Staff
Últimos temas
» Moonday of Work [Priv. Hood] [2019]
Ayer a las 7:45 pm por Jeani Dorbbeis

» Baja de Actividad
Ayer a las 1:24 am por Shu'yu Akigahama

» Baja de Actividad
Ayer a las 1:23 am por Shu'yu Akigahama

» Conflicts in the Gotei 13 II [Priv. Elijah] [2019]
Miér Sep 20, 2017 9:17 pm por Shu'yu Akigahama

» Never judge a book by its cover [Priv-Sonia 2019]
Miér Sep 20, 2017 5:46 pm por Elijah Dankworth

» Esto es una cita ¿verdad? [Priv. Sortiara - 2018]
Miér Sep 20, 2017 2:01 pm por Sortiara Blackburn

» Flames and Wolf [Priv. Mercedes] [2019]
Mar Sep 19, 2017 8:07 pm por Jeani Dorbbeis

» Homecomming [Social] [2019]
Mar Sep 19, 2017 4:42 pm por Elijah Dankworth

» Un grato reencuentro [Priv. Mercedes - 2019]
Mar Sep 19, 2017 2:43 am por Natsu Toujou

» Registro de Avatares
Lun Sep 18, 2017 1:57 pm por Isane Mikamiya

» The Captain and the Spring Flower [2018] [Priv. Yui]
Sáb Sep 16, 2017 6:35 pm por Shu'yu Akigahama

» Despedidas
Sáb Sep 16, 2017 6:30 pm por Shu'yu Akigahama

» Reflections of Love II [2018] [Monólogo]
Sáb Sep 16, 2017 5:40 pm por Shu'yu Akigahama

» Bueno...pues busco tema
Jue Sep 14, 2017 8:37 pm por Mercedes

» Visita a la Familia [Priv. Natsu - 2019]
Jue Sep 14, 2017 5:34 pm por Natsu Toujou

Afiliados
Foros Hermanos
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro
Directorios y Otros

Ficha de Shu'yu Akigahara [Terminada]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha de Shu'yu Akigahara [Terminada]

Mensaje por Shu'yu Akigahama el Sáb Sep 17, 2016 2:48 am

avatar
Shu'yu Akigahama
Capitán Comandante
Mensajes : 1201
Fecha de inscripción : 17/09/2016
Edad : 20
Ver perfil de usuario

Shu'yu Akigahama
Hombre y Heterosexual.
Más de 1000 años de edad pero aparenta 30 aproximadamente.
Capitán Comandante
Descripción
Descripción Física: Shu'yu se ve aparentemente como un hombre de alrededor de 30 años de edad. Mide alrededor de un metro noventa de estatura y pesa aproximadamente noventa kilogramos. Su tez es bastante clara y su cabello si bien muchas veces se confunde con tonos rubios o albinos realmente es de una tonalidad castaña apagada. Su cabellera se extiende hasta su espalda superior sin nunca dejar que baje más allá de eso, dos mechones de la misma se asoman a los lados de su rostro dándole una apariencia más alargada. Sus iris son de color rojo apagado, mucha gente puede llegar a confundirlos con marrón aunque de cerca se puede percibir perfectamente el tono rojizo. En cuanto a su físico, este está sumamente trabajado gracias a la disciplina y severidad con la que mantiene sus entrenamientos personales por fuera del Gotei 13, eso junto a la alimentación de excelente calidad que se le da por ser de la nobleza lo transforman en uno de los cuerpos mejor trabajados de la Sociedad de Almas, cosa que vuelve loca a su cónyuge.
Con respecto a su vestimenta, dentro del Gotei 13 lleva puesto sin excepción el uniforme reglamentario de los shinigamis, el shikakusho negro genérico y su haori que cuenta con mangas largas. Su espada la lleva aferrada a su lado izquierdo. Fuera de su profesión tiende a usar atuendos propios de la nobleza, preferencialmente un kimono gris en conjunto con un haori de color celeste que es el traje típico de los líderes de la familia Akigahama. En situaciones más casuales tiende a usar ropa más típica como hakamas de colores apagados. Generalmente cuando se entrena o sale al rukongai, o incluso cuando está en el mundo humano de incognito tiende a atarse el pelo en una coleta de caballo.
Su voz no es muy grave a comparación con el general de los hombres, aunque tampoco se le podría considerar muy aguda que digamos, puede sonar suave o severa de acuerdo a la situación. Generalmente tiende a ocultar su expresividad durante el trabajo, no hasta el punto de ser un autómata, pero si como para que todo el mundo lo considere una persona bastante seria, razón por la cual muy pocos se acercan para ser amigables con él.
Imágenes Ilustrativas:

Descripción Psicológica: Shu'yu podría ser definido como un hombre bastante severo y comprometido con su trabajo. A pesar de su reciente ascenso muchos shinigamis ya lo consideran uno de los o directamente el capitán más estricto del Gotei 13. Su actitud es bastante seria con el trabajo, no duda ni un segundo en castigar cualquier tipo de irresponsabilidad por parte de sus soldados y constantemente los somete a una férrea disciplina de entrenamientos y horarios. No tiene problemas en quedarse hasta tarde trabajando, es un perfeccionista total en todo lo que se plantea hacer. Tiende a entrenar constantemente en su mansión a modo de mantener el hábito de estar siempre perfeccionándose, y de hecho no tiene problemas en adelantar informes para ser aún más eficiente en el trabajo. Generalmente nunca se muestra muy amigable en ámbitos de trabajo, siempre se muestra serio y comprometido, pero nunca relajado cosa que obviamente lo transforman en un subalterno deseado pero en un amigo no muy codiciado. Sin embargo en privado la cosa cambia bastante.
Shu'yu en su entorno de confianza se muestra como un hombre bastante común en cuanto a actitudes, tiene una personalidad desafiante que nunca muestra en ninguna audiencia noble, o al menos no de la misma forma que con sus allegados más cercanos. Frente a su mujer y confidente, Lana Carey, no tiene problemas en dar rienda suelta a su personalidad y deseos, prueba de esto es que ambos casi siempre terminan teniendo relaciones siempre que se encuentren aunque sea un poco en privado. Pero aunque su relación tiene mucho deseo carnal entremedio la base de la misma radica en un férreo lazo de amor, sangre y dolor que los une estrechamente.
Con su teniente, Yui Akagame, está comenzando a relacionarse de forma cercana, es la primera persona con la que Shu'yu ha interactuado de forma tan cercana sin contar a su esposa y sus sirvientes. Ambos no tienen aún consolidada una relación más allá de la típica entre un capitán y teniente pero en ella Shu'yu ve la oportunidad de perfeccionarse en el arte de caerle mejor a la gente.
En cuanto a los demás miembros del Gotei 13 y la Nobleza, Shu'yu presenta un respeto innegable ante sus puestos, no tiene problemas en mantener las formas y el lenguaje formal aun y cuando lo sacan de sus casillas, pero esta "indiferencia" también ha creado un puente de profesionalismo entre estos sectores y Shu'yu que solo se puede cruzar con la fría formalidad. Debido a intrigas del pasado tiene una mala relación con la Cámara de los 46.
En cuanto a gustos Shu'yu no tiene muchas preferencias que digamos, irónicamente odia el té (una de las más grandes aficiones de su mujer) pero debido a que a su esposa le apasiona tanto poco a poco se ha forzado a beberlo y a encontrarle el gusto a estas infusiones. También detesta que violen su vida privada. Lo que más le gusta en el mundo es pasar tiempo con su esposa.


Historia
La vida de Shu'yu comienza en el seno de la familia Akigahama, una de las 4 Grandes Familias Nobles de la Sociedad de Almas, de gran poder y con grandes influencias, grandes riquezas y un futuro prometedor la vida de Shu'yu se veía muy prometedora. Sus padres eran Akigahama Kamaru (秋画濱 華丸), la décimo quinta generación de los Akigahama como familia noble, un hombre muy parecido a Shu'yu en la actualidad, cabello castaño-grisáceo, ojos con el iris de color rojo, aunque más claro. Un hombre amable y servicial, educado aunque fiero en las situaciones diplomáticas, un líder de los Akigahama que si bien no destacaba mucho entre sus ancestros era tan bueno como cualquier de ellos. Su madre Akigahama Mizuko (秋画濱 水子) era una mujer de cabello azul y ojos cafés, de tono de voz suave y muy maternal, viniendo de la familia noble menor Shinji (真字) fue condicionada a casarse con el líder de los Akigahama desde muy pequeña pero luego de conocerle aquel destino que no fue elegido por ella comenzaba a verse cada vez menos incierto y más agradable.
Como primogénito Shu'yu recibió todos los mimos y consentimientos que pudo recibir de sus padres, ninguno era capaz de negarle nada, aunque tampoco se dejaban doblegar cuando el pequeño tenía que realizar sus obligaciones. Siempre fue criado en su casa, la mansión Akigahama era un lugar inmenso donde jugaba con sus sirvientes constantemente. No había muchos niños que entraran en contacto con el joven noble, los pocos que habían conocido eran niños de otras familias, o posibles prometidas que traían para proponerle a sus padres una boda a futuro, jamás sintió una verdadera amistad de su edad, o al menos no hasta que unos cuantos años más tarde sus padres dieron a luz a su primera amiga.
Akigahama Akiko (秋画濱 秋子), primera mujer en nacer de sus padres y hermana menor de Shu'yu. Intrigado por ella y quizá un poco celoso por la atención que empezó a recibir el pequeño no podía quitarle los ojos de encima a la pequeña. La acompaño en sus primeros juegos, en sus primeros pasos, en sus primeras palabras, a medida que fue creciendo la pequeña de azules cabellos y ojos cafés se había unido mucho a su hermano mayor, correteando por los pasillos de la mansión, revolcándose en los jardines, estudiando juntos, sus lazos no eran solo familiares entre ellos había un vínculo de unión más fuerte que nada.
Sin embargo, y en contraste con toda esta felicidad que sentía el pequeño, en las sombras problemas emergían dentro de su familia. Su tío paterno Akigahama Oumaru (秋画濱 王丸) tenía ciertas intrigas políticas con su padre. Aquel hombre ansiaba el poder de la familia, pero a pesar de ser el primer hijo de la familia el abuelo de Shu'yu decidió darle el puesto de heredero a Kamaru, su padre ¿La razón? Oumaru había sido comprometido con una mujer de una familia menor, al igual que Kamaru, pero dicha familia fue relacionada con prácticas ilegales dentro del Seireitei. Con todos sus miembros arrestado y el deshonor sobre aquel apellido el abuelo de Shu'yu temía que dicha mala fama afectara al nombre de los Akigahama, así que decidió nombrar a su segundo hijo. Esto obviamente enfureció a Oumaru, y para su desdicha su mujer murió varios meses después asesinada, según investigaciones miembros de grupos ilegales internos de la Sociedad de Almas cobraron venganza de la familia de aquella mujer matándola por otro tipo de conflictos. Viendo como la vida de su hermano era destruida Kamaru intentó apoyarlo pero este solamente le dio negativas al respecto "Tu no entiendes, me lo han arrebatado todo mientras que tú has recibido lo que yo perdí. Kamaru, te odio... ". La crudeza y frialdad de sus palabras caló en Kamaru y jamás volvió a intentar tomar contacto con su hermano mayor.
Años más tarde Oumaru volvió de entre las sombras y con el apoyo de la cámara quería destituir a su hermano para tomar el puesto que merecía por "legítimo derecho". Oumaru al parecer había establecido acuerdos por debajo de la mesa con varios miembros de aquel consejo de ancianos y estos decidieron ir en contra del actual líder. Ante la presión el líder de los Akigahama no se quedó de brazos cruzados, con su influencia presionó a varios miembros también equilibrando la balanza, Oumaru había prometido riquezas pero Kamaru tenía suficiente información como para dejar a la mayoría de aquellos ancianos en ridículo frente a todo el Seireitei. La situación se tornaba cada vez más intensa mientras el pequeño heredero de los Akigahama lo ignoraba completamente gracias al velo de la inocencia.
Hasta aquí la vida de Shu’yu no se había visto interferida por los asuntos de la nobleza, pero todo cambió una noche. Fuertes pisadas que hacían eco por el pasillo despertaron al pequeño noble, la puerta de su cuarto se abrió con violencia y uno de sus sirvientes entró agitado – Shiguro-san, ¿qué ocu-? – Su boca fue tapada por este como gesto de que hiciera silencio – Joven amo, debemos escapar ya mismo – su expresión, el tono de su voz ¿Qué estaba pasando? Ambos salieron del cuarto, caminando despacio, el sirviente de los Akigahama se mantenía vigilante mientras era seguido muy de cerca por el confuso niño, gritos se oyeron repentinamente en la habitación de al lado, el pequeño se aferró a las ropas de su guardián, este trago fuerte y dijo en voz baja -  Joven amo, corra, yo los distraeré – la mirada de temor y extrañeza de Shu’yu inundaron el rostro temeroso del hombre mayor ¿Distraer a quién? Pensó – Rápido – fue lo siguiente y último que escucho de aquel sirviente mientras se alejaba de este. Shu’yu aún no sabía que ocurría en aquel lugar, tenía que encontrar a sus padres a su hermana. Se dirigió al cuarto de esta tan rápido como pudo, estaba todo tan oscuro que no pudo evitar caer un par de veces mientras corría todo lo que podía. Vio la puerta que buscaba, se acercó decidido y repentinamente esta se abrió, sus ojos se abrieron con sorpresa “Akiko, ven, tenemos que encontrar a mama y a papa” era lo que estaba a punto de decir, pero de la puerta no salió su hermana, solo una silueta negra, con las manos manchadas. Su corazón comenzó a latir de forma pesada y muy acelerada, sus piernas se paralizaron durante un segundo pero su temor fue tal que pronto dio la vuelta y comenzó a correr “No, esto es un sueño, esto es un sueño” se gritaba a sí mismo en su mente mientras las lágrimas brotaban de su rostro.
Mamá, Papá, Mamá, Papá… - se repetía a sí mismo en voz baja, sus ojos se nublaban y no podía evitar chocarse con las paredes de vez en cuando ¿A dónde iba? Al cuarto de sus padres… tenía que encontrarlos. Nuevamente encontró la puerta que buscaba, chocó contra esta, no se abrió como en aquella ocasión ¿La abriría y se terminaría la pesadilla? Era absurdo pero su cabeza le decía que así terminaría todo. La abrió de par en par, observó. Una chica, aparentemente unos años mayor que él se encontraba frente a dos cuerpos… los cuerpos de sus padres. Esta se volteó y lo miró, aquellos ojos rojos penetraron profundamente en él, el miedo termino de controlarlo y colapsó.
Recobró la conciencia, estaba en un hospital, sus ropas no eran las que debería tener, aquel lugar no era en el que debería estar – Mamá, Papá, Akiko – los llamó, todo había sido un sueño ¿verdad? Se decía a sí mismo, todo tenía que serlo, sino no sabía lo que haría. Una mujer mayor le habló, giro su cabeza hacia la derecha.
Me alegra que hayas despertado – era una mujer de avanzada edad, las arrugas decoraban su rostro en menor medida, su cabello canoso se deslizaba alrededor de su pecho y espalda. Llevaba un kimono con flores y su mirada amable era sencillamente reparadora. La mirada confundida de Shu’yu exigía respuestas, quería que llamaran a sus padres y a su hermana, quería abrazarlos, sentirlos nuevamente junto a él – Mi nombre es Ema, mucho gusto Shu-chan – volvió a mirar al techo cerró los ojos y durmió, con la esperanza de que al despertar todo aquello hubiera desaparecido y sus padres estuvieran a su lado despertándolo para que fuera a estudiar. Aquello nunca pasó.
El tiempo pasó, y la situación fue esclareciéndose más para el pequeño. Su familia y todos sus sirvientes habían sido asesinados, su tío, que había sido el artífice de todo. Varios de sus detractores de la cámara dieron el aviso de sus planes en cuanto se enteraron del hecho de que los que estaban del lado de Oumaru le habían dado apoyo táctico para realizar aquella masacre, aunque esos miembros de la cámara pensaban que únicamente tenía planeado matar a Kamaru. Los agentes de la Segunda División llegaron, aunque tarde y únicamente Shu’yu Akigahama había sobrevivido a esa locura de noche, y con Oumaru Akigahama encerrado tras las rejas era considerado como el último de los Akigahama. Preguntándose sobre qué hacer con él la Cámara se debatía entre dejarlo con la familia de la madre o dejar a un funcionario a cargo de la familia hasta que el niño tuviera la edad para dirigirla, mientras el pequeño noble pasaba tiempo con su nueva guardiana Garo Ema (牙狼 江間), ex capitana de la onceava división y actual sirviente asignada de la familia Akigahama. Shu’yu se mostraba sumamente retraído, Ema lo llenaba de preguntas, regalos, lo llevaba de paseo, entre otras cosas. La mujer entendía la crueldad de la guerra, muchas veces había tenido sus manos manchadas de sangre pero no podía imaginarse como era para un pequeño haber vivido semejante experiencia, deseaba romper ese muro de frialdad, creía que de esa forma ese niño tendría alguna salvación.
Dime Shu-chan, ¿quieres comer algo en especial? – La miró, el niño no hablaba mucho, aunque poco a poco empezaba a soltarse un poco más con la mujer.
– dijo con voz tímida y apagada, por primera vez desde que se había levantado Shu’yu había pronunciado una palabra. La anciana sorprendida ante el hecho fue directa a la cocina a preparar rápidamente lo que le había solicitado su protegido.
¿Te gusta el té, Shu-chan? Pensaba que a los niños de tu edad les gustaba más el jugo de frutas o cosas más dulces – el chico no respondió, se quedó sentado en la silla del pequeño salón del lugar donde le habían dejado que se hospedara, un pequeño complejo de habitaciones resguardado para la seguridad del noble. Tras un rato la mujer trajo la taza llena de té y la dejo frente al niño – Toma – en tono amable se lo ofreció y se sentó frente a él. El niño tomó un sorbo pero rápidamente lo dejo caer de nuevo dentro de la taza para posteriormente limpiarse la boca con la manga de su kimono – ¿Um? ¿No te gusta? Lo siento, nunca he preparado te antes – los tés de Ema eran horribles, sin lugar a dudas pero tras ese día la mujer insistía en darle infusiones al joven constantemente, para este era casi como una tortura, la mujer lo perseguía constantemente para obligarle a beber aunque sea un sorbo, por más que lo escupiera, esa anciana no se daría por vencida.
¡Ya basta Ema! – exclamo el ya más recuperado Shu’yu, habían pasado ya unos meses desde lo acontecido con su familia y el joven noble se había acostumbrado a la presencia de la anciana y a huir de esta en cuanto escuchara el agua hervir.
Pero Shu-chan, te lo prepare con mucho amor, ¿no te lo vas a tomar?
Tus tés son horribles, no mejoras nada – decía mientras la observaba parado desde el otro lado de la mesa, habían estado dando vueltas alrededor de ella durante un buen rato – ¿Por qu-? – Antes de que terminara la frase, en un parpadeo la mujer le metió la infusión en su boca abierta con un shunpo, y por acto reflejo el niño la escupió directamente para luego limpiarse con su manga – Ya te dije que no quiero té, ¡Son horribles! – El niño corrió hacia su habitación encerrándose en ella ante la posible amenaza de otro sorbo de aquel líquido terrible. Se sentó junto a la puerta bloqueándola con la espalda mientras veía la sombra de Ema asomarse de vez en cuando, aunque sin pronunciar palabra. A pesar de ser un niño los momentos de soledad para Shu’yu fueron transformándose en momentos de depresión, si nada lo distraía su mente se sumía en un agujero, en un cumulo de vacío que se conglomeraba en su pecho queriendo explotar en cualquier momento con las lágrimas de este.
¿Shu-chan? – la voz de la mujer resonó por el pasillo una vez más.
¡Ya déjame! – exclamo con fastidio, el pequeño ya se hallaba arto de aquella anciana – ¡¿Porque no dejas de molestarme?! – no entendía porque insistía tanto en prepararle té con lo malo que era, y más aún, obligarlo a tomar aunque este no se lo pidiera. El silencio inundo la escena durante un segundo, la silueta de la mujer al otro lado de la puerta daba a entender que esta se había sentado.
Shu’yu ¿Por qué crees tú que lo hago?
Para molestarme – respondió de inmediato, escondiendo su cabeza entre sus brazos y enterrándola entre sus piernas. Sabía que Ema estaba siendo amable con él por los hechos que habían acontecido hace poco tiempo y ese hecho no hacía más que recordárselo todo el tiempo, ahora solo quería olvidar lo que paso, negarlo, que todo desaparezca, que todo sea un sueño – ¿Por qué no me dejan en paz? – su voz se quebraba mientras comenzaba a llorar – Todo el mundo no deja de rodearme, pero yo solo quiero que me rodeen mi mama, mi papa y mi hermana – sus palabras se entrecortaban cada que tenía que sorber nuevamente los fluidos que chorreaban de su nariz – Quiero irme a casa, no quiero seguir con esto – La mujer quedó en silencio unos segundos.
En realidad Shu’yu lo hago porque es mi deber – el chico no respondió – al principio no sabía muy bien cómo tratar contigo, jamás me había tocado cuidar de un niño en tu situación, sinceramente pensé que no sería capaz de siquiera hacer que me mires a los ojos – hizo una pausa – pero cuando oí que me pediste té me sentí muy bien ¿sabes por qué?
Porque estás haciendo bien tu trabajo – respondió, la mujer rió brevemente.
Porque el niño al que me habían encomendado era un niño realmente fuerte – el huérfano se sorprendió un poco ante las palabras ¿él? ¿fuerte? Pero si lloraba constantemente y lo ocultaba bajo un muro de indiferencia – pocas personas han vivido situaciones como estas, y desgraciadamente a ti te ha tocado vivirla ¿Pero te has quedado callado? No, te has abierto, no te has alejado de los demás, no te has hundido en esa miseria – se paró – y eso es algo que he visto hacer a pocas personas, pocos han dado el primer paso adelante, el más difícil. No tienes por qué creerme Shu’yu, pero si miras hacia adelante y sigues caminando veras que aun luego de cualquier tormenta que te golpee el camino vuelve a allanarse para quienes quieren seguir caminando, solo necesitas la determinación para quitarte los grilletes de tristeza que se te han puesto y correr libre hacia lo que venga, sea bueno o sea malo – Comenzó a retirarse caminando lentamente por el pasillo – A ese trayecto tan duro y a la vez tan hermoso de continuar se le llama vida, y en cuanto dejas de caminar por él es como si dejaras de vivir
Pasó un día entero desde que Ema dejó a Shu’yu en su cuarto, la preocupación empezó a invadirle y esa misma mañana camino por el pasillo nuevamente y se paró frente a la puerta – Shu- – esta se abrió repentinamente interrumpiendo su llamado y el pequeño peli castaño salió abrazándose a las piernas de la mujer. Sintiendo las lágrimas humedecer su kimono Ema solo alcanzó a abrazarlo como reflejo ante la situación.
Ema – su voz se oía aún más quebrada que el día anterior – Si decido seguir por mi camino, ¿tú me acompañaras? – levantó la cabeza con mucho esfuerzo, tratando de sostenerle la mirada sin terminar de romper en llanto – Quiero continuar, por mamá, por papá y por Akiko, pero no quiero hacerlo solo – El abrazo de la mujer se intensifico y con un tono de voz calmado y reconfortante dijo “Si, Shu-chan”. Y así comenzó el camino de Akigahama Shu’yu y su determinación.
Los años pasaron, con ayuda de Ema el pequeño líder de los Akigahama pudo convencer a la Cámara para que lo dejaran ocupar el puesto de líder desde muy joven, aunque dubitativos la palabra e influencia, por no decir coerción, de la ex capitana basto como para que aceptaran tal propuesta poco sensata. Desde joven Akigahama se centró en aprender lo necesario para llevar su casa hacia adelante. El poder de los Akigahama estaba mermando a velocidades muy precipitadas, pocos de los clanes que mantenían alianzas con ellos confiaban en el nuevo líder. Varios de sus vasallos empezaban a pensar en una excusa para anexarse a otro clan más poderoso antes de que los Akigahama cayeran en desgracia. Fue difícil, Shu’yu se enfrentó a nobles de distintas familias, algunos más honorables que otros pero en su mayoría compartían la infravaloración de chico. Sin embargo las décadas pasaron y Shu’yu sorprendió a muchos. Con el cuidado y guía de Ema, la casa Akigahama reclutó a grandes sirvientes a su disposición, desde maestros estrategas hasta diplomáticos de gran calibre, todos destinados a cumplir una sola misión: instruir al joven líder. En relativo poco tiempo el Líder de los Akigahama se transformó en un joven prodigio, hábil diplomático, guerrero excepcional. Se lo consideraba un partido tan bueno que pronto varias familias comenzaban a considerarlo un buen pretendiente para cualquier hija de cualquier noble que quisiera ganar influencia y honor. Desgraciadamente tratar arreglos matrimoniales con el novio en cuestión era una tarea difícil, más aun teniendo en cuenta que Shu’yu apenas estaba en la adolecería. Durante aquellos años no solo desarrollo su intelecto y fuerza, sino también su libidinosidad, aunque serio con su trabajo y muy dedicado, el hecho de ser un noble de creciente influencia le daba acceso a mujeres, y eso sumado a sus cambios hormonales por la edad llevo a que el joven noble terminara acostándose tanto con mujeres de la nobleza como con sirvientas bajo su propio mando, por suerte, dicho comportamiento se relajó al llegar a la adultez.
Tras varios años los Akigahama habían vuelto a su gloria y Shu’yu deseaba seguir apuntando más alto. A modo de conseguir mayor influencia este ingresó al Gotei 13, como era de esperarse no necesito siquiera pisar la academia y fue puesto como miembro de la Primera División. No paso demasiado tiempo antes de que llegara a Oficial. Muchos envidiaban el hecho de tener a bajo mando a la joven promesa de Shu’yu, muchos estaban expectantes de su ascenso a Teniente ya que por su dedicación y esferzo no le faltaría mucho para llegar a dicho lugar. Finalmente fue ubicado en la Cuarta División a cargo de Lana Carey (カレイ ラナ, "Karei Rana"), dicha capitana era conocida por perder continuamente a sus tenientes por lo que el Comandante decidió reubicarlo allí como última esperanza para que aquella mujer al fin tuviera a alguien capaz de seguirle el ritmo y su actitud, desgraciadamente no fue tan así.
Si bien la convivencia entre Shu’yu y Lana no era excesivamente cercana si tendían a entrar en conflicto de vez en cuando, la rectitud de Akigahama chocaba mucho con la actitud más relajada, aunque no por eso menos dedicada, de su superiora. Sin embargo un día dicha relación estuvo a punto de romperse, las actitudes de la Capitana Carey habían sobrepasado los límites del Teniente y este estuvo a punto de renunciar, pero por obra del destino sus caminos se volvieron a cruzar esa misma noche, envenenado con alcohol y sin estar completamente en sus cabales Shu’yu Akigahama había tenido acercamientos íntimos con su superior, cosa que desató pronto una ola de rumores sobre una posible boda entre ambos. La historia llegó más lejos cuando la Capitana fue invitada por los sirvientes del noble a su hogar y allí, envueltos en un manto de pasión y lujuria ambos sellaron su destino para siempre, el camino de Shu’yu había tomado un nuevo rumbo, había encontrado una nueva alegría.
Durante la cena del mismo día en el que la capitana Carey había sido invitada a la mansión de los Akigahama Shu’yu se enteró de un hecho cuanto menos desastroso. Miró los ojos de aquella mujer y el recuerdo de aquella noche volvió a su mente, ella había estado en aquella masacre, ella era la que había estado frente a los cadáveres de sus padres. Consumido por la rabia estuvo a punto de cometer un asesinato, pero incapaz de destruir aquella luz que recién había empezado a iluminar su camino nuevamente desistió. Tras ciertos acontecimientos, Lana Carey y Shu’yu Akigahama se vieron envueltos en conflictos con la Cámara, el pasado oculto de su amada había sido desvelado, ella era prisionera de aquel consejo, su rehén, su intento de marioneta. Frustrado y cansado de que aquella cámara volviera a interponerse en su vida Akigahama decidió desafiarlos y coaccionándolos con su influencia con una amenaza de guerra los ancianos decidieron dejarle la custodia de su mujer como prisionera con la condición de que este se casara con ella. Bajo dichas condiciones y con su prometida exigiéndole que se volviera capitán para poder casarse con ella, Shu’yu comenzó un largo camino nuevamente, consiguió aliados para mantener a la Cámara a raya y acumuló méritos para que al fin, tras tanto tiempo, fuera nombrado Capitán de la Séptima División. Su boda se celebró, agradando al fin, tras tantos siglos, la familia Akigahama. Tras el repentino retiro de la capitana Aisa Lion'na, Shu'yu fue nombrado Capitán Comandante de la Sociedad de Almas, lo que aumento enormemente su importancia dentro del Seireitei dentro de lo que ya era.


Zanpakutö
Nombre de la Zanpakutö: Shigarasu (四烏, literalmente "Cuarto Cuervo").

Descripción de la Zanpakutö (Sellada): Shigarasu, al igual que el resto de zanpakutös shinigamis, tiene la forma de una espada japonesa del Periodo Sengoku. Con alrededor de un metro de largo tiene un tamaño bastante normal y maniobrable, más no destaca demasiado en ninguna funcionalidad. Su mango es de color negro con una punta dorada en la parte inferior del mismo. Su guarda tiene forma de flor de 4 pétalos y su filo es de un color plateado blanquecino. La vaina es del mismo color que el mango. Una curiosidad sobre la espada es el hecho de que Shu’yu le da mantenimiento constantemente, la mantiene siempre afilada y bien pulida, lista para cualquier encontronazo que pueda tener en cualquier momento y más con su reciente ascenso a Capitán encargado de la seguridad del Seireitei. Siempre la oculta bajo su haori y tiende a mantenerla envainada hasta el último momento simplemente porque no desea mostrar su arma a no ser que realmente la situación lo amerite.

Descripción de la Zanpakutö (Materializada): La materialización de su espíritu de zanpakutö es bastante adecuada a sus habilidades. Tiene el aspecto de un yatagarasu, un cuervo de 3 patas y 3 ojos de la cultura japonesa, solo que en este caso Shigarasu tiene 4 ojos en lugar de 3. Mide aproximadamente 2 metros de alto y sobrevuela constantemente el Mundo Interno del shinigami hasta que este se mete. La zanpakutö la lleva atada a su pata derecha siempre. Su voz es sumamente grave, tiene un tono severo y amargado que contrasta bastante con el de Shu’yu. Su actitud es bastante tranquila en general pero es muy iracundo cuando se lo provoca o cuando ve que Shu’yu no hace lo que debe hacer para cumplir sus objetivos. En general Shu’yu solo tiende a verlo dentro de su mundo interno, alguna que otra vez le ha preguntado porque no se materializa visiblemente para él fuera de este y el espíritu solo le responde que no lo ve necesario, que el camino que el shinigami debe recorrer debe ser en solitario y que las espadas solo son acompañantes y observadoras lejanas que no deben interponerse a no ser que el propio shinigami lo solicite para sus propósitos.
Cuando Shu’yu libera su Bankai la forma de su espíritu cambia al de 4. Un cuervo con plumaje de tono verdoso con ojos verde esmeralda, una pata y un ojo, un cuervo con plumaje de tono rojizo con ojos rojo rubí dos patas y dos ojos, un cuervo con plumaje de tono azulado con ojos azul zafiro, tres patas y tres ojos, y un cuarto cuervo de tamaño colosal con cuatro alas, cuatro ojos y cuatro patas. Los tres primeros cuervos miden exactamente lo mismo que la forma Shikai, pero carecen de personalidad actuando en consonancia con la intenciones del cuarto cuervo, mientras que el cuervo negro de tamaño colosal mide el doble que los anteriores y mantiene la actitud original del espíritu.

Mundo Interno: El mundo interno de Shu’yu ha cambiado bastante con el pasar del tiempo, pero actualmente se mantiene estático en una sola forma. Su mansión, tan esplendorosa como lo es actualmente rodeada y asediada por tempestades que amenazan con destruirla pero que no son capaces de alcanzarla aún. Este escenario está presente constantemente por la situación actual del Capitán, su vida está en un gran momento poseyendo gran influencia, grandes riquezas, grandes título y teniendo una gran mujer a su lado, pero todo esto se ve constantemente amenazado por amenazas externas que nuevamente quieren destruirlo todo. Casi siempre que se mete dentro Shu’yu aparece en el tejado más alto de la mansión y su zanpakutö se manifiesta aterrizando justo frente a este.


Shikai
Palabra Clave de Liberación: Taberu (食べる, literalmente "Come").

Descripción del Shikai: Cuando Shu’yu libera su Shikai su espada no recibe ningún tipo de cambio ni aditamento especial, sin embargo, del filo surgen tres sombras negras que comienzan a revolotear alrededor del usuario hasta tomar la forma de cuervos hechos de reishi con una sola pata y un solo ojo de color rojo.
El shikai de Shu’yu si bien carece totalmente de cualquier tipo de capacidad ofensiva para la batalla puede proveer de un increíble apoyo táctico para todos sus aliados en batalla, aunque los métodos que utiliza para obtener ese apoyo pueden ser puestos en duda como de una ética correcta para un shinigami. La habilidad en sí de la liberación se denomina como “Funiku (腐肉, literalmente Carroña)”, esta consiste en que cuando hay cadáveres en las cercanías de Shu’yu los cuervos que lo acompaña se lanzan sobre estos a devorarlos, a medida que van devorando los restos las heridas de Shu’yu y todos sus aliados se van curando paulatinamente, a mayor velocidad más rápido se consumen los cadáveres dando una regeneración más inmediata pero menos efectiva sobre tiempo. Para que esta habilidad funcione se tienen que cumplir un par de condiciones, primeramente el cadáver devorado tiene que ser de la misma raza que los seres que serán curados, si no lo es la habilidad no podrá ser utilizada bajo ningún concepto. La segunda condición es que la herida no tiene que haber arrancado partes vitales, la habilidad no puede regenerar órganos perdidos ni miembros, únicamente ayuda a la cicatrización y regeneración, si los daños son demasiado grandes como para que el cuerpo pueda repararlos el afectado no podrá ser sanado, al menos no completamente. Cabe mencionar que Shu’yu puede consumir su propia sangre, si esta es derramada, para curar, pero obviamente necesita bastante cantidad como para poder sanar de forma efectiva un daño grave. La desventaja de esta habilidad es clara, si bien es muy buena en ciertos escenarios específicos en general no es una a la que se le pueda dar mucho uso de forma eficiente, además de que muchos guerreros pueden ver completamente repulsivo el que sus heridas sean curadas muchas veces con los cadáveres de sus ya fallecidos aliados. Adicionalmente, Shu’yu cuenta con una última habilidad pequeña llamada “Chibukuro (血袋, Bolsa de Sangre)” que le permite almacenar pequeñas sobras de los restos que los cuervos devoran pero que no se usan para ninguna sanación, de forma que pueda tener disponible una pequeña sanación rápida en caso de ser necesario, aunque tampoco da para mucho.

Técnicas del Shikai: Carece de técnicas.


Bankai
Nombre del Bankai: Shigarasu no Shisetsu (死烏の使節, “Enviado del Cuervo de la Muerte”).

Descripción del Bankai: Cuando Shu’yu activa el Bankai primeramente debe sujetar su espada con la mano derecha y su vaina con la izquierda, una vez las tiene sujetadas debe recitar el nombre. Al empezar a manifestarse la liberación sus espadas se cubren de su propio reishi dándoles un color violeta muy oscuro, casi negro. Una vez se cubren al completo sus brazos comienzan a ennegrecerse empezando desde las manos hasta el hombro y partes del pecho y la espalda, como si fuera una necrosis que se extiende rápidamente, aunque sus brazos siguen perfectamente funcionales. Su piel comienza a volverse pálida y su pelo se oscurece hasta volverse negro. Sus ojos rojos se vuelven muy brillantes. Cabe destacar que la vaina pasa a tener las características propias de una espada, permitiéndole cortar y recibir ataques sin mayor problema.
En cuanto a la funcionalidad del Bankai, este se basa exclusivamente en 8 técnicas diferentes, cada una con una función en específica y que representan simbólicamente los diferentes estados que pasa una persona y su cuerpo durante una muerte causada por un arma o accidente (es decir, no una muerte por enfermedad o por causas naturales). Actualmente da a Shu'yu un buff de 40% (mínimo 4) en las stats de Poder y Aguante.

Técnicas del Bankai:
  • Igarasu, Migi: Kanshö (一烏"右":干渉; “Primer Cuervo, Derecha: Intromisión”): Primera habilidad del Bankai de Shu’yu y la más sencilla y fácil de utilizar con respecto a las demás. Consiste en una ráfaga de reishi de color violeta oscuro en forma de punta de espada que sale disparada cuando Shu’yu hace el gesto de lanzar una estocada con su arma derecha. Es una técnica veloz sin límite de usos que usa la stat de poder para calcular sus daños. Como no es una técnica demasiado fuerte Shu’yu la usa como ataque preventivo antes de entrar en combate cercano. En si simboliza el momento en el que una víctima es apuñalada o cortada por un objeto punzocortante, de forma que empieza a morir lentamente.

  • Igarasu, Hidari: Shinkutsü (一烏"左":深紅痛; “Primer Cuervo, Izquierda: Triste Dolor”): Técnica de efecto pasivo con alcance universal en el sentido de que afecta a todos en batalla, incluidos aliados y enemigos. La técnica en si representa el intenso dolor de una herida recién recibida y dicha agonía es reflejada en el efecto de la técnica. Provoca que todas las heridas hasta una distancia de 2 kilómetros de circunferencia en una esfera alrededor de Shu’yu comiencen a arder en gran medida como si hubieran echado sal sobre estas. No tiene ningún efecto más allá de simplemente aumentar el dolor de las heridas causadas y Shu’yu puede mantenerla activa todo el tiempo que desee siempre y cuando no active otra técnica con las mismas características de duración.

  • Nigarasu, Migi: Ryüketsui (二烏"右":流血胃; “Segundo Cuervo, Derecha: Estómago Sangriento”): Técnica de sanación similar a la que posee en el Shikai, solo que esta funciona únicamente con Shu’yu y únicamente con sangre. Apoyando la espada derecha sobre sangre derramada (debe ser si o si sangre derramada, no sirve sangre dentro del cuerpo del enemigo o aliado) Shu’yu comienza a absorberla a través de este sanando sus heridas a gran velocidad. La principal debilidad de esta técnica es el hecho de que solo funciona con sangre y es complicado encontrar suficiente sangre acumulada en un lugar como para hacer una sanación completa y efectiva. En si la técnica simboliza la gran cantidad de sangre derramada que brota de la herida de la víctima.

  • Nigarasu, Hidari: Naizösangeki (二烏"左":内臓惨劇; “Segundo Cuervo, Izquierda: Azote de Vísceras”): Técnica ofensiva similar a Nigarasu, Migi: Ryüketsui, simboliza los órganos internos dañados por la intromisión del objeto filoso o punzante en el cuerpo. La técnica requiere de un cadáver para ser utilizada, Shu’yu solo necesita apuñalar dicho cadáver con su arma izquierda y el filo de la espada absorberá su carne a gran velocidad cargándose. Una vez esté cargada (se carga en menos de un segundo) Shu’yu puede lanzar una ráfaga de reishi en forma de arco hacia el enemigo, está en vez de ser violeta oscuro como Igarasu, Migi: Kanshö es de color rojo muy oscuro. Al impactar sobre el enemigo, encima de hacer daño deja salpicaduras de color rojo oscuro en toda el área de impacto y alrededores, impregnando también dicha zona de un olor a putrefacción bastante desagradable. Se puede usar siempre y cuando se disponga de un cadáver cercano, y requiere un cadáver por ataque. El daño del ataque se calcular con la stat de poder y obviamente es mucho más poderoso que Igarasu, Migi: Kanshö como ataque, aunque más complejo de utilizar.

  • Migarasu, Migi: Kujo (三津烏"右":駆除; “Tercer Cuervo, Derecha: Exterminación”): Técnica para rematar, representa el golpe final que se le da a la víctima para que termine de morir. Consiste en Shu’yu apoyando su espada derecha en el suelo (en caso de estar en el aire a la altura de los pies), de la punta de esta salen una líneas negras que persiguen rápidamente al rival formando un circulo bajo sus pies (las líneas pueden ir dibujándose hasta en el aire mismo incluso). Una vez formado estacas de reishi de color violeta oscuro brotan del suelo instantáneamente intentando empalar al rival. Esta técnica sin embargo tiene un truco y es que la fuerza y cantidad de dichas estacas depende de lo herido que este el adversario, si se encuentra completamente sano directamente la técnica no funcionará, sin embargo si se encuentra a punto de morir recibirá la versión más poderosa del ataque. Solo se puede usar una vez por turno, sobre un solo objetivo y requiere un turno de descanso para poder reutilizarse. Como el daño depende de lo herido que este el rival no usa ningún tipo de stat para calcular el daño.

  • Migarasu, Hidari: Töboe Kizuato (三津烏"左":遠吠え傷跡; “Tercer Cuervo, Izquierda: Alarido de las Cicatrices”): Técnica bastante escabrosa del Bankai, por no decir la más. Representa los últimos alaridos de dolor y desesperación de la víctima antes de morir. La técnica en si tiene una función similar a Igarasu, Hidari: Shinkutsü, en un área de 2 kilómetro de circunferencia en una esfera alrededor del usuario todas las heridas de los oponentes comenzaran a soltar alaridos, es decir, de las heridas comenzaran a brotar alaridos de sufrimiento como si dichas heridas de corte fueran bocas gritando de dolor. El volumen de los alaridos se hace más grande y ensordecedor de acuerdo al tamaño de la herida. Heridas superficiales suenan muy flojo, mientras que heridas mortales sueltan alaridos muy ruidosos y potentes. Sirve no solo para molestar y fastidiar al adversario, sino también para detectar a todos los heridos de la zona, de esta manera si un adversario herido huye no podrá esconderse. Afecta tanto a aliados como enemigos, y dura hasta que Shu’yu desee desactivarla, aunque no se puede usar al mismo tiempo que Igarasu, Hidari: Shinkutsü.

  • Shigarasu, Migi: Funikumure (死烏"右":腐肉群れ; “Cuervo de la Muerte, Derecha: Parvada Carroñera”): Una de las dos técnicas definitivas de Shu’yu, simboliza la carroña que viene de devorar el cadáver una vez está muerto. La técnica en si es muy situacional, pero a la vez tremendamente poderosa. La espada derecha de Shu’yu se deshace en un millar de cuervos similares a los del shikai que se dispersan en un área increíblemente gigante en busca de una sola cosa: cadáveres. Una vez los encuentran estos comienzan a devorarlos a gran velocidad. Tras unos segundos la técnica estará lista para ejecutarse. Todos los cuervos estallaran simultáneamente en una gran explosión de reishi que causa grandes daños. Su alcance es masivo y sumamente destructivo pero únicamente abarca las áreas donde haya cadáveres frescos que devorar por lo que si no hay muchos muertos recientes la técnica no tendrá ni mucho alcance ni mucho poder. Para calcular el daño usa la stat de poder y solo se puede usar una vez por combate. Cuando la técnica finaliza la espada de Shu’yu vuelve a su mano derecha.

  • Shigarasu, Hidari: Kusasshitai (死烏"左":腐っ死体; “Cuervo de la Muerte, Izquierda: Cadáver Podrido”): Segunda técnica definitiva de Shu’yu, también bastante situacional. Simboliza la podredumbre del cadáver hasta su desaparición total. La técnica en si es simple Shu’yu debe clavar su espada sobre un cadáver e inmediatamente después de pronunciar el nombre de la técnica todas las heridas de los muertos o heridos de un área de hasta 2 kilómetros a la redonda serán “arrancadas” de sus cuerpos y transmitidas directamente al cadáver seleccionado. La técnica en sí parece sumamente útil, pero cuenta con un detalle que la limita mucho, el cadáver absorberá todas las heridas empezando desde los heridos más cercanos hasta los más lejanos, el problema es que el daño de estas heridas se ira acumulando sobre el cuerpo hasta que este se explote y ya no pueda absorber más, por lo que se necesita un cadáver con mucho aguante si se desea absorber muchas heridas y de gravedad, además como la técnica va por cercanía el usuario no puede escoger a quien sanara con prioridad.

Stats
Fuerza: 13

Poder: 10

Aguante: 10

Agilidad: 9

Destreza: 12


Hakuda: Usuario

Zanjutsu: Usuario Experimentado

Hohö: Usuario Experimentado

Kidö: Maestro

Shikai: Dominado

Bankai: Dominado


Extras
  • Su nombre en kanji se escribe de la siguiente manera: "秋画濱 朱湯 (Akigahama Shu'yu)".

  • El nombre de su zanpakutö tiene el kanji propio de su antigua División del Gotei 13: 四 (Shi, literalmente "Cuatro").

  • Su aversión al té viene de su segunda figura materna y sirviente Ema Garo, actualmente el sueño de esta es preparar algún día un té que su señor pueda disfrutar, para su desgracia tiene prohibido por norma preparar te para él.

  • Su cumpleaños es el 7 de Octubre.


Última edición por Shu'yu Akigahama el Miér Ago 16, 2017 5:02 am, editado 7 veces

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Hablo [#6060BF] / Pienso [#8080FF] / Shigarasu [#404080] / NPC's



[Clic en la firma para ir a la ficha]

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Shu'yu Akigahara [Terminada]

Mensaje por Shu'yu Akigahama el Vie Jun 23, 2017 11:43 am

avatar
Shu'yu Akigahama
Capitán Comandante
Mensajes : 1201
Fecha de inscripción : 17/09/2016
Edad : 20
Ver perfil de usuario
Ficha Aceptada
¡Recuerda completar los registros y luego podras ponerte a rolear!

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Hablo [#6060BF] / Pienso [#8080FF] / Shigarasu [#404080] / NPC's



[Clic en la firma para ir a la ficha]

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.