Staff
Afiliados
Foros Hermanos
Afiliados
Fairy Tail ChroniclesBleach Requiem Of The Soul SocietyThe Last Breath RPGSaint Seiya Gold MythCrear foro
Directorios y Otros

Primeros Pasos. La llegada al Sereitei

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Primeros Pasos. La llegada al Sereitei

Mensaje por Keitaro el Vie Sep 30, 2016 7:11 am

avatar
Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 08/09/2016
Ver perfil de usuario
El muchacho de cabello como el sol caminaba por el Sereitei con tranquilidad, con calma, con la taciturna mirada que siempre tenía en su rostro, unos ojos profundamente severos pero que destellaban con la calidez que el joven tenía en su corazón. Aquel día era la primera vez que se presentaría oficialmente ante la división a la que se le fue asignado, la Onceava; según había entendido, había sido asignado a aquel escuadro por sus capacidades físicas, a su estilo de combate y algunas razones que no termino de entender. En realidad, a Keitaro no le importaba a cual División perteneciera, simplemente quería ser parte de las Fuerzas del Sereitei, ser un Shinigami y ayudar a aquellas almas que, como él mismo, habían sufrido de necesidad aun después de la muerte, en aquellas partes del Rokugan donde los recursos son escasos y la vida después de la vida, es mas difícil.

Al estar ante las puertas de la división, extrañamente cerradas, el rubio se detuvo un instante, dando una ultima y extensa inhalación antes de adentrarse a aquel mundo. Con determinación, empujo la puerta e ingreso.

Dentro, los hombres y mujeres de la Onceava división se volvieron a ver al recién llegado; algunos se encontraban peleando a manera de entrenamiento, otros tantos se encontraban golpeando algunos aparatos o cargando, mientras de algunos otros simplemente estaban descansando. Cada uno de ellos, tenían algo en común, y Keitaro lo reconoció de inmediato ya que lo veía cada día ante su reflejo: Su mirada estaba llena de fuego, las llamas de la guerra; algunos dejaban que aquel brillo dominara su perfil, otros tantos, como el propio rubio, preferían mantener a raya aquella parte de su ser. Uno de esos hombres, que aparentaría unos 30 años, se acerco al chef con una sonrisa algo torcida, probablemente tenía la mandíbula bastante dañada.

- ¿Puedo ayudarte? – Dijo con una sonrisa socarrona que parecía querer humillar al recién llegado.

– Tal vez. Acabo de graduarme de la Academia y fui asignado a la Onceava División – Del interior de su kimono, el muchacho tomo los documentos que corroboraban lo recién dicho –Mucho gusto, mi nombre es Keitaro Senseisuru. – Dandole al hombre oportunidad de leer la información, el rubio paso la mirada por aquella zona

– Felicidades. Espero que seas un miembro activo. Lamentablemente tanto el Teniente como el Capitán están… - Hizo una pausa extraña que Keitaro no entendio del todo – Indispuestos. En este momento eres libre de hacer lo que gustes. Si tienes alguna duda, puedes preguntarle a cualquier miembro de la división o de cualquier otro. Bienvenido – Sin mas, el hombre regreso los papeles a Keitaro y se retiro para seguir entrenando.

¿Así que ese era el inicio en las fuerzas Shinigami? Interesante. 
La noche anterior había sido una bastante calmada en el Sereitei, nuevos reclutas se habían graduado de la academia, entre ellos el joven que ahora se retiraba de la cocina de su división, un gesto bastante extraño para una persona como él; a su espalda, jalaba un carreta llena de comida, manjares preparados por él mismo, con sus manos

Volver arriba Ir abajo

Re: Primeros Pasos. La llegada al Sereitei

Mensaje por Lana Carey el Vie Sep 30, 2016 5:03 pm

avatar
Lana Carey
Capitana de la 4ta División
Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Localización : Gotei 13
Ver perfil de usuario
Algunos pasos y susurros nerviosos seguían a la impasible mujer de cabellos negros que lideraba ese grupo. Los más jóvenes no tenían la menor idea del por qué sus superiores y su capitana tomaron la decisión de salir del escuadrón, mucho menos entendían el por qué su capitana no llevaba el típico haori blanco que la diferenciaba de los otros oficiales, lo único diferente en ella era su kimono purpura. Se habían llevado una sorpresa cuando esta jugó con ellos al hacerles creer que ella solo era una oficial del más bajo cargo contándoles terroríficos rumores acerca de los superiores que les darían clases a partir de ese día, muchos tragaron en seco, ¿No se suponía que el cuarto escuadrón debía ser tranquilo? ¿Quién querría estar bajo el cargo de personas así? Sino fuera por su teniente ella todavía estaría aterrorizándolos en el salón común. Lana cruzó subió las escaleras del escuadrón once sintiendo como los sempais empujaban a los novatos hacia la gran puerta. Sonrió. Ver como otros daban cara a sus miedos era divertido, en especial sino estaban preparados y armados.

- Buenos días a todos. La cuarta división ha llegado. - Anunció amablemente interrumpiendo las actividades de la sala. Dio un pequeño aplauso para poner en marcha a sus oficiales mientras ella proseguía hablando - Le doy la bienvenida al gotei a todos los novatos de la división once y a los sempais, les presento a - señaló con ambas manos al rebaño de oficiales asustados detrás de ella - la carne fresca. Quiero que memoricen cada rostro en esta sala porque desde ahora trabajaremos en conjunto. Explicaré las reglas básicas de nuestra relación: Si alguno de ustedes llega a dañar alguno de mis oficiales me encargaré que en su próxima revisión medica sean conejillos de indias de nuestras investigaciones, puedes dar fe de ello, ¿No es así, Yano-san? - El guerrero sudó frío al recordar el incidente que lo llevó a estar indispuesto por una semana y profirió un sonoro "Hai" en respuesta - Bien. Si alguno de mis oficiales se niega a brindarles atención medica tienen mi permiso en patearles el trasero. ¿Está claro? Dado a que tanto como el Capitán como el teniente están ausentes varios capitanes tomamos ciertas responsabilidades de la división. Estaré supervisando los entrenamientos físicos que se realizarán en conjunto con mi división de apoyo, médicos entrenados para ayudarlos en batallas activas. Ahora, si son tan amables pueden pasar a las estaciones para iniciar con la revisión medica. - Se volteó hacia sus novatos - Asistirán a sus sempais, uno por cada estación. - Les hizo un gesto con las manos diciendo "Vayan" antes de esconderlas bajo las mangas de u vestido.

Comprobó que cada estación fuese correctamente instalada alrededor de la sala regocijándose de la eficacia de cada uno de ellos. ¡Qué alegría le daba ver como poco a poco sus polluelos evolucionaban bajo su ala! Si seguían así pronto se pavonearía frente a los otros capitanes como un pavo real desplegando sus hermosas plumas en su próxima reunión. Ocultó su rostro tras la manga de su vestido par que no vieran su sonrisa. Era malo aumentar su ego, muy malo. Sus ojos divisaron una carreta con dulces e inmediatamente la curiosidad la golpeo. Raro. Se acercó queriendo apreciar las muestras silenciosamente y así juzgar cual de ellas podría ir bien con el té.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Taicho:

Volver arriba Ir abajo

Re: Primeros Pasos. La llegada al Sereitei

Mensaje por Keitaro el Vie Sep 30, 2016 8:46 pm

avatar
Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 08/09/2016
Ver perfil de usuario
Keitaro miraba a sus compañeros entrenando mientras jalaba su carreta llena de comida; los miembros de la división lo miraron con extrañes, no estaban acostumbrados a que uno de sus miembros, sin ser obligado a ello, se dedicara a tales tareas como cocinar para todo el grupo. A decir verdad, el rubio simplemente disfrutaba de ello, era algo que lo apasionaba, que disfrutaba hacer. Su padre le había enseñado a cocinar desde muy corta edad, le había enseñado a que sus manos no eran solo para dañar, sino también para crear, a diseñar manjares para aquellos que se acercaran y lo pidieran; para su padre cualquiera que tuviera hambre tenía que ser alimentado, así de simple, y eso fue lo que le enseño al rubio y ahora, después de la muerte, aun respetaba aquellas enseñanzas.

Fue en aquel momento, justo cuando los primeros miembros de la división se acercaban a la pequeña carreta, lleno de dudas ante aquel extraño gesto de parte del novato, cuando aquel grupo de médicos se acercaron identificándose como miembros de la Cuarta División, venían, aparentemente, a realizar una serie de estudios a los miembros de aquella división. Todo aquello había sido explicado por una dama de larga cabellera negra y que vestía elegantes ropas de tono purpura; su piel era blanca como la leche, con unos ojos que destellaban en un tono rojizo intenso. La mujer imponía respeto: Su manera de hablar, sus gestos, sus ordenes; se notaba que era una mujer de poder, ya fuera de nacimiento o por pura voluntad. El rubio la observo en silencio, con seriedad y respuesta, escuchando con atención cada uno de los puntos que mencionaba la fémina. Al terminar, la mujer se dirigió con curiosidad a la carreta llena de alimentos. El rubio hizo una leve reverencia.

– Bienvenida. Mi nombre es Keitaro Senseisuru – Irguiéndose, el rubio fijo la mirada hacia la mujer, viéndola directamente a los ojos. Se notaba que la mujer miraba los alimentos hechos por Keitaro buscando algo que se le apeteciera. – Acabo de graduarme de la Academia. Puede tomar cualquier cosa que guste, los prepare yo mismo. ¿Buscaba algo en especial? ¿Salado o dulce? – Con una pequeña pausa, esperando la respuesta de la mujer. – Por cierto, disculpe mi pregunta pero…¿Quién es usted? Aun no conozco a nadie dentro del Sereitei, así que discúlpeme si ofende mi ignorancia –

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Narro||Hablo||Pienso||Amatsu Mikaboshi

Volver arriba Ir abajo

Re: Primeros Pasos. La llegada al Sereitei

Mensaje por Lana Carey el Jue Oct 06, 2016 3:27 pm

avatar
Lana Carey
Capitana de la 4ta División
Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Localización : Gotei 13
Ver perfil de usuario
La de cabellos negros miró sin interés al chico antes de volver a la carreta. ¿Qué estaba sucediendo con los orientadores? Se suponía que esa mañana al entrar al gotei mostraban las fotos de todos los capitanes y tenientes a los nuevo ingreso. Entonces, ¿Por qué sus novatos y este chico no la reconocieron al primer vistazo? No era difícil, solo eran dos mujeres capitanes: Aisa y ella. Necesitaría redactar un informe sobre lo sucedido al regresar a su despacho. Ocultó sus manos bajo la manga de su vestido y se inclinó un poco más sobre los panecillos, ¿Cual irá mejor con el té? No podía distinguir el dulce del salado porque todos se veían adorables, ¿Cual preferiría la comandante? Al tener un rostro desprovisto de expresión y ojos generalmente vacíos, su segundo al mando le enseñó a hacer gestos para que sus compañeros no enloquecieran cuando ella tuviera sentimientos encontrados. Apretó los labios e intentó hacer que sus ojos demostraran su inconformidad. Lamentó que su teniente estuviera atendiendo unos asuntos en el escuadrón, el hubiera sido perfecto para ser el que probara cada uno de ellos. No importaba si tenía un subidon de azúcar, ella luego lo atendería, más importante era los acompañantes del té.

- ¡CHICO! ¡¿QUÉ HACES PERDIENDO EL TIEMPO?! ¡A FORMAR! - Uno de los superiores del escuadrón once agarró a Keitaro por el brazo y lo arrastró hasta una de las filas para la revisión medica - Acata al instante las ordenes de tus superiores a no ser que quieras ser castigado en tu primer día. Tienes suerte que ni el capitán, ni el teniente están presentes. - Soltó su brazo mirando rápidamente si la de cabellos negros seguía estando de espaldas a ellos. - No te acerques a esa mujer, ¿Me entiendes, muchacho? - Se acercó con voz baja - Ella solo es malos problemas, muy malos problemas. Mejor guarda tus distancia.

Mientras tanto, Lana seguía con el mismo dilema en mente. ¿Y si lo mandaba a buscar? No, eso lo haría recriminarle su obsesión por el té y ella terminaría obligandolo a tomar. Suspiró en su interior. Necesitaba seguir estudiando el desempeño de los nuevo ingreso, hasta ese momento todos demostraban ser capaces, lo cual era bueno. Una pequeña luz de maldad brilló suavemente en su cabeza. De nada serviría ser capaces sino sabían enfrentarse verbalmente contra los volátiles guerreros de la sociedad de almas. Tamborileo sus dedos contra su muslo, ¿Como iniciaba un enfrentamiento?

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Taicho:

Volver arriba Ir abajo

Re: Primeros Pasos. La llegada al Sereitei

Mensaje por Shu'yu Akigahama el Sáb Oct 08, 2016 12:04 am

avatar
Shu'yu Akigahama
Capitán Comandante
Mensajes : 1232
Fecha de inscripción : 17/09/2016
Edad : 20
Ver perfil de usuario
El ahora vacio cuarto escuadrón se hayaba en plena calma mientras una figura de cabello largo se paseaba por sus pasillos, era el teniente de la ya mencionada división, quien habia terminado ya sus tareas del día y se dirigia a recibir el resporte de sus subordinados. Siempre pendiente de como rendia su escuadrón no dejaria que la holgazaneria invadiera el espíritu de los miembros del mismo, pero extrañamente no encontraba a nadie en ningún lugar, todos los heridos se hayaban descanzando y las oficinas estaban totalmente despobladas -  ¿a donde se habrá ido todo el mundo? - dijo para si mismo. Siguió buscando hasta que en una de las tantas habitaciones hayó a uno de sus oficiales rellenando papeles.

- Oh, hola Teniente, ¿qué tal la limpieza de los baños? - desgraciadamente para el shinigami hoy era su turno de hacer esas tareas, pero gracias a la fiera disciplina que impartia nadie se atrevia a ensuciar esos cuartos de ninguna manera nunca, así que el trabajo no era tan desagradable - Bien, ya termine con todo. Dime, ¿donde están tus compañeros? - el hecho de que el lugar estuviera vació olia a su superiora por todos lados - Eh... bueno... verá... - los nervios invadieron al oficial, sabia que si le contaba que todo el mundo se fue sin avisarle recibiria un golpe mortal en la cabeza, pero aún así sabia que seria peor al final si no se lo decia.

Tal y como supuso, el oficial acabo tirado en el suelo inconciente mientras el teniente salia de su escuadrón, con calma reflejada en su rostro, pero con un aura de disconformidad que se podia notar a kilómetros de distancia - Así que escapando del trabajo... No en mi guardia... - terminó llegando a pie al lugar, subió los escalones de la entrada y se paró en el portal de la misma con una sonrrisa en el rostro - Holis~ - dijo en un tono tanto agradable como perturbador - ¿Porque no me avisaron de que saldrian a hacer una visita a otro escuadrón? - los shinigamis del cuarto escuadrón quedaron paralizados al ver aquella figura y como en su mano derecha sostenia su espada envainada, sabian que perder la conciencia seria solo cuestión de tiempo. Dió un paso hacia adelante y todos se pusieron firmes del susto, Shu'yu buscó con la mirada a su superiora, quien estaba cerca de un carro de comida, esperaba que ella lo viera más pronto que tarde.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________



Hablo [#6060BF] / Pienso [#8080FF] / Shigarasu [#404080] / NPC's



[Clic en la firma para ir a la ficha]

Volver arriba Ir abajo

Re: Primeros Pasos. La llegada al Sereitei

Mensaje por Keitaro el Miér Oct 12, 2016 3:50 am

avatar
Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 08/09/2016
Ver perfil de usuario
Todo sucedía de manera demasiado rápida. El joven rubio simplemente sintió el jalón de parte de su compañero y entendió solo parte de lo que dijo, no porque las palabras fueran confunsas, sino por lo que querían decir: ¿Por qué aquella mujer era mala? Mejor dicho, ¿Por qué le daba tanto miedo? El rubio no tuvo demasiado tiempo para pensar en ello, por el simple hecho de que era su turno de recibir la revisión medica. A decir verdad había olvidado como se sentía aquello, en realidad su ultima revisión medica había sido durante se encontraba vivo, hacia ya demasiados años como para que recordara con exactitud lo que había sentido en aquel entonces. En silencio, aun mirado a la mujer de reojo, el chef paso con uno de los médicos al llegar su turno.

– Nombre y Cargo – Pregunto una pequeña mujer que comenzó a registrar la información en un bloc de papel.

– Keitaro Senseisuru. Shinigami Raso. – La mujer lo registro con cuidado y con la misma expresión calmada, comenzó a analizar el cuerpo del rubio, registrando su altura, sus medidas y, tras hacer que el rubio se subiera a una pequeña bascula, registro su peso. Fue en aquel momento cuando una nueva presencia se hizo presente. Un hombre de delicadas facciones, con una abundante cabello similar al cascaron de una nuez, aunque, no sin una buena razón, lo mas denotable de aquel caballero era su mirada color carmesí, similar a la de la extraña mujer que seguía examinando los bocadillos preparados por el rubio. La mujer que hacía el estudio medico en Keitaro simplemente se quedo quieta, paralizada. El chef no era el hombre mas informado el mundo, a decir verdad, era una persona que en verdad no le importaban demasiado los títulos aunque sabía su lugar en la jerarquía. Según había entendio, según la actitud de sus compañeros y de los propios miembros del Escuadrón medico, aquellos dos eran grandes autoridades, propablemente el Capitán y el Teniente de la Cuarta División, aunque quien era quien, era difícil para Keitaro determinar, en especial por su inexperiencia. Dirigiendo la mirada hacia la mujer y después al hombre. Sin duda había algo que los relacionaba, no solo el largo cabello y los ojos rojos, sino una igualdad en cuanto a sus actitudes, al respeto que imponían y a saber que mas, aunque claro, para Keitaro eran simplemente dos personas a las cuales debía respetar o, en opinión de sus compañeros, temer.

Se volvió hacia la mujer que le realizaba su estudio medico.

– Si ellos son tus superiores… ¿Por qué todo el mundo les tiene tanto miedo? – La curiosidad era bastante grande en Keitaro, en especial al ver que aquellos dos eran temidos, mas que otra cosa. ¿Cuál seria la historia de aquellos ojirojos? Seria interesante conocerlos, aunque por ahora nadie se veía dispuesto a conversar.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Narro||Hablo||Pienso||Amatsu Mikaboshi

Volver arriba Ir abajo

Re: Primeros Pasos. La llegada al Sereitei

Mensaje por Lana Carey el Miér Oct 12, 2016 12:11 pm

avatar
Lana Carey
Capitana de la 4ta División
Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Localización : Gotei 13
Ver perfil de usuario
La chica que atendía a Keitaro paró de escribir y le dedicó una gentil sonrisa - ¿La capitana Carey, dices? Uh, algunas personas le temen porque no muestra ninguna expresión, otras por su lengua afilada y la mayoría de este escuadrón es porque le tocan las narices. - Puso el porta papel en la mesa auxiliar y colocó dos dedos frente el rostro del hombre - Por favor sigue el movimiento de mis dedos.

- Sempai, ¿tocarle las narices? - preguntó un confundido novato a su lado mientras la observaba mover de lado a lado su mano, tomando nota de como se hace una revisión fisica.  

- Um - afirmó - ¿Recuerdas las dos reglas que dijo al entrar? Si quiebras una, ella realmente se molesta. No es bueno meterte con alguien que ni siquiera tiene zampakutoh y es capitán. Bien, ahora mira un solo punto al frente - sacó una pequeña linterna apuntando a sus pupilas - El que acaba de llegar es nuestro teniente, es muy estricto en cuanto las tareas. - Apagó la linterna y se volteó a ver a Lana dirigirse al recién llegado. - véanlo con sus propios ojos.

- Porque tus deberes de hoy están en el escuadrón o estaban en el escuadrón. Buenos días, Akigahama. - saludó de vuelta la de cabellos negros amablemente - Dado a que no leíste los informes de hace una semana, en los que, claramente pautaban esta cita en esta división a falta de altos cargos, me temo que eres perfecto para lo que tengo en mente.

- Oh, no - masculló la doctora - allá vamos.

- ¿Ves la carreta de allí? - señaló el susodicho con un movimiento sutil - Uno de los nuevos de la división once ha preparado esos hermosos bocadillos. No sé cual es dulce ni cual es salado, tu tarea será probar cada uno de ellos y me digas cual va mejor con el té de crisantemo. Quiero un informe detallado, ¿Vale?

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Taicho:

Volver arriba Ir abajo

Re: Primeros Pasos. La llegada al Sereitei

Mensaje por Shu'yu Akigahama el Miér Oct 12, 2016 8:04 pm

avatar
Shu'yu Akigahama
Capitán Comandante
Mensajes : 1232
Fecha de inscripción : 17/09/2016
Edad : 20
Ver perfil de usuario
El Shinigami observó a su superiora, escuchó sus órdenes y posteriormente dirigió la mirada a todos los presentes, soltó una leve exhalación de resignación y dijo en voz alta - En cuanto terminen con todo esto volverán a la división y harán horas extras todos - una cara de disconformidad y leve sufrimiento se presentó en la cara de todos pero ninguno se atrevió a llevarle la contraria al Teniente, después de todo la Capitana era la única capaz de hacer aquellos sin recibir un golpe en la cabeza con la espada enfundada. Puso su arma nuevamente en la cintura y caminó hacia el carro, hacia su capitana. Se le notaba bastante disconforme con la situación, sobre todo porque si había leído aquellos informes, pero no sabía que se haría una visita de este tipo a la 11va División, tomar a todos los miembros del 4to Escuadrón y moverlos a otro no era nada sabio y más aun con la cantidad de papeleo que había aquella semana.

El shinigami se paró al lado de su superiora y miró los alimentos... realmente no tenía hambre ni motivación para comer... y el hecho de que su superiora le ordenara a hacer algo tan trivial simplemente hacia que se sintiera algo indignado, aunque no sorprendido ciertamente - ¿Por qué mejor no le pregunta al chef? Él debe saber más de estas cosas que un simple Teniente del Gotei 13 - era una escapada de la situación bastante convincente, se dio media vuelta y observó a los que eran Shinigamis de la Onceava, caras desconocidas para él obviamente, jamás se fijaba demasiado en el rostro de los pacientes que atendía en la división - ¿Y bien? ¿Quién es el que se encarga de estas cosas por aquí? - la gran mayoría de los que estaba parecían hombre grandes fuertes y curtidos, ninguno tenía cara de chef exactamente... aunque tampoco era raro encontrar a gente con esas características en aquella división.

(Off-Rol: Perdón si quedo algo corto, no sabia muy bien que poner o.oUu)

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________



Hablo [#6060BF] / Pienso [#8080FF] / Shigarasu [#404080] / NPC's



[Clic en la firma para ir a la ficha]

Volver arriba Ir abajo

Re: Primeros Pasos. La llegada al Sereitei

Mensaje por Keitaro el Jue Oct 13, 2016 4:13 am

avatar
Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 08/09/2016
Ver perfil de usuario
- ¿Sin zampakuto? ¿Cómo es eso posible? Siempre supuse que la herramienta principal de un Shinigami era su Zampukutoh – Se volvió a la mujer lleno de dudas. Si no poseía una katana, ¿Entonces como es que había llegado a tal puesto? En la mente de Keitaro hubo una respuesta clara, y esa era el Kidoh, aunque no supo que aquellas artes demoniacas eran lo suficientemente fuertes como para compensar una Zampukutoh. Aquel grupo era bastante curioso, tenían una química poco ortodoxa y parecía tener miembros muy interesante, empezando por aquella mujer de cabellos negros y siguiendo con el recién llegado, el teniente según parecía. El rubio dejo aquello un instante, mientras realizaba lo que le indicaba la señorita medico, siguió su dedo sin dificultad y miro directamente a la luz mientras seguía pensando.

Según parecía, aquellos dos, aunque principalmente la Capitana, parecía tener un interés bastante grande en los bocadillos que había preparado Keitaro, y, como una especie de castigo, había designado a su teniente para catalogar aquellos deleites y determinar cual quedaba mejor con su te. El hombre, llamado Akagahama por la capitana, se dirigió a la carreta y miro la comida con una clara falta de ánimos ante aquella tarea. El teniente, buscando una solución mas fácil para él, y mucho mas practica en general, se volvió en busca del Chef. Con una inhalación bastante profunda, el rubio levanto la mano bastante intimidado, no porque les temiera a aquel par, sino porque, de acuerdo a sus compañeros, no era seguro hablar con ellos, es mas, parecía que mirarlos era bastante peligroso. Pero en aquel momento aquello le importaba poco; su padre, hacia demasiados años, le había enseñado una simple lección que aun después de renacer la seguía practicando: Cualquiera que tenga hambre tiene que ser alimentado, sin importar de quien se trate, así sea un asesino o un ladron, para un Chef, un estomago vació es igual.

– Fui yo quien preparo todo lo que ven ahí. – Hizo una extensa reverencia – Keitaro Senseisuru, Shinigami raso. – Paso saliva. – Parece ser que tienen un Té de Crisantemo. Es un té bastante ligero, delicado, un limpia paladar. Si me permite, le puedo recomendar diversos acompañamientos: Si busca algo salado, tal vez Yasai Gyoza (Empanadas Japonesas Vegetarianas), se encuentran justo enfrente de usted, a un lado estan unas cuantas Korokke Shiitake (Croquetas de Setas); en dado caso que busquen algo dulce, hay un pequeño plato con Kabocha no kukkis (Galletas de Calabaza) del otro lado, también un Tiramisu de Matcha a su derecha… - Sus compañeros no pudieron evitarlo con extrañeza. En verdad aquel muchacho sabía de lo que hablaba y era evidente con la manera en la que sus palabras fueron cambiando: Su presentación había sido bastante lenta y torpe, temerosa, pero en cuanto comenzó a hablar de su comida, la confianza se hizo palpable, incluso se semblante se hizo mas imponente. – En realidad no se lo que busque la…Capitana, así que me es difícil determinar que le puedo recomendar… - Quedo en silencio un momento y después se volvió hacia la joven que le realizaba el estudio medico. Bajando la voz, dijo - ¿No me sobrepase? – Las dudas le carcomían el alma; lo único que le consolaba era el hecho de que conocía la calidad de sus alimentos y sabía que podría complacer el paladar de la mujer…o al menos eso esperaba.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Narro||Hablo||Pienso||Amatsu Mikaboshi

Volver arriba Ir abajo

Re: Primeros Pasos. La llegada al Sereitei

Mensaje por Lana Carey el Jue Oct 13, 2016 5:03 pm

avatar
Lana Carey
Capitana de la 4ta División
Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 19/02/2015
Localización : Gotei 13
Ver perfil de usuario
Lana se hizo de oídos sordos a toda la explicación que el de menor rango le dio con respecto a los panecillos, sus ojos estaban fijos en su segundo al mando quien despreocupadamente se regodeaba por su ingenio. Se acercó hasta el siendo consciente de que algunos ojos curiosos la seguían y lo abofeteó con fuerza interrumpiendo la clase de sabores.

- Teniente Shu'yu Akagahama, insubordinación, incumplimiento de una orden directa y castiga a mis oficiales sin mi consentimiento. Nada de eso es tolerado en mi división ¿Debo tomarlo como un desafío por mi puesto? - Su voz vacía acarició la espina dorsal de muchos. El bisturí que guardaba en su obi empezó a quemar ante la espera, ¿Lo mataría? ¿Se quedaría nuevamente sin teniente? ¿Se sentirá mal por matarlo? El gotei 13 era una vida militar, muchos se olvidaban que todo se movía por jerarquía y el respeto ante los altos mandos debía mantenerse. El que su teniente diera una orden de horas extras a un grupo de personas que cumplía con las ordenes de su capitán era considerado un insulto directo.

- C-capitana - murmuró la medico insegura si debía moverse para apartar a keitaro o quedarse quieta en su estación. Estaba perpleja, era raro ver a su capitana iniciar un ataque fisico y más si se trataba de uno de sus oficiales, ella era como una osa al momento de protegerlos.

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Taicho:

Volver arriba Ir abajo

Re: Primeros Pasos. La llegada al Sereitei

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.