destino, el encuentro entre dos Shinigamis de verdad, almas entrenadas para pelear, y un simple humano al que se le había otorgado una bendición, o maldición, depende mucho de quien lo mire. Haru estaba un poco nervioso, no sabia que hacer o decir mas allá del anterior saludo. No tenia preparación previa para situaciones así, y el jamas se imagino que fuera a tener esa mala suerte. Miro al muchacho de pelo negro, no aparentaba mas edad que el, aunque bueno, seguramente se la triplicaba con facilidad, no por nada era un dios de la muerte, seres longevos. Gracias al chico obtuvo información, principalmente que había una patrulla en la ciudad en ese momento, que buena noche había elegido para entrenar- Eh... Si, soy parte de la patrulla. Creí haber sentido un Hollow por la zona y vine a investigar, pero creo que me equivoque -fingía ser uno de ellos para no levantar ningún tipo de sospechas sobre él. Era muy fácil notar al chico nervioso, pequeñas gotas de sudor resbalaban por su frente, casi que se estaba delatando él solo. Necesitaba un segundo para escapar, o inventar una excusa para salir de allí. No es que esas personas le cayeran mal, de hecho apenas las conocía, pero necesitaba salir de allí cuanto antes, no se había topado nunca con Shinigamis, no sabía que le podía pasar estando mucho tiempo cerca de ellos, y siendo alguien con un pasatiempo un poco especial sabía como ser precavido.

Empezaba a caminar lentamente hacia atrás, tenia planeada ya una mentira, pero entonces sucedió lo inesperado por parte de los tres, sobretodo del rubio. Esa energía espiritual era simplemente inmensa, aterraba al joven, lo hacia sentir instantáneamente mal. Por un segundo sintió ganas de caer al suelo a vomitar, era demasiado para el, simplemente lo abrumaba. Volteo a ver en la dirección de la que venía ese temible poder, sabia que le pertenecía un Hollow, pero nunca antes había sentido algo tan poderoso, el no sabia de la existencia de seres así. Instintivamente coloco sus manos en la empuñadura de su espada, parecía que el golpe de adrenalina en su cuerpo había elegido pelear a correr, y eso era una estupidez, simplemente no era rival para esa criatura, y menos para el cero disparado. Su obvio destino al quedarse allí parado tratando de frenar el cero con su espada era morir desintegrado por ese poder, pero para su suerte uno de los shinigamis lo saco de allí rápidamente. Miro como lo sujetaban de la ropa, y se movía a una velocidad inhumana- ¡Woooaaa! -lo único que había visto moverse así era a su mentor, y jamás había sido arrastrado de esa manera. Para cuando se dio cuenta de que acababa de pasar ya estaba encima de un edifico junto a su salvador, con una ligera mirada de terror y emoción- Gracias por eso, si no me sacabas de ahí me pul- -iba hablándole tranquilo, como si nada pasase, hasta que vio la destrucción causada, y no pudo seguir con su oración. El horror que sintió se expresaba notoriamente en su mirada. Esa cantidad de almas, la destrucción, y el causante. Aunque mas llamativo era el intento de una muchacha por reprimir al monstruo. Esperan, ¿la chica cree que el monstruo le hará caso, y por lo que se ve, tiene cuernos?, definitivamente ese día era cada vez menos normal para Haru. No sabia que hacer, cada vez se ponía más nervioso, era de esos momentos donde se veía abrumado básicamente por todos los elementos que lo rodeaban, sobretodo por el cabeza de pirámide que acababa de destrozar edificios como si fueran papel.

Se alejo del borde del edificio y se entrego a un ataque de pánico. Se puso la mano derecha en la frente mientras hacia su cabello para atrás, solo dejándolo mas desordenado que antes. Luego se agachó, apoyándose en sus propias rodillas- Esto no esta pasando, esto no esta pasando... Es solo una pesadilla, no puede existir un Hollow tan monstruosamente poderoso -estaba en completa negación, simplemente no quería creer que había algo tan temible, menos teniéndolo enfrente de su cara. Sentía ganas de vomitar solo por los nervios, pero se dio a si mismo una cachetada con mucha fuerza- Tranquilo Haru, no pasara nada, solo vete de aquí... -ese era su plan. Habían mas objetivos en la zona, el solo debía escapar y mantenerse lo mas lejos posible, era seguro, esa criatura no se molestaría en seguir una presencia espiritual tan insignificante como la suya. Pero las palabras del Shinigami lo hicieron volver a concentrarse en la realidad- ¿Te volviste loco? -para Haru lo que decía el hombre de azul cabellera era simple suicidio, y para colmo de una manera exageradamente horrible. Si, tenían que salvar esas almas, pero no había oportunidad contra esa criatura. Aunque al final y al cabo, ¿que clase de Shinigami, aunque sea sustituto, no haría lo posible por cumplir su deber?, solo un cobarde.

El teniente podría notar como el rubio se paraba a su lado, empuñando su propia espada- Si no me involucras tu, me involucro yo mismo. Tratare de cubrirte, pero no prometo nada -y se coloco en la misma postura que el. Tal vez no fuera el más fuerte, ni el mas veloz, ni el mas astuto, pero era el que jugaba de local. Tal vez su conocimiento sobre la ciudad pudiera ser decisivo, o al menos útil, para el enfrentamiento que se avecinaba. Solo le tocaba esperar, no se movería hasta que sus compañeros Segadores lo hicieran. Hacia lo posible por ayudar, aunque fuera más un estorbo. Si sobrevivía a la batalla su maestro tendría que explicarle demasiadas cosas, además de ayudarlo a ser más fuerte que esa cosa. Como se volviera a encontrar con algo así necesitaría más poder.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Habla - Piensa
avatarHood Skull
Fraccion 98
Mensajes : 146
Fecha de inscripción : 26/02/2015
Edad : 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de cazadores [Libre]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 25, 2016 12:31 am

Al parecer su ofensiva había dado casi por accidente al lugar donde habían estado los shinigamis, no había pensado en atacarlos, pero al verse involucrados los saco de su escondite, perfecto, simplemente era perfecto, uno se encontraba más lejos, quizás debería atacarlo primero, aunque la idea de dejarlo vivir, esperando para combatir con los tres al mismo tiempo lo atraía.  Su destrucción había dejado a muchos humanos fuera de sus cuerpos, era simplemente deliciosa la sinfonía que causaban sus gritos, llanos y la desesperación en general que sentían todos a su alrededor, debía disfrutar un momento más de eso, pero alguien llego a su vista.

No tenía que mirarla, sabía lo que ella era, un arrancar y nada menos que un Espada, conocía aquella sensación, el poder de la chica igualaba al suyo con facilidad, pero de momento no le importaba ella, herir a una mujer no estaba en sus planes, ya lo había hecho antes, preso de la locura que lo torturaba, pero el día de hoy estaba más concentrado, podía entender todo lo que pasaba, aunque quitarla de su paso no debería ser tan difícil. -Alejarte… mujer... no querer…aplastarte...-  comenzó a caminar, ignorando completamente a la arrancar, no le importo si ella se alejara de su camino, si no se quitaba pasaría por encima de ella. El gigante estaba pensando en que haría con los shinigamis, sería difícil no aplastarlos por error, eran tan débiles, quería aumentar la diversión, quizás dejarlos huir, perseguirlos por la ciudad podría ser un poco divertido.

Siguió caminando, arrastrando su pesada arma entre los escombros que había dejado su ataque, su reiryoku comenzó a arremolinarse a su alrededor, las almas humanas a su alrededor eran aplastadas por tanta presión, desmayándose, perdiendo el conocimiento, al gigante no le importaba mucho, quizás regresara a comerse algunos después de terminar con sus enemigos. Sus movimientos se detuvieron al estar a unos 10 metros del edificio donde estaban aquellos shinigamis, había dejado a la chica arrancar atrás, o eso creía, había olvidado seguir su energía, quería llegar a sus presas. La energía que antes lo rodeaba comenzó a crear una fina capa roja sobre el vasto lorde, estaba comenzando a usar su habilidad principal, la energía al tocar el piso destruyo todo a su alrededor, el gigante había salido disparado hacia arriba alcanzando la altura donde estaban los dos shinigamis, en el suelo, donde había estado, quedo hecho un cráter, uno bastante grande, la velocidad que alcanzaba con ese impulso lo llevo hasta donde ellos en un instante, a pesar de su poca habilidad intelectual, por instinto había calculado la distancia y la fuerza de su impulsa termino justo cuando estaba frente al edificio a ellos, se movió hacia delante y quedo parado frente a ellos, en la azotea.

Levanto su espada, el movimiento causo una pequeña brisa a su alrededor, la descanso sobre su hombro, analizando por unos segundos a sus contrincantes, no eran la gran cosa, uno fácilmente podia ser aplastado con un dedo, le otro estaba casi a la altura, un poco de entrenamiento y quizás llegaría al nivel para enfrentarse contra Pyramid Head, sabía que ellos estaban en guardia, preparados para atacarlo, esperaba que así fuera, iba a atacarlos, medir mejor sus habilidades, si morían con solo un ataque, no eran buenos para ser sus presas, tendría que atacar entonces a la dama arrancar, ella sería un oponente bueno.

Usando nuevamente su habilidad, se movió en su dirección, impulsándose con gran velocidad, apareciendo frente a ellos, con su espada en ambas manos, la abanicó de izquierda a derecha, destruyendo el escondite donde ellos debían estar, intentando destrozarlos junto a su escondite, el ataque iba con toda su fuerza, pero la velocidad no era mucha, debía controlar su fuerza, quería alargar lo más posible la lucha.
avatarInvitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de cazadores [Libre]

Mensaje por Hikari Mizu el Jue Ago 25, 2016 3:12 pm

Mizu apenas se había dado cuenta de que, en la zona circundante, habían más personas con cierto rasgo espiritual: poco, pero parecía que estaban conscientes de la presencia del monstruoso hollow que ante ella permanecía, y de la presencia de la arrancar misma. Por un momento sus ojos buscaron dichas fuentes de poder, y por lo que olía, uno de ellos se trataba de un humano. ¿No se daban cuenta de que este hombre era, como mínimo, el mayor peligro de la ciudad? debían huir de allí, y rápido, mientras ella tratase de hacerlo entrar en razón.
A sus oídos llegarían las palabras del coloso con cabeza piramidal, una forma de hablar difusa y que denotaba su falta de conocimiento.
-¿Tienes hambre? yo puedo cocinarte algo, pero no mates más personas, por favor.
Se apartó un momento para dejarle paso, al parecer el gigante no pretendía dañarla a ella, de momento al menos.

Cuando el hollow pasó a su lado, Mizu pudo sentirlo... un poder sin igual, una fuerza titánica que podría someter a todo el territorio con tan solo proponérselo. Él... era fuerte, tan fuerte como ella, una antigua arrancar que rompió su máscara mucho tiempo atrás, cuando todavía era también una vasto lorde. Un vago recuerdo llegaba a su mente, un recuerdo silente y confuso que trataba de encender una chispa en su memoria y causaba un dolor punzante en su cabeza. ¿Fué una vasto lorde? ¿alguna vez fué ella un hollow? no conservaba ningún recuerdo de ello... ni de cómo fué su vida una vez pasó la arrancarización... ni de nada. Se llevó una de sus garras a la sien, ¿a qué se debía esta amnesia?

No importaba. Ahora no. Debía concentrarse en salvar a aquella gente inocente, sus almas al menos. ¿Donde se encontraba el hollow?... una corriente de aire que ejercía presión sobre el terreno le dió la respuesta, el hollow había saltado y, tras dirigirse hacia un edificio en el cual se cobijaban dos de los seres con poder espiritual, pretendía arrasarlos de un fugaz pero brutal corte ancho con su espada.
-Acero...
Su defensa primaria se activó, un acompañada de un ligero chirrido recorriendo toda su piel. No quería permitir que ese hombre, o bestia, hiciese daño a más gente... y tampoco que le hiciesen daño a él. No podía permitirlo.
Un sonido bastó para llegar a su destino: ella apareció ahí, encarando al hollow, en mitad del alcance de su terrorífico ataque... y liberó su aura: un torbellino de reiatsu que hizo temblar ligeramente al mismo edificio en el que se encontraban, una colosal presencia que equiparaba con la de su oponente. Colocó el brazo de forma vertical, a la defensiva y pegado a su costado, para hacer ella misma de escudo contra el brutal tajo del hollow.
El espadazo la alcanzó, clavándose en su brazo hasta alcanzar el hueso y dejarlo medio partido... una herida muy profunda, y sin embargo, ambos debían verse sorprendidos: ella jamás había visto alguien capaz de atravesar su piel de esa forma, y quizá, él no esperaría que esa mujer detuviese el ataque con su brazo en lugar de ser partida en dos directamente.

El mismo impacto la tiró contra el suelo brutalmente, el brazo le transmitía un intenso dolor, no podía ni moverlo.
-Salvad... ¡a esas almas...!
Le estaba hablando al shinigami que ahí había presente, ella, una arrancar. Y le suplicaba que purificase a aquellas pobres personas.
-¡Yo lo entretendré! ¡rápido!
Se alzó en pie de nuevo, sin quitarle el ojo a la bestia... esperaba que tuviese fuerza, pero no tantísima. El brazo diestro de la dama arrancar estaba casi partido por la mitad en su antebrazo, no podía levantarlo. Con la zurda, tomó la gran guadaña que llevaba a la espalda, su arma... y se preparó para la batalla.

Eran dos titanes en mitad de Karakura, la ciudad misma se resentía con la sola presencia de ambos, con su poder. Él, el titán con la fuerza de la peor de las calamidades, había dado con ella, la más resistente de las fortalezas que el mundo había conocido. No sería un enfrentamiento fácil... ni corto.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

De sirvienta:

Estilo habitual:

Resurrección (sin guadaña):

Estadísticas:

Fuerza: 8 (+4 Primera Res. pasiva)
Poder: 6
Destreza: 5
Aguante: 23 (+9 Primera Res. pasiva)
Agilidad: 5
avatarHikari Mizu
Reina de Hueco Mundo
Mensajes : 166
Fecha de inscripción : 27/07/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de cazadores [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.